Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Ciudad de Sombras(partida)


33 respuestas al tema

#1 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 18 March 2015 - 07:48 PM

Ciudad de Sombras

música de ambiente

 

El día ha sido largo, oscuro y lluvioso.

El agua golpea el suelo con fuerza, inundando las calles de agua y barro haciendo mucho peor la situación en la ciudad. A pesar de los esfuerzos de los alguaciles, no es raro ver algún que otro cadáver por la calle, blanco e hinchado, desprendiendo fluidos apestosos.

Por otro lado en cada esquina puede verse a algún peregrino o indigente morirse de frío, de hambre o de ambas cosas a la vez. El Rhin parece estar muy cerca de desbordarse, lo que provocaría muchas muertes y aun más perdidas.

La inquisición, por su parte, no se ha dejado ver en todo el día, lo cual preocupa a la gente; corren rumores de que están tramando algo.

La noche está a punto de caer y la lluvia aprieta más que nunca.

 

Carlos de Sevilla

 

Te encuentras en tu habitación en la posada del Puente Quebrado, justo en frente de la catedral.

El día no invitaba a salir así que decidiste no salir para no coger frío, o lo que sería peor, contagiarte de peste negra. Bien sabido es por todos que el frío y la humedad no ayudan precisamente a mantener la salud.

Estás asomado por la ventana, observando la lluvia caer y contemplando la vetusta figura de la catedral, en la que ya han empezado a encender las luces para preparar la misa de la noche.

Mientras estás absorto en tus pensamientos un se oye un poco de jaleo bajo tus pies, en la zona de la taberna. Te llama la atención, pero no tarda en cesar, así que no le das mayor importancia. Sin embargo al poco rato unos fuertes golpes se oyen en tu puerta.

-Abra en nombre de la Santa Madre Iglesia-grita una voz grave al otro lado de la puerta-. No nos haga derribar la puerta.

La ventana está abierta, aunque sería una caída larga.

 

Patrick Delane

 

Tu día ha sido un tanto monótono.

Debido a la constante lluvia te ha sido imposible salir a la calle a contar historias, por lo que no has podido ganar nada de dinero. En la taberna de Bernhardt, tampoco ha ido muy bien, ya que casi nadie ha ido a beber ni a comer. De todas formas tampoco es como si la gente últimamente estuviese dispuesta a gastar mucho dinero en cualquier cosa que no sea comida o medicamentos.

Dado que no tenías mucho más que hacer te has metido en una pequeña capilla en el barrio de los curtidores para refugiarte un poco de la lluvia y orar.

No se oye ningún ruido en el edificio a excepción de algún que otro susurro de un pequeño grupo de oración que reza el rosario. Por ello, al abrirse la puerta de entrada súbitamente, te giras a mirar sobresaltado.

En ella se encuentran cuatro hombres armados con espadas. Rápidamente les reconoces por sus vestimentas: son la inquisición. No tardas en cruzar miradas con el que parece su líder.

-Patrick Delane-dice con voz profunda-, queda arrestado en nombre de la Santa Madre Iglesia.

Hay una puerta al lado del altar por la que quizás podrías escapar.

 

Graff

 

Llevas todo el día caminando bajo la lluvia por las calles del mercado en busca de algo de comida que sisar, pero no se te ha dado muy bien, ya que sólo has conseguido un trozo de cecina de cerdo que ahora mismo compartes con Silver. Por si no fuera poco el hecho de que a penas hay comida, uno de los tenderos casi te coge.

Se está haciendo de noche y la cosa no parece que vaya a ir mucho mejor, así que te dispones a buscar algún sitio en el que refugiarte del frío y la lluvia. Debido al número de gente que ha muerto no es muy difícil encontrar una casa, sobre todo en el barrio de los curtidores.

Así pues llevas un rato merodeando por las desérticas calles cuando de repente Silver se gira y empieza a gruñir. Cuando te vuelves, tras de ti se encuentran dos hombres a los que no tardas en identificar como miembros de la Inquisición. Girándote hacia adelante de nuevo ves como otros dos salen de un callejón lateral y te cierran el paso.

-Graff-dice uno de ellos-, queda arrestado en nombre de la Santa Madre Iglesia.

Podrías intentar darles esquinazo por los laberínticos callejones del barrio, pero muchos de ellos no tienen salida.

 

Inquisidores:

Spoiler


Editado por BlackAbel, 18 March 2015 - 07:51 PM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#2 SteelFireBlood

SteelFireBlood

    Neonato

  • Miembro
  • PipPip
  • 226 posts

Posteado 18 March 2015 - 08:31 PM

(Leyenda)  

 

  • Diálogo
  • "Pensamientos"

 

Graff

 

 

"Odio estos días así. Es como si un ser superior estuviese pendiente de mí para hacer que todo me salga mal..." Pienso mientras me escabullo de la pequeña tienda en la que intenté robar y en la que el tendero casi me pilla in fraganti.

Hoy hace un día de perros. Estoy acostumbrado al frío, pero la lluvia es algo que no soporto. Incluso Silver, mi fiel lobo, se muestra arisco ante el panorama que se presenta.

Sólo he conseguido un mísero trozo de cecina, el cual comparto con Silver, como hago siempre. Él es la única familia que tengo desde que quedé huérfano siendo pequeño, por lo que tengo que cuidarlo como me cuidaría a mí mismo.

 

Dando vueltas por el mercado escucho el barullo de la gente. Parece que a estos no les importa la lluvia que cae del cielo. Veo de todo: hombres, mujeres, niños... y cadáveres. No puedo evitar sentir pena por ellos, la verdad. Yo vivo en la calle, pero al menos tengo todos los miembros de mi cuerpo funcionales, al menos de momento. Además, Silver siempre me hace compañía, y eso es de agradecer.

 

De pronto, giro una esquina, dispuesto a irme a cualquier casa vacía con tal de resguardarme de este maldito tiempo, cuando escucho a Silver gruñir. Me giro y empiezo a hablar.

 

-Tranquilo, amigo. ¿Por qué gru... - 

 

Apenas me da tiempo a terminar la pregunta cuando veo a dos hombres de la Inquisición, acompañados por dos más.

 

-Joder, ¿qué narices hacen aquí? - susurro.

 

Graff -dice uno de ellos-, queda arrestado en nombre de la Santa Madre Iglesia.

 

"No me lo puedo creer. ¿Me van a arrestar por robar un trozo de cecina?" - pienso mientras dirijo mi mano a la daga. A la vez, miro discretamente por los callejones del mercado. Podría escapar, pero Silver se vuelve más torpe cuando llueve, y no quiero que le pase nada. Finalmente, decido ceder ante sus órdenes. Alejo mi mano de la daga y, cruzando los brazos, tranquilizo a Silver.

 

- Gustosamente les acompañaré, señores. Pero antes, ¿podrían decirme de qué se me acusa? - pregunto con una sonrisa en la cara, usando mi mejor voz de actor.


"Si existe Dios, tendrá que rogar mi perdón" - Anónimo.


#3 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3548 posts

Posteado 18 March 2015 - 08:49 PM

Carlos de Sevilla

 

Hace poco que acabo de llegar a Colonia pero un brote de peste negra ha provocado el cierre de la ciudad y que casi se imponga una ley marcial…Estoy alojado en la posada del Puente Quebrado, un lugar céntrico en frente de la Catedral. Tengo una habitación cómoda y con buenas vistas a la Catedral ya que llueve a cantaros y el día no invita a salir he decidido quedarme.

 

Y se me ha ido la tarde pensando en el galimatías vital en el que me hallo, necesito reunirme lo antes posible con Adler, quiero hallar respuestas lo antes posible, debo cazar a alguien antes de que el me cace a mi… pero aun no conozco su identidad… Pienso cuales son los pasos que voy a llevar a cabo y analizo una vez más las pistas y pruebas buscando algo que haya pasado por alto, o una conexión que no haya visto antes… Cuando una voz al otro lado de la puerta dice: -Abra en nombre de la Santa Iglesia Madre. No nos haga derribar la puerta.

 

Miro la ventana abierta, pero sería una larga caída, por otro lado aún no se ha hecho de día, y descender o saltar por la ventana a una plaza tan concurrida no pasaría desapercibido, si huyo y me atrapan, parecerá que soy culpable de algo o que temo por algo. Así que digo en voz alta. En seguida abro la puerta, déjenme que vista. Me pongo mi armadura si no la llevaba ya, cuelgo el hacha de mi cinturón y escondo el juego de ganzúas en los pliegues de mi ropa. Tras lo cual abro la puerta y si mis sospechas no son infundadas debería encontrarme con algún oficial o miembro de la Inquisición u otra orden que quiere llevarme como un vulgar criminal, asi que con un tono decidido, altivo y muy seguro le digo;

 

-Buenas tardes tengan señores. Me llamo Carlos de Sevilla y me gustaría saber su nombre y los asuntos que les llevan a aporrear sin consideración alguna la puerta de mis aposentos. Deberían saber que soy un ilustre comerciante que goza de la protección y el beneplácito del Gremio, como así lo puede atestiguar el ilustre Adler Wolf. Estoy en Colonia para cerrar un importante acuerdo del que está al tanto el mismísimo  barón Ludwig o el obispo Dietrich. Hagan el favor de explicarse inmediatamente!

 

OFF: Haciendo uso de toda la manipulación de la que soy capaz, tono, mirada, porte y mensaje trato de hacerles creer que están tratando con una persona distinguida, ilustre e importante,  asi que hago uso de Manipulacio(Persuasivo)+Subterfugio



#4 pequezere

pequezere

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 16 posts

Posteado 18 March 2015 - 09:03 PM

Patrick Delane

 

Arrodillado en la fría capilla, entre los susurros de los que se han reunido para rezar, empiezo a recitar mentalmente mis oraciones:

 

"Señor, concédeme...

por cada tormenta, un arcoiris

por cada lágrima, una sonrisa

por cada..."

 

De repente, un portazo me sobresalta y me vuelvo a mirar. Cuatro hombres armados con espadas atraviesan el umbral, sus ropajes les delatan como miembros de La Inquisición.

Busco con la mirada al que parece liderar el grupo y le miro fijamente, colocando mi puño derecho -en cuya muñeca llevo enrollado mi viejo rosario- sobre el corazón.

 

-Patrick Delane-dice con voz profunda-, queda arrestado en nombre de la Santa Madre Iglesia.  

 


Mi cara muestra una sorpresa que no necesito fingir y, mirando disimuladamente hacia una puerta junto al altar y calculando mentalmente mis posibilidades de huir por ella, le respondo con mi encantadora voz.

-¿Y qué podría haber hecho este humilde siervo de Dios, para ofender a la Iglesia mi señor?- digo, rematando la pregunta con mi mejor reverencia.



#5 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 20 March 2015 - 01:14 PM

Graff

 

Los inquisidores se muestran algo contrariados por tu pacífica reacción, y luego algo indignados por tu pregunta. Sin embargo mantienen la compostura a la par que se van acercando a ti lentamente cerrándote todas las posibles vías de escape. Evidentemente saben hacer su trabajo.

Cuando están ya bastante cerca Silver suelta un ladrido amenazador, lo que hace que mantengan las distancias contigo, pero no sin dejar de rodearte. El que parece ser el líder se dirige a ti.

-Se le acusa de robo de reliquias sagradas-dice con voz autoritaria a la par que saca de su capa un pergamino envuelto en cuero para evitar que se estropee. Ante ti hay una orden de arresto firmada por el mismísimo arzobispo de Colonia: Dietrich II von Mors-. Será usted juzgado ante el Tribunal de la Santa Inquisición, juicio en el cual se podrá representar a sí mismo. Si se entrega usted pacíficamente, denos sus armas.

 

Carlos de Sevilla

 

Para tu sorpresa los inquisidores esperan tranquilamente a que les abras la puerta. Cuando la abres ante ti ve a dos hombres de rostro adusto y expresión autoritaria.

Tus palabras sorprenden un tanto a los inquisidores que durante un segundo se acongojan. Obviamente no son ajenos al poder de Adler Wolf ni de la liga Hanseática, pero su cara cambia radicalmente en cuanto nombras al arzobispo. El insquisidor que parece estar al mando extrae de un bolsillo un pergamino en vuelto en cuero y te lo planta delante de la cara. En él puedes leer una orden de detención a tu nombre por robo de reliquias sagradas firmada por el arzobispo Dietrich II von Mors. Ya has visto antes esa firma en algún que otro fuero de los mercaderes.

-Decidme; si tan amigo sois del arzobispo, ¿por qué iba a mandaros arrestar? Quizás deberíamos añadir a los cargos mentirle a un siervo de La Iglesia -comenta el inquisidor con una voz cargada de inquina-. Seréis juzgado ante el Tribunal de la Santa Inquisición, juicio en el cual se podrá representar a sí mismo. Entregaos pacíficamente y entregad vuestras, armas.

 

off: la tirada la has clavado en realidad(dos nueves y ninguna pifia), pero decir lo de Dietrich lo ha tirado por tierra.

 

Patrick Delane

 

Los inquisidores parecen saber perfectamente a que juego estás jugando y conforme tú empiezas a moverte ellos hacen otro tanto preparándose para correr tras de ti en caso de que intentes huir. Uno de ellos mira de forma autoritaria a los feligreses, que empiezan a abandonar la capilla. Calculas que dado que llevas menos peso que ellos, seguramente podrías llegar a la puerta antes de que te cazasen y más teniendo en cuenta la ventaja de espacio que tienes.

Uno de los inquisidores extrae un pergamino de su capa y empieza a leerlo.

>>Se acusa al trovador errante llamado Patrick Delane del robo de reliquias sagradas pertenecientes al Arzobispado de Colonia y por lo tanto a la Santa Madre Iglesia. Deberá ser arrestado y puesto bajo custodia de la Santa Inquisición a la espera de juicio.

Ilustre Arzobispo-Elector de Colonia Dietrich II von Mors.<<

Una vez leído el papel te mira a ti y luego a la puerta por la que pretendes escapar, para luego sonreírte. Casi se podría decir que está deseando que escapes solo para poder perseguirte.

-Entregad vuestras armas y claudicad sin oponer resistencia. Se tendrá en cuenta en el juicio.

 

off: aunque no lo han dicho, también tendrán en cuenta si huyes y no estás seguro de que detrás de la puerta haya una salida.

 

Burkhard Zimmermann

 

El día en los muelles ha sido poco más que interminable. Parece que todos los idiotas de la ciudad han decidido que hoy era un buen día para intentar colarse en un barco mercante de las maneras más absurdas, lo cual te ha hecho pasarte todo el día mojándote con la incesante lluvia.

Nunca es agradable mandar detener a gente que se muere de hambre, de frío o de la dichosa peste que asola la ciudad, por no hablar del riesgo que conlleva estar tan cerca de un foco infeccioso como ese.

Por suerte con la noche llega el cambio de turno, y ya le tocará a otro aguantar a los indigentes. Se comenta por las calles que esta noche habrá más revuelo del habitual, así que es una suerte poder volver a casa.

Sin embargo no tienes ni medio pie fuera de los muelles cuando ves a cuatro inquisidores, entre ellos Hans "el Oso" Ludolf. Es un agente veterano que la Inquisición tiene destinado en los muelles. Le has visto partir huesos como quien parte una rama seca.

Está hablando con un marinero que asiente, mira alrededor y te señala. Le conoces se llama Johannee, pero poniéndote en su lugar tu tampoco le mentirías al Oso.

-¡Eh!-grita Ludolf mirándote- Ni un paso Zimmermann, no me des motivos para partirte la cara. Estás detenido.

 

Inquisidor Ludolf

Spoiler

Editado por BlackAbel, 20 March 2015 - 01:17 PM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#6 SteelFireBlood

SteelFireBlood

    Neonato

  • Miembro
  • PipPip
  • 226 posts

Posteado 20 March 2015 - 02:22 PM

"Se están acercando...lentamente...pero se acercan. Quizá podría... no, es demasiado arriesgado. ¡Joder, estoy sin salida! A no ser..."

 

-Se le acusa de robo de reliquias sagradas. Será usted juzgado ante el Tribunal de la Santa Inquisición, juicio en el cual se podrá representar a sí mismo. Si se entrega usted pacíficamente, denos sus armas.

 

-¡Vaya! Conque reliquias sagradas, ¿eh? Pero que yo sepa, eso no se puede comer, ¿verdad Silver? - Dirijo una mirada a mi lobo mientras le acaricio la cabeza. 

 

Mientras hablo miro a los hombres que tengo delante de mí. Por un instante fugaz siento una pizca de miedo, más por perder a Silver que por el daño que pudieran hacerme, pero está claro que ya no puedo escabullirme y mucho menos luchar...

 

-Señores, me encanta la idea de que pueda defenderme a mí mismo en un juicio. Por supuesto me entrego pacíficamente pero... ¿no podría mantener mis posesiones y ser acompañado (hago énfasis en esto) EN TODO MOMENTO por Silver? Si ustedes lo prefieren, pueden ir dos delante de mí y mi compañero y dos detrás, para evitar problemas. Aun así, les doy mi palabra de que no haré ninguna tontería - (hago si no me equivoco una tirada de carisma y persuasión. Si me he equivocado, hacedmelo saber, porque sólo así aprenderé).


"Si existe Dios, tendrá que rogar mi perdón" - Anónimo.


#7 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3548 posts

Posteado 20 March 2015 - 04:08 PM

Carlos de Sevilla
 

-Decidme; si tan amigo sois del arzobispo, ¿por qué iba a mandaros arrestar? Quizás deberíamos añadir a los cargos mentirle a un siervo de La Iglesia -comenta el inquisidor con una voz cargada de inquina-. Seréis juzgado ante el Tribunal de la Santa Inquisición, juicio en el cual se podrá representar a sí mismo. Entregaos pacíficamente y entregad vuestras, armas.

 
Tomo la carta en mis manos y la revisare atentamente tratando de verificar la autenticidad de la misma. Luego en un tono ofendido me dirigiré al oficial. -No me cabe ninguna duda de que esto es un malentendido y una confusión. Puedo conocer su nombre? Pueden inspeccionar mi habitación si les place, mientras yo redacto una breve nota al Gremio de Comerciantes y a otras personas importantes que seguramente querrán saber porque no voy a poder atender los negocios y acuerdos que estamos tratando de llevar a cabo, por si no fuera bastante con la peste ahora esto...!. Así que redacto una escueta nota a Adler.
 
OFF Hare uso de mis dotes persuasivas / manipulación
 
Estimado amigo Adler,
 
La Inquisición me acusa de un crimen que no he cometido, necesito de su ayuda. Si necesita algo adicional hable con el mercader de telas conoce el nombre de mi familia.
 
Tras lo cual entregare mis armas, y a la salida de la posada entregare la nota al posadero junto a unas monedas, indicándole que se le entregue en persona a Adler, que una vez que lo haga el también le pagara.



#8 pequezere

pequezere

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 16 posts

Posteado 21 March 2015 - 12:40 PM

Patrick Delane

 

Veo cómo uno de los inquisidores saca un pergamino y escucho atentamente mientras lo lee en voz alta. 

>>Se acusa al trovador errante llamado Patrick Delane del robo de reliquias sagradas pertenecientes al Arzobispado de Colonia y por lo tanto a la Santa Madre Iglesia. Deberá ser arrestado y puesto bajo custodia de la Santa Inquisición a la espera de juicio.

Ilustre Arzobispo-Elector de Colonia Dietrich II von Mors.<<

 

Tras mirar a la puerta y sonreírme, me doy cuenta de que sospecha que estoy planteándome huir. Mierda, se ha dado cuenta... En fin, quizá sólo sea una sacristía sin salida. Sería mucho peor que me hubieran acorralado allí. Devuelvo la sonrisa al hombre y digo.

-Por supuesto, buen hombre, faltaría más. Es evidente que se trata de una triste equivocación, como sin duda demostrará el juicio. No poseo más que lo que llevo conmigo, como véis no es gran cosa.-

 

Cuidadosamente, desabrochó el cinturón con mi espada y se lo tiendo. Rebusco después entre mis ropas y le ofrezco también el cuchillo por la empuñadura.

-¿Vamos pues?-



#9 Kadwy

Kadwy

    Full metal engineer

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2215 posts

Posteado 22 March 2015 - 07:46 PM

Burkhard Zimmermann


Después de uno de mi peores días de trabajo de los últimos años, cansado y mojado a mi mente le cuesta procesar las palabras del inquisidor Ludof.
-¿Detenido?¿Yo?-
Estupefecto, no comprendo por qué motivo podría detenerme la inquisición si nunca he hecho nada para molestarles, siempre he dejado al cabrón de Ludolf actuar. Con los asustos de la santa inquisición siempre es mejor no entrometerse y mirar para otro lado. Aunque me temo que esta vez no podré hacerlo.
-¿Y se puede saber de que se me acusa?-

[Después de que me digan los cargos acompañaré al inquisidor, pero antes daré orden a cualquiera de los presentes de que avise a Her Brauer]

_Fondo_1_MM_-_p_.jpg?sbsr=18cd60024768e9


#10 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 24 March 2015 - 01:52 PM

Graff

 

El inquisidor enarca una ceja y te mira con sorpresa.

-¿De verdad creéis que a donde os llevamos puede entrar ese perro-lobo vuestro? Si queréis os puede acompañar hasta la puerta de la catedral y esperad a que salgáis como buen chucho que es-dice con sorna. Sus compañeros ríen entre dientes, pero jurarías que no es del apelativo que ha dedicado a Silver, sino ante la idea de que seas liberado-. Os lo repito por última vez: entregad las armas y venid pacíficamente o nos veremos obligados a deteneros por la fuerza.

Sus compañeros cortan la risa rápidamente y notas como empiezan a apretar las las manos levemente a la empuñadura de sus espadas. Sus actos no pasan inadvertidos a Silver, que empieza a gruñir enseñando los dientes.

 

(off: si sigues sus ordenes, sigue como si estuvieses en el grupo de abajo. Si no, postea lo que haces)

 

Carlos, Patrick y Buckhard(+Graff)

 

(Parte individual, pero común para todos)

Para vuestra sorpresa la Inquisición se comporta de forma bastante educada con vosotros y os permite hacer todos los trámites que les exigís sin oponerse. Por el camino os escoltan en formación de rombo, pero sin usar la fuerza en ningún momento. Por tal y como proceden casi se podría decir que su reputación es infundada.

No tardáis en averiguar que os conducen hacia su sede, la catedral de Colonia. Al poco tiempo de marcha veis el gigantesco campanario que se alza hacia el cielo como una oscura punta de lanza. A pesar de que la catedral lleva en proceso de construcción más de 200 años su figura no deja de ser imponente y aterradora hasta cierto punto en un día como hoy.

En cuanto os incorporáis a la avenida principal que lleva hacia la catedral os encontráis con otros grupos de inquisidores que igualmente escoltan presos.

(Parte grupal)

Al llegar a la plaza de la catedral os encontráis que los alguaciles y la inquisición han construido una especie de muro con sacos de arena y cascotes, probablemente para evitar una posible inundación, aunque es más alto de lo que cabría esperar y diríais que sobran las estacas.

Da la sensación de que se preparan para un asedio más que para un desbordamiento del Rhin.

Las puertas de la Catedral de San Pedro y Santa María se abren a vuestro paso mostrándoos un interior gigantesco iluminado por cientos de velas, que crean un ambiente ciertamente tenebroso. El incienso inunda la estancia haciendo que sea prácticamente imposible respirar sin percibir su olor. Un grupo de feligreses se encuentran rezando el rosario dirigidos por un cura, que os mira con recelo cuando pasáis a su lado.

Al fondo, en el altar mayor una figura, que reconocéis como el arzobispo Dietrich, os aguarda acompañada por otra persona que parece ser un médico de la peste. En cuanto estáis a unos pocos pasos de él, levanta la cabeza y os mira con furia. Le habíais visto alguna que otra vez, tanto en la ciudad como en misa, y el aspecto que tenía era bastante mejor. Ha perdido unos cuantos kilos, su rostro se ha vuelto muchísimo más pálido y no recordabais que tuviese tantas arrugas.

-Así que vosotros sois los saqueadores-dice con voz vacilante, aunque cargada de rabia-. Llevadlos a los calabozos, serán juzgados antes de medianoche.

Respondiendo automáticamente a las ordenes del arzobispo, los inquisidores os conducen por una puerta lateral que en la que se puede leer en latín "Aquí esperaremos pacientes tu gloriosa Segunda Venida".

No tardáis en comprobar que al sitio a donde os conducen es a la cripta de la catedral. Una vez allí, abren una de las rejas que da a la tumba del que en vida seguramente fue un noble caballero... o al menos muy rico. Una vez estáis dentro cierran tras vosotros.

 

(off: ahora podéis conoceros o hacer un pasapalabra)

Spoiler

Editado por BlackAbel, 24 March 2015 - 01:54 PM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#11 mik

mik

    Sauron, Senor de Mordor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 3548 posts

Posteado 24 March 2015 - 02:20 PM

Carlos de Sevilla

 

Los inquisidores me conducen a la catedral de Colonia un edificio de imponente estructura, que no termina de acabarse nunca, y se reinventa con cada añadido. La catedral esta circunvalada por un muro de sacos y cascotes, alto y con demasiadas estacas… es difícil saber la finalidad del mismo, quizá proteger la Catedral de una inundación, pero el hecho de que haya estacas clavadas me hace pensar que quieren evitar que la gente entre, quizá algún tipo de alzamiento o motín. No sería raro tampoco, hay hambre en colonia, la peste castiga con rigor a los más pobres y las autoridades nada hacen…

 

Constato con sorpresa que otros grupos de Inquisidores escoltan hasta  cuatro personas más en mi misma situación. Y somos todos llevados ante el arzobispo que nos despacha sin miramientos, puedo leer en sus ojos que ya nos ha declarado culpables… Vamos a ser juzgados a la medianoche…

 

Nos meten a todos en el calabozo así que haciendo gala de mi educación decido presentarme.- Me llamo Carlos de Sevilla y soy un comerciante español que estaba tratando algunos asuntos económicos en la ciudad cuando este…  ejem… inoportuno incidente se ha cruzado en mi camino. Me han acusado de robar reliquias sagradas… pero lo más llamativo es que no han tratado si quiera de registrar mis aposentos o buscarlas, sinceramente sospecho que hay algo más detrás de todo este juicio…



#12 SteelFireBlood

SteelFireBlood

    Neonato

  • Miembro
  • PipPip
  • 226 posts

Posteado 24 March 2015 - 03:50 PM

Graff

 

-De acuerdo, señores. Aquí tienen mis armas. Eso sí, si veo cualquier movimiento en falso por su parte, no dudaré en azuzar a Silver para que les arranque la garganta de un mordisco. ¿Está claro?- digo mientras les entrego mis armas a los inquisidores.

 

Los cuatro hombres nos guían a mí y a Silver a la catedral de Colonia. Por suerte no hubo ningún tipo de problema por su parte, cosa que me tranquilizó. "Si llego a tener que enfrentarme con ellos no habría tenido ninguna posibilidad. Cuatro contra dos, y yo sin mis armas a mano..."

 

Una vez llegamos a la catedral, acaricio a Silver en modo de despedida. -Tranquilo, chico. Volveré mañana por la mañana. Tú ve y busca algo de comer para ti, y busca sitio donde refugiarte. Mañana por la mañana vuelve aquí y nos encontraremos de nuevo- le digo mientras Silver me mira con cara curiosa.

 

Una vez entramos, me fijo en que hay tres personas más que van escoltados de la misma forma que yo. "¿Qué habrán hecho para que les arresten?". También veo al obispo, mucho más desmejorado de lo que recordaba, acompañado de un médico de la plaga.

 

-Ojalá te mueras, cabrón...- susurro.

 

De repente, el obispo se dirige a nosotros. No puedo evitar pensar que me ha escuchado.

 

 

 -Así que vosotros sois los saqueadores-dice con voz vacilante, aunque cargada de rabia-. Llevadlos a los calabozos, serán juzgados antes de medianoche. 

 

Dicho esto, nos dirigen a los cuatro a las criptas. Cuando entramos, uno de ellos empieza a hablar.

 

 

- Me llamo Carlos de Sevilla y soy un comerciante español que estaba tratando algunos asuntos económicos en la ciudad cuando este…  ejem… inoportuno incidente se ha cruzado en mi camino. Me han acusado de robar reliquias sagradas… pero lo más llamativo es que no han tratado si quiera de registrar mis aposentos o buscarlas, sinceramente sospecho que hay algo más detrás de todo este juicio…

 

-Encantado. Yo soy Graff. A mí también me han acusado del robo de esas reliquias. Es verdad que no soy más que un ladronzuelo, pero casi nunca robo aquello que no se puede comer. ¿De verdad estos anormales se creen que si les hubiese robado las reliquias seguiría viviendo en la calle con mi lobo? Aquí hay algo que no me cuadra...-

 

"¡Vaya, un comerciante! Seguro que tiene dinero y mercancías, y grandes cantidades de comida... Quizá pueda sacar algo de provecho de esto después de todo..." pienso sin poder evitar sonreír levemente.


Editado por SteelFireBlood, 25 March 2015 - 08:43 AM.

"Si existe Dios, tendrá que rogar mi perdón" - Anónimo.


#13 pequezere

pequezere

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 16 posts

Posteado 25 March 2015 - 12:41 PM

Patrick
 
Me sorprende lo agradables que se muestran los hombres conmigo una vez que he entragdo mis armas, si bien me escoltan como si fuera peligroso. Pronto diviso la catedral y varios grupos que escoltan a otros como yo. Parece que no soy el único, pienso.
La plaza ha sido fortificada con barricadas y estacas ¿acaso esperan un ataque?, qué extraño. Por fin llegamos ante el arzobispo, quien parece visiblemente desmejorado y nos despacha rápidamente.

-Así que vosotros sois los saqueadores-dice con voz vacilante, aunque cargada de rabia-. Llevadlos a los calabozos, serán juzgados antes de medianoche.

 
No puedo evitar fijarme en el detalle: no somos encerrados en una celda, sino en una especie de tumba. No parece una perspectiva muy halagüeña...
Dos de los prisioneros que están en mi misma habitación se presentan -uno afirma ser un comerciante, mientras que el otro admite ser un ladrozuelo- y confirman mis sospechas: todos hemos sido traídos aquí con las mismas acusaciones vagas...
 
-Saludos, caballeros. Mi nombre es Patrick Delane, humilde trovador. Parece que todos hemos sido blanco de las mismas acusaciones que, por otra parte, no parecen muy... "precisas".-
Tras decir esto me dirijo directamente al hombre que se ha presentado como Graff -Me temo que estáis en lo cierto, todo esto parece realmente extraño ¿verdad?-

Editado por pequezere, 25 March 2015 - 12:44 PM.


#14 Kadwy

Kadwy

    Full metal engineer

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2215 posts

Posteado 25 March 2015 - 08:46 PM

Burkhard Zimmermann

El inquisidor y sus perros de presa me escoltan amablemente hasta su sede, una extrañamente fortificada catredal de Colonia. Entiendo los sacos de arena ... [i]"¿Pero esas estacas? No cre oque la desesperación de la gente haya llegado al punto de querer atacar a la sede de la sante inquisición.

Otras tres desgraciadas almas han sido llevadas a la catredal al mismo tiempo que yo y nos encierran a todos en las mazmorras acusado, al parecer, del mismo delito. Mis tres compañeros de destino se pesentan uno de trás de otro y demuestran estar igual de confusos que yo. Sin embargo, y a pesar de estar detenidos por la inquisicion, todos pareceen estar bantante tranquilos. O al menos no han entrado en pánico.

-Mi nombre es Burkhard. Parece que todos estamos aquí por el mismo tema. Y por muy inocentes que seamos va a ser muy dificil convencer a la inquisición. Yo no me haría muchas ilusiones de salir de aquí ... con vida.-

Sólo me queda esperar a que mi amigo Franz obre un milagro. Si no, habrá que buscar la forma de salir de aquí antes de la medianoche.

_Fondo_1_MM_-_p_.jpg?sbsr=18cd60024768e9


#15 SteelFireBlood

SteelFireBlood

    Neonato

  • Miembro
  • PipPip
  • 226 posts

Posteado 25 March 2015 - 09:25 PM

Graff

 

Una vez nos hemos presentado, mis temores se hacen realidad. Aquí ninguno de nosotros sabemos por qué estamos aquí...

 

De repente, uno de ellos se dirige a mí

 

-Me temo que estáis en lo cierto, todo esto parece realmente extraño ¿verdad?- 

 

-A decir verdad, tenía una ligera idea de ello. Es extremadamente sospechoso que venga la inquisición a detenernos cuando yo, por ejemplo, intento mantenerme lo más alejado posible de la Iglesia...- digo mientras apoyo mi mano en mi barbilla.

 

El último de nosotros en hablar dice algo que me llama la atención, lo cual me hace pensar a toda prisa.

 

...por muy inocentes que seamos va a ser muy dificil convencer a la inquisición. Yo no me haría muchas ilusiones de salir de aquí ... con vida.-

 

-Querido compañero, me gustaría saber a qué te dedicas. Si te fijas, eres el único que no nos ha contado en qué invierte su tiempo. Sin embargo, eso que dices...Salir de aquí... No lo había pensado. ¿Qué os parece si planeamos algo en caso de que las cosas se nos pongan negras como el ano de un mandril?- digo riendo. 


"Si existe Dios, tendrá que rogar mi perdón" - Anónimo.




Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.