Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Trilogia de la Urdimbre (Partida)


  • Por favor, ingresa para responder
1154 respuestas al tema

#1126 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3505 posts

Posteado 13 October 2017 - 04:20 PM

Yul

 

Acabamos con la sombra y sumamos un enemigo más a la interminable lista de enemigos abatidos. Me siento muy cansada y deseo profundamente ver la luz del sol, sentir la brisa acariciando mi piel… por no hablar del contacto humano, de la comunión sexual con otro ser, del éxtasis de la unión…

 

Pero ya queda poco, o eso me digo para animarme. Recorremos los túneles oscuros y polvorientos, dejando atrás las evidentes huellas de nuestros pasos, hasta llegar al camino que no habíamos transitado. Otro puente colgante, otra torre, un repetitivo escenario que se reproduce nauseabundamente. En esta torre nos espera una nueva criatura de pesadilla, humanoide con tentáculos que serpentean alrededor de su figura. Se trata de un azotamentes y un frio escalofrío recorre mi espalda.

 

Nos habla telepáticamente, y cuando ya me disponía a conjurar un hechizo, un portal aparece y la criatura se desvanece al cruzarlo. Nos mantenemos alerta algunos segundos, tratando de discernir si se trata de una trampa… finalmente descendemos con prudencia y liberamos a los prisioneros.

 

El camino de vuelta es arduo y tedioso, pero la esperanza inunda mi corazón, y la luz al final del túnel ilumina mis pasos así que el tiempo parece desvanecerse y en lo que casi resulta un santiamén cruzamos el portal y salimos del plano oscuro. Casi inmediatamente siento como si una pesada losa desapareciera de mi espalda, los hombres lagartos nos reciben casi como si fuéramos Dioses. Decidimos tomarnos la noche libre y participar de las primitivas festividad que los lagartos nos ofrecen, basadas básicamente en emborracharse, comer sin límite y estúpidas pruebas de “virilidad alfa” como pelearse, pulsos, lanzar cuchillos, y cosas por el estilo. Me alegro de haber salido del plano de sombra, pero necesito volver a la civilización. Aprovecho el tiempo para curar y atender a los prisioneros, se hallan en una terrible condición física y nos queda un largo camino a través del pantano, así que destino gran parte de la noche a esta tarea.

 

A la mañana siguiente nos ponemos en marcha y tras varias jornadas de marcha llegamos a Whelum. Recorremos las calles de la ciudad en una auténtica marcha triunfal, la gente se para a darnos las gracias, a pedirnos bendiciones y noto millones de ojos puestos en mi figura. Este viaje espiritual, esta misión divina ha tenido un impacto directo en mí y en mi belleza y natural carisma, al igual que yo lo noto, otros pueden advertir la presencia, la impronta que Ella ha dejado sobre mí.

 

Barbaroga nos agradece el trabajo realizado, yo le atiendo con la coquetería y galantería que me corresponde, ronroneando como una dulce gatita y dejándome querer. Las festividades en nuestro honor comienzan y yo doy rienda suelta a la lujuria y el desenfreno, honrando y venerando a Sharess en cada acto de amor, en cada orgasmo. La saboreo en cada trozo de piel, la veo en ojos que se estremecen, en el palpitar sudoroso de los corazones que se abren y se entregan con pasión.

 

Los días se suceden unos tras otros, y yo me entrego en cuerpo y alma aquello que mejor se me da, a aquello para lo que he nacido. Hombres y mujeres de todas las edades y condiciones pasan por mi alcoba o yo por las suyas, en una actividad frenética, pasional y lasciva. Algunos maridos cornudos, mujeres despechadas o padres celosos suponen algún que otro problema, pero el prestigio ganado, y un poco de afecto hacia ellos, logran maravillas, regalando paz y armonía por doquier. La satisfacción personal me llena, me siento plena y en perfecta comunión con Ella.

 

El resto de cosas pasan a segundo plano, dejo en manos de “mi elfo” los asuntos más mundanos como el reparto del botín, y el trato con los clérigos de Mystra. Mis afectos y atenciones, me permiten disponer de una pequeño local en el que me dedico a propagar la palabra de Ella, vendo enseñanzas, ofrezco clases de danza, sexualidad, a unos precios ridículos que sencillamente sirven para costearme los gastos más esenciales.
 

Soy invitada a todas las fiestas, ceremonias y actos sociales, ya que tanto ricos y poderosos, como pobres y anónimos se derriten ante mis encantos, la sensualidad de mis danzas y el calor de mis afectos. Generosa con mis afectos continuo viendo regularmente a Barbaroga, así como prácticamente a la mayoría de los hombres influentes en la ciudad, y a casi todas sus mujeres… mis brazos están permanentemente abiertos y el amor fluye a raudales de mis labios. “Mi elfo” así como Zholl siguen rehuyendo a mis encantos y ocupada como me hayo no le doy mayor importancia, seguramente una homosexualidad mal entendida se esconde en el fondo de sus corazones.

Informo debidamente de toda mi peregrinaje a mis superiores y les envío también una de las escamas que arranque de Despero. Las otras dos, así como el colmillo los cuelgo en mi pequeño establecimiento, como trofeos, pero también como eterno recordatorio, de que el mal puede estar acechándonos detrás de cada sombra.

 

 
HeDWJrK.jpg
 
Yul
PG: 66/66
CA: 23 ; Desprevenida: 22; Toque: 11
TS Fort: +11 / TS Ref: +3 / TS Vol: +14
Iniciativa +1 / Cuerpo a Cuerpo +7(+8 maza) /A Distancia +6(+7 ballesta)
Usos de expulsar no muertos: 4/7
XP: 34677/36000
Armas
Maza pesada +1 (1d8, x2 - Contundente)
Ballesta ligera DGC  (1d8 19-20/2- Perforante)
10 virotes  
Armaduras
Escudo pesado de madera +1 (+3 CA - Pen. -1), 
Armadura completa +1 (+9CA, Max Des +2, Pen -5)
Conjuros
- Nivel 0: (6/día; CD 15): 
 (3) Luz, (2)Leer magia, Detectar magia
- Nivel 1: (4+2+1/día; CD 16):
  Infligir heridas leves, Infligir heridas leves, Favor Divino, Favor Divino, Proteccion contra el mal, Infligir heridas leves, Disfrazarse (dominio)  
- Nivel 2: (4+1+1/día; CD 17): 
  Alinear arma, Alinear arma,  explosion de sonido  ,explosion de sonido, Invisibilidad (dominio) 
- Nivel 3: (3+1+1/día; CD 18): 
Disipar Magia, Inflingir heridas graves, Plegaria, Luz abrasadora, Volar(dominio) 
-Nivel 4: (2+1+1/dia: CD 19) Escudo de la Fe en masa, poder divino, Inflingir heridas criticas, confusion (dominio)
-Nivel 5: (1+1+1/día, CD 20) Descarga Flamigera, romper encantamiento, Teletransporte(dominio)


#1127 knox

knox

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 4896 posts

Posteado 20 October 2017 - 02:48 PM

EALTHRED

 

Tras los días de festividades en vuestro honor, te despediste de tus compañeros, con la promesa de volver en unos meses. En solitario emprendiste camino en busca de nuevas aventuras. Vagaste de aquí para allá hasta que de nuevo y viendo la cercanía de la fecha acordada decidiste volver de nuevo a Whelum.

 

Con el invierno ya entrado y las primeras nieves caídas haces tú entrada en la ciudad, por la que paseas tranquilamente cubierto con tu capa, buscando no ser reconocido, aunque a pesar de todo algunos de los soldados de patrulla parecen reconocerte y se detienen a saludarte. Las cosas no parecen haber cambiado mucho desde que te fuiste, a excepción del templo de Mystra, el cual ha pasado de ser una especie de fortaleza reconvertida en templo, a un auténtico templo, el cual muestra el verdadero esplendor de Mystra.

 

Sin intención de entrar te alejas poco a poco en busca de un lugar caliente en el que descansar y comer algo, y no se te ocurre mejor lugar que la posada en la que conociste a tus compañeros. Tras alquilar una habitación y pedir algo de comida te retiras a tu cuarto a descansar, pues no tienes ganas de interactuar con los parroquianos.

 

Los días pasan y finalmente llega el día de la inauguración del nuevo templo, así que cumpliendo con tu palabra te pones tus mejores galas y partes en dirección al templo, donde disfrutas de la fiesta que los clérigos de Mystra han organizado. Una vez finalizada esta te dispones a marcharte, pero uno de los acólitos del templo te detiene y te indica Tunnaster Dranik te espera, tras lo cual te señala una puerta por la que te invita a acceder al templo, es en ese momento cuando ves de nuevo a Yul, quien situada junto a la puerta te hace señas para que vayas junto a ella.

 

 

 

YUL

 

A diferencia de tus compañeros, quienes decidieron marcharse de la ciudad en busca de nuevas aventuras, tu decidiste instalarte en el pueblo, y así propagar la fe en Sharess, muchos son los que te siguen y buscan tu ayuda y consejo.

 

Los meses pasan y tanto has logrado inculcar la fe en Sharess que el pequeño local que abriste al principio se ha quedado pequeño, de modo que logaste que la ciudad te dejara un local mayor, el cual has logrado preparar como templo con la ayuda de dos jóvenes sacerdotes que se ha unido a tu causa, de este modo has conseguido convertirte en la líder de un pequeño templo.

 

Poco a poco las primeras nieves comienza a caer y te percatas que el día del reencuentro con tus compañeros se aproxima, hace mucho tiempo que no los ves, y los nervios comienzan a instalarse en tu vientre. Finalmente el día de la inauguración llega, la verdad es que reconoces que Tunnaster ha hecho un gran trabajo, logrando reconvertir la antigua fortaleza en un templo impresionante. Todo el pueblo acude y se celebra una gran fiesta. Buscas a tus compañeros, pero es tal la afluencia de gente que es difícil dar con ellos. El tiempo pasa y decides disfrutar de la fiesta hasta que esta termina, momento en el cual uno de los acólitos de Tunnaster te indica que éste te espera en el interior del templo, tras lo cual te señala una puerta por la que acceder al interior.

 

Intrigada decides ir en busca de Tunaster, pero antes de acceder al templo te detienes, pues ves como el mismo acólito habla con un hombre, al cual no tardas en reconocer como tu querido elfo.

 

 

ARIS

 

Tras llevar varios años alejado de los templos defendiendo los ideales de Mystra recibiste una misiva en la se indicaba que te dirigieras a Whelum, una pequeña ciudad de Cormyr, donde tu ayuda era necesaria. El mensaje te extraño, pues es sabido que en Cormuy tu iglesia no tiene templos, pero sin embarno no dudaste ni un segundo cogiste tus cosas y montado en tu leal caballo emprendiste viaje hacia  Whelum.

 

Al llegar te presentaste ante el que parecía ser el responsable de tu iglesia en esa ciudad, Tunaster Dranik, el te explicó toda la historia, al parecer un clero Sharrano se había hecho pasar por seguidores de Mystra, y tras construir un templo se dedicaban a raptar a personas para lograr consumar un maléfico ritual, afortunadamente estos se vieron detenidos por un valeroso grupo de héroes, los cuales derrotaron al culto y salvaron a los secuestrados.

 

Tras conocer toda la historia Tunaster te explicó como vuestra orden pensaba restaurar el templo y convertirlo en un auténtico templo de Mystra, tarea para la cual necesitaban la ayuda de todos los miembros disponibles de la orden.

 

Y así has pasado los meses siguientes, ayudando en la reconstrucción e instruyendo a la nueva guardia del templo, de la cual te han nombrado su comandante.

 

Con la llegada de las primeras nieves a llegado la hora de celebrar con toda la ciudad la construcción del nuevo templo, por lo que tras dejar reluciente tu armadura y vestirte con tus mejores galas, pasas revista a tus hombres a los cuales asignas los diferentes puestos que deberán cubrir. El día pasa y se celebra una gran fiesta que será recordada durante muchos años. Tras finalizar esta Tunaster te pide que le acompañes a su despacho, pues los héroes de los que te habló han regresado y quiere presentártelos, por lo que intrigado le sigues hasta su despacho, donde aguardas la llegada de los citados héroes.

 

De pronto llaman a la puerta y Tunaster ordena que pasen, ante ti se presenta un hombre de cabello afeitado y ojos azules, no recuerdas su nombre, pero te suena haberlo visto yendo y viniendo, así como visitando de vez en cuando a Tunaster. Tras verlo entrar Tunaster sonríe.

 

-Baltazar, me alegra verte, siéntate, ha llegado la hora de hablar del asunto por el que te hice llamar, pero aún estamos esperando a unos amigos, en cuanto lleguen comenzaremos.

 

 

 

BALTAZAR

 

Hacía mucho tiempo que no tenías noticias de él, desde que tu padre y tu madre corrían aventuras para ganar algo de dinero y tu tenías que quedarte a su cargo. Siempre fue bueno contigo y te enseñó las bondades de Mystra, a la cual al final terminaste adoptando.

 

Has pasado mucho tiempo corriendo aventuras, buscando con avidez fuentes para así poder aumentar tu poder, pero ahora lo has dejado todo. La extraña misiva que te ha llegado de él, urgiéndote a llegar a Whelum antes de las primeras nieves del invierno, te extraña, ¿para qué te necesitará?, la verdad es que tanto da, le debes mucho y ahora es un buen momento para devolverle alguno de sus favores, por lo que tras recoger tus cosas te pusiste en marcha hacia Whelum.

 

Al llegar te diste cuenta que la ciudad no es gran cosa, no es que sea pequeña, pero no tiene nada que ver con las grandes urbes. Caminando por la ciudad lo que más te llamó la atención es el inmenso templo en honor a Mystra que se estaba construyendo. Sin dudarlo ni un segundo supiste que Tunaster estaría allí, así que avanzaste en su búsqueda, y no tardaste mucho en encontrarlo, el viejo no tardó en ponerte al día de los acontecimientos así como también te expresó su deseo de que te quedaras, tu ayuda sería inestimable para resolver el dilema que tenía frente a él.

 

Tras varias semanas trabajando junto a Tunaster por fin ha llegado el día en el que se celebra la inauguración del templo, y sin duda tu no tienes intención de perdértela, durante todo el día disfrutas de la fiesta, hasta que una vez terminada y siguiente las instrucciones que el propio Tunaster te dio te diriges a reunirte con él en su despacho.

 

Al entrar de pie junto a Tunaster ves al que reconoces rápidamente como el comandante de la guardia del templo, según te contó Tunaster es un valeroso y aguerrido guerrero, uno de los mejores campeones de los que el templo puede disponer.

 

Tras saludar decides aceptar la invitación de tu viejo amigo y tomas asiento a la espera de que lleguen vuestros invitados.

 

 

 

EALTREHD, YUL, ARIS Y BALTAZAR

 

Acompañado de su querida amiga Yul, el elfo avanza hacia el despacho de Tunaster. Al llegar frente a la puerta de éste llamar y son invitados a entrar. Nada más abrir la puerta veis al viejo clérigo, el cual parece un poco más mayor, quizás la construcción del nuevo templo le haya consumido más energías de las necesarias. De pie junto al viejo clérigo veis a un hombre mayor ataviado con armadura, el cual os vigila con recelo, al otro lado, sentado en un silla se halla un hombre calvo y de ojos azules que os observa con atención.

 

Tras veros entrar Tunaster se levanta y acude a saludaros para luego invitaros a tomar asiento.

 

-Amigos míos, que alegría teneros aquí, es una pena que Baruk, Salwin y Wyth no hayan acudido, supongo que el viajar a aquel oscuro plano fue demasiado para ellos, no les culpo la verdad, lamentablemente Drorreck, nuestro querido enano, tampoco puede reunirse con nosotros, hay asuntos en las fronteras que le tienen ocupado. Pero al menos os tenemos a vosotros, nuestro valeroso Ealthred y la siempre bella Yul.

 

Bien, este es Baltazar –dice señalado al hombre calvo- es un viejo amigo mío y alguien con dotes muy especiales. Este otro es Aris –dice señalando al hombre ataviado con armadura- es el mejor de nuestros campeones y comandante de la nueva guardia del templo.

 

Hechas las presentaciones me gustaría que pasásemos al asunto por el que os he hecho llamar. –el rostro del hombre se pone serio- ¿Recordáis aquellos documentos que me quedé tras volver de vuestro viaje al plano de la sombra? Pues bien Aris y yo hemos estado trabajando en ellos, como podéis ver encontrasteis una especie de cronología, es extraña pues parece relacionar nuestra cronología con la del algún otro lugar, según las palabras de esta otra carta que me entregasteis esta cronología tiene algo que ver con el “Libro de la negrura”. Hemos estado buscando durante meses algo relacionado con este libro o esta cronología, no hemos hallado nada relevante, la única pista la encontramos hace escasos días. Por casualidad topamos con un antiguo catálogo de la biblioteca de Myth Drannor, en el se menciona este libro, dicho catálogo se titula “Canciones del viento: Las pertenencias de la Torre Canción del viento”, el autor de este libro es el gran Elmister, el legendario sabio del Valle de la Sombra.

 

Como supongo que ya sabréis el año pasado Myth Drannor fue recuperada de los demonios por el ejército de Seiveril Mintar, quien murió en la batalla, ahora su hija Ilsevele es la que gobierna el lugar, lamentablemente a los pocos meses Fzoul Chembryl, comandante de los zhentarim, movilizó a sus tropas para intentar arrebatar Myth Drannor a Isvele. La zona de los Valles y Myth Drannor es ahora mismo peligrosa, nadie sabe muy bien quien controla cada zona y es por eso que necesito vuestra ayuda, pues en el pasado habéis demostrado que sois capaces de lograr cualquier cosa que os propongáis.

 

Necesitamos saber más sobre ese Libro de la Negrura, y en este momento Elminster es el único que puede indicarnos algo sobre el, sólo así podremos comprender del todo el plan que tenían los Sharranos y si este puede volver a repetirse en algún lugar, es por eso que os pido que os dirijáis a la Torre de Elminster en el Valle de la Sombra y logréis conseguir toda la información que podáis de ese libro, Aris y Baltazar os acomparán, ambos me han demostrado su valía y confío en que os serán de inestimable ayuda.



#1128 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3505 posts

Posteado 20 October 2017 - 05:01 PM

Yul

 

El gran día ha llegado, y me levanto a primera hora. Una vez realizadas mis oraciones matutinas, empiezo los preparativos para asistir a la gran inauguración del Templo de Mystra. El tiempo ha pasado y he hecho de Whelum mi hogar, sin planificarlo ni anticiparlo he ido echando raíces. La pequeña tienda con la que comencé dio paso a un modesto templo en el que acogí a un par de jóvenes y atentos acólitos que pronto se convirtieron en amables sacerdotes.

 

Los celos y recelos que inicialmente desperté en algunas esposas, padres o maridos fueron poco a poco desapareciendo una vez la ciudad y su comunidad entendió que yo no pretendía robarles nada, que no quería nada y que como un gran vino, mi única misión, era la de entretener una dulce velada y dejar un gran sabor de boca al final de una gloriosa cena. Con las primeras luces de la mañana no soy más que el recuerdo de algo maravilloso, que vino, paso y sobre todo se fue, para dejar sitio a la familia, el trabajo y el día a día.

 

Me siento querida y aceptada, el amor y la gratitud me rodea, me sigue y me envuelve, y en cierta manera he madurado  emocionalmente, ya no soy aquella chiquilla alocada, intempestiva, un poco frívola y desafiante. Me he vuelto más sabia, más reflexiva, y sobre todo he aprendido a vivir cada día como si fuera el último, sin promesas falsas de un mejor mañana.  

 

La relación con Barbaroga se ha ido consolidando, y aunque sigue sin tener ninguna atadura, él sabe que mi corazón y mi alma le pertenecen a Ella, es cierto, que compartimos una relación más profunda. Seguimos disfrutando por supuesto de los placeres de la carne, el desenfreno y el éxtasis. Pero sin duda tenemos más confianza, más cariño, y seguramente debajo de toda la pasión se halle una buena y sana amistad. Esta relación por su puesto es tan solo una de muchas, ya que mis días y mis noches están llenos de atenciones y corazones ardientes, deseosos de que les abra las puertas del cielo, para que por un breve instante, puedan sentirla a Ella. Me he convertido en un puente entre lo mortal y lo divino.

 

Me preparo un baño aromático en el que me relajo y me dejo llevar, dejando que mi cuerpo se hidrate y se nutra. Últimamente una desazón casi olvidada ha vuelto a mí, tengo pesadillas en las que revivo mi paso por el plano de sombra, en las que veo los ojos malignos de Despero, oigo su temible alarido… Siento la agitación en Ella, y sé que algo no va bien.  

Luz ha decidido acompañarme en el baño. Es increíble la conexión y el amor que siento por esta criatura, llegó a mi vida de una manera completamente inesperada. Una mañana un dulce ronroneo me despertó y entre mis brazos encontré un hermoso cachorro, sus ojos me miraron con tanta ternura que inmediatamente me puse a llorar. Sentí una conexión directa, especial sin duda alguna mística.  Desde entonces nos hemos vuelto inseparables, lo compartimos todo, comidas, cama y por supuesto los baños.

Después de comer me desnudo de nuevo para dejar que uno de mis sacerdotes aplique distintas cremas y afeites en mi piel, al tiempo que masajea mi cuerpo. Afeito con esmero y arte mi pelo púbico, y me visto con un espléndido vestido que Lina la mejor sastre de la ciudad ha tejido para mí.  Casi invisibles tirantes sobre mis hombros que caen sobre un vertiginoso escote que llega hasta mi obligo, la falda se abre seductora y atractiva dejando ver mis tentadores mulsos.

 

Me recojo el pelo con esmero y precisión, ensalzando mi figura y realzando la belleza de mi cuello. Maquillo mis ojos con perfección casi divina, unos ojos felinos que arrancan suspiros por doquier. Cuando he acabado con todo, me miro en un gran espejo de cuerpo entero que tengo en mi alcoba, y mi excito yo sola de admirar lo increíblemente atractiva que estoy. Antes de salir me envuelvo en mi capa y llamando a Luz marchamos para el templo.

 

La fiesta es magnífica y la disfruto de principio a fin. Bailo y danzo, me embriago ligeramente con deliciosos vinos, y como no podría ser de otra manera acudo numerosas veces a los escusados u oscuros rincones del templo, con ardientes amantes que no pueden contener su pasión. Hombres y mujeres, jóvenes o viejos, bellos o menos bellos, no importa en esta bacanal divina que comulgo e inspiro.

 

Los más acérrimos de mis amantes, cansados y agotados abandonan la fiesta. Y me siento en un mullido sillón, unos instantes, disfrutando de un maravilloso vino especiado, mientras acaricio con amor y ternura a mi Luz, que ronroneaste en mi regazo se halla en éxtasis. Uno de los acólitos de Mystra irrumpe mi contemplativo silencio y me indica que Tunaster me espera. Intrigada, dirijo mis pasos a su encuentro.

 

En el camino mi corazón da un vuelco cuando me topo con “mi elfo”. Envuelto en su gélida aura, con esa tristeza que empana los cristales de su alma, con sus ojos distantes, altivos y desafiantes. Con el tiempo he aprendido a entenderlo, a ver la penitencia que se ha autoimpuesto, a respetar el dolor del que se nutre, la soledad que lo protege, la distancia en la que se escuda. Hemos compartido tanto que puedo decir sin miedo que la trinidad emocional en la que se asienta mi corazón, se hallan Ella, Luz y Ealthred.

 

Me dirijo a él, mirándolo en los ojos y conteniendo las lágrimas de emoción que amenazan con salir, y poso mi tibia mano sombre su antebrazo, con cariño y afecto le apretó un poco, y con sutileza felina deslizo un beso ligero sobre su mejilla. La penumbra nos envuelve pero podría jurar que un tímido rubor ha aparecido en un impertérrito semblante.

 

Llegamos al despacho de Tunaster en el cual soy presentada a Aris, comandante de la guardia del templo. Un atractivo y fornido soldado, escudado de Fe, firmeza y convicción y a Baltazar un hombre de mirada inteligente y embaucadora que por algún motivo extraño trae de vuelta el recuerdo de Wyth. Truhan y galán, zalamero profesional, que no se fue de la ciudad sin caer a la tentación de mi alcoba despidiéndose al alba con la falsa promesa de que nos volveríamos a ver.

 

Tunaster nos explica porque nuestra presencia es requerida, y sus palabras confirman la sombra que ha estado anidando en un oscuro rincón de mi interior.

 

-Estimado Tunaster puedes contar con mi Fe para esta causa. Tus palabras traen desasosiego a mi alma, y desvelan un oscuro enigma que llevo tratando de descifrar algún tiempo. Prepararé mis cosas y me dispondré lo antes posible para iniciar esta sagrada y divina misión.

 

Hago una pausa, buscando las palabras precisas. – Estimado amigo, esto que nos pides conlleva un gran riesgo, no es una misión baladí, y algo en mi interior me dice que la ofensiva que Shar y sus seguidores inicio hace un tiempo, no ha muerto todavía. Sé que la construcción de este templo ha debido mermar vuestros recursos, pero con profunda humildad, me gustaría saber si la noble iglesia de Mystra, podría apoyarnos en esta misión de alguna manera, cualquier cosa que nos pueda ser útil en esta misión será más que bienvenida.

 

Off: Si procediese una tirada de Diplomacia para la peticion de Yul, usaria la aptitud del dominio Hechizo para aumentar mi Carisma temporalmente (+4)

 

 

 

HeDWJrK.jpg
 
Yul
PG: 66/66
CA: 24 ; Desprevenida: 23; Toque: 11
TS Fort: +11 / TS Ref: +3 / TS Vol: +15
Iniciativa +1 / Cuerpo a Cuerpo +7(+8 maza) /A Distancia +6(+7 ballesta)
Usos de expulsar no muertos: 9/9
XP: 34677/36000
Armas
Maza pesada +1 (1d8, x2 - Contundente)
Ballesta ligera DGC  (1d8 19-20/2- Perforante)
10 virotes  
Armaduras
Escudo pesado de madera +1 (+3 CA - Pen. -1), 
Armadura completa +1 (+9CA, Max Des +2, Pen -5)
Conjuros
- Nivel 0: (6/día; CD 15): 
  (3) Luz, Leer magia, Detectar magia, detectar veneno
- Nivel 1: (4+2+1/día; CD 16):
  Infligir heridas leves, Infligir heridas leves, Favor Divino, Favor Divino, Proteccion contra el mal, Infligir heridas leves, Disfrazarse (dominio)  
- Nivel 2: (4+2+1/día; CD 17): 
  Alinear arma, Alinear arma,  explosion de sonido  ,restablecimiento menor, encontrar trampas, quitar paralisis Invisibilidad (dominio) 
- Nivel 3: (3+1+1/día; CD 18): 
  Disipar Magia, Inflingir heridas graves, quitar maldicion, Luz abrasadora, Volar(dominio) 
- Nivel 4: (2+1+1/dia: CD 19) Escudo de la Fe en masa, restablecimiento, Inflingir heridas criticas, confusion (dominio)
- Nivel 5: (1+1+1/día, CD 20) Descarga Flamigera, descarga flamigera, Teletransporte(dominio)


#1129 darkho

darkho

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 409 posts

Posteado 20 October 2017 - 07:30 PM

Baltazar

 

No puedo dejar de pensar en el tiempo pasado desde que vi por ultima vez al buen Tunaster, cuidador ,amigo y tutor, mientras releo una vez mas su misiva , una sonrisa recorre mis labios mientras recuerdo al sacerdote dándome lecciones mientras era yo un pequeño crio.

 

Tomo un poco de te y sin pensarlo le doy un poco de comida a Chandar que corretea por encima de la mesa , mirándome con sus ojos ratoniles , nota mi turbación y eso le hace estar inquieto.

 

Se que voy a responder a su llamada , mucho le debo al viejo sacerdote , mas la premura que imprime en sus palabras me preocupa , sabe a lo que me dedico y cuales son mis habilidades , así que algo grande se tiene que estar cociendo en Whelun , aunque realmente da igual, mi contrato con los matadores negros ya ha acabado y ya he estudiado las antiguas tablillas que me trajeron a este lugar. Es tiempo de cambio y de aventura , quien sabe lo que traerá el mañana , solo se que hay viejos amigos a los que ver y nuevos horizontes que recorrer.

 

Bueno Chandar , se acabo el descanso , nos toca volver al camino y realizar nuevos trabajos”

 

Sonrió mientras le digo al ratón grisáceo que esta encima de mi mesa , mirándome con sus ojos inquisitivos , mientras le transmito a través de un vinculo que pocos entienden que se cuele en su bolsa y que no se preocupe de que viajemos.

 

Tras pagar mi alojamiento y recoger el dinero de mi ultimo trabajo me encamino hacia la ciudad de Whelum, no sera un viaje muy largo una vez encuentre un buen transporte.

 

Los días pasan y acabo llegando a una pequeña ciudad sin mucho encanto, no veo nada demasiado llamativo hasta que mis ojos se posan en las obras que se realizan en un inmenso templo dedicado en honor a Mystra. Tomando un poco de tiempo para apreciar la obra y majestuosidad del edificio, me encamino a sus entrañas sabiendo que allí estará en viejo sacerdote.

 

Nada mas llegar , hablo con un acólito y le transmito mi deseo de hablar con Tunaster y mi nombre, mientras el joven corre a llevar el mensaje , estudio por dentro el templo y las obras que llevan acabo los sacerdotes y obreros en el. No pasa mucho hasta que me llevan a las habitaciones donde se encuentra el viejo Tunaster.

 

Mientras abrazo al hombre con afecto , no puedo dejar de pensar que el tiempo a desgastado un poco sus rasgos y nuevas arrugas de preocupación recorren su cara.

 

Pasan las horas mientras nos ponemos al día y poco a poco me empieza contar el motivo de su llamado y la maravillosa y perturbadora historia que se oculta tras ella. Después pide mi ayuda y mi tiempo.

 

Mi buen Tunaster , sabes bien que mi ayuda tendrás en aquello que pidas , lazos de afecto y amistad nos unen y lo único que lamento es que no me mandaras llamar antes en tu ayuda , sabes bien que de haberlo sabido , habría cancelado el contrato que tenia y habría acudido raudo.”

 

Una vez dicho esto , nos emplazamos a reunirnos el día siguiente para que vaya pidiendo mi ayuda en aquello que necesite.

 

 

 

 

Semanas pasan mientras las obras acaban y el templo se inaugura , una gran fiesta y celebración embargan a la ciudad y bonitos recuerdos y risas se tejen ese día , mas una vez terminada , un joven acólito me trae recado de que se me requiere.

 

Dándome prisa voy hasta los despachos de Tunaster , allí el viejo clérigo esta con un fornido guerrero santo , uno de los campeones del templo.

 

Mientras el viejo sacerdote me indica que me siente ante la llegada de mas invitados , las buenas maneras se me imponen y acercándome un poco hago una leve reverencia a la costumbre calishita ante el fornido guerrero , pronunciar unas palabras acorde con la condición del guerrero antes de tomar asiento.

 

Vuestra fama os precede noble Aris , protector de la fe , mi nombre es Baltazar Stern y es un placer conoceros”

 

No pasa mucho antes de que en la estancia entren dos de los héroes de la odisea que a mi llegada me narro el buen clérigo.

 

Por un lado un esbelto elfo de ojos verdosos e inquisitivos, no dejo de notar que de manera natural irradia poder y inteligencia , a su lado una deliciosa dama de belleza singular vestida con sus mejores galas de pelo caoba y ojos azules y juguetones, que no duda en estudiarnos a mi y al pio guerrero , calibrandonos y midiendonos en cierta forma.

 

Dándome apenas tiempo a levantarme y hacer una leve reverencia ceremoniosa a modo de saludo, el viejo clérigo al fin cuenta todo lo que le ha estado corroyendo estas semanas, poco a poco empiezo a comprender la magnitud de la gesta que se esta cociendo aquí.

 

El viaje no implica pocos riesgos , mas la posibilidad de hablar con Elminster y poder recoger algo de las perlas de sabiduría y conocimiento , merece la pena.

 

Mientras la bella dama habla , sus encantos no dejan de crecer por momentos ,mientras con bellas palabras pide ayuda y soporte para la aventura que nos embarca.

 

La bella dama tiene razón , viejo amigo , se que las arcas pueden estar menguadas por las obras del templo , pero cualquier ayuda que puedas aportar podría marcar la diferencia entre el éxito y la derrota en esta misión.

 

Aparte también necesitaríamos unas cartas de presentación para poder hablar con Elminster y requerir su ayuda , el gran mago no recibe a todo el mundo que se presenta a su puerta y quizás una mas para Ilsevele Mintar , en caso de que coincidamos con sus tropas. Todo ello con tu sello y tus palabras ayudaría a evitar malentendidos y darnos paso franco por la zona de conflicto.”

 

 

Of rol:

 

Apoyo la tirada de diplomacia de Yul .


Como decían los romanos... Morior invictus


#1130 Frostilicus

Frostilicus

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 24 posts

Posteado 21 October 2017 - 11:01 AM

ARIS

 

La llegada del invierno trae consigo mucha actividad debido a la presentación inminente del nuevo templo de Mystra. Después de comprobar las puertas, ver que los sirvientes para la fiesta están avanzando con los preparativos y pasar revista a los guardias del turno, tengo unos bienvenidos minutos para sentarse junto al fuego y descansar. Mientras enciendo una pipa, costumbre que he cogido desde que estoy emplazado allí, pienso en lo mucho que hemos conseguido hacer por la gente del lugar, gracias a Mystra, y lo mucho que queda. Recuerdo cómo estaba el sitio cuando llegó, lleno de Dragones Púrpura con cara de pocos amigos y lo furioso que me puse cuando por fin me dejaron ver lo que había pasado dentro del supuesto templo. Comyr no era tal y como la había imaginado durante tantos años. Tunaster fue la primera persona que realmente me dio la bienvenida y me explicó lo que había estado pasando allí sin que nadie lo sospechase. Desde entonces, los días han ido pasando lentamente uno tras otro, con la llegada de nuevos reclutas y largas mañanas de maniobras para que todo el mundo estuviera preparado para cualquier cosa que pudiera llegar. -La verdad es que es para estar orgullosos cómo han aprendido en tan poco tiempo-.

Me saca del ensimismamiento la campana de la hora, así que decido preparar mis mejores galas antes de salir al patio donde será la celebración. Al fin y al cabo, estarán representando a la Madre Mystra por primera vez para esta gente, así que mejor dar una buena primera impresión.

 

La fiesta transcurre sin grandes sobresaltos y tal y como esperaba. Doy la bienvenida a muchos de los habitantes de Welhum cuando entran por la puerta principal -Me alegro de ver tanta gente aquí, dándome la mano cuando al llegar por primera vez a la ciudad me evitaban. Son buena gente, aunque me costase un poco que me vieran a mi y a Mystra como amigos- y una vez empieza la celebración me junto con la gente en la alegría de la fiesta. Unas cuantas cervezas con unos, algún chascarrillo, bromas junto a la gran hoguera del centro, e incluso competiciones amistosas con los camaradas.

 

En mitad de todo esto, Tunaster me pide unos momentos para hablar en sus estancias sin mucha más explicación. -Me pregunto qué querrá, todo parece estar yendo bien...- Quizás haya descubierto algo sobre los oscuros documentos que les han estado quitando tantas horas de sueño últimamente. La verdad es que no conoce al venerable sacerdote desde hace mucho, pero ha aprendido a apreciar su compañía y se preocupa por lo cansado que se le ve últimamente.

- ¿Te acuerdas de que cuando te llamé hace unos meses te hablé de un grupo de aventureros eran los que habían destapado el falso templo dedicado a Shar? Espero verlos hoy en la fiesta, y pienso hablarles sobre lo que hemos estado descubriendo.

- Querrás decir lo que tú has descubierto mientras yo te bajaba los libros de las estanterías más altas- Le respondo con una sonrisa socarrona

- Supondré que eso es falsa modestia, aunque sea bastante cierto...

 

Unos golpes en la puerta interrumpen la conversación, y tras la llamada entra un hombre de cabello afeitado y ojos azules, que saluda a Tunaster como lo hacen los viejos amigos. El recién llegado luego se vuelve a mí y me da un saludo formal, y yo le respondo con una reverencia similar ya que parece darle importancia a las formas.

- Bienvenido, compañero, cualquier amigo de Tunaster estoy seguro que será de gran bendición para la causa de Mystra.

Casi inmediatamente vuelven a llamar a la puerta y entran sin esperar respuesta una pareja de la que me han hablado mucho. A la sacerdotisa de Sharess recuerdo haberla visto alguna vez por la ciudad, lo que me hace preguntarme por qué nadie nos presentó, mientras que el elfo sí que es tal y como me lo habían descrito, especialmente esa mirada distante... Mientras Tunaster hace las presentaciones hago un gesto de bienvenida con la mano para no interrumpirle. Lo que va a decir a continuación es de gran importancia.

 

Tras explicarnos en detalle sobre los documentos de Shar y sobre la biblioteca de Myth Drannor, comienzan las negociaciones típicas antes de comenzar una aventura. No obstante, no le presto mucha atención, ya que me preocupa más la sensación de alivio que vino sobre mí cuando supe que iba a salir de el templo y su rutina...



#1131 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8299 posts

Posteado 22 October 2017 - 07:26 AM

Ealthred
 
Finalmente logramos abandonar el Plano de la Sombras aunque no sin ciertas dificultades, sobretodo a causa de la longitud del camino y de la debilidad de nuestros nuevos acompañantes. Sin embargo, por mi parte no puedo evitar preguntarme durante todo el camino cual era el rol del azotamentes en toda esta conjura ya que no me creo que sea un mero observador, de seguro había algún pacto oscuro de por medio que desconocemos, después de todo ni los ilícidos ni el clero de Shar son muy dados a compartir sus planes.
Una vez de regreso en el plano Material, somos recibidos por los hombres lagartos quienes no solo han hecho de la fortaleza su hogar sino que nos agasajan con una celebración en nuestro honor. No soy muy dado a los festejos pero aun así aprovecho la situación para descansar y para charlar con Kessessek, comunicándole el destino de su predecesor como líder de la tribu y aconsejándole que tome las precauciones necesaria con el portal hasta que podamos traer a alguien que pueda destruirlo.
A la mañana siguiente volvemos a retomar la marcha y tras varias jornadas arribamos a Whelun aunque para mi disgusto en vez de ser recibidos solo por Constal Zholl y sus Dragones Púrpuras también nos topamos con las aclamaciones de prácticamente todo el poblado. Sin dudarlo ni un instante, me echo encima la capucha de la capa y camino todo el trayecto hacia el salón del obeso señor de la ciudad con la mirada en el suelo. Dudo mucho que haya espías de la Hoja por aquí pero aun así no quiero llamar demasiado la atención, afortunadamente para mí la mayor parte de la atención se la lleva la carnavalesca presencia de la clériga, lo que por primera vez es de agradecer.
Tras reunirnos con Barbaroga y también con nuestro empleador Tunaster Dranik, y recibir sus felicitaciones y sus recompensas, paso de todas las celebraciones y me dedico a vender el botín conseguido y a repartir las ganancias, incluso me encargo de llevar el cuerpo de Wyth a uno de los templos y de pagar su resurrección, con su parte del oro adquirido claro está. Una vez que el bribón regresa al mundo de los vivos, le arrojo la bolsa con el resto de sus ganancias y tras informarle que hay una celebración en nuestro honor, me marcho sin más. Puede que sea una sabandija traicionera, manipuladora, mentirosa y que solo le importa el oro pero aun así ha luchado a nuestro lado y no se merecía la muerte… hay tantos que no se merecían la muerte, sobretodo a manos de mi espada y mis conjuros, sobretodo ella…
 
Los siguientes días los paso alejado de la celebración, de mis compañeros y del resto de los habitantes de la ciudad, recluyéndome en la arboleda de Orlenstar aunque no para orarle a su Padre Roble sino para meditar durante el día y dedicarles mis plegarias a mis dioses, a Fenmarel Mestarine durante el ocaso y a Corellon Larethian durante la noche. En el único momento en el que cambio mi rutina es con la llegada de los magos de guerra de Cormyr, a los cuales acompaño hasta la puerta sombría del templo y también guío hasta el portal de la fortaleza del pantano, principalmente para asegurarme de que la conexión con el Plano de la Sombra sea cercenado y para que no haya incidentes con la tribu Diente afilado.
A mi retorno, Tunaster nos manda a llamar y una vez reunidos en el templo nos pide que le contemos detalladamente nuestras aventuras y que le entreguemos todas las cartas y libros que le hemos arrancado de las manos a los seguidores de Shar. Luego de examinarlos con desconfianza y pedirnos tiempo para que pueda investigarlos, nos comunica que piensa reconsagrar el templo a Mystra y que nos espera para la inauguración. Si fuera por mi pasaría de todo esto pero ante la insistencia del clérigo me veo forzado a aceptar, aunque solo sea para enterarme de lo que haya podido descubrir.
 
En los siguientes meses me dedico a vagar por los caminos regresando así a mi trabajo de espada de alquiler aunque ahora lo de “alquiler” se ha vuelvo algo difuso ya que en más de una vez me he detenido a ayudar a algún granjero que tenía problemas con los lobos, los trasgos o los bandidos sin pedir un pago a cambio. A poco tiempo de cumplirse el plazo, pongo rumbo a Whelun aunque no lo hago solo sino que voy acompañando a una modesta familia humana que busca asentarse allí, huyendo de los problemas del norte. Quien los diría, en un tiempo no muy lejano esta situación se hubiera resuelto con sangre pero ahora los acompaño como un igual, o mejor dicho como un protector. Durante todo el viaje el hombre y su esposa me trataron con simpatía y amabilidad, incluso a pesar de mi siempre fría personalidad pero la niña, su pequeña hija que tanto me hacía recordar a la que ahora descansaba bajo la sombra del frondoso olmo y junto al cristalino estanque, era un pequeño demonio insistente que me hacía preguntas sobre mis aventuras, sobre mis habilidades, sobre todo lo habido y por haber, incluso me sorprendo a mí mismo cuando sentados en la parte de atrás de la carreta me dedico a usar mis hechizos para congelar pequeños arbustos al costado del camino o para invocar pequeñas luces que se mueven de un lado hacia otro, todo para divertirla y entretenerla.
Una vez llegados a la ciudad, le entrego parte de las ganancias de mis últimos trabajos a la familia junto a mis bendiciones y me dispongo a marcharme hasta que la pequeña corre hasta mi y me da un abrazo que por dentro me desarma. Con una sonrisa en los labios y revolviéndole el cabello, me despido de ella aunque no sin antes que la niña me arranque la promesa de un día volveré a visitarles.
 
Con la capucha puesta para que no me reconozcan, lo cual resulta prácticamente imposible ya que todas las patrullas con las que me topo se toman el tiempo para saludarme, veo desde lo lejos como el falso templo se ha convertido en un verdadero lugar consagrado a Mystra pero antes de visitarlo decido hospedarme en la posada más cercana, la cual resulta ser en la que comenzó toda esta aventura. Minimizando el tiempo que paso en la sala común y en las calles, solo salgo de mi habitación para visitar la arboleda y también para visitar al sastre local ya que desgraciadamente no puedo presentarme en la celebración con mi armadura puesta.
 
El día de la inauguración me presento en el templo ataviado con una modesta túnica verde hoja con broches plateados que comparada con los lujosos ropajes y relucientes adornos de algunos de los invitados me hacen parecer un mendigo. Mejor así, de esa forma evitaré las conversaciones superficiales con los estirados aristócratas locales. Pasando la festividad degustando una copa de vino blanco y charlando brevemente sobre temas arcanos o de historia antigua o contemporánea con algún clérigo o invitado ilustrado que se encuentre igual de incómodo que yo, espero que Tunaster me llame para informarme sobre lo que ha descubierto pero desgraciadamente eso nunca sucede. Viendo que la celebración ya se ha acabado y que el desgraciado clérigo me hizo venir en vano, me dispongo a irme pero antes de que pueda hacerlo uno de los acólitos me detiene y me informa que Tunaster me espera en el interior del templo. A paso rápido, me acerco a la puerta pero antes de que pueda cruzarla soy interceptado por Yul, la cual me agarra del brazo y me da un beso en la mejilla, lo que es un alivio ya que conociéndola como la conozco no me hubiera sorprendido que se abalance sobre mí y me sugiriera yacer con ella en algún oscuro rincón…
 
Una vez en el despacho de Tunaster y con la compañía de dos hombres a los que se nos presenta como el comandante de la guardia del templo y un viejo amigo de talentos desconocidos, el clérigo nos comenta sus hallazgos y nos propone una nueva tarea: visitar a Elminster y recolectar toda la información posible sobre el misterioso libro.
Aunque una parte de mi está deseosa de visitar a uno de los más grandes sabios y magos de nuestra era, la otra parte es reacia ya que ese camino nos acerca demasiado al Cormanzhor y a sus crueles habitantes que tanto le encantarían clavar mi cabeza en una pica. Sin embargo, al final la osadía le gana al resquemor y estoy dispuesto a aceptar aunque no sin antes conseguir toda la información posible.
 
-Ya estaba al tanto de las conquistas de los Mintar, de hecho me hubiera unido a ellos si la noticia me hubiera llegado a tiempo, pero lo que me interesa es la situación actual ¿Cómo sabemos que Elminster sigue en su torre? Si los zhentarim han intervenido el Valle de la Sombra y el norte del Cormanzhor deben ser un caos, además de que es muy probable que ya hayan intentado atacarle -le pregunto seriamente al clérigo para luego girarme hacia el calvo que parece que va a acompañarnos- Yo prescindiría de la carta a Isvele, si nos topamos con los zhentarim y nos registran, esa carta hará que terminemos colgados en el árbol más cercano.
 
 

Ealthred
Filo del ocaso Nv7 / Campeón abjurador Nv2
Experiencia: 36962/45000

b8c9c80db3b09895bf7df6f700c5b280.jpg

Puntos de Golpe: 89/89
CA: 23; 13; 20

Aptitudes especiales:
-Armonía arcana (6/día) [6/6]
-Lanzamiento rápido (1/día) [1/1]

Dinero: 5295 po 4 pp 2 pc
Carga transportada: 96.5 lb (Carga ligera)
Ataque:
+14/+9 Espadón +1 de Piedra de Sangre (2d6+6+1 - 19-20/x2 - Cortante)
+14/+9 Martillo de guerra dgc (1d8+4 - x3 - Contundente)
+14/+9 Ronca dgc (2d4+6 - x3 - Perforante)
+13/+8 Daga (1d4+4 - 19-20/x2 - Cortante/Perforante)
+12/+7 Arco largo compuesto (Fue +4) dgc (1d8+4 - x3 - 110' - Perforante) (Flechasx20)

Armadura:
-Armadura completa de hoja oscura élfica dgc +1 (+9 CA - Máx. Des +2 - Pen. -3)

Conjuros:
-Nivel 0 (6/6): Perturbar muertos vivientes, Rayo de escarcha, Salpicadura de ácido, Toque de fatiga
-Nivel 1 (8/8): Contacto electrizante, Filo de sangre, Impacto verdadero, Resistir energía, Toque gélido
-Nivel 2 (7/7): Brinco dimensional, Invisibilidad rápida, Rayo abrasador, Rayo buscador
-Nivel 3 (3/3): Toque vampírico



#1132 knox

knox

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 4896 posts

Posteado 23 October 2017 - 01:59 PM

EALTREHD, YUL, ARIS Y BALTAZAR

 

El clérigo escucha en silencio vuestra palabras, al terminar se mantiene en silencio, para transcurridos unos segundos abrir un cajón y extraer de el una bolsa al parecer llena de monedas, pues su contenido suena a metálico al despositarla sobre la mesa.

 

-La iglesia de Mystra siempre es generosa con aquellos que le sirven, cierto es que nuestras arcas no están muy llenas, pues la reconstrucción del templo las ha mermado considerablemente, pero aún así puedo daros esto, no es una cantidad despreciable, pero tampoco esperéis que sea una fortuna, y menos para gente como vosotros, que habéis logrado obtener gran fortuna con vuestras aventuras. En esta bolsa hay 2.000 po, os valdrán para comprar suministros para el viaje y pagaros el alojamiento que necesitéis. Esto es un adelanto, cuando volváis os entregaré dos veces esa cantidad.

 

Respecto a las misivas, no tengo inconveniente en redactaros una carta para el honorable Elminster, y si queréis también para Ilsevele, eso lo dejo a vuestra elección.

 

Y sí, lamentablemente no sabemos mucho sobre quien controla que en estos momentos, las nieves del invierno hacen que el comercio y las noticias lleguen más tarde, y por tanto nos movemos un poco a ciegas, aunque no debemos olvidar que Elminster es uno de los elegidos de Mystra, el mago más poderoso de nuestra era, estoy seguro que el se encargará de proteger el Valle de la Sombra y mantendrá alejados a los invasores.

 

Y bien amigos míos, ¿emprenderéis la tarea que os encargo?



#1133 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3505 posts

Posteado 23 October 2017 - 05:10 PM

Yul

 

Sonrío a Tunaster amigablemente y le digo – Puedes contar conmigo. Luego me acerco a la mesa y tomo la bolsa de monedas. Me giro a mis compañeros, dando por sentado que van a aceptar la misión. – Creo que deberíamos descansar unas horas y prepararnos para el viaje. Mañana a primera hora nos vemos en el Draco Vigilante. Hagamos las últimas compras que necesitemos y partamos. Creo que sería útil comprar un par de varitas de curar heridas leves- lanzo la bolsa a “mi elfo” y le digo con picardía-  guarda la bolsa y no te la gastes toda en mujeres, que nos conocemos, jejeje….

 

Si nadie tiene nada más que decir, me dirigiré a mi modesto templo, descansare algunas horas, y antes del amanecer me levantare para una vez realizados mis rezos hablar con mis sacerdotes. Necesito ausentarme un tiempo y quiero que se hagan cargo de todo. Apresuradamente escribo dos cartas una a mi Iglesia y otra a Barbaroga explicándoles vagamente mi nueva misión y ordeno a uno de los sacerdotes que se encargue de enviarlas.

 

 Una vez deje todo listo para mi partida, cogeré mi equipo, la ropa de abrigo y me dirigiré al Draco para que finalicemos los últimos detalles y partamos de inmediato.

 

 
HeDWJrK.jpg
 
Yul
PG: 66/66
CA: 24 ; Desprevenida: 23; Toque: 11
TS Fort: +11 / TS Ref: +3 / TS Vol: +15
Iniciativa +1 / Cuerpo a Cuerpo +7(+8 maza) /A Distancia +6(+7 ballesta)
Usos de expulsar no muertos: 9/9
XP: 36657/45000
Armas
Maza pesada +1 (1d8, x2 - Contundente)
Ballesta ligera DGC  (1d8 19-20/2- Perforante)
10 virotes  
Armaduras
Escudo pesado de madera +1 (+3 CA - Pen. -1), 
Armadura completa +1 (+9CA, Max Des +2, Pen -5)
Conjuros
- Nivel 0: (6/día; CD 15): 
  (3) Luz, Leer magia, Detectar magia, detectar veneno
- Nivel 1: (4+2+1/día; CD 16):
  Infligir heridas leves, Infligir heridas leves, Favor Divino, Favor Divino, Proteccion contra el mal, Infligir heridas leves, Disfrazarse (dominio)  
- Nivel 2: (4+2+1/día; CD 17): 
  Alinear arma, Alinear arma,  explosion de sonido  ,restablecimiento menor, encontrar trampas, quitar paralisis Invisibilidad (dominio) 
- Nivel 3: (3+1+1/día; CD 18): 
  Disipar Magia, Inflingir heridas graves, quitar maldicion, Luz abrasadora, Volar(dominio) 
- Nivel 4: (2+1+1/dia: CD 19) Escudo de la Fe en masa, restablecimiento, Inflingir heridas criticas, confusion (dominio)
- Nivel 5: (1+1+1/día, CD 20) Descarga Flamigera, descarga flamigera, Teletransporte(dominio)


#1134 Frostilicus

Frostilicus

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 24 posts

Posteado 24 October 2017 - 06:07 AM

ARIS 

 

En seguida, Yul acepta el encargo de Elmister en nombre de todos nosotros. Estoy de acuerdo en comprar las varitas y se lo digo así a los demás. En cuanto se concreta el lugar y la hora a la que nos veremos antes de partir, respondo - Me parece bien, sacerdotisa. Nos veremos todos pues al amanecer en el Draco. Mientras, si alguno quiere unirse a mi en las celebraciones, todavía tengo amigos de los que despedirme...-

 

Paso el resto de la tarde con mis compañeros de la guardia, tanto soldados como reclutas, y le explico sólo a los que en los últimos meses han sido los más cercanos que partiré esta noche. Los demás ya lo sabrán mañana, no hay que entristecer esta celebración dedicada a la Diosa. Paso por el almacén que hay en el propio templo y me agencio de algunas provisiones, además de recuperar un abrigo de pieles que tenía cuando llegué aquí.

 

Unas horas después del anochecer (las luces del invierno terminan temprano) me despido de Tunaster con un abrazo

- Gracias por todo, amigo. Que la obra que estáis haciendo aquí florezca. Espero traerte pronto lo que nos has encomendado.

Hechas las despedidas, me retiro a mi habitación y paso gran parte de la noche rezando a Mystra para que nos guíe durante el viaje y me de las fuerzas necesarias para llevarla a cabo...

 

Me despierto poco antes del amanecer, mis años de vivir en templos me han dado cierto sentido del tiempo, y parto hacia el Draco Vigilante. Una vez allí, si alguno de mis compañeros ha llegado ya le saludo y le ofrezco invitarle a una sopa caliente del mesón (que desde luego y sí pienso tomar).


Editado por Frostilicus, 24 October 2017 - 06:08 AM.


#1135 darkho

darkho

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 409 posts

Posteado 25 October 2017 - 10:28 AM

Baltazar

 

Ante el planteamiento del elfo sobre la carta medito un segundo cruzando las manos y apoyando la barbilla.

 

Si bien es cierto que seria un problema si nos encontráramos con los zetharims , la simple presencia de nuestro pio compañero llamaría también la atención , como todos los paladines irradia un aura particular y dudo que mis conjuros pudieran enmascararlo.

 

Pero si aun así consideráis que no hace falta que así sea”

 

Tunaster abre sus arcas y nos proporciona una bolsa con oro para gastos, la sacerdotisa como indico el buen Aris propone utilizarlo como fondo de grupo , cosa a la cual asiento sin problema.

 

Aparte de las varitas propondría comprar un saco contenedor , es decir un espacio extradimensional acotado , para poder cargar mas de lo que nuestras espaldas serian capaz si os parece correcto”

 

Dejando el comentario en el aire , la sacerdotisa tiende la bolsa hacia el elfo y Apis parece ansioso de volver a la celebración.

 

Sin mucho mas que hablar parece , me despido afectuosamente del buen Tunaster y antes de salir le digo al elfo.

 

Buen Ealthred , si no os incomoda como parece que os han puesto a cargo de las compras grupales , podría acompañaros tengo que hacer algunas compras propias y realmente no conozco la ciudad , así que si no os importa podríais hacerme de guía y si tienes a bien podríamos hablar un poco mientras tanto , ya que por lo menos vamos a compartir viaje un tiempo.”

 

Dicho esto si el elfo no tiene problema , le acompañare en las compras y haré las mías propias mientras le pregunto sobre su anterior misión y sus impresiones sobre lo que allí vio y vivió , respondiendo a su vez a las preguntas que haga el elfo sobre el.

 

Si el elfo pone reparos no insistirá y hará las compras el solo.


Editado por darkho, 25 October 2017 - 10:29 AM.

Como decían los romanos... Morior invictus


#1136 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8299 posts

Posteado 26 October 2017 - 04:07 AM

Ealthred

Tras escuchar las palabras del calvo, vuelvo a intervenir.
 
-Puede ser, pero si vamos a llamar la atención de todos modos sería preferible que no encontraran escusas para ejecutarnos -digo para luego mover los hombros y continuar- Bueno, tampoco es que los zentharim necesitaran pruebas para ejecutar a alguien pero sin la carta por lo menos podremos intentar escurrirnos usando las palabras. 
 
Luego de escucharnos atentamente, Tunaster nos entrega una bolsa llena de monedas e inmediatamente Yul la agarra, acepta el encargo en nombre de todos nosotros y encima nos da órdenes. Sin lugar a dudas la clériga sigue siendo igual de descarada que antes y aunque en otro momento la hubiese mandado al demonio, esta vez me limito a agarrar la bolsa al vuelo sin emitir ninguna palabra ni gesto, más que nada porque no tengo ánimos de discutir y porque estoy de acuerdo con las compras, además el oro estará a mejor recaudo conmigo que con ella.
 
-Yo también acepto el trabajo -le digo al clérigo de Mystra- solo espero que esta vez no nos metamos de cabeza en un problema mayor... y que no haya otro dragón de por medio.

 

Sin nada más que agregar, saludo a Tunaster con una breve reverencia y me dispongo a salir aunque antes de hacerlo soy detenido por el calvo, quien aparentemente está interesado en acompañarme a realizar las compras.

 

-Si quieres que alguien te guíe por la ciudad, búscate mejor un lugareño o algún guardia parlanchín. Yo me limitaré a hacer las compras y luego seguiré con mis asuntos -le respondo en todo neutro aunque no con mala intención sino con la sequedad que me caracteriza- Si aún así quieres acompañarme, puedes hacerlo aunque antes haré una parada en la posada para buscar mi equipo, no pienso pasearme por la ciudad con una bolsa llena de monedas llevando solo esta ropa.

 

Si el calvo está de acuerdo, dejaré que me acompañe y responderé a sus preguntas aunque de manera breve y sin entrar en detalles, prefiriendo mantenerme en silencio en vez de extender la charla más de lo necesario. Una vez hechas las compras y habiéndome sacado de encima al tal Baltazar, le haré una última visita a la arboleda, primero para solicitarle a Fenmarel rapidez y sigilo en nuestra misión y luego para pedirle Corellon que proteja y ayude al ejército de Isvele en su defensa de Myth Drannor.

Con todos mis asuntos ya resueltos, regresaré a la posada y tras cenar me retiraré a descansar, levantándome a primera hora para reunir mis pertenencias y esperar a los demás en la sala común.

 

 

Ealthred
Filo del ocaso Nv7 / Campeón abjurador Nv2
Experiencia: 36962/45000

b8c9c80db3b09895bf7df6f700c5b280.jpg

Puntos de Golpe: 89/89
CA: 23; 13; 20

Aptitudes especiales:
-Armonía arcana (6/día) [6/6]
-Lanzamiento rápido (1/día) [1/1]

Dinero: 5295 po 4 pp 2 pc
Carga transportada: 96.5 lb (Carga ligera)
Ataque:
+14/+9 Espadón +1 de Piedra de Sangre (2d6+6+1 - 19-20/x2 - Cortante)
+14/+9 Martillo de guerra dgc (1d8+4 - x3 - Contundente)
+14/+9 Ronca dgc (2d4+6 - x3 - Perforante)
+13/+8 Daga (1d4+4 - 19-20/x2 - Cortante/Perforante)
+12/+7 Arco largo compuesto (Fue +4) dgc (1d8+4 - x3 - 110' - Perforante) (Flechasx20)

Armadura:
-Armadura completa de hoja oscura élfica dgc +1 (+9 CA - Máx. Des +2 - Pen. -3)

Conjuros:
-Nivel 0 (6/6): Perturbar muertos vivientes, Rayo de escarcha, Salpicadura de ácido, Toque de fatiga
-Nivel 1 (8/8): Contacto electrizante, Filo de sangre, Impacto verdadero, Resistir energía, Toque gélido
-Nivel 2 (7/7): Brinco dimensional, Invisibilidad rápida, Rayo abrasador, Rayo buscador
-Nivel 3 (3/3): Toque vampírico



#1137 knox

knox

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 4896 posts

Posteado 30 October 2017 - 02:43 PM

EALTREHD, YUL, ARIS Y BALTAZAR

 

Tras ver como todos aceptáis el clérigo sonríe.

 

-Gracias amigos, sabía que no me fallaríais, poco más puedo hacer por ayudaros en esta misión que os encomiendo, sólo espero que podáis cumplir vuestra misión sin sobresaltos, que Mystra ilumine vuestro camino.

 

Tras despediros de Tunaster abandonáis el templo cada uno siguiendo vuestro camino, dedicando las pocas horas que os quedan hasta el momento de la partida en ocuparos de vuestros asuntos o bien comprar algo de material para el viaje.

 

Al día siguiente os reunís temprano en el Draco Vigilante, donde mientras tomáis algo de desayuno charláis sobre el viaje que vais a emprender y os aseguráis de que disponéis de todo aquello necesario para el viaje que se os presenta. Una vez finalizáis os preparáis y saliendo de la posada tomáis la carretera del norte, la cual conduce hacia el Valle de la Sombra.

 

Pasáis varios días de camino, el invierno cada vez es más crudo, lo cual os dificulta el avance, pues la nieve acumulada hace que cada paso que dais cueste más de lo normal, pero aún así no desfallecéis y seguís vuestro camino. Por fin y después de un largo viaje desde Cormyr a lo largo de la carretera del Norte, se comienza a notar que poco a poco os vais acercando al Valle de la Sombra. Seguís avanzando y tras varias horas más, tras pasar una pequeña loma en el camino, se puede ver una gran cantidad de humo que se eleva desde un claro en el bosque, a más o menos un cuarto de milla a la izquierda de la carretera del norte.



#1138 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3505 posts

Posteado 30 October 2017 - 06:28 PM

Yul

 

Emprendemos la marcha por la carretera del Norte, dirección al Valle de la Sombra. Está claro que no tuve bastante sombra en el plano oscuro, ni soledad, ni frio, que de nuevo me veo envuelta en una misión peligrosa y arriesgada que me aleja del calor de mis amantes, el regocijo de las fiestas y la felicidad que coseche en Whelum. Está visto que poco dura la alegría en casa del pobre.

 

El viaje resulta aburrido y penoso, nos pasamos la mayor parte del tiempo en marcha, casi siempre en silencio, aunque yo no pierdo ninguna oportunidad para ponerme a hablar con aquel que me escuche, o si se trata de “mi elfo”, tratar de importunarle dándole coba baladí, que sé que le enfada y hace que se le ponga un ceño muy atractivo. Estoy segura que me ha echado mucho de menos.

 

No dudo en contarle a todos con todo lujo de detalles nuestras peripecias desde que los clérigos de Mystra se cruzaron en nuestro camino. Trato a mis nuevos compañeros con cortesía y con el afecto que me caracteriza, preocupándome por ellos y tratando de hacerles sentir bien, contentos y con la moral alta.

 

Tras varias jornadas llegamos al Valle, sombrío y oscuro, y constato la poca imaginación que tuvo aquel que decidió llamarlo Valle Sombrío… al poco de andar por el valle, divisamos una columna de humo que se eleva desde un claro del bosque, no muy lejos de donde nos hallamos. No puede ser una buena señal, estamos en tierra de nadie, y prácticamente en zona de guerra, y aunque mi bondad natural me dice que vayamos allá a ver si podemos ayudar a alguien, no quiero meter a todo el grupo en problemas…

 

-       Creo que podríamos echar una ojeada… si se trata de una amenaza mejor enfrentarla de cara que no que caiga a nuestras espaldas. Saco mis armas y digo- tratemos de avanzar en silencio

 

Off: YSolicito tirada de sigilo para Yul

 

 

HeDWJrK.jpg

 
Yul
PG: 66/66
CA: 24 ; Desprevenida: 23; Toque: 11
TS Fort: +11 / TS Ref: +3 / TS Vol: +15
Iniciativa +1 / Cuerpo a Cuerpo +7(+8 maza) /A Distancia +6(+7 ballesta)
Usos de expulsar no muertos: 9/9
XP: 36657/45000
Armas
Maza pesada +1 (1d8, x2 - Contundente)
Ballesta ligera DGC  (1d8 19-20/2- Perforante)
10 virotes  
Armaduras
Escudo pesado de madera +1 (+3 CA - Pen. -1), 
Armadura completa +1 (+9CA, Max Des +2, Pen -5)
Conjuros
- Nivel 0: (6/día; CD 15): 
  (3) Luz, Leer magia, Detectar magia, detectar veneno
- Nivel 1: (4+2+1/día; CD 16):
  Infligir heridas leves, Infligir heridas leves, Favor Divino, Favor Divino, Proteccion contra el mal, Infligir heridas leves, Disfrazarse (dominio)  
- Nivel 2: (4+2+1/día; CD 17): 
  Alinear arma, Alinear arma,  explosion de sonido  ,restablecimiento menor, encontrar trampas, quitar paralisis Invisibilidad (dominio) 
- Nivel 3: (3+1+1/día; CD 18): 
  Disipar Magia, Inflingir heridas graves, quitar maldicion, Luz abrasadora, Volar(dominio) 
- Nivel 4: (2+1+1/dia: CD 19) Escudo de la Fe en masa, restablecimiento, Inflingir heridas criticas, confusion (dominio)
- Nivel 5: (1+1+1/día, CD 20) Descarga Flamigera, descarga flamigera, Teletransporte(dominio)


#1139 Frostilicus

Frostilicus

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 24 posts

Posteado 31 October 2017 - 10:13 AM

ARIS

 

El viaje de camino hacia el Valle de la Sombra comienza al salir el sol. Antes de partir, he conseguido sacar algo de conversación de mis compañeros, pero la verdad es que poco más que hablar sobre los preparativos del viaje y comprobar que todos tenemos lo que necesitamos antes de salir. Está claro que mis nuevos compañeros son competentes, pero está por ver qué tal son como compañeros de viaje...

 

Una vez en el camino, los días pasan sin gran pena ni gloria. Tal y como esperaba, el elfo camina un poco delante de los demás, como manteniendo la distancia, y sólo habla para indicar cuestiones prácticas. Respecto a Baltazar todavía no sé muy bien qué esperar, así que la poca distracción que tengo son las cortas conversaciones con Yul, en las que hablamos de nuestros viajes pasados y de lo que esperamos encontrar en Myth Drannor.

 

Una vez en el Valle, no tardamos en encontrarnos con el primer obstáculo: una gran columna de humo se eleva desde el bosque.

Creo que podríamos echar una ojeada… - Dice la sacerdotisa - si se trata de una amenaza mejor enfrentarla de cara que no que caiga a nuestras espaldas. 

- También podría ser que haya alguien en peligro por culpa de los invasores. Si hay la posibilidad de que ese sea el caso, debo ayudar. - Respondo

 

Observando la columna de humo concluyo que por su tamaño no será una fogata, sino que algo ha prendido fuego, ya sea por razones naturales o provocadas, así que coincido con Yul en acercarnos con cuidado.

 



#1140 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8299 posts

Posteado 01 November 2017 - 08:59 PM

Ealthred
 

Con todos los preparativos hechos, abandonamos Whelun tras el desayuno y siguiendo el camino del norte comenzamos nuestro viaje hacia el Valle de la Sombra. Aunque el frío cada vez mayor no me afecta en lo más mínimo ya que voy cubierto con mi nueva capa, no puedo decir lo mismo de la nieve, la cual nos dificulta cada paso que damos y nos obliga a ir con más lentitud de la que esperaba. Tras varios días de marcha, en los cuales me paso la mayor parte del tiempo en silencio, por fin arribamos al Valle de la Sombra aunque nuestra llegada no es lo que esperaba ya que somos bienvenidos con una gran columna de humo proveniente de una zona no muy lejana a nuestra posición, sin lugar a dudas la guerra ya ha llegado a estas tierras y han comenzado los saqueos…

Aunque una parte de mi prefiere seguir adelante y limitarse a cumplir con el trabajo, no puedo negar que mis compañeros tienen parte de razón, además puede que así nos hagamos una idea de lo que está pasando y de con que nos toparemos más adelante. Aunque respondo a las palabras de mis compañeros moviendo la cabeza en señal de afirmación, no dudo en intervenir para que a partir de ahora quede claro nuestro modo de actuar en el Valle.

 

-A partir de ahora entramos en una zona de guerra y si queremos cumplir con nuestra misión debemos manejarnos con sutileza si no queremos meternos de lleno en una guerra que solos no podemos ganar -le digo seriamente a mis compañeros- Desde ahora no somos más que un grupo de mercenarios en busca de trabajo y si vais a actuar impulsivamente, antes contad hasta diez y habladlo con el resto así podremos hallar la mejor forma de proceder. Además, ocultad cualquier símbolo religioso que llevéis, no queremos que cualquier patrulla con la que nos topemos nos identifique a primera vista.

 

Acto seguido, me giró hacia el paladín. Aunque admiro el entrenamiento marcial y mágico de estos, también soy consciente de sus necesidades casi enfermizas de “hacer lo correcto” y de los problemas que eso acarrea.

 

-Aris, para que quede claro y luego no haya problemas entre nosotros: si tu idea de ayudar es por lo general lanzarte ciegamente a la carga sin importarte a quienes arrastras contigo ni cuantos enemigos tienes delante, pues dilo ahora así podremos tomar caminos diferentes -le digo al paladín- No tengo problema en ayudar a la gente y reconozco que los zhentarim son escoria, unos malditos tiranos sádicos de los que sería bueno librar al mundo, pero eso no significa que vaya a aceptar que alguien nos lleve a una muerte segura solo porque cree que es lo que “debe hacer”. Por eso, dime ¿en una situación difícil serás capaz de contenerte lo suficiente hasta que tracemos un plan o entrarás en combate sin importarte nada más?

 

Aunque en otras circunstancias mis palabras pueden parecer ser un reproche, siempre mantengo mi tono neutral dando así a entender que solo quiero saber a qué atenerme cuando llegue el momento. Mientras espero a la respuesta del paladín, desenfundo mi espadón y uso mi talento arcano para almacenar el poder de uno de mis conjuros en él, imaginando que cuando lleguemos a la aldea será muy probable que tengamos que recurrir al combate.

 

[Uso dos espacios de conjuro de nivel 2 para lanzar Toque vampírico y almacenarlo en el espadón.]
 
 

Ealthred
Filo del ocaso Nv7 / Campeón abjurador Nv2
Experiencia: 36962/45000

b8c9c80db3b09895bf7df6f700c5b280.jpg

Puntos de Golpe: 89/89
CA: 23; 13; 20

Aptitudes especiales:
-Armonía arcana (6/día) [6/6]
-Lanzamiento rápido (1/día) [1/1]

Dinero: 5295 po 4 pp 2 pc
Carga transportada: 96.5 lb (Carga ligera)
Ataque:
+14/+9 Espadón +1 de Piedra de Sangre (2d6+6+1 - 19-20/x2 - Cortante)
+14/+9 Martillo de guerra dgc (1d8+4 - x3 - Contundente)
+14/+9 Ronca dgc (2d4+6 - x3 - Perforante)
+13/+8 Daga (1d4+4 - 19-20/x2 - Cortante/Perforante)
+12/+7 Arco largo compuesto (Fue +4) dgc (1d8+4 - x3 - 110' - Perforante) (Flechasx20)

Armadura:
-Armadura completa de hoja oscura élfica dgc +1 (+9 CA - Máx. Des +2 - Pen. -3)

Conjuros:
-Nivel 0 (6/6): Perturbar muertos vivientes, Rayo de escarcha, Salpicadura de ácido, Toque de fatiga
-Nivel 1 (8/8): Contacto electrizante, Filo de sangre, Impacto verdadero, Resistir energía, Toque gélido
-Nivel 2 (7/7): Brinco dimensional, Invisibilidad rápida, Rayo abrasador, Rayo buscador
-Nivel 3 (3/3): Toque vampírico






A Bragol. Tus amigos te echan de menos.