Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

The Breath of Darkness [partida]

Rol Rol por foro partida terror MdT

33 respuestas al tema

#1 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 16 September 2014 - 05:42 PM

The Breath of Darkness

 
"Darkness of slumber and death, forever sinking and sinking."
Henry Wadsworth Longfellow, Evangeline (1847)
música de ambiente
sonido ambiente (reproducidlo al mismo tiempo que la música)
 
12.11 A.M., 23 de Octubre de 1983, Maine, Bahía de Gouldsboro.
 
La vieja mansión de los Bedemand, ahora reconvertida en pensión os acogió a todos durante la densa tormenta, habitual en esta época del año. La antigua residencia, situada en la cima de una pequeña colina en la costa de la Bahía de Gouldsboro, de por sí suele tener un aspecto bastante tenebroso, pero esta noche es especialmente sombrío. No se oye más ruido que el de la lluvia contra el suelo y en la superficie del estanque.
Del cercano y verde bosque a penas proviene un solo ruido y la oscuridad que alberga parece estar observándoos atentamente. Quizás un vestigio evolutivo, o quizás las pequeñas alimañas que habitan el lugar.
Las densas nubes de tormenta no dejan pasar si quiera un leve rayo de luz de luna que ilumine el entorno. La ausencia de luz solo se ve rota por los destellos puntuales de algún que otro relámpago y por las luces provenientes de la mansión.
Es una noche en la que una madre tendría que mirar bajo la cama de su hijo para asegurarse de que no hay monstruos.
Una de esas noches en la que la gente recorre los pasillos oscuros sin mirar atrás por miedo a lo que pueda haber.
Una noche en la que la oscuridad parece respirar y tener vida propia.
 
Alton Wein
 
El día ha sido horrible, no ha parado de llover en ningún momento, y eso te pone de mal humor. Te recuerda a tu etapa en las calles, a esas noches en las que te escapabas de casa y tenías que dormir en algún portal frío y húmedo. Por suerte la compañía de Shae es muy grata y te hace olvidar pronto todas esas sensaciones en la cama.

La pensión Bedemand, a pesar de su aspecto algo sobrecogedor y ser uno de los edificios más viejos que has tenido el "placer" de visitar, es un de los sitios más confortables en los que has tenido el gusto de alojarte. La dueña, la señora Gent, a pesar de lo que se podría pensar de su aspecto de vieja amargada, os ha tratado bastante bien y con mucha discreción. Tuvo la deferencia de recibiros cuando no había nadie cerca y os subió la cena(la cual estaba deliciosa) al dormitorio para que nadie te reconociese y te viese en compañía de Shae.

A pesar de que tú sueles tener unos hábitos especialmente nocturnos caes dormido rápidamente después de "yacer" con Shae en repetidas ocasiones.

Estás soñando con la obtención del campeonato de la WWF después de derrotar a Weyst Jones. Tienes el cinturón en tus manos, brillante y enjoyado, pero aún más gratificante es ver derrotado a tu viejo rival a tus pies. De repente la oscuridad empieza a bañarlo todo.

El cinturón se vuelve negro como el alquitrán y se derrite en tus manos. De hecho todo lo está haciendo, incluido Weyst cuya cara se fusiona con el líquido negruzco que ya te llega hasta las rodillas. Su rostro se va deformando poco a poco hasta convertirse en una cara andrógina cuya boca es enorme y te sonríe con crueldad.

Esta se va abriendo poco a poco y se dispone a engullirte...

Pero justo en este instante un ruido te despierta de tu pesadilla...

 

(continua en todos)

 

Abraham Cole

 

El viaje desde Inglaterra ha sido devastador. Los hábitos horarios de Estados Unidos son bastante distintos a los de las Islas y aún no has conseguido superar el llamado jetlag.

Para tu sorpresa, el estado de Maine puede llegar a ser incluso más lluvioso que tu país natal y, durante todo el trayecto en tu lujoso coche, te acompaña una densa lluvia que hace trabajar a los limpia-cristales a toda velocidad para permitirte ver la carretera.

Con la noche encima y con una tormenta que no paraba de empeorar, decidiste parar en la pensión Bedemand.

Aunque la enorme mansión daba una impresión bastante lúgubre, resultó ser un sitio bastante acogedor. La señora Gent, la dueña, te recibió con una educación digna de una dama británica y se mostró muy contenta cuando le dijiste que venías de Gran Bretaña.

La cena, aunque exquisita ha sido muy copiosa, al estilo de estadounidense, y junto a tu desajuste horario, no te deja dormir bien.

En vista de tu falta de sueño, te encuentras tumbado en tu cama leyendo un artículo sobre el nuevo modelo de motor que ha diseñado tu empresa y que empezará a instalar en sus deportivos de más alta gama. Has pensado que sería lo más productivo ya que deberás conocerlo muy bien para tu próxima reunión de trabajo.

Mientras estás leyendo por quinta una interminable línea sobre el funcionamiento del cigüeñal que apenas eres capaz de comprender, una sensación extraña empieza a invadir tu cuerpo que finalmente desemboca en un escalofrío que te recorre la espalda entera lentamente.

Es como si alguien te estuviese mirando fijamente. Un impulso te hace pensar en la ventana, donde la lluvia repiquetea, pero algo dentro de ti no te deja mirar hacia allí, como si temieses lo que pueda haber.

Tu pulso se va acelerando y la tensión va creciendo hasta que un ruido resuena por toda la pensión.

 

(continua en todos)

 

John Fillmore

 

Esta noche es una de esas en la que maldices la hora en la que se te ocurrió dejar los estudios.

Te llamaron de la pensión Bedemand a las 6 de la mañana, cuando aun no te habías terminado el café y ni siquiera te había dado tiempo a mirar el resultado del último partido de "tus" Patriots. El año pasado fueron derrotados en primera ronda de play offs y este año parece que la cosa no va mucho mejor. Tuviste que vestirte todo lo rápido que te dejó la pierna e ir a por el chico que todavía llevaba las sábanas pegadas a la cara. Para rematar está lloviendo de una forma tan copiosa que solo recuerdas haber visto una tormenta peor en Vietnam. Y no mucho peor, solo un poco.

Después de una instructiva charla a Mike de a que hora se despierta un hombre de provecho, llegaste a la vieja pensión, en cuya puerta ya te estaba esperando la señora Gent con una cara propia de alguien que se ha pasado toda la noche oliendo amoniaco. Y eso ha sido lo mejor del día.

El resto de la jornada te lo has pasado agachado debajo de uno de los fregaderos que ha estallado en la cocina. Has tenido que luchar contra las tuberías y válvulas de plomo por conseguir que el agua salga con presión en la tercera planta sin que estalle algún empalme en la primera. Tu rodilla empieza a resentirse y el cansancio empieza a crisparte los nervios. Sin embargo sabes que como no termines este tramo de trabajo hoy, mañana tendrás que empezar desde cero.

Actualmente estás terminando de apretar el nuevo codo del fregadero rezando porque no te explote en la cara, supervisado atentamente por la señora Gent que te mira con cara de pocos amigos después de que le hayas informado de que tendrá que cambiar toda la instalación más temprano que tarde.

Poco a poco te va acudiendo a la nariz un olor bastante malo. Al principio piensas que puede ser que venga de los desagües, pero descartas esa idea rápidamente pues va empeorando demasiado para ser simple mierda.

Aunque te es muy familiar, no consigues identificarlo, pero terminas por darte cuenta de que es olor a cadáver putrefacto. Un olor que experimentaste años atrás en la guerra y que rezabas por no volver a percibir.

Los recuerdos acuden a tu mente y te entran arcadas. Por un instante el espacio de debajo del fregadero se te antoja minúsculo y empiezas a sentir que te asfixias, así que luchas por salir de debajo.

Justo cuando lo haces, un ruido terrible se oye en la habitación de al lado.

 

(continua en todos)

 

John Hicks

 

El día se te ha hecho eterno.

Sabiendo que el camino era bastante largo decidiste despertarte temprano para llegar a Bucksport antes de que anocheciese, pero tu viejo ford tenía otros planes y decidió pararse justo a mitad de camino entre Milbridge y Harrington. El día que más has visto llevar en toda tu vida.

Decidiste pararte a intentar arreglarlo tu mismo, pero fuiste incapaz de dar con el problema, así que no te quedó otra que intentar llegar a Harrington, donde recordabas haber visto un taller mecánico, haciendo autostop. Quizás por tu aspecto, o quizás porque ya no quedan buenos samaritanos nadie te recogió y tuviste que hacer todo el camino a pie.

Por suerte el mecánico te atendió rápidamente. No tardó en llevarte al coche y no le llevó mucho tiempo arreglar el problema, pero para cuando pudiste ponerte en marcha ya se estaba haciendo de noche.

Resignado, cogiste primer desvío en el que ponía "Pensión Bedemand" para pasar la noche allí, especialmente por la tormenta.

La señora Gent, te recibió amablemente y te dio una buena sopa caliente y te proporcionó una manta muy cálida para evitar un posible resfriado.

Más que agotado por el viaje, te dispones a comer la sopa que te han dado. De entrada está deliciosa, pero al tercer sorbo, notas algo raro. Es como una especie de sabor salado que no acabas de identificar, pero no le das mayor importancia y sigues bebiendo. El siguiente sorbo es bastante peor, el sabor que no identificabas ahora es muy claro: sangre. Escupes lo que tenías en la boca, que tiene un color sanguinolento. Cuando bajas tu vista hacia la sopa la ves de color carmesí y rápidamente acudes al lavabo a limpiarte la boca una y otra vez con tu cepillo de dientes hasta que eliminas el sabor. 

Sin embargo, cuando coges el tarro, más que dispuesto a llevarlo abajo y poner una reclamación a la dueña, descubres que es sopa normal y corriente. Tanto la que hay en el tazón, como la que has escupido, es sopa de verduras sin más.

Contrariado y ensimismado contemplas la sopa largo rato buscando alguna explicación, hasta que un terrible ruido te saca de tus pensamientos.

 

(continua en todos)

 

Emma McDylan

 

Llegaste a primera hora de la tarde a la pensión Bedemand. El edificio tiene un aspecto ciertamente inquietante, especialmente acentuado por el entorno en el que se encuentra.

La señora Gent fue muy amable contigo y, tal y como le pediste, te reservó una habitación aislada en la tercera planta con vistas a la Bahía. Tu habitación es un poco más pequeña de lo que estás habituada pero al mismo tiempo es bastante acogedora y tiene un escritorio justo debajo de la ventana en el que irá tu máquina de escribir.

Después de tomarte el té en el comedor mientras contemplabas la lluvia golpear la ventana, decidiste subir a escribir un poco, quizás algo de terror al estilo de Agatha Christie. Empezaste a leer su última obra, Un crimen dormido, en la cual sale tu personaje favorito Miss Marple, en busca de algo de inspiración. A pesar de haberla leído varias veces, la novela no tarda en atraparte y pasas el resto del día atrapada entre sus páginas. Llegada la noche, decides no bajar a cenar, pues el libro te tiene totalmente enganchada.

Cerca de la medianoche, terminas el libro y te dispones a dormir, pero antes de que puedas conciliar el sueño oyes lo que parece ser una risa. No le das mucha importancia y esperas que no te hayan tocado unos vecinos con niños en la habitación de al lado. Pero la risa se vuelve a repetir, esta vez mucho más clara. Te levantas y pegas el oído a la pared, pero la risa se repite y no viene de ahí.

Vuelves a escuchar una carcajada, alta y clara, proveniente de todas partes y esta vez otras muchas voces, le hacen coro. Son la voces de tus compañeras; las niñas del colegio que se metían contigo y te discriminaban.

Están en todas partes, no te puedes librar de ellas. Te tapas los oídos con la almohada, pero eso solo hace que se oigan más altas aun. Desesperada enciendes la luz dispuesta a salir corriendo de la habitación, pero en cuanto lo haces las voces desaparecen.

Superada por la situación empiezas a llorar. Está claro que ha sido una de tus alucinaciones. Con algo de suerte este "retiro espiritual" te servirá para librarte de ellas.

Bastante más tranquila, decides apagar la luz para volver a dormir, pero otro ruido, esta vez muy real e identificable, llega a ti.

 

(continua en todos)

 

Todos

 

Un ruido inmenso resuena por toda la mansión, casi haciéndola vibrar. Está claro que es una mujer gritando de espanto. Su voz no tarda en volver a oírse con la misma fuerza:

-¡Está muerta! ¡Está muerta!

 

-off: la pensión tiene cuatro plantas, una de ellas un ático cuyo acceso está restringido por una pesada puerta. También tiene un sótano, en el que pasa lo mismo que en el ático (a John Fillman le han dicho que ahí solo hay la caldera de la calefacción). El edificio tiene 15 habitaciones para huéspedes(no todas están llenas), un hall, un comedor y cocina-despensa.

Spoiler

Editado por BlackAbel, 16 September 2014 - 06:31 PM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#2 Caballerodragon

Caballerodragon

    Señor de Drogon

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4206 posts

Posteado 16 September 2014 - 06:44 PM

Abraham Cole

 

Con toda la tensión acumulada del momento, el grito, casi hace saltarme el corazón por la boca. Me quedo un momento en silencio y quieto como una estatua, esperando oír algo mas.

 

-¡Está muerta! ¡Está muerta!

 

Rápido, pero intentando no hacer ruido, aun con el miedo en el cuerpo, me pongo unas zapatillas de andar por casa que llevaba en al maleta. Me aproximo a la puerta y la entre abro, mirando por la pequeña apertura al pasillo. Esperaba algún tipo de movimiento, una luz, o algo. Pero sin mucha dilación, decido salir al pasillo, bajar las escaleras, y acercarme al hall para preguntar si todo iba bien.



#3 Aragorn

Aragorn

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 708 posts

Posteado 16 September 2014 - 11:18 PM

John Hicks

 

El día no prometía nada especial, pero ha terminado siendo una mierda, la vieja lata de Ford que tengo dijo basta y me dejó tirado a mitad de camino de mi destino y no tuve más remedio que deshacer parte del camino andando hasta llegar a un taller que ví hace unos kilómetros para pedir ayuda. Y para colmo en mitad del maldito Diluvio Universal, de remate, la reparación me costó un riñón pero no tenía otra opción.

 

-Que asco de día-pienso malhumorado mientras bebo la sopa que me ha traído la anciana a mi habitación, a primera vista parecía ser una seca, pero por contra ha resultado ser bastante amable.

Anochecía y estaba reventado así que aunque la casona no era agradable a la vista, decidí parar a descansar.

 

La sopa no estaba mal, algo caliente ahora mismo me venía a las mil maravillas, pero algo extraño pasaba, el sabor cada vez me parecía más raro y desagradable. Al mirar el líquido, no puedo más que escupir en el acto y mirar con asco el tazón de sangre que tengo ante mi.

 

Me lanzo por el cepillo de dientes y froto con fuerza la lengua y enjuago la boca hasta quitarme el sabor a sangre-¿esta mujer quiere matarme o qué?-hablo ofuscado a la habitación sin respuesta.

 

Encolerizado y con la clara idea de poner a la abuela en su sitio junto con una buena reclamación, me dispongo a recoger con desagrado el tazón para llevarselo, pero la sorpresa es mayúscula cuando veo que la sangre ahora es un templado caldo de verduras. Aún con los ojos como platos preguntándome qué demonios está pasando escucho a través de mi puerta un desgarrador grito de mujer.

 

Sin perder un segundo, dejo el tazón y salgo de la habitación corriendo en dirección al grito.

 

 

 

 


"He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir...".

#4 MH2

MH2

    Neonato

  • Miembro DLAN
  • PipPip
  • 249 posts

Posteado 16 September 2014 - 11:59 PM

Emma McDylan

 

Llegué a la pensión Bedemand un poco después de que terminara la hora de la comida. Después del viaje estaba muy cansada, y quería dejar mi equipaje en la habitación para poder relajarme un rato antes de empezar a trabajar.

 

Había sido una buena idea elegir aquel lugar para aislarme del mundo. Aunque era bastante sombrío e inquietante, era inspirador. Seguro que podía sacar algo de aquí y de allá para mi novela.

 

Lo cierto es que la habitación me desconcertó un poco la primera vez que la vi. Ahora me gusta. Aunque es acogedora, es demasiado sencilla. Aún así, tengo que admitir que la señora Gent se ha portado muy bien conmigo. No pensé que las cosas fueran a ser tan sencillas con ella. Además, ha sido todo un detalle por su parte guardarme una habitación con un escritorio.

 

Cuando terminé de recoger y colocar todo, bajé a tomar el té. En la calle llovía como nunca, así que pensé que cuando terminara mi té lo mejor podía hacer era ponerme a leer.

 

Las horas pasaron muy rápido entre las palabras de Agatha Christie, e incluso me olvidé de bajar a cenar. Siempre me pasan estas cosas…

 

Cuando terminé por enésima vez Un crimen dormido, pensé en descansar y dormir, ya era muy tarde, y justo cuando iba a tumbarme en la cama, escuché un ruido de carcajadas.

 

-Joder, la señora Gent ha sido muy amable, pero se ha olvidado del detalle de los niños en la habitación de al lado… A ver, ¿¡cómo narices me voy a concentrar yo ahora!? - . Me digo a mí misma, enfadada, en un susurro.

 

Cuando vuelvo a escuchar esas malditas carcajadas me apoyo en la pared para descubrir que no provienen de la habitación de al lado. Y entonces comienza la pesadilla. Me doy cuenta de que todas esas risas que estoy escuchando son las voces de las compañeras de colegio que se burlaban de mí.

 

Casi sin pensarlo, me tumbo en la cama y me aferro la almohada a la cabeza, tratando de taparme los oídos para dejar de escuchar esos diabólicos sonidos.

 

Pero lo único que consigo es provocar el efecto contrario. Es como si las sonrisas provinieran desde lo más profundo de mis oídos. Desesperada, me levanto de la cama y enciendo las luces.

 

Me relajo, aunque de la tensión me pongo a llorar. Me alegra saber que sólo ha sido una de mis típicas alucinaciones.

 

Me limpio las lágrimas con la manga de la camisa, y decido que lo mejor que puedo hacer es tomarme una pastilla que me ayude a dormir para poder descansar tranquila por una noche.

 

Antes de tomármela, escucho un ruido muy fuerte en el hotel. No logro identificarlo al principio, pero cuando se repite, me doy cuenta de que es una mujer chillando. Abro rápidamente la puerta de mi habitación y salgo para seguir el sonido y llegar al lugar de donde provienen los gritos. Parece que dicen “Está muerta, Está muerta”. Aunque evidentemente, la situación no tiene ninguna gracia, parece que Agatha Christie va a estar más presente esta noche de lo que esperaba…

 

(Emma va a seguir las voces hasta que encuentre el lugar de donde provienen).


"In memoria vitorum vita mortuorum vivit" (En la memoría de los vivos vive la vida de los muertos)

La muerte es parte de la vida, por lo que somos inmortales.

#5 Corvis

Corvis

    Se acerca el Invierno.

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2324 posts

Posteado 17 September 2014 - 03:02 PM

Alton Wein. (+18)

 

 

Este día lluvioso es una puta mierda... es lo que pienso cuando veo las primeras gotas de lluvia resbalar por el cristal de la ventana de la habitación.

 

Pero para quitarme este mal estar está Shae, para algo la he contratado.

 

Shae viene vestida con un vestido negro bastante ajustado y corto, dejando ver sus esbeltas piernas.  Cuando estoy a punto de empezar a desabrocharme la camisa, alguien toca en la puerta. Es la dueña de la estancia, trayendo la cena.

 

Con una mirada enojada recojo los platos y cierro la puerta, dedicándole un rápido muchas gracias.

 

Es cierto que aquellos platos estaban deliciosos, pero mi corazón latía con fuerza por desabrocharme los pantalones y acostarme en la cama con Shae, para introducirle la verga entre las piernas después de una buena mamada.

 

Así fue como sucedió. Poco a poco le acabé desabrochando el traje ajustado, hasta que quedó sin nada de ropa, enseñándome sus pechos, que cabían perfectamente en mis manos. Sus pezones pequeños y duros eran una golosina en mi boca.

 

Follamos repetidamente hasta quedar extasiados, unas tres veces seguidas, hasta que ninguno pudo más. Yo ya no tenía fuerzas y ella, tras un severo orgasmo en el que le temblaron hasta las piernas, quedó exhausta.

 

Finalmente nos dormimos. En realidad yo mal dormí, pues una terrible pesadilla me azotó durante toda la noche.

 

De pronto, un sonoro grito me termina por desvelar. Parece que Shae no lo ha oido. Aún duerme en la cama junto a mí. La despierto con cuidado, para no asustarla y para que no haga ruido.

 

- ¿Has oído eso? Alguien acaba de gritar...

 

Luego de mis palabras comenzamos a escuchar unos repetidos aullidos.

 

-¡Está muerta! ¡Está muerta! - se oye desde fuera de la habitación.

 

Me levanto apresurado, poniendome los boxers para ocultar mi falo.

 

- ¡Venga coño, vístete! - le digo algo enojado a la prostituta. Rápidamente ella hace caso y comienza a vestirse.

 

Trato de coger todas mis pertenencias.

 

-No, no te pongas los tacones, llévalos en las manos.

 

Al fin abro la puerta de la habitación para ver que se "cuece" fuera, en el pasillo. Quizás pueda averiguar que ha pasado.

 

Shae me sigue sin rechistar, como mi fiel "mascota"


"Y mi hacha recaerá sobre tu cuello, separando la cabeza de tu asqueroso cuerpo."


 

Partidas que Juego:
-El Desgarro de la Urdimbre


-El Valle de Delimbiy.


#6 Kadwy

Kadwy

    Full metal engineer

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2215 posts

Posteado 17 September 2014 - 07:36 PM

John Fillmore


* * * Por la mañana * * *


En mi vida tengo muy pocas costumbres; es más, lo único que repito a diario son mi ducha y mi café matutinos. Me levanto a las cinco y media, me doy una larga y revitalizante ducha de agua fria para después sentarme en la mesa de mi cocina y tomarme el cafe que con cariño me ha preparado mi mujer. Solo, doble y con un chorrito de alegría, como Dios manda. Me gusta tomarmelo con calma, en calzoncillos, escuchando las noticias en la radio, leyendo el periódico, charlando con mi mujer de banalidades varias .... y por supuesto sin que me molesten. Un pequeñoño y agradable momento, de esos que hacen que la vida sea bonita.

Hoy, una de esas llamadas de trabajo interrumpe mi momento de paz. Dios, otra vez, como me molesta. Debería estar acostumbrado a que me llamen a cualquier hora ya que tiendo a pasarme la mitad del día pegado al telefono, más desde que a mi mujer se le ocurrio la idea de comprarme uno de esos moviles. Avance lo llaman, no estoy muy seguro de eso. Aunque la gente ya podría llamar en otro momento.

-No se preocupe señora Gent. En menos de una hora estoy allí.-

Me termino el café de un trago, me visto a toda leche y cojo la furgo para ir a recoger al chaval. Menos mal que vivo en un pueblo relativamente pequeño; pocas casas, poco trafico.
Llego a casa de los Tyler para encontrarme a Mike medio dorido.

-Joder chico. Cuantas veces te tengo que decir que un hombr etrabajador como Dios manda debe levantarse temprano para estar al cien por cien cuando va a trabajar.- Cuando Mike se termina de vestir y esta saliendo por la puerta de casa le doy un colleja.

-¡Espabila coño!-

Seguido le entrego el termo de cafe que le prapara su madre todas las mañanas.

-Toma, te va a hacer mucha falta.-

En ese momento empieza a llover como si no hubirese mañana lo cual me trae ciertos recuerdo de vietnam, la mayoría de ellos malos. Salgo rapido de mi ensimismamiento y voy hacia el coche.

-Venga Mike, al menos esta lluvia puede que te despierte.- le digo al chico cuando este tuerce el gesto por la tormente.


* * * De camino a la pensión en medio de ninguna parte * * *


De camino a la pensión Bedemand voy escuchando la radio, a mayor volumen del acostumbrado para molestar a Mike. Amenizo el viaje de una media hora gritandole algo al chico cada vez que este bozteza entre sorbo y sorbo de cafe.

-¿Es que no has aprendido nada de tu padre? A las cinco de la mañana ¡Diana! - acompaño la frase con el golpe sobre el salpicadoro al final que hace que Mike se sobresalte.
- Tu padre si que es un hombre de verdad. A tu edad cuando saliamos de fiesta después de un entrenamiento, él era el primero en levarse. Y aunque sólo durmiese dos hora siempre estaba fresco en el trabajo el muy mamón. Se desayunaba cinco huevos fritos y como nuevo. Aunque ahora supongo que tu madre le habrá bajado la dosis, por que ... madre mia, ha engordado la leche. Mirame a mi.- Me doy unas palmaditas sobre la panza. - Como un pincel. Tengo la misma figura que hace veinte años.- Rio a carcajada limpia.


-¿Había visto alguna vez llover así? ¿Pero que digo? Si ahora los jovenes lo único que haceis es ver la tele y drogaros. Deberias hacer algo más, salir por ahí, viajar, hacer deporte, estar con chicas, ....- me callo unos segundo y después le miro a la cara. - ... pero No con mi pequeña. ¿Esta claro?. - Mike asiente medio acojonado, medio dormido. Me encanta meterme con él, sobre todo en estas situaciones.-[/b]


* * * Horas más tarde de llegar a la pensión * * *


¡Madre mia! Menudo desproposito de instalación. Las tuberias son de principio de siglo por lo menos, no me estraña que se estropee tanto esta antigualla. Antes de que pueda arreglar una cosa se estropea otra. Mal le pese a la propietaria tendra que cambiarla por completo.

Depués de todo el día trabajando como un negro estoy cansado y hasta las narices de andar arrastrado por el suelo. Mi pierna se empiezsa a resentir. Lo único divertido del dia ha sido mer a Mike completamente mojado al estallar el grifo de la cocina. Desde entonces me he pasado varias horas debajo de ese grifo intentando reparlo sin que se rompa nada más.

- Esto ya casi está - Me digo a mi mismo antes de empezar a oler un putrido olor. Hay que joderse, no me digas que ahora se ha atascado alguna mierda. No le doy mayor importancia, estoy acostumbrado a cosas así, sólo espero que la señora Gent no empieze a darme la lata con el tema, ya lo revisaré luego

El olor se torna cada vez más familiar y no es a tuberia. Es ... es el dulzón y asqueroso olor de un cadaver en descomposición. El olor me trae recuerdos de la guerra, y ya van dos veces en un mismo día. La pierna empieza a resentirse por los recuerdos y por el fatigoso día de trabajo. Necesito salir de debajo del fregadero, me siento atrapado ahí.

Al salir el grito de una histerica me devuelva al mundo real. ¿Pero que cojones pasa aquí? No son imaginaciones mias, aqui huela a muerto y alguien grita que ha encontrado un cadaver. Le lanzo una inquisitiva mirada a la anciana y sin decir nada, llave inglesa en mano y con la ropa de trabajo mojada y sucia avanzo en la dirección desde la que proceden los gritos de "¡Esta muerta! ¡Esta muerta!"

_Fondo_1_MM_-_p_.jpg?sbsr=18cd60024768e9


#7 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 18 September 2014 - 10:52 AM

Todos

música de ambiente

 

Poco a poco vais siguiendo el ajetreo creado por la mujer gritando y los pasos que se acercan a comprobar que ha pasado. No tardáis en deducir que lo que quiera que haya pasado, ha sido en el hall. Los primeros en llegar son Fillman y Mike, seguidos de Hicks, Alton y Shae, Abraham y por último Emma. Todos tenéis tiempo de observar la desgarradora escena.

En el suelo podéis observar una niña tumbada como si se hubiese caído, pero que evidentemente ya no se va a levantar más; tiene el cuello partido, de tal forma que aunque su pecho está contra el suelo, su cara os mira fijamente con los ojos cerrados. Por su postura, parece que se haya caído por las escaleras con un trágico desenlace.

Por otro lado, la mujer que parece haber sido la responsable de los gritos se encuentra en la esquina más alejada de la habitación, llorando hecha un ovillo. Entre sollozos dice:

-La pared, la pared...

La señora Gent rápidamente rompe en lágrimas y los otros espectadores, asqueados, empiezan a mirar hacia otro lado.

 

(off: hay 6 personas a parte de vosotros, vuestros, aliados y la señora Gent, si queréis una descripción, pedidla. Recordad, no me importa que el turno sea corto, mientras no sea un telegrama.)


Editado por BlackAbel, 18 September 2014 - 10:53 AM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#8 Aragorn

Aragorn

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 708 posts

Posteado 18 September 2014 - 04:12 PM

Al salir de la habitación, quedó claro que el gruto provenía del hall, así que bajé las escaleras a paso rápido, pero cuando llegué no estaba preparado para lo que vió mis ojos, ya habían llegado dos hombres antes que yo, que no conocía de nada, dos inquilinos supongo.

 

Una niña tirada en el suelo, con el cuello partido, la imagen es horrenda así que no puedo evitar mostrar una cara de horror y quedarme totalmente mudo ante la escena. En la otra esquina hay una mujer tirada en el suelo que solo logra articular las palabras "la pared", sin poder evitarlo giro mi cabeza y miro hacia la pared sabiendo que no me va a gustar lo que voy a ver.

 

 


"He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir...".

#9 Caballerodragon

Caballerodragon

    Señor de Drogon

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4206 posts

Posteado 18 September 2014 - 11:02 PM

Abraham Cole 

 

Cuando llego a la entrada hay un montón de gente. Todos miran algo en el suelo. Una niña... El espanto recorre mi cuerpo y por un segundo no puedo moverme, ni siquiera puedo dejar de mira el cuerpo de la niña; estaba muerta...horriblemente muerta.

 

Al volver en mi me doy cuenta de la mujer que farfulla algo, como una gramola estropeada, tirada en el suelo y aterrorizada. Estaba claro que por la chica ya no podía hacer nada pero aquella mujer necesitaba atención. Haciendo casi caso omiso a toda la escena me acerco a la mujer y le hablo:

 

-Señora, ¿Esta usted bien? ¿Tiene alguna lesión? ¿Sabe lo que ha ocurrido?.- la voz me salio un poco aséptica.



#10 Corvis

Corvis

    Se acerca el Invierno.

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2324 posts

Posteado 19 September 2014 - 10:32 AM

Alton Wein.

 

Tras los primeros pasos por el corredor podemos ver, tanto Shae como yo, que varias personas se están reuniendo en el hall.

 

- Vamos a ver allí - le digo a la prostituta.

 

Bajamos por la escalera, siguiendo a la multitud y el sonido de los sollozos de una mujer. Una vez allí reunidos puedo observar, relativamente, lo que ha pasado.

A mi parecer una niña ha caído por la escalera y se ha...¿roto el cuello?

De pronto, en otro lado de la estancia, la mujer que sollozaba comienza a repetir las dos mismas palabras una y otra vez

 

¿La pared?, piendo mientras la miro. Poco después giro la cabeza hacia donde ella está mirando....


"Y mi hacha recaerá sobre tu cuello, separando la cabeza de tu asqueroso cuerpo."


 

Partidas que Juego:
-El Desgarro de la Urdimbre


-El Valle de Delimbiy.


#11 Kadwy

Kadwy

    Full metal engineer

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2215 posts

Posteado 19 September 2014 - 11:15 AM

John Fillmore

 
 

 

*   *   *   En el Hall   *   *   *

 

Al lelgar al hall, de donde proceden los gritos, lo primero que veo es una niña tirada en el suelo, inmovil. Resulta evidente que ha muerto, seguramente se ha caido por las escaleras con fatal resultado. A pesar de que no es la primera vez que veo algo así la visión del cuerpo de la niña me paraliza unos segundos. La escena me pruduce mas rabia que horror, me cabrea que la vida de alguien joven se trunque demasiado pronto.
 
La mujer que antes gritaba se ha retirado a una esquina y dice cosas sin sentido. Pobrecita, seguramente ella haya presenciado el accidente y se encuentre en shock como dicen los medicos. Sin apartar los ojos de la niña me dirijo a Mike en tono serio.
- Mike, ve a la cocina y llama a la policía.-
EL chaval no responde, ni siquiera se inmuta. En otras circustancias le hubiese gritado, pero esta vez le doy carta blanca.
Salgo del Hall y me dirijo a la cocina donde m había parecido ver una telefono.
 

 

*   *   *   Una vez en la cocina   *   *   *

 

Llamo a la policía, o lo intento, para informar de lo sucedido como debe hacer todo buen americano.
 
Si no hay, o no funciona, el telefono fijo pruebo suerte con el movil. Sé que el señor master tendrá a bien el que no funciones las lineas y que no haya cobertura, pero esto es algo que hay que hacer.
 

_Fondo_1_MM_-_p_.jpg?sbsr=18cd60024768e9


#12 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 19 September 2014 - 12:21 PM

(Turnos por orden de llegada)

 

John Fillmore

 

Paralizado por la visión de la niña muerta, Mike es incapaz de prestarte atención u obedecerte,y sale corriendo hacia el cuarto de baño más cercano. No tardas en oírle vomitar. Tú, bastante más acostumbrado a ese tipo de cosas por tu experiencia en combate, puedes reaccionar y dirigirte a llamar a la policía.

Para tu sorpresa, nada más marcar el número, te coge el teléfono una muchacha de voz suave. Debe de ser una noche tranquila, al menos para ellos.

Después de explicarle que hay un cadáver en la pensión Bedemand, la chica te responde.

-En seguida acudirá un coche patrulla a investigar la escena, por favor, asegúrense de que nadie abandona la pensión. Gracias.

 

John Hicks

 

La escena te revuelve aun más las tripas, pero logras aguantar el tirón, ya que por tu trabajo no es el primer cadáver que ves, aunque desde luego tampoco has visto muchos.

Con cuidado de no alterar la escena, tal y como te enseñaron, te acercas a mirar la pared junto a la que está el cuerpo de la niña. Al principio no detectas nada que te llame la atención, pero luego ves algo muy raro: hay una especie de mancha de humedad, muy cerca del suelo, con una forma muy sospechosa. De lejos no consigues definir bien su forma, pero al acercarte ves claramente...

Spoiler

Parece que tenga vida propia y este formada por algún líquido incrustado en la pared. Te dispones a tocarla, pero en el momento en el que parpadeas inconscientemente, desaparece.

Quizás sea un producto de tu imaginación, aunque está claro que la has visto durante mucho tiempo.

 

Alton Wein

 

Shae es incapaz de soportar la escena y corre escaleras arriba llorando. Pese a su marcha, tu miras en dirección en la pared, casi al mismo tiempo que se dispone a hacerlo un tipo con bigote.

No consigues ver nada, pero llegado un momento, el hombre del bigote se agacha a mirar algo en la parte baja de la pared. Fijándote más en esa zona ves una mancha difusa, no sabes exactamente que es.

El hombre con bigote se pone en medio de tu visual, impidiéndote fijarte más, y cuando te mueves para seguir mirando, la mancha ya no está.

 

Abraham Cole

 

Con cuidado de no alterar el cuerpo de la niña y bajo la atenta mirada de algunos de los presentes, que aún no han sabido como reaccionar a la situación, andas hacia la mujer que llora en un rincón.

No te oye, ni te ve acercarte a ella, así que cuando hablas se encoje un poco, asustada. Ahora habla en susurros inteligibles, pero cuando le preguntas por su estado te mira con los ojos crispados y pone sus manos en tu cara, se acerca a tu oído y dice con un hilo de voz.

-La pared. La pared le engañó, y él lo hizo. Mi hija. Mi hija...

Inmediatamente se separa de ti vuelve a encogerse llorando.


7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#13 Caballerodragon

Caballerodragon

    Señor de Drogon

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4206 posts

Posteado 19 September 2014 - 05:36 PM

Abraham Cole 

 

Sin comprender que me quería decir, me giro y miro a la pared. No consigo distinguir nada. La mujer esta en shock, y estaba claro que no iba a sacar nada mas.

 

Uno de los presente ya estaba llamando a la policía, así que que me mantengo a la espera.

 

-No deberíamos movernos ninguno de aquí hasta que venga la policía.- dije con tono serio, y algo preocupado, a los presentes.

 

Sin esperar respuesta me muevo con cuidado al rededor de la escena y termino al lado de una pareja de entrada edad.

 

-¿Habéis visto algo?.- me dirijo a ellos sin muchos formalismos dada la situación.


Editado por Caballerodragon, 19 September 2014 - 07:57 PM.


#14 Kadwy

Kadwy

    Full metal engineer

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2215 posts

Posteado 19 September 2014 - 06:17 PM

John Fillmore

 
Después de colgar el telefono miro el reloj. Estimo que la policía tardara una media hora en llegar, a menos que haya una comisaria por aqui cerca, pero diablo ¿Quién pondría una en mitad de la nada?
Pienso que este es un buen momento para darme un respiro y me acerco a mi caja de herramientas junto a la cual guardomis preciados puros. Mientras me hago con uno de ellos, veo el fregadero. El trabajo esta acabado, o eso creo, aunque seguramente se rompa algo antes de que llegue la policía. Mirando el que ha sido mi puesto de trabajo las ultimas horas recuerdo el pútrido olor a cadaver. Me resulta extraño. La pobre niña acaba de mirar ¿De donde narices procedía ese olor? Sin darle muchas vueltas concluyo que el misterioso olor procedia de las cañerias. Aunque no estoy muy convencido no puedo pensar después ello después de la tragedia escena de la niña.
 

 

*   *   *

 

 
Con el puro ya en la boca y encendido salgo al porche para disfrutar del aire fresco y la tranquilidad.
- ... asegurese de que nadie abandona la pensión .... tsss!! ¿Quién haría tal cosa a estas horas y con la que esta callendo? -
Espero pacientemente la llegada de la policia (Y de paso vigilo que nadie se espade jehehehe) mientras farfullo entre dientes lo mucho que me va a gustar el tener que aguantar las preguntar de la policía despues de todo.
- Pobre mujer ...-

_Fondo_1_MM_-_p_.jpg?sbsr=18cd60024768e9


#15 Aragorn

Aragorn

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 708 posts

Posteado 20 September 2014 - 12:31 AM

Al seguir las palabras de la mujer me acerco con cuidado de no mover el cuerpo sin vida de la niña pegada a la pared.

Me acuclillo junto a ella y mirando la pared, de repente me quedo petrificado, lo que parecía una simple mancha de humedad revela ser algo más.

"Que extraño" pienso mientras miro alertado la extraña mancha, parece imposible pero da la sensación de estar en movimiento y se transforma en una especie de calavera -esto no es posible-susurro entre dientes mientras acerco inconscientemente mis dedos a la pared, necesito saber si es verdad lo que estoy viendo pero cuando estoy a punto de tocarlo desaparece, se me hiela la sangre y separo la mano como si quemara.

Me incorporo intentando ocultar el susto que llevo en el cuerpo y mirando al grupo de inquilinos asiento ante las palabras del hombre que ha ido ha llamar a la policia -estoy de acuerdo con usted, lo mejor que podemos hacer es esperar a que llegue la policía, señora-le digo a la anciana-tráigame una manta para cubrirla por favor-dicho esto y a la espera de que llegue la anciana me acerco a la mujer en shock y junto al otro hombre-¿qué hizo la pared?-la pregunto aunque sin mucha esperanza de respuesta.
"He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir...".



Responder



  



También marcado con Rol, Rol por foro, partida, terror, MdT

A Bragol. Tus amigos te echan de menos.