Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Todos/as con Francia


88 respuestas al tema

#76 Baal Hammon

Baal Hammon

    El Oculto

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 1609 posts

Posteado 23 November 2015 - 06:50 PM

Pues en la iglesia de al lado de mi casa se celebró una misa en memoria de Franco. 

Y luego dicen que no hay que echar leña a lo de la memoria histórica, por lo de las tumbas, que no hay que abrir heridas, habría que ver si en Alemania hacen misas en memoria de Hitler.



#77 Incal

Incal

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 2065 posts

Posteado 23 November 2015 - 07:36 PM

Edit: Borro


Editado por Incal, 23 November 2015 - 10:23 PM.


#78 Carymel

Carymel

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 957 posts

Posteado 23 November 2015 - 09:31 PM

No estoy en contra del off-topic, yo mismo lo practico; pero no sé cómo se ha desviado el tema tanto en tan pocos mensajes hacia algo que tiene tan poco que ver con los recientes atentados y la problemática a tratar.

 

Bamako el otro día, 21 víctimas.*

Y en África, Occidente está descuidando otro peligro no sólo para ''nosotros'' sino sobre el terreno; Boko Haram. Hasta que no nos den un susto gordo y cercano, no reaccionaremos...

 

* Bueno, edito; mejor dicho, 19 víctimas y 2 terroristas.


Editado por Carymel, 23 November 2015 - 10:13 PM.


#79 Baal Hammon

Baal Hammon

    El Oculto

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 1609 posts

Posteado 24 November 2015 - 12:45 PM

Si, perdón me salí del tema.

A lo que quiera llegar es, ¿como pretendemos ayudar a otros países cuando aun no hemos superado lo nuestro?.

 

A mi todo esto me pone nervioso, y no por el terrorismo en sí, o miedo a que me pongan una bomba, es a lo referente a las medidas y como se aprovechan los estados del miedo y el terror, con todo esto quedan vulnerados nuestros derechos, ahora se gastará más dinero en presupuestos militares, ya el paro u otras cuestiones sociales no importan, los políticos saben aprovechan muy bien todo esto con una buena cortina de humo.



#80 problematico

problematico

    Chosen Undead

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 8722 posts

Posteado 25 November 2015 - 06:10 PM

Para eso existe una Comisión Antiviolencia que se encarga de esas cosas si se considera necesario.

 

¿Y en Turquía no existe también una? :/


"Interstellar fantasía? es la pelicula con mas realismo fisico de la historia del cine, se nota que no tiene ningun tipo de titulación científica de verdad"


#81 Carymel

Carymel

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 957 posts

Posteado 25 November 2015 - 09:14 PM

Pues no tengo el dato, supongo que sí. Igual no. ¿Por?

#82 fcornejo162

fcornejo162

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 14 posts

Posteado 14 December 2015 - 06:38 AM

valla desde el 9/11 y demás atentados ,esto se a vuelto cada vez mas rutinario casi se había olvidado ya , recuerdan aquellos atentados en España o aquellos movimientos de tipos vestidos de negro, ahora hasta civiles crean incursiones y sociedades secretas como anonymous,



#83 Incal

Incal

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 2065 posts

Posteado 15 July 2016 - 10:51 AM

Desgraciadamente, otra vez: ahora Niza. ¿Y así hasta cuando? ¿Habrá que esperar que los partidos ultras ganen las elecciones en los respectivos países para que alguien haga algo? ¡Ya está bien de mirar a otro lado, poner la otra mejilla, poner velitas y cantar el Imagine! Venga petrodólares para nuestros "amigos" de Arabia Saudita, Qatar, Dubai, etc. y ellos subvencionando a estos cabrones. ... Es que se me va la pinza...



#84 Araq

Araq

    Bufón

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4009 posts

Posteado 15 July 2016 - 12:42 PM

GTD.jpg

La gráfica pertenece a éste articulo, europeos pocos pero como Francia esta al lado y es país europeo se amplifica la sensación de terror.
Eso primero, y segundo la cosa es más compleja que ir a X a tirar bombas. Había un juego en flash muy bueno donde tenías que matar a terroristas a bases de bombas, lo que ocurría que por uno que matabas salían 3 o 4. Simplificarlo todo a "son los malos y hay que matarlos" sirve de poco y en España creo que tenemos bastante experiencia en el tema con el terrorismo de ETA. Es más, el supuesto terrorista es frances con padres tunecinos, habría que preguntarse porque alguien nacido en Francia abraza el extremismo.
Y diría más, este camino de aumentar la desigualdades sociales conlleva esto tarde o temprano, ya pasó antes y nos esta volviendo a pasar. Y si lo juntas con extremismos religioso, el cóctel perfecto.

#85 Txibi

Txibi

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4486 posts

Posteado 15 July 2016 - 04:47 PM

No es tema de nacido en Francia, o en otro lado. Es tema de religión. Aquí la religión católica hace no tanto ejecutaba a los médicos por curar. Ya sabes, si dios (la fe) no podía hacerlo es que era cosa del diablo y tal. Cuando la religión perdió poder, poco a poco se perdieron esas salvajadas. Cuaquier religión monoteista que domine todos los aspectos de la vida da como resultado lo que se ve. Cualquier excusa es buena para dejar un reguero de sangre y destrucción en nombre de la religión.

 

Porqué ¿Cuantos millones de religiosos del grupo del que ha atentado están manifestandose? ¿cuantos líderes religiosos se han apresurado a decir que el que ha perpretado este horror no tiene cabida en el paraiso? Muy pocos se manifiestan por miedo y desde luego ningún lider religioso se ha apresurado a decir que el asesino nunca entrará en el paraiso.

 

Edición: Y como una imagen vale más que mil palabras:

 

B6-wwtVCMAArjZ5.jpg

 

T.


Editado por Txibi, 15 July 2016 - 04:54 PM.


#86 Araq

Araq

    Bufón

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4009 posts

Posteado 15 July 2016 - 05:21 PM

Creo que aquí la religión es más el vehículo que la causa. Os dejo un artículo del blog "La mentira esta ahí fuera" sobre el tema.

Pocos días tras los atentados de París queda claro que los terroristas han ganado. Y no porque su objetivo fuera matar a más de cien personas. Eso es sólo un medio para conseguir su objetivo. El objetivo de todo terrorista no es matar, es conseguir que una sociedad cambie a través del miedo. Y tras los atentados, ha faltado tiempo para que hordas de indignados europeos clamen por el cierre de fronteras (especialmente tras haberse encontrado un pasaporte sirio, que no se sabe cómo ha llegado allí) y tratar a los refugiados que huyen precisamente de los terroristas como criminales, hasta que se demuestre lo contrario. Algunos incluso claman por medidas más drásticas.
Así que objetivo cumplido. El IS ya no se tiene que preocupar de la imagen de solidaridad que estaba proyectando Europa que contradecía su propaganda de un Occidente opresor con el mundo árabe. Y no tendrán donde ir esos refugiados que huyen traicionando sus proclamas de haber instaurado un Califato ideal donde todos los musulmanes de bien viven felices.
¿Y por qué han triunfado? ¿Será porque usan nuevas tácticas para las que todavía no hemos encontrado cómo contrarrestar? En absoluto. Ya en 2002, poco después de los atentados del 11S, David Rapoport escribió un influyente y muy lúcido ensayo (luego convertido en libro) llamado Las cuatro oleadas de terror rebelde y el 11S. En dicho ensayo Rapoport describe cómo desde el desarrollo del terrorismo moderno a finales del siglo XIX, éste ha sido un fenómeno global en el que se pueden identificar cuatro oleadas que se diferencian en su motivación aparente pero con muchos elementos en común.

Terrorismo anarquista

La primera oleada, que inauguró la época del terrorismo internacional, fue la del terrorismo anarquista. A finales del siglo XIX una parte del movimiento anarquista abrazó la idea de derribar las estructuras sociales mediante el uso de ataques a dirigentes políticos. La novedad con respecto a movimientos similares anteriores fue la publicitación de sus acciones. Los ataques no sólo no se hacían en secreto, sino que las propias organizaciones atacantes los publicitaban. De hecho, hasta publicitaban sus tácticas en panfletos y libros como el Catecismo Revolucionario de Nechaev, de forma que cualquier simpatizante pudiera atacar por su cuenta sin necesidad de estar en contacto con una organización central (¿suena familiar?). El Zar de Rusia, la Emperatriz austríaca, el presidente francés cayeron bajo los disparos o bombas anarquistas.
Ataque de Mateu Morral contra Alfonso XIII.
Ataque de Mateu Morral contra Alfonso XIII.
Los autores materiales de los ataques solían ser jóvenes, desencantados con la situación social y que, tras un periodo de radicalización realizaban el atentado. A menudo el autor del atentado se inmolaba para conseguir su objetivo, otras veces simplemente no ofrecían resistencia a su captura. Un juicio era una excelente tribuna de propaganda.
Uno de los ataques más exitosos (desde el punto de vista terrorista) fue la campaña de ataques que perpetraron entre 1914 y 1932 en los Estados Unidos. Una de las consecuencias fue la promulgación de leyes antiinmigración como el Acta de Inmigración de 1918 (que fue derogado en 1952) y que restringió el flujo migratorio a los Estados Unidos (¿suena familiar?).

Terrorismo nacionalista

La oleada anarquista se fue extinguiendo poco a poco debido a la represión policial y a la falta de resultados, entre otros motivos. Pero a medida que esto ocurría, aparecía un nuevo factor motivante: el nacionalismo. Tras la Primera Guerra Mundial, tres grandes imperios fueron desmembrados, el Imperio Austro-Húngaro, el Imperio Ruso y el Imperio Otomano. Para decidir qué hacer con sus territorios, los vencedores aplicaron el principio de autodeterminación a los territorios europeos y se asignaron mandatos en los no europeos.
El uso de la autodeterminación como justificación de decisiones internacionales provocó un aumento de las demandas independentistas incluso en los países vencedores. Es en esta época cuando nace el IRA para conseguir la independencia de Irlanda. Después de la Segunda Guerra Mundial, con el proceso de descolonizador, el terrorismo nacionalista alcanzó su apogeo y países como Israel, India, Argelia o Chipre alcanzaron su independencia gracias a la presión terrorista sobre sus ocupantes coloniales.
Esta nueva remesa de terroristas cambiaron sus tácticas. Los Jefes de Estado dejaron de ser objetivos prioritarios y prefirieron efectuar sus ataques contra la policía, como representante del estado. El objetivo era que los cuerpos policiales fueran reemplazados por unidades militares, entrenadas para combatir ejércitos, pero no en labores policiales. El uso del ejército en tareas policiales provocaría muchos más conflictos con la población civil, aumentando el apoyo a los grupos independentistas.
Una de las novedades introducidas en este periodo fue el papel político jugado por las comunidades de expatriados. Los expatriados irlandeses y judíos, por ejemplo, proveyeron de abundante financiación y apoyo político a sus compatriotas y presionaron a los gobiernos de los países de acogida para que apoyaran la causa independentista.

La nueva izquierda

Los grupos independentistas tendieron, durante la Guerra Fría, a radicalizarse políticamente y una mayoría de ellos se inclinó por un discurso izquierdista, apareciendo poco a poco grupos terroristas completamente internacionales.
En este periodo aparecieron todavía algunos grupos que combinaban un ideario de izquierdas con una motivación independentista, como por ejemplo ETA en España, ASALA en Armenia o el FNLC en Francia. Pero la principal motivación de los nuevos grupos, como el Weather Underground, las Brigadas Rojas o la Fracción del Ejército Rojo, era luchar contra las opresión de Occidente.
Esta tercera oleada introdujo una nueva táctica que será familiar para la mayoría de los lectores, el secuestro de aviones. Más de cien vuelos fueron secuestrados durante la década de los 70. Estas nuevas acciones actuaban globalmente y muchas veces atacaban más frecuentemente fuera de sus territorios de origen. Incluso diferentes grupos terroristas empezaron a colaborar entre sí. Entre las acciones más famosas se encuentran la Masacre de Munich, el secuestro de ministros de la OPEP o el secuestro de Aldo Moro.

La oleada religiosa

A finales de los 80, el terrorismo de grupos de izquierda empezó a declinar. A medida que organizaciones de la tercera oleada empezaban a dar más énfasis a la fe que profesaban la mayoría de sus miembros, otros grupos aparecían con un ideario esencialmente religioso fundamentalista.
Aunque el islam es la religión más importante cuando hablamos de terrorismo religioso, no es la única, y casi todas las religiones cuentan con grupos terroristas. Grupos terroristas Sihks lucharon por la creación de una teocracia en Punjab, grupos terristas judíos intentaron volar la mezquita de Al-Aqsa al mismo tiempo que asesinaban a alcaldes palestinos. Un fundamentalista judío asesinó al Primer Ministro israelí Isaac Rabin. La secta religiosa Aum Shinrikyo (que profesa una mezcla de budismo, hinduísmo y cristianismo) fue responsable de dos ataques con armas químicas en Japón. Ataques como el atentado de Oklahoma fueron realizados por fundamentalistas cristianos.
Mientras, en el mundo árabe, la mayoría de países eran dirigidos por dictadores apoyados bien por Occidente bien por la URSS. Estos dictadores tenían en común, aparte de su apoyo por parte de una de las superpotencias, un especial énfasis en promover el laicismo en sus países. Esto ha hecho que, tras décadas de dictadura, el laicismo aparezca asociado en el imaginario colectivo con el dictador de turno. En esta situación ocurrieron dos hechos que desencadenaron la cuarta oleada terrorista identificada por Rapoport. El primero de ellos fue la Revolución Iraní. El triunfo de Jomeini desencadenó la creación de una oleada de grupos shiíes en varios países árabes, especialmente en Líbano, donde un ataque terrorista al cuartel que ocupaban las fuerzas norteamericanas y francesas en 1983 provocó su retirada poco después.
El segundo desencadenante fue la invasión soviética de Afganistán. En ella, los combatientes fundamentalistas, con apoyo estadounidense, derrotaron al ejército soviético. Ambos hechos dieron a los combatientes islámicos una imagen de luchadores contra los infieles, bien a los ateos soviéticos o los cristianos americanos.
Tal vez la táctica más novedosa es un uso mucho más intenso del atentado suicida, recuperandola de las tácticas usadas por la primera oleada. A pesar de la idea simplista que se tiene de que esto es debido a la promesa de 70 vírgenes que se hace en el Corán, hasta el año 2000 el grupo que más inténsamente usó terroristas suicidas fue el de los Tigres de Liberación Tamil, de ideología secular. Este grupo perpetró más atentados suicidas que todos los grupos islámicos juntos.
La reacción norteamericana invadiendo Iraq y Afganistán tras los atentados del 11S no han hecho más que radicalizar a la opinión pública poniéndola en una situación de o conmigo o contra mí, alienando a millones de personas que se encuentras de repente clasificadas por los gobiernos en el mismo grupo que los terroristas por el hecho de compartir unas creencias.

Conclusión

Como se puede ver, no hay nada especialmente nuevo en el terrorismo islámico. Cambia la motivación superficial, pero los problemas estructurales de los que se alimentan los grupos radicales siguen ahí. Existe una fracción importante de población en todos los países que no se identifica con el modelo social en el que vive y que se encuentra en una situación de exclusión, bien por ser inmigrante o por vivir en una dictadura. El problema es que, para acabar con esta situación, es necesario que los diferentes gobiernos se pongan de acuerdo en una estrategia conjunta y dirigida a la verdadera raíz del problema, lo cual es poco rentable políticamente. Lo malo es que de no hacerlo, puede que se venza al terrorismo islámico, pero éste simplemente dejará paso a una quinta oleada de terrorismo.

Si le dais al enlace del artículo podréis ver las referencias del mismo.

#87 positronic

positronic

    Señor del átomo

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4935 posts

Posteado 15 July 2016 - 05:56 PM

Creo que aquí la religión es más el vehículo que la causa. Os dejo un artículo del blog "La mentira esta ahí fuera" sobre el tema.

Pocos días tras los atentados de París queda claro que los terroristas han ganado. Y no porque su objetivo fuera matar a más de cien personas. Eso es sólo un medio para conseguir su objetivo. El objetivo de todo terrorista no es matar, es conseguir que una sociedad cambie a través del miedo. Y tras los atentados, ha faltado tiempo para que hordas de indignados europeos clamen por el cierre de fronteras (especialmente tras haberse encontrado un pasaporte sirio, que no se sabe cómo ha llegado allí) y tratar a los refugiados que huyen precisamente de los terroristas como criminales, hasta que se demuestre lo contrario. Algunos incluso claman por medidas más drásticas.
Así que objetivo cumplido. El IS ya no se tiene que preocupar de la imagen de solidaridad que estaba proyectando Europa que contradecía su propaganda de un Occidente opresor con el mundo árabe. Y no tendrán donde ir esos refugiados que huyen traicionando sus proclamas de haber instaurado un Califato ideal donde todos los musulmanes de bien viven felices.
¿Y por qué han triunfado? ¿Será porque usan nuevas tácticas para las que todavía no hemos encontrado cómo contrarrestar? En absoluto. Ya en 2002, poco después de los atentados del 11S, David Rapoport escribió un influyente y muy lúcido ensayo (luego convertido en libro) llamado Las cuatro oleadas de terror rebelde y el 11S. En dicho ensayo Rapoport describe cómo desde el desarrollo del terrorismo moderno a finales del siglo XIX, éste ha sido un fenómeno global en el que se pueden identificar cuatro oleadas que se diferencian en su motivación aparente pero con muchos elementos en común.

Terrorismo anarquista

La primera oleada, que inauguró la época del terrorismo internacional, fue la del terrorismo anarquista. A finales del siglo XIX una parte del movimiento anarquista abrazó la idea de derribar las estructuras sociales mediante el uso de ataques a dirigentes políticos. La novedad con respecto a movimientos similares anteriores fue la publicitación de sus acciones. Los ataques no sólo no se hacían en secreto, sino que las propias organizaciones atacantes los publicitaban. De hecho, hasta publicitaban sus tácticas en panfletos y libros como el Catecismo Revolucionario de Nechaev, de forma que cualquier simpatizante pudiera atacar por su cuenta sin necesidad de estar en contacto con una organización central (¿suena familiar?). El Zar de Rusia, la Emperatriz austríaca, el presidente francés cayeron bajo los disparos o bombas anarquistas.
Ataque de Mateu Morral contra Alfonso XIII.
Ataque de Mateu Morral contra Alfonso XIII.
Los autores materiales de los ataques solían ser jóvenes, desencantados con la situación social y que, tras un periodo de radicalización realizaban el atentado. A menudo el autor del atentado se inmolaba para conseguir su objetivo, otras veces simplemente no ofrecían resistencia a su captura. Un juicio era una excelente tribuna de propaganda.
Uno de los ataques más exitosos (desde el punto de vista terrorista) fue la campaña de ataques que perpetraron entre 1914 y 1932 en los Estados Unidos. Una de las consecuencias fue la promulgación de leyes antiinmigración como el Acta de Inmigración de 1918 (que fue derogado en 1952) y que restringió el flujo migratorio a los Estados Unidos (¿suena familiar?).

Terrorismo nacionalista

La oleada anarquista se fue extinguiendo poco a poco debido a la represión policial y a la falta de resultados, entre otros motivos. Pero a medida que esto ocurría, aparecía un nuevo factor motivante: el nacionalismo. Tras la Primera Guerra Mundial, tres grandes imperios fueron desmembrados, el Imperio Austro-Húngaro, el Imperio Ruso y el Imperio Otomano. Para decidir qué hacer con sus territorios, los vencedores aplicaron el principio de autodeterminación a los territorios europeos y se asignaron mandatos en los no europeos.
El uso de la autodeterminación como justificación de decisiones internacionales provocó un aumento de las demandas independentistas incluso en los países vencedores. Es en esta época cuando nace el IRA para conseguir la independencia de Irlanda. Después de la Segunda Guerra Mundial, con el proceso de descolonizador, el terrorismo nacionalista alcanzó su apogeo y países como Israel, India, Argelia o Chipre alcanzaron su independencia gracias a la presión terrorista sobre sus ocupantes coloniales.
Esta nueva remesa de terroristas cambiaron sus tácticas. Los Jefes de Estado dejaron de ser objetivos prioritarios y prefirieron efectuar sus ataques contra la policía, como representante del estado. El objetivo era que los cuerpos policiales fueran reemplazados por unidades militares, entrenadas para combatir ejércitos, pero no en labores policiales. El uso del ejército en tareas policiales provocaría muchos más conflictos con la población civil, aumentando el apoyo a los grupos independentistas.
Una de las novedades introducidas en este periodo fue el papel político jugado por las comunidades de expatriados. Los expatriados irlandeses y judíos, por ejemplo, proveyeron de abundante financiación y apoyo político a sus compatriotas y presionaron a los gobiernos de los países de acogida para que apoyaran la causa independentista.

La nueva izquierda

Los grupos independentistas tendieron, durante la Guerra Fría, a radicalizarse políticamente y una mayoría de ellos se inclinó por un discurso izquierdista, apareciendo poco a poco grupos terroristas completamente internacionales.
En este periodo aparecieron todavía algunos grupos que combinaban un ideario de izquierdas con una motivación independentista, como por ejemplo ETA en España, ASALA en Armenia o el FNLC en Francia. Pero la principal motivación de los nuevos grupos, como el Weather Underground, las Brigadas Rojas o la Fracción del Ejército Rojo, era luchar contra las opresión de Occidente.
Esta tercera oleada introdujo una nueva táctica que será familiar para la mayoría de los lectores, el secuestro de aviones. Más de cien vuelos fueron secuestrados durante la década de los 70. Estas nuevas acciones actuaban globalmente y muchas veces atacaban más frecuentemente fuera de sus territorios de origen. Incluso diferentes grupos terroristas empezaron a colaborar entre sí. Entre las acciones más famosas se encuentran la Masacre de Munich, el secuestro de ministros de la OPEP o el secuestro de Aldo Moro.

La oleada religiosa

A finales de los 80, el terrorismo de grupos de izquierda empezó a declinar. A medida que organizaciones de la tercera oleada empezaban a dar más énfasis a la fe que profesaban la mayoría de sus miembros, otros grupos aparecían con un ideario esencialmente religioso fundamentalista.
Aunque el islam es la religión más importante cuando hablamos de terrorismo religioso, no es la única, y casi todas las religiones cuentan con grupos terroristas. Grupos terroristas Sihks lucharon por la creación de una teocracia en Punjab, grupos terristas judíos intentaron volar la mezquita de Al-Aqsa al mismo tiempo que asesinaban a alcaldes palestinos. Un fundamentalista judío asesinó al Primer Ministro israelí Isaac Rabin. La secta religiosa Aum Shinrikyo (que profesa una mezcla de budismo, hinduísmo y cristianismo) fue responsable de dos ataques con armas químicas en Japón. Ataques como el atentado de Oklahoma fueron realizados por fundamentalistas cristianos.
Mientras, en el mundo árabe, la mayoría de países eran dirigidos por dictadores apoyados bien por Occidente bien por la URSS. Estos dictadores tenían en común, aparte de su apoyo por parte de una de las superpotencias, un especial énfasis en promover el laicismo en sus países. Esto ha hecho que, tras décadas de dictadura, el laicismo aparezca asociado en el imaginario colectivo con el dictador de turno. En esta situación ocurrieron dos hechos que desencadenaron la cuarta oleada terrorista identificada por Rapoport. El primero de ellos fue la Revolución Iraní. El triunfo de Jomeini desencadenó la creación de una oleada de grupos shiíes en varios países árabes, especialmente en Líbano, donde un ataque terrorista al cuartel que ocupaban las fuerzas norteamericanas y francesas en 1983 provocó su retirada poco después.
El segundo desencadenante fue la invasión soviética de Afganistán. En ella, los combatientes fundamentalistas, con apoyo estadounidense, derrotaron al ejército soviético. Ambos hechos dieron a los combatientes islámicos una imagen de luchadores contra los infieles, bien a los ateos soviéticos o los cristianos americanos.
Tal vez la táctica más novedosa es un uso mucho más intenso del atentado suicida, recuperandola de las tácticas usadas por la primera oleada. A pesar de la idea simplista que se tiene de que esto es debido a la promesa de 70 vírgenes que se hace en el Corán, hasta el año 2000 el grupo que más inténsamente usó terroristas suicidas fue el de los Tigres de Liberación Tamil, de ideología secular. Este grupo perpetró más atentados suicidas que todos los grupos islámicos juntos.
La reacción norteamericana invadiendo Iraq y Afganistán tras los atentados del 11S no han hecho más que radicalizar a la opinión pública poniéndola en una situación de o conmigo o contra mí, alienando a millones de personas que se encuentras de repente clasificadas por los gobiernos en el mismo grupo que los terroristas por el hecho de compartir unas creencias.

Conclusión

Como se puede ver, no hay nada especialmente nuevo en el terrorismo islámico. Cambia la motivación superficial, pero los problemas estructurales de los que se alimentan los grupos radicales siguen ahí. Existe una fracción importante de población en todos los países que no se identifica con el modelo social en el que vive y que se encuentra en una situación de exclusión, bien por ser inmigrante o por vivir en una dictadura. El problema es que, para acabar con esta situación, es necesario que los diferentes gobiernos se pongan de acuerdo en una estrategia conjunta y dirigida a la verdadera raíz del problema, lo cual es poco rentable políticamente. Lo malo es que de no hacerlo, puede que se venza al terrorismo islámico, pero éste simplemente dejará paso a una quinta oleada de terrorismo.

Si le dais al enlace del artículo podréis ver las referencias del mismo.

 

+1000

 

A mi lo que me toca las gónadas es esa especie de sensibilidad selectiva hacia los atentados en función de en qué país ocurren. ¿Donde estaba todo este drama cuando hubo el atentado en Turquía, por ejemplo? Y otros tantos en países no europeos. 

 

¿Por qué se están viendo atentados en Francia y no en España por ejemplo? (que se supone que para un jihadista es un objetivo más prioritario). Pues porque Francia es uno de los países que está metida de lleno en el conflicto de Siria, etc. 

 

¿Hacen algo los gobiernos para atajar el problema de raíz? No. Demasiados intereses en juego. 

 

Hipocresía pura, en fin. 


G7xe4Qv.png


#88 Incal

Incal

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 2065 posts

Posteado 15 July 2016 - 06:43 PM

Irak, como se ve en el gráfico que ha colgado Arak, es el que más atentados sufre. Irak era un país gobernado por un dictador, Sadam Hussein, pero que funcionaba y estaba tranquilo. Los intereses occidentales nos hicieron hacer creer que era satán en persona. Vaya lumbreras, pues se jodió bien. Por atacar a Kuwait se le eliminó, y Kuwait ahora es uno de los países que más contribuye al integrismo y terrorismo islámico. Plaf!

 

Afganistán se prefirió que fuera de los talibanes antes que de los rusos. Cosa de los americanos. Los talibanes son unos bestias. Plaf!

 

Siria, se prefirió fastidiar al dictador de turno para favorecer a sus opositores con una guerra cruenta. Entre los opositores se hallan el ISIS, germen de todo lo que está pasando. Bieeen. Plaf!

 

Libia, se echa y se elimina a Gadafi porque bla, bla, bla. Libia funcionaba y ahora el caos. Plaf!

 

¿Sigo?

 

No se trata de hipocresía porque algunos nos revelemos por lo que tenemos más cerca, es miedo. Y yo quiero que se actúe contundentemente contra esta pandilla de fanáticos religiosos, como en su día, y si hubiera vivido en esa época, hubiera pensado de hacer lo mismo a los que condenaban a la hoguera a los que tenían una inteligencia por encima de la media.


Editado por Incal, 15 July 2016 - 06:47 PM.


#89 sirundead

sirundead

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 687 posts

Posteado 21 July 2016 - 11:25 PM

Se trata de Hipocresia porque en realidad es una cuestión de intereses económicos de las grandes potencias por los recursos de la zona, que mandan tropas o generan golpes de estado para controlar la región

Sadam fue un dictador financiado por petroleras y paises como Estados Unidos, Francia y Rusia

 

¿En serio son tan ingenuos de creer que si se elimina al Isis las cosas se tranquilizan?. Estos monstruos no se crean solos, sinó porque paises extranjeros viene a interferir en la soberania individual de los distintos pueblos y paises con recursos de alto valor economico

 

Así que si dejas que tu gobierno mande tropas a Medio oriente o hable a favor de mandarlas, incluso aunque el pueblo que este ultimo representa esté en contra, que no te extrañe que vuelen por los aires la panaderia a donde vas a comprar el pan todos los días

 

Y no me malinterpreten, no estoy a favor de los extremistas islamicos, pero no creo que sea un accionar, creo que es un reaccionar 


Editado por sirundead, 21 July 2016 - 11:26 PM.




Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.