Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Dragon Age: Ecos del Pasado


154 respuestas al tema

#1 Greeny

Greeny

    Señor de los Patryn

  • Moderador
  • 5633 posts

Posteado 16 August 2014 - 09:19 AM

La aldea no tenía nombre; nunca lo había necesitado, pues sus gentes no solían quedarse mucho tiempo en el Bosque de Arlathan. Muchos eran esclavos que huían del Imperio, o  forajidos de Antiva o Rivain; otros, simplemente, pobres almas errantes que huían a la floresta, a ocultarse bajo sus oscuras hojas de un mundo al que no pertenecían. Unos pocos eran aventureros, de dedos codiciosos u ojos ansiosos de conocimiento; unos y otros pasaban una o dos noches en la posada, antes de perderse en el bosque en busca de ruinas devoradas por raíces y tierra. Pocos volvían, y quienes lo hacían no parecían ser los mismos.

 

El Bosque de Arlathan era sombrío, tenebroso, distinto a las luminosas evocaciones de leyendas pasadas. Sus árboles, altos y frondosos, de retorcidas ramas y hojas negras, parecían muertos siglos ha, aun sin estarlos. Sus ríos, silenciosos, eran turbios; su viento transportaba misterios en su voz cada noche, como si susurrase a sus temerarios visitantes que aquel no era su sitio.

 

La aldea no tenía nombre, y nadie quería darle uno. El espíritu de Arlathan se había hecho con sus habitantes, tornándolos fúnebres, convirtiéndolos en seres anodinos, sin brío ni pasión. El posadero servía comida insípida, alcohol maloliente, pero nadie se quejaba: la carne cazada en el bosque era dura, y todo lo que era plantado crecía lento, sinuoso, ennegrecido.

 

La aldea no tenía nombre, y nunca lo tendría, pues Él despertó aquella malhadada noche, y Su Ira cayó sobre las enmohecidas casas, sobre sus aletargados habitantes… y sobre los seis forasteros cuyos destinos se cruzaban con los de aquella aldea abandonada, y sin nombre, en el peor momento posible.

 

***

 

Con un empujón, Aren Dalik apartó al niño de una muerte segura. Cayendo al suelo, el hombre cubrió con su cuerpo al pequeño, mientras alrededor enormes rocas surgían como lanzas de la tierra rasgada, empalando por igual a personas, animales y hogares. Alzando la mirada, Aren vio cómo la aldea a la que había llegado una hora antes, arrastrado por los mitos alrededor de la misma, era arrasada por aquel extraño acontecimiento. Agarrando la mano del niño, Aren lo alzó de un tirón, con la tierra bajo sus pies temblando. Arriba, el cielo anunciaba la inminente noche; un cielo que no presentaba luna, ni estrellas: sólo un tono rojizo, antinatural.

 

—¡Padre! —lloró el niño, soltándose de su mano y corriendo hacia una pequeña cabaña que, con un crujido, empezaba a ser devorada por aquella hambrienta tierra.

 

***

 

El aire dentro de la posada era asfixiante, con las rocas cortantes exudando azufre en su inesperado surgimiento. La sangre fresca manchaba el rostro de Connor Landy, las ropas de Jeras Boldric, como sucios vestigios de la muerte de alrededor. El serio posadero que acababa de servir a Connor vomitaba sus intestinos por la boca, empalado cruelmente por una lanza de piedra en mitad de la derruida sala, mientras desesperados gemidos de moribundos alcanzaban las orejas de elfo de Jeras, como muestra del miedo que todo ser muestra ante su final.

 

Pero los dos desconocidos, que sólo habían cruzado una breve mirada antes de que todo el caos estallase, oyeron algo más: unos cánticos, tenebrosos e ininteligibles, resonaron desde el exterior; los agonizantes se unieron a la cacofonía, aullando de dolor.

 

***

 

La anciana tropezó pero, sorprendentemente para su edad, logró mantenerse en pie. Sobre ella, su humilde casa tembló amenazante. El mago, unos pasos por detrás de su salvadora, supo que el lugar no aguantaría en pie mucho más.

 

—Tranquilo —habló la mujer con voz pausada, notando el nerviosismo de Azoth—. Dame un minuto para recoger mis queridas plantas. Nos harán falta, pase lo que pase.


Los ojos de la anciana estaban cubiertos con un tono blanco lechoso, pero sus viejas manos exhibían una agilidad impropia mientras se movían por las macetas del salón. Los dedos tocaban casi amorosamente cada raíz, cada hoja, cada flor, cada tallo. Y sonreía al hacerlo, como si aquel mortífero terremoto no estuviera ocurriendo.

 

Otro temblor hizo que el techo cediese levemente, con pequeños trozos de madera cayendo sobre la mujer y el hechicero. Azoth apenas conocía a su salvadora, pero estaba seguro de que nunca abandonaría lo que más amaba en este mundo: sus plantas.

 

Pero si seguían allí, morirían aplastados. Los dos.

 

***

 

Rhox y Darmon se hallaban frente a frente en el sendero del bosque; el primero, erguido sobre su caballo, majestuoso; el segundo, bajo él, lo miraba con ojos atentos, curiosos. El destino había cruzado sus caminos, pero ninguna palabra surgió a tiempo, las preguntas que bailaban en las gargantas no serían respondidas aún, pues el silencioso bosque pareció cobrar vida de repente.

 

Rhox había estado en suficientes batallas para reconocer una, y Darmon no desconocía las artes de la destrucción. Sin embargo, los gritos de los moribundos, los extraños cánticos y el furioso temblor de tierra hicieron que ambos dudasen acerca de qué estaba ocurriendo. Azuzando a su caballo, el qunari galopó por el camino del bosque, seguido a la carrera por Darmon… y ambos aparecieron ante la malhadada aldea.

 

Nunca habían visto nada igual: enormes rocas surgían del suelo, lacerando todo lo que se ponía ante ellas. La sangre ya anegaba la tierra que, abierta, la devoraba con ansia. Los pocos supervivientes corrían de aquí para allá, asustados, fuera de sí, mientras un par de valientes intentaban ayudar a aquellos encerrados en sus hogares.

 

Los cánticos incrementaron su tono… y, entonces, ambos las vieron… o, mejor dicho, las sintieron. Como si estuvieran hechas de la oscuridad del bosque, las sombras, si podían llamarse así, brotaron de la tierra, al otro lado de la aldea, emitiendo una especie de risa gélida. Sin forma definida, eran terribles a la vista, mutando con naturalidad según avanzaban: a veces parecían tener varias cabezas, o decenas de extremidades, o miles de pequeñas bocas de curvos dientes. O, simplemente, parecían un desordenado caos oscuro y maligno, a cuyo alrededor la noche que se acercaba parecía más oscura. La montura del qunari las olfateó y, corcoveando violentamente, lo derribó.

 

La temperatura descendió, y los dos desconocidos que se habían encontrado en el bosque conocieron por fin qué era el auténtico miedo.


Editado por Greeny, 16 August 2014 - 12:23 PM.

greeny80.pngclandlan.png


#2 'Jinmu'

'Jinmu'
  • Invitado

Posteado 16 August 2014 - 10:33 AM

Jeras Boldric:

 

 

No sabía que estaba pasando pero algo no iba bien.  A su alrededor solo veía muerte y por lo que escuchaba en el exterior no era diferente. Empezó a pensar que fue mala idea pararse a descansar en esa mugrienta posada y que debería de haber proseguido su camino hacía Antiva.

 

Miró al hombre con la cara manchada de sangre y le dijo:

 

- Tú. No se que pasa, pero tenemos que salir de aquí antes de que la posada se derrumbe.

 

 

Jeras_zpsf49dd51e.jpg

Heridas: Ninguna.

Fatiga: Fresco.

Confianza: 1 (3)

Aguante: +0

Armas:

-Pelea: INI: 1 ATA: +9 DEF: +9 DAM: +0
-Dagas Gemelas: INI: 1 ATA: +11 DEF: +9 DAM: +3

 

Armadura:

-Ninguna.


Editado por Jinmu, 17 August 2014 - 02:47 PM.


#3 Wingu

Wingu

    DLAN N7

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 8571 posts

Posteado 16 August 2014 - 01:05 PM

- RHOX -

 

   Conforme caía de su montura, Rhox sintió cómo el suelo acudía a su encuentro con un doloroso impacto. Los huesos de su hombro izquierdo chasquearon peligrosamente ante el inesperado golpe, pero para su fortuna el escudo que portaba a sus espaldas había amortiguado la mayor parte de la caída.

 

   –¡Calma, chica! –Exclamó tratando de tranquilizar a la yegua encabritada, intentando desesperadamente asir las riendas que pendían a un lado del animal.

 

Spoiler

Editado por Wingu, 16 August 2014 - 06:51 PM.


#4 Aragorn

Aragorn

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 708 posts

Posteado 16 August 2014 - 02:17 PM

Aren

Tras varios y cansados días de viaje, Aren al final llegó al pueblo que su mala fama se había ganado. Poco más de una hora llevaba en el pueblucho cuando todo comenzó, el suelo empezó a temblar y grandes pedazos de piedra comenzaron a emerger del suelo con gran estruendo y provocando temblores sin cesar.

Desconcertado, intentaba buscar refugio pero todo era un caos absoluto, la gente corría, gritaba y moría a su alrededor. Vió a un niño perdido en mitad del caos y a punto de morir.

Aren lo salvó de una muerte inminente pero el niño le soltó de la mano y se marchó gritando en busca de su padre-flaco favor me has hecho niño, arriesgo mi pellejo para salvarte y ni las gracias me das-pensó amargamente mientras veía al niño dirigirse hacia una casa engullida por el suelo.

Sin dudarlo, Aren se olvidó del niño y empezó a buscar desesperadamente un lugar en el que poder salvarse del Apocalipsis rocoso.
"He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir...".

#5 Irathor

Irathor

    El Matarreyes

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 5313 posts

Posteado 16 August 2014 - 02:26 PM

Connor Landy
 

Había pasado casi una semana desde que desperté en esta aldea. Cansado y sin fuerzas me había tirado el primero de todos, el primero del que yo tengo consciencia, recuperando las fuerzas necesarias en la cama para poder ponerme a caminar. El segundo, aunque con dolores, podía caminar unos pasos. Ya el tercer día había recuperado las suficientes fuerzas como para caminar hasta la mesa y poder comer de lo que me ofrecía la familia que me había acogido sin tener que mancharles las mantas con las que me habían cubierto. Poco a poco, demasiado poco a poco, había terminado por recuperar todas sus fuerzas. Con algo de vergüenza se había preocupado de ir a comer y cenar todos los días siguientes a la posada de aquella aldea que no precisaba de nombre, llevando algo consigo a la casa en la que descansaba aun hasta sentirse preparado para emprender de nuevo un viaje. Quizá así buscar un nuevo hogar, estaba claro que en su patria natal ya no había hueco para él, al menos no hasta emprender una venganza contra aquellos que le habían hecho llegar hasta este punto en su vida. Un punto en el que cualquier camino a tomar es tan bueno como cualquiera. No había en mi interior fuerzas ni ganas para vengarme, no se si lo habrá nunca.

 

Aquella mañana no era diferente a las demás, salí de mi cuarto tratando de hacer el mínimo ruido posible y di un paseo por los alrededores, el viento matutino y el rocío aun presente en las hierbas algo alejadas a aquel poblado era todo lo que necesitaba para poder poner en orden mis ideas. Tumbado entre aquella floresta todo parecía más sencillo y todo parecía tener un propósito, algo que se disipaba casi tan rápidamente como venía mientras me dejaba llevar por mis momentos oníricos reparadores. Nada de lo que había visto hasta el momento presagiaba, ni mucho menos, lo que estaba por venir. Volvía en mi cuando el sonido de mi estómago rugiendo era más potente que el que se hallaba en el interior de mi mente, ese era el momento de ir a la posada a comer algo, ya casi estaba decidido, quizá me acercaría a alguna ciudad costera con puerto y trataría de encontrar trabajo en uno de los barcos. Quizá la brisa marina, el rostro golpeado por las gotas marinas y algo de trabajo me fortalecerían para tomar decisiones críticas para mi futuro. Pero no fue eso lo que sentí en mi rostro.

 

Aun mantenía en alza la cuchara de madera repleta de comida cuando un sabor metálico inundó mis papilas gustativas, el pelo se me pegó al rostro y la humedad invadió mi cara. Durante unos instantes, ajeno a los gritos de dolor del posadero que se encontraba a escasos palmos de mi, todo el horror vivido invadió mis recuerdos y me forzó a mirar hacia el lado donde pendía, empalado, el cuerpo aun vivo del posadero que vomitaba sangre a borbotones. Una voz vino a mi desde algún punto alejado de mi mesa, Un elfo, con sus ropas manchadas por sangre que no era suya, me instaba a salir de ahí, y sabía que era la mejor opción. Todo parecía moverse a cámara lenta mientras dejaba caer la cuchara al plato invadido por restos de entrañas del posadero. Limpié mi rostro, solo para extender la sangre que en él había, mientras me levantaba. Miré al elfo y asentí con la cabeza. Desenvainé la espada que pendía en su vaina a mi costado, la de manufactura humana.

 

-Por piedad, acaba con el sufrimiento de aquellos que sepas a ciencia cierta que no verán un nuevo amanecer y después, acompáñame a silenciar los cánticos mágicos de quien quiera que haya conjurado este horror.

 

Agarré el pelo del posadero, colocando el filo de mi espada en su cuello y con un corte limpio sesgué la garganta del posadero, con la intención de ahorrarle horas de sufrimiento. Tras esto, salí al exterior buscando el origen de los cánticos.


 

sinttulojvv.png

Heridas: Ninguna

Fatiga: Fresco

Aguante: +7 

Confianza: 1 (3)

Armas

-Espada Larga INI 0 ATA +12 DAM +8 DEF +6

-Espada Larga Élfica  INI ATA +12 DAM +8 DEF +6

Armadura

-Cota de Mallas (+6)


Editado por Irathor, 17 August 2014 - 09:37 PM.

skeleton.gif

di-F7S3.gif
banner_bsg7.jpg


#6 Miles Teg

Miles Teg

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 1291 posts

Posteado 16 August 2014 - 10:38 PM

AZOTH

 

Libre...- pensó Azoth, tumbado aun en la cama de aquella habitación que no conocía mientras saboreaba la palabra. No recordaba nada desde que se había desmayado en el bosque, por lo que supuso que lo habían encontrado cuando se desmayó y que lo habían traído aquí para tratarlo... aunque cuanto hacia de ello, no tenía ni la más mínima idea, y la verdadm tampoco es que fuese algo que le importase en ese momento, pues su mente estaba centrada en aquel único pensamiento de libertad, mientras intentaba encontrarle un sentido... algo bastante dificil teniendo en cuenta su situación. Pero de todas formas, no pudo pensar mucho en ello, puesto que se vio interrumpido de golpe cuando toda la casa empezó a temblar peligrosamente.

 

Temeroso de lo que podía estar causando eso, Azoth se puso en pie rápidamente, cogiendo casi sin pensarlo el bastón que había traído consigo desde que todo empezase y buscando el origen de los temblores, temiéndose lo peor, aunque la tranquilidad de la anciana que lo había salvado le hizo calmarse un poco -Tal vez aquí sean normales los temblores...- se dijo, aunque no muy convencido de ello. Aunque claro, una cosa es que los temblores fuesen normales, y otra muy distinta que la casa en la que estaban fuese a soportar ese.

 

Debe salir de aquí, mi señora- le dijo Azoth al ver que pretendía quedarse hasta recoger todas sus plantas -¿Quien cuidará del resto de las plantas sii le pasa algo?- añadió, intentando llevarla con él hacia la salida para ponerla a salvo... y rezando por que el techo resistiese al menos unos segundos más.

 

 

 

4b5db5186529630bb8b453e53f13b422o.jpg

Heridas: Ninguna.

Fatiga: Fresco.

Confianza: 1 (3)

Aguante: +2

Armas:

-Pelea: INI: 0 ATA: +1 DEF: +1 DAM: +0
-Bastón: INI: +2 ATA: +4 DEF: +4 DAM: +2

-Cuchillo: INI: 0 ATA: +2 DEF: +1 DAM: +2

 

Armadura:

-Ninguna.


Para comprar juegos de steam origin y demás a buenos precios... http://www.instant-g...m/es/igr613395/


#7 Greeny

Greeny

    Señor de los Patryn

  • Moderador
  • 5633 posts

Posteado 17 August 2014 - 12:05 PM

La madera de la posada crujió de nuevo, y el techo y las paredes empezaron a combarse peligrosamente. Gemidos de miedo se unieron a los chasquidos, y a los últimos suspiros de vida. La hoja silenciosa de Connor acallaba las voces de los moribundos, con una piedad que todos pedían; un segundo crujido hizo saber, sin embargo, que era cuestión de segundos que todo se viniera abajo. Desde luego, Connor no quería acompañar a la tumba a aquellos que estaba salvando.

 

Cerca suya, Jeras empujaba un par de tablones, con el rostro torcido por el olor a muerte. Los cánticos del exterior llegaban cada vez más altos, más temibles, pero el elfo sabía que era preferible estar fuera, con quiénes fuera que estaban provocando tal masacre, que quedarse en la irremediablemente perdida posada.

 

Empero, lloro, demasiado agudo y desesperado para un adulto, lo detuvo. Mirando abajo, se encontró con una madre de tez sangrienta y mueca horrible, cuyos latidos habían sido detenidos por el miedo. No había esperanza para ella, pero sí para el niño que sostenía entre sus brazos muertos. Con apenas unos meses de vida, el pequeño se agitaba, cubierto de sangre, junto al pecho desnudo de quien lo había traído a este cruel mundo.

 

Instintivamente, Jeras recogió al niño y, seguido por Connor, huyó de la posada.

 

**

 

—Las plantas, querido, deben ser cogidas con respeto —la voz de la anciana se mantuvo pausada pero, de algún modo, las palabras de Azoth hicieron su labor—. Toma, toma —dijo, dándole una pequeña belladona—. Salgamos de aquí, antes de que esta vieja casa acabe con mi marido, que en paz descanse: ¡encima mía!

 

La broma sonó fuera de lugar. El hechicero oía la muerte, la desesperación, fuera de allí; también, sintió cómo la magia inundaba el sitio… una magia que desconocía.

 

Ayudándola a caminar, Azoth salió fuera, acompañado por su salvadora sin nombre.

 

**

 

La montura de Rhox siguió corcoveando, bufando asustada mientras aquellas sombras se adentraban en la aldea.

 

—Alimentadnos —parecían decir, entre risas gélidas—. Alimentadnos, alimentadnos.

 

Darmon, erguido junto al qunari, apenas podía apartar la mirada de esos horribles seres de formas cambiantes, que parecían disfrutar del miedo, del caos, bajo los cánticos que parecían surgir de las mismas hojas del bosque.

 

El miedo que lo atenazaba derribaba directamente a los aldeanos, que caían al suelo, algunos ya muertos por el terror de lo innombrable. Otros sangraban profundamente, empalados sin piedad por aquellas lanzas de roca.

 

A varios pasos de la extraña pareja, Aren corría de aquí para allá, instando a la gente a huir de aquella masacre, cuando oyó el sonido de la madera partida. La casa a la que el niño había corrido para salvar a su padre se hundió en una fisura de la tierra; el hombre supo que su voz se había apagado.

 

**

 

La aldea estaba perdida. Sólo un pequeño grupo de personas se mantenían vivas en aquel injustificado ataque: Azoth caminaba junto a la anciana; Aren empujaba lejos de las sombras a dos jóvenes asustados; Connor y Jeras, con un bebé entre los brazos, salían de la posada; Darmon gritaba a un hombre fornido que se pusiera a salvo, con Rhox intentando vanamente calmar a su yegua.

 

Y los cánticos elevaron aún más su tono, y las sombras crecieron, en tamaño y terror.

 

—Alimentadnos —se oyó, de nuevo. Y fueron alimentadas por la muerte.

 

La aldea no tenía nombre, y jamás lo tendría.


greeny80.pngclandlan.png


#8 'Jinmu'

'Jinmu'
  • Invitado

Posteado 17 August 2014 - 02:31 PM

Jeras Boldric:

 

Tenía que actuar rapidamente ya que no sabía cuanto tiempo tardaría la posada en venirse abajo. En un intento desesperado, utilizó toda su fuerza para mover unos tablones que bloqueaban la puerta de la posada. Debajo de ellos, escucho un llanto. Este venía de un bebe humano, que sostenia una mujer muerta. Aunque rehacio en un principio, agarró al bebe y salio corriendo de la posada. Se giró para ver como esta se desplomaba y vió que el desconocido había salido detrás de él.

 

Seguía sin saber que estaba pasando, lo que era seguro es que no era buena idea quedarse en ese lugar y mucho menos teniendo que cargar con un bebé.  Así que aunque no confiaba en el desconocido de la posada, no tenía más alternativa que quedarse junto a él. Sus planes de viajar a Antiva, tenían que retrasarse un poco más. Miro al desconocido y le dijo.  

 

- Toma, coge el bebé. Lo que esté pasando aquí nos viene demasiado grande. Sugiero ir al poblado más cercano, avisar de lo ocurrido a las autoridades y encontrarle un lugar seguro a este niño.

 

 

Jeras_zpsf49dd51e.jpg

Heridas: Ninguna.

Fatiga: Fresco.

Confianza: 1 (3)

Aguante: +0

Armas:

-Pelea: INI: 1 ATA: +9 DEF: +9 DAM: +0
-Dagas Gemelas: INI: 1 ATA: +11 DEF: +9 DAM: +3

 

Armadura:

-Ninguna.


Editado por Jinmu, 17 August 2014 - 02:47 PM.


#9 Wingu

Wingu

    DLAN N7

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 8571 posts

Posteado 17 August 2014 - 08:53 PM

- RHOX -

 

   El tiempo transcurría con aterradora rapidez conforme el caos se desencadenaba a una escala cada vez mayor.

 

   Aún en el camino que conectaba la aldea con el sendero del bosque, Rhox seguía luchando con las riendas de su montura, tratando de someter al trastornado animal que se encabritaba cada vez con mayor insistencia. Conforme los segundos se sucedían, el qunari iba percatándose de la futilidad de sus intentos.

 

   Tras un último y decisivo tirón de riendas, Rhox logró vislumbrar durante unos instantes los ojos de su montura, y en su huidiza mirada contempló un pavor nacido del más primitivo de los instintos... un pavor que pugnaba por liberarse y escapar a cualquier precio de aquella pesadilla.

 

   El qunari susurró para sí unas palabras ininteligibles... y soltó las riendas.

 

   Apenas tuvo tiempo de ver la robusta silueta de su yegua fundiéndose en la oscuridad del bosque, cuando un fantasmagórico coro de ultratumba comenzó a zumbar en sus oídos.

 

   –Alimentadnos... Alimentadnos...

 

   Rhox se dio la vuelta y observó estupefacto el panorama que ante él acontecía. El solitario humano con el que se había encontrado había descendido parte de la colina que separaba la aldea del bosque, y se encontraba ahora junto a otro de su especie que parecía reacio a abandonar el lugar. Más allá de ambos se vislumbraba lo que quedaba de la aldea, sumida en un mar de tierra resquebrajada y espadas de roca que ascendían de la insidiosa profundidad.

 

  Bajo el cielo de pesadilla, bañado por un rojo crepuscular que iluminaba todo de un color sangre, Rhox apreció también varias siluetas de forma humana que trataban de escapar con distinta suerte del horrible destino que asolaba la aldea. Sin duda, muchas de ellas no lo conseguirían.

 

   –¿Pero qué brujería es esta? –Pensó Rhox mientras se debatía entre actuar o esperar, ayudar... o condenar.

 

   Decidió quedarse donde estaba. No conocía a los habitantes de aquella aldea, y la situación bajo la colina era demasiado catastrófica como para arriesgar su vida por un puñado de aldeanos desconocidos. Él no era un héroe, ni su objetivo le instaba a ayudar a aquella gente.

 

   Esperaría. Que la hueste fantasmal y su tierra embrujada se encargase de los débiles. Los que sobrevivieran serían merecedores de su atención...

 

   Si es que alguno lograba escapar...

 

Spoiler


#10 Miles Teg

Miles Teg

    Antediluvian

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 1291 posts

Posteado 17 August 2014 - 09:08 PM

AZOTH

 

Por supuesto, mi señora- le dijo Azoth a la anciana de forma automática mientras cogía la planta que le daba e ignorando por completo su comentario sobre su marido. Teníamos que salir de la casa cuanto antes. aunque por los ruidos que se escuchaban, fuera las cosas no estaban mucho mejor... y eso no era todo. Magia. Podía sentirla inundando todo el lugar. Fuerte. Poderosa. Durante un segundo, Azoth se detuvo, creyendo que era a causa suya. A punto estuvo de dejar caer la planta de la anciana al pensar que se había equivocado al despertar, al pensar que todo continuaba aun... pero luego se dio cuenta de que no. La magia que sentía era extraña. Diferente a cualquiera que recordase haber sentido antes... lo cual tampoco es que fuese muy buena señal.

 

Debemos salir- pensó Azoth, recobrándose rápidamente de la impresión y saliendo de la casa junto a la anciana. Y una vez fuera, vieron lo que estaba sucediendo en la aldea.

 

La escena era dantesca: Enormes y afiladas rocas surgiendo del suelo para atravesar todo aquello con lo que se encontrasen, fuesen casas o personas... personas cuya sangre regaba la tierra. Personas que en ocasiones no morían en el acto y gritaban al sentir como la roca los atravesaba. Casas engullidas por la propia tierra, que parecía decidida a devorar la aldea entera y a quienes en ella se encontrase. Pocos eran los que aun no habían sucumbido a ello. Y por encima de todo aquello las sombras. Enormes y terribles, cambiantes, sin forma definida y formadas por una oscuridad que parecía tener vida propia. Una oscuridad de la que surgían terribles cánticos. Una oscuridad que rezumaba maldad y que crecía cada vez más. Azoth no tenía ni idea del origen de aquello, pero no tenía tiempo para averiguarlo... estaba claro que si no se alejaban de allí cuanto antes, morirían.

 

Mi señora, hemos de irnos de aquí- le dijo a la anciana, instándola a alejarse de allí lo más rápido posible... consciente de que por rápido que se alejasen, puede que no fuese lo bastante como para escapar de eso.

 

 

 

4b5db5186529630bb8b453e53f13b422o.jpg

Heridas: Ninguna.

Fatiga: Fresco.

Confianza: 1 (3)

Aguante: +2

Armas:

-Pelea: INI: 0 ATA: +1 DEF: +1 DAM: +0
-Bastón: INI: +2 ATA: +4 DEF: +4 DAM: +2

-Cuchillo: INI: 0 ATA: +2 DEF: +1 DAM: +2

 

Armadura:

-Ninguna.


Editado por Miles Teg, 17 August 2014 - 09:11 PM.

Para comprar juegos de steam origin y demás a buenos precios... http://www.instant-g...m/es/igr613395/


#11 Irathor

Irathor

    El Matarreyes

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 5313 posts

Posteado 17 August 2014 - 10:05 PM

Connor Landy

 

Mi sorpresa fue mayúscula al descubrir que muy pocos de los que estaban aquella mañana fatídica en la taberna sobrevivirían a aquel ataque cobarde, pero al menos me consolaba haber ahorrado horas de sufrimiento a todos los que pude. Quizá podría haber hecho algo más, pero el edificio parecía que no iba a aguantar, me lancé corriendo a través de la puerta, siguiendo al elfo que parecía llevar algo en las manos. No atendí a sus palabras al ver algunos edificios derrumbados, mi preocupación crecía por momentos a medida que veía que el ataque había sido en toda la aldea, no sólo en la posada. Un grito agudo, un lloro inocente y ajeno a la realidad que nos rodeaba me llamó la atención, al ver al elfo ofreciéndome algo envuelto en unos paños no tardé en entender que estaba pasando y qué era lo que estaba ofreciendo. Un bebé, un bebé de apenas unos meses de vida a juzgar por el tamaño. Empecé a negar con la cabeza pero entendí que con mi armadura podría protegerlo de manera más efectiva que con unos simples ropajes. Lo cogí con cuidado y lo lleve a mi pecho, acomodándolo para llevarlo con un sólo brazo por su fuera obligatorio luchar, aunque eso, para mi, había pasado a un segundo plano.

 

-Sígueme, tengo que buscar a unas personas, debemos saber cual es la amenaza a la que nos enfrentamos y deberíamos tratar de salvar a todos los que podamos. Hay que acallar estos cánticos lo antes posible, estoy seguro de que son los causantes de este desastre.

 

>>SI escapásemos quizá lográramos llegar a alguna aldea y ponernos a salvo, pero nada nos asegura que esto no se volviese a repetir. Abandonar a los que no pueden defenderse por si mismos a su suerte es tan cruel como iniciar este ataque, es una sentencia de muerte. Mantente alerta y dime si ves al causante de esta desgracia. Ah, y si ves a gente necesitada de ayuda, ¡no lo dudes! ¡Ayúdales! Trata de encontrar a todos aquellos que puedan empuñar un arma y organizaremos una defensa. Reencuéntrate conmigo cerca de la posada de la que acabamos de salir en caso de que nos debamos separar. Adelante, ¡confío en ti!

 

Corro en pos de la casa de Lissandra, el bebé necesitará cuidados maternos o no tendrá ninguna posibilidad de enfrentarse a la vida, al menos debo intentarlo. Si no ha sido derrumbada, entraré tratando de buscarlas. Nunca he sido un hombre de fe, pero no dudaría en rezar al Hacedor, a Andraste y al que sea por encontrar a la familia de mi amigo con vida y poder ponerlas a salvo.

 

 

sinttulojvv.png

Heridas: Ninguna

Fatiga: Fresco

Aguante: +7 

Confianza: 1 (3)

Armas

-Espada Larga INI ATA +12 DAM +8 DEF +6

-Espada Larga Élfica  INI ATA +12 DAM +8 DEF +6

Armadura

-Cota de Mallas (+6)


Editado por Irathor, 17 August 2014 - 10:15 PM.

skeleton.gif

di-F7S3.gif
banner_bsg7.jpg


#12 Aragorn

Aragorn

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 708 posts

Posteado 17 August 2014 - 11:31 PM

                                                             Aren

 

Aren rápidamente olvidó buscar refugio, todo era un infierno, no había posibilidad de escoderse, los cánticos que escuchaba eran aterradores, pero no debía dejarse vencer por el miedo mientras intentaba salvar las vidas que podía-"Aren no tienes que hacerte el héroe, eso te restará años de vida"-se decía a sí mismo con pena, cuando vio como el suelo hacía desaparecer la casa en la que el niño había entrado segundos antes.

 

No podía evitar mirar las sombras cambiantes, monstruosas, nunca había visto nada igual, ¿sería algo relacionado con la Ruina? eso ahora poco importaba, la pobre gente del pueblo moría sin piedad y las voces fantasmagóricas cantando a coro eran hiptonizantes.

Cada vez que Aren escuchaba esas voces un frío gélido le recorría la columna vertebral y eso no significaba nada bueno, lo había sentido muchas veces antes y eso nunca presagió nada bueno. Le salvó la vida muchas veces y esperaba que en esta ocasión saliera con vida.

 

Mientras gritaba a la poca gente que quedaba para alejarlos del terror, vió como a su alrededor se encontraba gente tan perpleja como él, no parecía ser del pueblo, forasteros como yo. Me fijé en los más cercanos, dos hombres que salían de la posada consumida por las llamas y el desastre, uno de ellos con un recién nacido en brazos, una imagen cómica si no fuera por la muerte que los rodeaba en ese instante, un hombre curtido con cota de malla y un bebe en un brazo se encaminaba hacia un grupo de casas a punto de desmoronarse, corrí hacía él para evitar el desastre.

 

¡Detente! ¿es que estás loco? te encaminas hacia una muerte segura, ¡rápido, fuera de aquí, esas casas van a desplomarse en cualquier momento!


Editado por Aragorn, 17 August 2014 - 11:55 PM.

"He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir...".

#13 Irathor

Irathor

    El Matarreyes

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 5313 posts

Posteado 18 August 2014 - 09:45 AM

Connor Landy
 
Apenas di dos pasos cuando un hombre se acerca hasta mi posición gritándome algo, al parecer todo el mundo está más pendiente de huir que de ayudar. No puedo evitar negar con la cabeza mientras el hombre me pide que salga huyendo. Huir es lo que cualquiera haría, cualquiera permitiría que este mal campase a sus anchas por estas tierras y empalase a todo aquel que no le diera tiempo a huir. Endurezco el gesto y termino negando con más efusividad.

-Mientras sigan en pie trataré de salvar a los mayor parte de gente posible. Hay que prepararse para combatir este mal, está aquí. Huir dejando a esta gente atrás es asesinarla, además... ¿Huir a donde? Estamos en una aldea sin nombre. ¡Ayúdame a poner a salvo a tantos como puedas y encontremos el origen de esta calamidad o se volverá a repetir!

Sin mediar más palabra sigo con la idea de encontrar la casa de Lissandra.
 
 

sinttulojvv.png
Heridas: Ninguna
Fatiga: Fresco
Aguante: +7 
Confianza: 1 (3)
Armas
-Espada Larga INI ATA +12 DAM +8 DEF +6
-Espada Larga Élfica  INI ATA +12 DAM +8 DEF +6


 

Armadura

-Cota de Mallas (+6)


Editado por Irathor, 19 August 2014 - 08:45 PM.

skeleton.gif

di-F7S3.gif
banner_bsg7.jpg


#14 Greeny

Greeny

    Señor de los Patryn

  • Moderador
  • 5633 posts

Posteado 19 August 2014 - 05:18 PM

La tierra tembló como nunca antes, tragándose casas enteras, con sus vidas y sueños quebrados. El bosque pareció reír a través de las sombras, y sus ramas se agitaron.

 

Con el bebé llorando entre sus brazos, Connor corrió hacia la choza de Lissandra… pero se detuvo. Allí donde había existido el hogar, sólo había una grieta, grande, cruel como una boca depredadora, de dientes de piedra y lengua invisible.

 

Se había ido. El niño agudizó su llanto, como si lo supiera.

 

El resto de supervivientes logró alejarse de todo aquel caos de seres incorpóreos, de lanzas pétreas ansiosas de sangre, de cánticos incomprensibles. Azoth llevó a la anciana como pudo, arriba, arriba, por la pequeña colina, seguido por dos jóvenes, de rostros torcidos por el miedo, y por el elfo Jeras. Darmon y el hombre fornido alcanzaron la cima tras ellos, volviendo junto al qunari que, erguido como una mole, mantenía la ventajosa posición.

 

Aren se había quedado atrás, llamando a gritos a Connor. El hombre, con el bebé entre sus brazos, miró alrededor, apesadumbrado, y vio que ya no quedaba nada, ni nadie, que salvar.

 

Ambos corrieron hacia el grupo, sabiendo que la aldea estaba perdida.

 

Sin embargo, las sombras no lo siguieron. Los cánticos alcanzaron el clímax, y una nueva roca, afilada, surgió en el centro de la aldea. Era mucho mayor que el resto, con más de cuatro metros de altura. Brillaba incluso en aquella hora antes de la noche cerrada, con su superficie de cristal destellando con tonos carmesíes.

 

Las sombras rodearon el monolito, riendo, abriendo sus fauces, lamiendo el aire con sus lenguas. Y el cristal palpitó, con su corazón en forma de gema negra fulgurando oscuridad.

 

El cristal estalló en mil pedazos.

 

La gema cayó en las manos de una sombra.

 

Una nube cruzó la luna, y la noche se adueñó del claro.

 

Cuando la nube pasó, y las pocas estrellas iluminaron la aldea, no quedaba nada: ni sombras, ni gema… ni vida.

 

El bosque dejó de reír. Una brisa fría rodeó a los supervivientes; el ataque terminó tan bruscamente como empezó.


greeny80.pngclandlan.png


#15 'Jinmu'

'Jinmu'
  • Invitado

Posteado 19 August 2014 - 06:06 PM

Jeras Boldric:

 

Le entregó el bebé al desconocido, pero este no quiso abandonar la zona. Lo que él pretendía era que le ayudara a buscar supervivientes para organizar la defensa del pueblo. Estaba claro que ese tipo estaba loco y que no veía la gravedad de la situación, así que decidió no seguirle el juego.  Se giró y salió corriendo en dirección contraría, para volver a retomar el camino que se dirigia hacia Seleny.

 

Antes de salir del pueblo se encontró con un tipo grande que observaba la situación minuciosamente. Nunca había visto alguien igual, seguramente se trataba de un Qunari, la raza que estuvo a punto de aplastar el Imperio de Tevinter.

 

De repente se escuchó un estruendo que hizo que todo el mundo se girara.  En medio del pueblo apareció una especie de monolito que brillaba. De él apareció una especie de gema que estalló en mil pedazos y después de eso se hizo el silencio y no quedó nada, como si todo hubiera sido una pesadilla. Después del espectaculo, el resto de supervivientes se acercaron a donde estabamos nosotros.

 

Se giró hacía al Qunari y le dijo.

 

- Te he visto muy interesado en lo que ha pasado aquí. No sé que hace alguien como tú en este lugar, pero te recuerdo que esto es Tevinter donde la magia no tiene ningún control. Así que será mejor que olvides lo que ha pasado. Eso solo te llevará a la muerte. Te dejo reflexionado con lo ocurrido, tengo cosas mejores que hacer.  

 

 

Jeras_zpsf49dd51e.jpg

Heridas: Ninguna.

Fatiga: Fresco.

Confianza: 1 (3)

Aguante: +0

Armas:

-Pelea: INI: 1 ATA: +9 DEF: +9 DAM: +0
-Dagas Gemelas: INI: 1 ATA: +11 DEF: +9 DAM: +3

 

Armadura:

-Ninguna.


Editado por Jinmu, 19 August 2014 - 08:26 PM.




Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.