Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Dragon Age: Ecos del Pasado


154 respuestas al tema

#151 Wingu

Wingu

    DLAN N7

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 8571 posts

Posteado 01 December 2014 - 10:41 AM

- RHOX -

 

   Rhox escuchó las palabras del demonio, escéptico. Había algo que no encajaba. Si tan poderoso era... ¿por qué se molestaba tanto con ellos? Hacía unos instantes la criatura parecía deseosa de probar su carne, irrefrenable, pero ahora parecía tender una mano con extrañas razones.

 

  ¿Podría ser esto un truco?

 

   –El poderoso no se molesta en pedir la servidumbre del insignificante, le arrebata la voluntad por su propia fuerza –El qunari trató de infundir aplomo en sus palabras  Espíritus y demonios, susurros y sueños, el Velo... todo es una misma cosa, todo es engañoso... La criatura nos está manipulando. El bastón, mago... Pase lo que pase, no lo sueltes.

 

Spoiler


#152 'Jinmu'

'Jinmu'
  • Invitado

Posteado 01 December 2014 - 11:00 AM

 Jeras Boldric:

 

Ahí estaba Fen'Harel arrogante, riéndose, creyéndose un dios. Se escabullo entre las sombras, intentando que no fuera detectado por el Gran Lobo y llego a posarse a su espalda.

 

No me gusta, demasiado fácil.

 

Pudo observar como el Traidor destrozó el bastón y dejo al mago tumbado en el suelo. 

 

No puedo creer lo que estoy viendo. El mago parece una marioneta, quizá me he equivocado de objetivo. 

 

Aún así, salio de entre las sombras y intentó clavar sus dagas en el lomo del lobo. 

 

No tengo elección, es posible que sea una trampa u otro espectro pero tengo que intentarlo. 
 

 

Jeras_zpsf49dd51e.jpg

Heridas: Ninguna.

Fatiga: Fresco.

Confianza: 1 (3)

Aguante: +0 

Armas:

-Pelea: INI: ATA: +9 DEF: +9 DAM: +0
-Dagas Gemelas: INI: ATA: +11 DEF: +9 DAM: +3

 

Armadura:

-Ninguna.


Editado por Jinmu, 01 December 2014 - 11:01 AM.


#153 Aragorn

Aragorn

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 708 posts

Posteado 03 December 2014 - 11:40 PM

Las palabras de Connor infunden un valor renovado a Aren, mirando con curiosidad como Jeras se ha escabullido a las espaldas del supuesto fantasma sin haberse percatado de su presencia, se acerca a Connor-nos está engañando amigo, esto no es lo que parece, mira dónde está Jeras, tiene que ser otro espectro, un engaño, no hay otra opción más que atacar, el mago agoniza-le susurró mientras miraba a Azoth, malherido.

 

Sin más dilación, Aren desenvainó sus espadas y se preparó para atacar junto a Connor mirando a Jeras disimuladamente y rezando por que su ataque tuviese efecto.

 

 

 

Spoiler


Editado por Aragorn, 03 December 2014 - 11:42 PM.

"He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir...".

#154 Miles Teg

Miles Teg

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 1291 posts

Posteado 05 December 2014 - 08:17 PM

AZOTH

 

 

En forma de palabras, la mera energía de aquel ser bastó para partir en dos el bastón de Azoth y hacerle caer al suelo, algo que, por otra parte, no era difícil, dado el precario estado de este. Pero a pesar de ello, Azoth no se rindió e intentó encontrar una salida de esa situación, algo que pudiese hacer para solucionarlo. El niño-mago no los hubiese enviado si no hubiee habido alguna posibilidad de hacer algo.

 

¿Pero qué? ¿Qué puedo hacer?- Se preguntó Azoth, quien no podía evitar sentir una extraña sensación como si algo estuviese fuera de lugar... algo cuanto menos extraño, teniendo en cuenta la situación, pero aun así, no podía librarse de esa sensación de incomodidad -¡Eso es!- se dijo al escuchar a Rhox, ese sitio debía ser similar al Velo, en cuyo caso...

 

No le... escuchéis- dijo Azoth con dificultad a causa de sus heridas. Si ese ser era similar al resto de espíritus y demonios que poblaban el Velo, creer en sus palabras era un error, especialmente siendo conocido como el Mentiroso -No creáis... nada... que diga... o que... veáis- les dijo -Creer solo... en vosotros... en que... se le puede... detener- añadíó, tras lo cual, se concentró en su voluntad, no para intentar moldear la poca energía que eu tenía, ni tampoco para lanzar un hechizo, sino que centró su mente en negar todo lo que el Lobo les decía. El bastón no estaba roto. No eran impotentes. Podían detenerle. Iban a detenerle. Azoth no intentaba convencerse de ello, SABÍA que eso era cierto. En un enfrentamiento contra seres del Velo, la fuerza no era lo importante, lo que importaba era la voluntad.

 

 

Spoiler


Editado por Miles Teg, 05 December 2014 - 08:18 PM.

Para comprar juegos de steam origin y demás a buenos precios... http://www.instant-g...m/es/igr613395/


#155 Greeny

Greeny

    Señor de los Patryn

  • Moderador
  • 5633 posts

Posteado 18 December 2014 - 03:56 PM

El ataque fue conjunto. Connor y Aren saltaron sobre el Lobo, con sus aceros brillando mortecinamente en la cueva; al otro lado, Jeras blandió sus hojas en desesperado ataque.

 

—El bastón, mago, no lo sueltes, pase lo que pase.

 

Las palabras de Rhox resonaron en el aire, tan determinadas que parecieron un arma por sí mismas; en aquel extraño lugar, no todo era lo que parecía. Azoth, a su lado, tragó saliva, mientras se concentraba en sus manos: la vara no estaba rota, se decía, no estaba rota.

 

Las palabras conjuntas del qunari y del hechicero hicieron realidad lo imposible, al tiempo que sus compañeros caían sobre el Traidor. Las armas impactaron sobre el oscuro pelaje… y estallaron en pedazos. Jeras, Connor y Aren salieron lanzados hacia atrás, cayendo sobre el duro suelo de la cueva; indefensos ante Él, esperaron la sentencia a su temeridad.

 

Sin embargo, Él no pudo atacar. El desesperado ataque había desecho la Mentira, y ahora una enorme argolla de metal plateado rodeaba la garganta del Lobo. El bastón del mago se materializó ante él, completo, brillante, henchido de poder, y una cadena de hierro forjado siglos atrás conjuntamente por los mejores herreros y conjuradores fue convocada; la cadena ató la argolla a la pared de la cueva y, con ella, el Lobo quedó trabado de nuevo a su Destino.

 

—¡No! ¡Rompedla! ¡Rompedla ahora! —rugió, cargado de rabia. Sus dientes centellearon, amenazantes, terribles, pero inútiles—. ¡Liberadme, y os daré todo, TODO! —su súplica sonó exasperada, falsa—. ¡Pedid, y se os concederá! ¡Soy un DIOS! ¡NO PODÉIS DEJADME AQUÍ! ¡NO OTRA VEZ!

 

Los aullidos de Fen’Harel fueron distorsionándose, mientras la vara de Azoth crecía en luminosidad. El Lobo pareció alejarse, empequeñecerse. La cueva se desdibujó a su alrededor, y una ligera brisa se levantó alrededor de los héroes. Aren, Connor y Jeras se irguieron junto al qunari, junto al mago…

 

…y una mano, enorme pero amable, tocó el hombro de Connor.

 

—Tengo tu espada lista —la voz era conocida—. Creo que te gustará. La hoja es afilada; te será útil, viajero.

 

Girándose, los héroes se encontraron cara a cara con Buey, el herrero. La brisa volvió a acariciar sus rostros, en medio del pueblo que no tenía nombre. Oyeron risas genuinas; unos niños corrían de acá para allá, jugando a ser caballeros; en la puerta de la posada, una joven pareja se abrazaba por primera vez en aquel amor que nacía poderoso en sus corazones; el olor a pastel recién orneado alcanzó los olfatos de cada compañero, en una sensación placentera de hogar y despreocupación.

 

—Has perdido la apuesta, Lino —la voz del gemelo sonó burlona—. Te toca ir por leña.

 

—Seguro que hiciste trampa, Meldo —sonrió Lino, recogiendo el hacha de enfrente de su hogar. Ambos rieron, y su felicidad resonó en el pueblo.

 

Los compañeros miraron a un lado y a otro: no había sombras, ni gemas cargadas de maligno poder, ni muerte ni destrucción.

 

El pueblo no tenía nombre, pero no era el pueblo maldito de antaño. Un Antiguo Mal que Despertaba había sido encerrado de nuevo, desterrado de aquel lugar, donde nada parecía haber pasado.

 

¿Había sido real?

 

La mirada de Lino se cruzó levemente con los ojos de los héroes anónimos, y un leve centelleo de aprobación pareció destellar en ellos.

 

Todo había acabado. Nadie sabría de las hazañas de Connor, Azoth, Jeras, Aren, Rhox y Darmon; nadie conocería el sacrificio de Palthas, ni la corrupción de Gwyda. Los héroes no siempre obtienen su reconocimiento… ni, a veces, lo necesitan.

 

El pueblo no tenía nombre, pero pronto lo tendría: Nueva Esperanza.

 

¿FIN?


greeny80.pngclandlan.png




Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.