Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Lord Treno parte I: Decisiones

fantasia literatura fantasia epica guerra

1 respuesta al tema

#1 Saratox

Saratox

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 350 posts

Posteado 19 April 2015 - 01:01 AM

Hola de nuevo, aquí con otro cuento y esta vez de los mas recientes, como los anteriores la historia se sitúa en el mismo mundo de mis novelas, este es el primero de cuatro cuentos, si tengo tiempo ya para dentro de unos días pondré algunos capítulos de mi novela, sin nada mas que decir disfruten la historia.
 
 
Decisiones
Lord Treno se horrorizo luego de oír el plan de su amigo, el rey William, no podía aceptarlo , aquello era un enorme sacrificio de almas inocentes , cientos de muertes solo para lograr un poco más de tiempo.
-¡Me niego!-grito Treno enfurecido, su voz resonó por toda la sala-¡Me niego rotundamente!-volvió a decir mientras negaba con la cabeza
William levanto la cabeza,  sus ojos rojos habían perdido su brillo, ahora estaban  cansados y apagados, su rostro demacrado, dormía poco desde que la guerra comenzó.
-Pues dime ¿qué otra cosa podremos hacer?-dijo con voz cansada y tono entristecido-Jamás quise llegar a esa decisión pero es lo único que podemos hacer, viejo amigo.
Las palabras de William golpearon a Treno, quien enfurecido golpeo la mesa con ambas manos, la madera crujió bajo sus puños cerrados. Ardía de impotencia, no podía aceptar que su amigo quisiera tomar semejante decisión.
El rey se sobresaltó ante el impulso de Treno, jamás lo había visto reaccionar así.
-¡Por favor piensa en lo que dices!-dijo suplicante-¡Las vidas que sacrificaras son las de mi ciudad y mi familia ¿Acaso no valen nada para ti?-exclamo para luego agachar la cabeza-Te pido que por favor busques otra manera, te lo pido como tu amigo, por favor busca otra manera-termino de decir al momento que levantaba de nuevo su mirada.
Ambos se miraron a  los ojos, en silencio como si cada uno pudiese ver el alma del otro, tratando de adivinar sus pensamientos.
El rey aparto la mirada y suspiro
-Es la única manera de evitar más muertes-dijo William  cansado-Si enviase parte de mi ejercito a defender  tu ciudad, dejaría desprotegida la capital y eso es algo que no puedo permitirme-hizo una pausa y luego volvió a mirarlo a los ojos-Lo siento amigo mío, pero eso es lo único que podemos hacer.
La indignación y la furia se hicieron presentes en el rostro de Treno, aquellas palabras destruyeron toda esperanza, se sintió abandonado.
-¡No puedes hacerme esto!-bramo enfurecido al momento que volvía a golpear la mesa.
Levanto su mano derecha y estuvo a punto de golpearlo, de romperle la cara y tumbarlo, ya había cerrado su mano y se preparaba para hacerlo, pero entonces se detuvo y en silencio abandono la sala, murmurando maldiciones e insultos. Sus enfurecidos pasos hicieron eco junto al tintineo de su armadura y arrastrando su larga capa negra abandono al rey.
William espero que Treno abandonase la habitación.
-¿Qué haré ahora?-se preguntó mientras se ponía de pie y daba la espalda al resto de la habitación para ver más allá del enorme ventanal.
Su mirada se dirigió al horizonte, halla afuera, en el sur su hermano Radox combatía contra los Caballero negros solo y sin ayuda, el resto de señores nobles se encerraron en sus palacios temerosos de salir a combatir, el único de todos los señores que respondió al llamado de las armas fue Treno, su viejo y confiable amigo. No puedo hacerlo  se lamentaba mientras observaba el lúgubre paisaje nocturno. La guerra estaba arrasando todo Lordein, sus opciones eran muy pocas y tenía que conseguir tiempo de cualquier manera, ninguno de los enemigos anteriores del reino se compraban al poder destructivo de los Caballeros Negros, ni siquiera los Elfos Oscuros o los invasores Dalacianos del este.
Le habían llegado informes de que los Caballeros Negros avanzaban por el sur masacrando todo cuanto a su paso y se acercaban cada vez más y más hacia la ciudad de Arril, la ciudad donde vivía la familia de Treno y de la cual el era señor, el ejército enemigo era superior a las fuerzas de la ciudad y William no estaba en posición de envirar refuerzos y gran parte de su ejército de perdió cuando su padre el anterior rey Ralnus Dragonei, fuese derrotado y asesinado cuando pensó que podría derrotar el solo a los Caballeros Negros , tampoco podía contar con la ayuda de Radox quien había partido desde Costa Dragón para darle su ayuda y ahora debía estar luchando desesperadamente contra el enemigo mientras intentaba llegar  a la capital, habían cometido un gran error en haber subestimado a los Caballeros Negros.
  Tendría que traicionar la confianza de su amigo, tendría que perder la ciudad de Arril. Sintió repugnancia de tan solo pensar aquello, Treno era uno de sus más grandes amigos y  quien en los últimos 3 meses había librado unas cuantas escaramuzas contra el ejército enemigo.
No había otra alternativa, condenaría  a una ciudad entera y traicionaría  su mayor amigo solo para conseguir más tiempo, para poder estar preparado para cuando decida el contraataque, aquel pensamiento lo estremeció, su primera decisión como rey condenaría a cientos de inocentes.
Volvió asentarse en su escritorio y agito la campana del mayordomo.
Casi al  instante apareció Félix, su  anciano mayordomo personal y confidente.
El anciano entro en la habitación, cerro la puerta y luego se inclinó ante su rey.
-¿Necesita algo su majestad?-pregunto, servicial como de costumbre.
William no dijo nada, tenía la mirada gacha, sus pensamientos no estaban claros.
Félix volvió a preguntar, entonces el rey hablo.
-Si-respondió con voz apagada, sin levantar la mirada-Tengo algo importante que decirte.
El mayordomo lo miro extrañado.
-¿Paso algo malo, señor? ¿Acaso se siente enfermo?
William tardo en responder, las palabras eran un nudo en su garganta, eran como un veneno que tendría que escupir, tenían un sabor amargo, un sabor que el odiaba.
-Envía mensajes a todos los señores del reino-le dijo levantando la cabeza, mirándole con sus cansado ojos-Diles que envíen un buen número de tropas lideradas por alguien capacitado, no me importa que no vengan en persona, solo con que envíen buenos hombres basta- término de decir, luego callo unos momentos.
-¿Qué haremos con la ciudad de Arril?-pregunto el aciano con cautela-El ejército enemigo se acerca cada vez más a la ciudad y esta no resistirá mas de 3 días.
El rey volvió a estar callado, la última pregunta de Félix produjo un enorme hueco en su alma, sintió un malestar en su estómago y en su pecho, no podía creer lo que estaba punto de hacer.
-Dejaremos la ciudad a su suerte-respondió apresuradamente mientras volvía a bajar la cabeza-No tenemos tiempo para enviar nuestras fuerzas en su auxilio, esperemos que los 3 días que resistan nos sirvan para organizar un ejército lo suficientemente grande para contraatacar-termino de hablar y tomo aire.
Félix lo miro sorprendido.
-Ya veo-murmuro el anciano, cauteloso-¿Tengo que hacer algo más?
Ante la última pregunta William lo miro directamente los ojos, entristecido y con expresión de impotencia.
-Evita que Treno se entere-dijo, en tono lastimoso, tratando de contener el llanto-Dile que ya envié un ejército de noche para defender su ciudad, esperemos  que nuestro engaño dure el tiempo suficiente para poner fin a la guerra-volvió a suspirar-Eso esa todo Félix, puedes retirarte.
En silencio, el mayordomo abandono al rey.
 Cuando Félix se fue William golpeo la mesa con furia, la madera crujió bajo sus pesados brazos, se puso de pie y dio un fuerte grito de impotencia y golpeo las paredes con su manos desnudas hasta sangrar. En su alma se abrió un gran vacío, la culpa lo devoraba por dentro, se sentía asqueado Perdona amigo mío  se repetía tratando de tranquilizar su consciencia.
Había traicionado a su amigo, había condenado a toda una ciudad, había tomado su primera decisión como rey.


Editado por Saratox, 25 April 2015 - 04:19 PM.


#2 HeroeSinNombre

HeroeSinNombre

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 1171 posts

Posteado 24 April 2015 - 08:17 AM

Sin entrar a valorar la historia, te aconsejo muy encarecidamente que revises la ortografía. Una cosa es que se te pase algún gazapo, sobre todo teniendo en cuenta que lo presentas en un foro simplemente por compartirlo, pero si hay demasiadas faltas puedes conseguir que la gente no lea más de dos líneas. Crea muy mal efecto.

 

Saludos!


Editado por HeroeSinNombre, 24 April 2015 - 08:17 AM.

Si te gusta la literatura fantástica, quizás te interese esto... http://earnil-laencr...logspot.com.es/

 




Responder



  



También marcado con fantasia, literatura, fantasia epica, guerra

A Bragol. Tus amigos te echan de menos.