Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Ganas o mueres... [Partida]


412 respuestas al tema

#1 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8350 posts

Posteado 03 January 2014 - 09:32 AM

Juego-de-Tronos-Game-of-Thrones-O-ganas-

 

"Cuando se juega al juego de tronos sólo se puede ganar o morir. No hay puntos intermedios"

~ Cersei Lannister ~

 

 

 

294 después del Desembargo de Aegon, 12 años desde la Guerra del Usurpador, 5 desde la Rebelión Greyjoy

 

El Envenenador

 

La noche ya había caído hace varias horas y los únicos ruidos que se escuchaba en los alrededores eran los aullidos de los perros callejeros y el griterío proveniente de la sala común de  la posada. Mientras los leales parroquianos del lugar y los viajeros ocasionales se dedican a comer, beber, cantar algunas estrofas de mal gusto y toquetear a las camareras, en el piso superior de la posada, más precisamente en una de las habitaciones, no se respira un clima festivo sino que es dominado por una atmósfera sombría y cargada de malicia.

Mientras la chimenea crepita débilmente, dos hombres charlan junto a ella, ambos degustando un vino rojizo proveniente de El Rejo

 

-Ya está hecho. He conseguido un par de viales de Lágrimas de Lys, además de un buen cargamento de Acónito, Belladona y Polvo Gris -el hombre bebe el último trago de vino que tenía en su vaso para luego comenzar saborearlo lentamente. Su voz posee un acento extranjero, muy posiblemente de las Ciudades Libres.

 

-Muy bien, mañana mismo daré la orden y el cargamento se partirá inmediatamente a su destino.  Las Lágrimas de Lys no, por el momento esos viales se quedarán conmigo, tengo otros planes para ellos -dice el otro sujeto para luego finalizar con una maliciosa sonrisa, por su tono se trata claramente de un habitante de los Siete Reinos.

 

Ante el comentario, el extranjero lanza una sutil carcajada mientras llena con cuidado su vaso. A pesar de conocer a su conocer a su compañero hace tiempo y haber trabado amistad, el hombre de las Ciudades Libres intuye que le está escondiendo algo.

 

-Conozco tu plan a grandes rasgos y algunos detalles que me has comentado pero hay algo que todavía no comprendo ¿Qué te han hecho esos desgraciados para que le hagas todo lo que tienes ideado?

 

-Simplemente, nada -responde con tranquilidad el ponienti- Solo necesito una Casa cercana a la que hundir y ellos son la mejor opción.

 

-¿Entonces haces todo esto solo por poder? -pregunta algo confuso el hombre de más allá del mar.

 

-No, poder solo no, también lo hago por riqueza, por posición, por tierras, y puede que un poco también por tener una hermosa esposa en mi cama -finaliza con una sonrisa.

 

-Ah, comprendo lo que dices, sobretodo la parte de la esposa -dice el extranjero acompañando sus palabras con una risa. Acto seguido levanta su vaso proponiendo un brindis- Por tu éxito, mi amigo. Solo espero que cuando logres lo que quieres, te acuerdes de nuestro trato.

 

-Tendrás tu tan ansiada recompensa, y puede que también lo suficiente para que vivas cómodamente en Braavos, Myr, Qohor o en donde quieras asentarte.

 

El extranjero asiente con una sonrisa y acto seguido ambos sujetos entrechocan sus copas y las vacían de un trago.

 

 

 

El Heredero

 

Los primeros y tímidos rayos de sol comienzan a filtrarse por las ventanas del maltratado castillo. En el interior, los criados corren de un lado a otro cumpliendo con sus obligaciones mientras que en el exterior, el patio de armas está lleno de actividad, batidores junto con sus sabuesos se preparan para salir de la fortaleza mientras que los soldados montan en sus caballos y salen disparados en todas direcciones.

 

A pesar de estar medio dormido por haberse quedado despierto hasta tarde cumpliendo con las tareas que le encargo su padre,  el joven avanza por el pasillo dando largas zancadas y, cuando llega a la puerta de la sala, la abre con un fuerte empujón.

La amplia habitación está prácticamente deshabitada, con excepción de un par de sirvientes y un hombre mayor sentado en la cabecera de la mesa. Al entrar el joven a la sala, el viejo es sacado de sus pensamientos y levanta la vista.

 

-¡¿Cómo que ha desaparecido durante la noche?! -pregunta con un claro tono molesto el joven- ¿Los exploradores todavía no la han encontrado?

 

-Sí, se ha… ido -responde el hombre con un tono sosegado- El primer grupo de batidores no ha encontrado su rastro, ya he despachado a un segundo grupo y el tercero se está preparando para salir.

 

-¿Y tú que harás, padre? ¿Te quedarás aquí con los brazos cruzados hasta que aparezca o la olvides? -el tono del muchacho comienza a estar cada vez más cargado de furia.

 

-Ya he hecho todo lo que está al mi alcance. Solo nos resta esperar a que nuestros hombres la encuentren -a pesar de las palabras de su hijo, el hombre mantiene su tono calmado.

 

-Si yo fuera tú, a pesar de estar viejo y dolorido hubiera salido a primera hora a buscarla -le reprocha el joven.

 

-Más respeto que soy tu padre -las palabras de su hijo hacen mella en el hombre y su serenidad comienza a disminuir- Sabes perfectamente que apenas puedo caminar y mucho menos montar, y también sabes que si fuera más joven hubiese sido el primero en salir y no descansaría hasta encontrarla.

 

-¡Bah! Excusas de ancianos, apenas estás haciendo algo para traerla de regreso…

 

-¡¿Acaso crees que no hago nada?! -el padre pierde los estribos y acto seguido golpea con su puño la mesa- Maldita sea, yo también quiero que vuelva con nosotros ¡es mi hija!

 

-¡Y es mi hermana! -exclama el joven y al cabo de unos segundos, vuelve a hablar- No pienso quedarme discutiendo contigo, parto con el siguiente grupo. Tal vez consiga traerla más pronto de lo que tú eres capaz.

 

El joven se gira y se marcha a paso rápido, cerrando con fuerza la puerta tras de él. Mientras tanto en la sala, los sirvientes quedan paralizados sin saber qué hacer y el hombre adopta una posición pensativa, un gran silencio se apodera de la sala…

 

 

 

El Mercenario

 

Los fuertes pasos del mercenario hacían crujir el piso de madera mientras que iba contando mentalmente las puertas que había a su derecha. Según el posadero, la cuarta puerta de la derecha era donde estaba a quien buscaba. Tras encontrarla, se detuvo frente a la puerta y calculó la distancia.

 

*Solo espero que todavía tenga los pantalones puestos *se dijo a sí mismo para luego lanzarle una fuerte patada a la puerta, la cual se abrió sin casi oponer resistencia.

 

Cuando ingreso en la habitación, el mercenario encontró al hombre que buscaba acostado en la cama aunque no estaba solo. Con él, o mejor dicho, sobre él, se encontraba una mujer desnuda. Sobresaltados por la aparición del mercenario, la mujer si hizo a un lado y se cubrió con las sábanas mientras que el hombre, también totalmente desnudo, desenvainó con gran velocidad la espada que descansaba junto a su cama.

 

-Por favor, guarda tus dos espadas -le dice al hombre para luego girarse a la mujer- Vete  -le dice con mirada hosca.

 

-No cariño, por favor, no te vayas -dice el hombre mientras envaina la espada pero la mujer no le hace caso y tras vestirse rápidamente, se marcha corriendo de la habitación, dejando a ambos solos- Gracias, jefe. Sabes que no tengo ni un cobre para una puta y también sabes que me llevó toda la tarde convencer a esa campesina de que se abriera de piernas pero aun así a ti no te importó y encima no tienes mejor idea que interrumpirme en plena faena… -dice el hombre mientras se viste.

 

-Con lo de la campesina ya no puedo hacer nada pero con tu falta de dinero si, tenemos trabajo -responde el jefe tras cerrar lo mejor que puede la puerta que rompió- Debemos llevar media docena de cajas y barriles a una aldea y después realizar otro trabajo más.

 

-¿Así que ahora somos recaderos? Por si no lo recuerdas, solo tenemos un par de caballos flacos que no aguantarán la carga y no tenemos dinero para comprar una carreta… aunque ahora que lo pienso, creo que si juntamos el dinero que de todos, ni siquiera llegaríamos a comprar una mula.

 

-¿Por qué crees que te vine a buscar durante noche, idiota? Aprovecharemos la oscuridad para robarle la carreta a algún campesino, luego iremos con ella al punto de encuentro para cargar las cajas y partiremos antes de que la milicia se dé cuenta -dice con tono autoritario el jefe- Nuestro empleador no piensa ni darnos un adelanto así que a menos que se te ocurra otra forma de conseguir la carreta, será mejor que vayas a despertar a los demás.

 

-Vaaale, ya voy -el hombre termina de vestirse y tras atarse la vaina de la espada a la cintura, se marcha en dirección hacia el exterior de la habitación- Eso sí, tú te encargas de Ratón, ya sabes cómo se pone cuando lo despiertan -agrega cuando llega a la puerta, y antes de que el jefe pueda decir algo, desaparece por el pasillo.

 

 -Es un buen mercenario pero muchas veces es un idiota…. -dice el jefe mientras abandona a paso tranquilo el lugar.


Editado por Daerrec, 04 January 2014 - 04:21 AM.


#2 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8350 posts

Posteado 06 January 2014 - 06:06 PM

Uriel Viskek

 

-Excelente golpe, mi señor, pero si quiere que el rival no tenga posibilidad de esquivarlo, debe intuir en qué dirección se moverá -te dice Fordet Dyrek.

 

Llevas entrenando con el maestro desde que te has levantado y aunque por el momento Fordet se muestra mucho más hábil que tú, no dudas que en unos años conseguirás igualar su habilidad.

 

-Debe aprender a leer al enemigo, mi señor. Mis años de combates me han enseñado que siempre que puedan la mayoría de los guerreros esquivan los ataques de la misma forma. Si hubiera prestado atención a mis movimientos, hubiera deducido que me movería hacia la izquierda -te explica Fordet- Debe aprender esta lección, mi señor. Bien, vamos otra vez.

 

Te preparas para reanudar el combate pero antes de que puedas hacerlo, aparece un joven. Lo reconoces inmediatamente como uno de los mensajeros del castillo.

 

-Mi señor Uriel, Lord Harold solicita vuestra presencia en el salón principal. Se trata de algo urgente.

 

 

 

Gerald Viskek

 

-… y el escudo de armas de la Casa Lugus es un cáliz de argén tachonado de esmeraldas sobre campo sable. Su Lema es “Bebe, Vive, Perdura” aunque, si me permite el comentario, algunos señores dicen que debería ser “Bebe, Muere y Púdrete”. Los Lugus tienen una historia pintoresca y por lo que he oído, mi señor, Naton Lugus, el heredero de la Casa, no le tiene mucha estima…

 

A pesar de ser todavía de mañana, llevas un buen tiempo charlando de heráldica e historia de las Casas con el maestre Erdal. Incluso se podría decir que has aprendido bastante. Sin embargo, antes de que el maestre pueda continuar, alguien golpea la puerta. Luego de que el maestre le da permiso, un joven entra en la habitación.

 

-Mi señor Gerald, vuestro padre requiere su presencia -dice el muchacho con mucho respeto- Está convocando a una reunión a todos sus hijos y a algunos de sus vasallos, también solicita vuestra presencia maestre Erdal.

 

-Iré de inmediato -le responde el maestre y luego se gira hacia ti- Continuaremos con la charla en otro momento, mi señor Gerald -os dice mientras se levanta de la silla

 

A pesar de haber recibido la respuesta del maestre, el muchacho todavía se queda en la habitación esperando la tuya.

 

 

 

Minerva Viskek

 

Desde que te has despertado has estado intercambiado rumores con Dyna, tu doncella. Por lo visto, se dice vieron a la esposa del jefe de caballo saliendo de la casa del quesero ayer a la noche y que dos de los guardias se pelearon en la taberna del pueblo porque ambos pretendían a la hija del panadero. Aunque Dyna tiene muchos rumores más, se calla de inmediato cuando llaman a la puerta.

Luego que le das permiso a entrar, Lena, otra de tus doncellas entra a la habitación.

 

-Mi lady, vuestro padre os llama y requiere su presencia en el salón principal -os dice mientras se sienta junto a ti.

 

-¿Sabes de que se trata? -pregunta curiosa Dyna para luego girarse hacia ti- Tal vez ha conseguido un pretendiente para vos, mi lady.

 

 

 

Ingus Tormenta

 

-Es un arma muy peculiar, utilizada principalmente para dar estocadas -te dice Wilhem- Debo reconocer que cualquier artesano de Poniente tendría dificultades en fabricar una espada braavosi ya que es difícil hacer una hoja delgada pero resistente pero por suerte para vosotros, en Desembarco del Rey conocí mucha gente de las Ciudades Libres que me enseñaron como forjarlas.

 

Cuando te despertaste te preparaste para servir como guardia de Lord Harold pero por alguna razón que desconoces, el señor de la Casa te ha dicho que no requería de tus servicios y te ha dado el día libre.

Sin tener nada que hacer, has paseado por el castillo hasta que decidiste visitar a Wilhem y desde entonces han estado hablando de armas y de tu peculiar estilo de combate. Aunque no lo creías posible, el artesano conoce mucho de las armas del otro lado del mar.

 

Mientras charlas con Wilhem, uno de los guardias se acerca a ti e interrumpe vuestra conversación.

 

-Mi señor Lord Harold solicita tu presencia inmediatamente, Tormenta -te dice el soldado- Al parecer está convocando a una reunión importante y quiere que estés presente.

 

Sin esperar tu respuesta, el guardia de marcha al castillo para seguir con sus tareas.

 

-Será mejor que vayas muchacho, ya me has entretenido demasiado con tu parloteo -a pesar de la brusquedad de Wilhem sabes que no lo dice por desprecio sino porque ese es su carácter.

 

 

 

Jack Sharkhound

 

-Le hemos cambiado las velas a "La Tempestad Gélida", también hemos mejorado el timón y reforzado los mástiles -te dice Sengrey, tu segundo al mando- Ahora resistirá a cualquier cosa que le tire el mar.

 

Debido a que tu cargo como Capitán de la guardia del pueblo no es muy agobiante y no te ves obligado a hacer rondas como los demás soldados, decidiste aprovechar la mañana para visitar el puerto y sobretodo a tu barco.

Una vez que llegaste a cubierta y mientras te dedicabas a pasear por ella, el segundo al mando te ha comentado las mejoras que le han hecho a "La Tempestad Gélida" y al resto de los barcos. Aunque has escuchado la mayor parte de lo que Sengrey ha dicho, tu corazón te ha hecho el tiempo que llevas sin estar en alta mar.

Sin embargo, dejas de prestarle atención a tus recuerdos y a las palabras del segundo cuando vez a un hombre a caballo galopando velozmente en tu dirección. Cuando llega al puerto, se baja de su montura y se acerca hasta el amarradero, sin subir al barco.

 

-Ser, Lord Harold solicita tu presencia en el castillo -te dice desde la distancia aunque lo que te llama la atención es que te trate de “Ser”- Desconozco el motivo, pero parece urgente.

 

-Vaya ¿desde cuando eres caballero, capitán? -te pregunta sorprendido Sengrey.

 

 

 

Brod SinSuerte

 

-Es un gran animal, lo has entrenado muy bien -te dice Wolder refiriéndose a tu gatosombra- Aunque tengo dudas de su valor en un combate ¿crees que luchará junto contigo frente a un enemigo y no huirá en medio de la pelea?

 

Tras despertarte, has pasado gran parte de la mañana organizado a las partidas de caza. Una vez que los cazadores han salido del castillo y se han desperdigado por la espesura, te has dedicado a hablar de animales con el jefe de las perreras. Últimamente te has sentido bastante a gusto con Wolder, el entrenador de los sabuesos, ya que al igual que tú, tiene un lado salvaje y un gran aprecio por los animales.

 

-El sabueso preferido de Lord Harold lo entrené yo mismo y vale lo mismo que cualquier soldado ¿te han contado la historia de la cacería? -sin darte tiempo a responder, “el Mordedor” continua- Cuando Lord Harold salió de cacería con sus compañeros nobles, se topó en un claro del bosque con un agresivo jabalí. El caballo, asustado ante la carga del animal, se encabritó y tiró al suelo a nuestro señor dejándolo a merced del jabalí. Sin embargo, antes de que pudiera llegar a él, el sabueso se lanzó contra el animal y clavó sus dientes en su cuello. Los colmillos del jabalí casi lo abren en dos pero le dio el tiempo suficiente para que Lord Harold se pusiera de pie y para que sus acompañantes nobles le dispararan a la bestia. Esa noche, los nobles cenaron jabalí mientras que el pobre perro se lamía las heridas -al llegar a esta parte, el tono de Wolder adquiere algo de tristeza- El sabueso pasó varias semanas recuperándose de sus heridas bajo mis cuidados, todavía recuerdo sus tristes quejidos… Sin embargo, gracias a los Siete se recuperó y desde entonces no se separa ni un momento de Lord Harold, come junto a él e incluso duerme frente a su puerta.  Por eso lo empezamos a llamar “Escudero”…

 

Antes de que “El Mordedor” pueda continuar con su historia, un guardia se acerca a vosotros e inmediatamente lo reconoces como Dace, el guardia que te arrebató a tu amada  y que hace un par de meses, aprovechando la visita de un septón viajero, se casó con ella.

 

-Salvaje, mi señor solicita tu presencia en el salón principal -te dice con un marcado desprecio- Mas te vale apurarte y no entretenerte en el camino con ningún animal, Lord Harold no tolerará que pierdas el tiempo seduciendo a alguien de tu especie. 



#3 Runge

Runge

    The Joker

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2624 posts

Posteado 06 January 2014 - 06:47 PM

Jack Sharkhound

 

Orilla Impasible siempre ha sido un pueblo bastante tranquilo, y más en los tiempos que corren, pero aún así nunca me ha gustado la calma, es demasiado traicionera, ante una tormenta te puedes enfrentar. Además el hecho de ser el capitán me permite tener algo más de libertad, por lo que no dudo en visitar "La Tormenta Gélida". Es subir al barco y el humor cambiarme, incharme de orgullo, sentir como la cubierta se mece empujada por el mar. Sé que Sengrey me está hablando, algo han cambiado en el navio, no hacía falta que me lo explicase porque lo noto, el barco me habla, está cómodo, pero al igual que yo quiere partir, navegar, viajar, surcar una vez más los mares.

 

De repente, una polvareda inconfundible a lo lejos me trae de vuelta a mis quehaceres, más aún cuando el jinete se baja delante del navio, sin llegar a pisar en él, parece que entiende que sin el permiso de su capitán uno no puede subir así sin más a un barco. Por extraño que parezca me llama "ser", lo que provoca un gesto de extrañeza en mi rostro al tiempo que me pregunto qué es lo que querrá Lord Harold de mí.

 

"Pues me acabo de enterar al igual que tú, quizás ahora me comprometa con su hija. Jajajaja. Eso sí que sería sorprendente." -respondo entre risotadas a Sergey- "Sea lo que sea parece que tendré que ir. Buen trabajo, sigue así y que el viento nos sea benevolente hasta que volvamos a zarpar."

 

Me despido de Sergey y bajo de mi navio con paso firme y tranquilo, hasta llegar a la altura del mensajero.

 

"Espero que no sea muy urgente, prefiero tener los pies en tierra durante el mayor tiempo posible, ya que por ahora la mar no nos requiere." -le digo al tiempo que le observo de arriba a abajo.

 

Tras esto me dirigiré al castillo a presencia de Lord Harold, si no hay prisa iré a caballo el menor tiempo posible.

 

 


2yo7hae.jpg

Jack Sharkhound
Puntos de Destino: 2
Defensa en intrigas: 10
Compostura: 12
Defensa en combate: 12 (10/13/12/10)
Salud: 9

Dinero:
2 do 57 vp 23 pc

Ataque
-Espada Braavosi cs (Ataque: 5D+1B+1 - Daño: 4 - Defensiva +1, Rápida)
-Daga de Parada cs (Ataque: 5D+1B+1 - Daño: 3 - Defensiva +2, Secundaria +1)
-Arco de caza cs (24) (Ataque: 3D+1B+1 - Daño: 4 - A dos manos, Largo Alcance)

Armadura:
-Cota de anillas (Protección: 4 - Penalización: -2 - Impedimento: 1)


Imagen posteada

Firma StarWars - Un mundo paralelo

Spoiler


#4 rich4r

rich4r

    MilNombres

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 3040 posts

Posteado 06 January 2014 - 08:55 PM

Gerald Viskek
el maestre habla de la casa lugus y su lema ,sonrio sobre el segundo lema que han dado los señores
-puede que me guste mas el segundo lema, pedire a la nana que borde uno para naton lugus
al escuchar mis palabras continua diciendo que naton lugus no me tiene mucha estima

-cuando eso me quite el sueño entonces me interesara , si un dia vuelvo a verlo en un torneo , puede que le enseñe algunos movimientos

nos hemos dejado llevar por la historia y la heraldica ,he aprendido bastante sobre algunos blasones y personas del reino como de historias sobre ellos, al escuchar mis palabras el maestre hace una pausa y cuando retomamos la leccion un sonido sordo procediente de la puerta nos interrumpe ,un joven entra en la ala habitacion despues que el mestre le otorga la entrada

el joven informa que mi padre pide mi presencia ,tras una pausa informa que el maestre tambien tiene que estar presente

el maestre responde que ira de inmediato y me informa que continuaremos con esta platica en otro momento

me recuesto de la silla con la cabeza hacia atras como agobiado , me pongo de pie y veo que el chico aun esta en la habitacion

-claro , vamos enseguida ,sabemos como llegar no hay por que escoltarnos

espero al maestre ,ambos nos dirigimos a ver a mi padre

seguro resolveran el problema entre mi padre y mi hermano mayor ,como siempre

Editado por rich4r, 06 January 2014 - 08:55 PM.

rolcz.jpg

#5 BlindGod

BlindGod

    Neonato

  • Miembro
  • PipPip
  • 159 posts

Posteado 06 January 2014 - 09:19 PM

Minerva Viskek

 

Si los dioses son piadosos no sera cierta esa que afirmas, no hay hombre en los 7 reinos digno de mi mano y mucho menos merecedor de mi afecto. Me levanto y mi aliso el vestido Ayudame a estar mas presentable para mi padre Dyna. No es bueno que lo hagamos esperar, se de buena tinta que no tiene mucha paciencia.

 

Salgo acompañada de mis damas para acudir con la cita de mi padre.



#6 EDDAS

EDDAS

    Humano

  • Miembro
  • Pip
  • 83 posts

Posteado 06 January 2014 - 09:31 PM

BROD SINSUERTE

 

No hay bestia mas aguerrida que esta, creeme cuando los caballos del enemigo lo vean correran contra sus hombres, una vez este pequeño peludo entra en frenesi asesino mas vale estar lejos de el digo riendome jocosamente.

 

Escucho la historia del sabueso del Lord atentamente antes de hablar.

 

Es una realidad que los señores solo se acuerda de los que tienen tras de si cuando es preciso, una vez realizada su funcion no reciben ningun miramiento mas alla de un hueso. Pero entre todos los Lores prefiero servir a alguien que al menos es consciente de lo que le rodea.

 

En ese momento llega un guardia para llamarme, comparto un pasado con ese hombre y puede que en el futuro tambien estemos enlazados y habra septones de por medio si sigue tratandome asi o hermanas silenciosas mejor dicho. Ya mismo voy ya puedes irte piltrafa digo escupiendo al suelo.

 

Si el guardia le echa valor y me planta cara teniendo delante a Escarcha (mi peludo amigo se llama Escarcha) ya vere como lo coloco en su sitio. Si puedo irme sin mas voy a donde me llaman despidiendome de mi amigo.



#7 SoulGears

SoulGears

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 693 posts

Posteado 06 January 2014 - 10:34 PM

Uriel Viskek

 

Miro al sirviente con cara de extrañeza mientras mentalmente repaso mis tareas, creo haberlas cumplido todas impecablemenet aunque es cierto que el significado de la palabra impecable es distinto para mi padre y para mi.

 

No te quedes ahi pasmado, traeme agua y una paño para estar medianamente presentable para mi señor padre. Digo haciendo un gesto con la mano indicando que se de prisa.

 

Bueno viejo, parece que te han salvado de una buena paliza digo con una sonrisa y fanfarroneando, respeto mucho al maestre de armas por que se que sabe mas que yo pero soy mas joven y aunque sus conocimientos me superan mis habilidades no se quedan atras.

 

En cuanto este presentable ire a ver a mi padre sin mas dilacion, llevando conmigo mis armas.

 

Mientras camino hasta donde se encuentra mi padre acaricio el pomo de Sonrisa Carmesi.



#8 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 06 January 2014 - 11:29 PM

Ingus Tormenta

 

Para mi sorpresa Lord Harold me dice que no necesita mis servicios nada más ir a visitarle a primera hora de la mañana como es costumbre. Me extraña, aunque dentro de lo que cabe tampoco es raro, ya que hay asuntos que no son importantes para mi posición. Mi trabajo es proteger a los Viskek, y si no se me necesita me tomaré como un día libre.

Así pues decido darme una vuelta por el castillo y después de un rato paseando decido pararme a hablar con Wilhem. Para mi sorpresa sabe bastante de las armas que empuño, e incluso afirma saber como forjarlas. Sin duda es fascinante que tan lejos de Braavos alguien domine ese estilo de forja y comprenda la utilidad del arma. La mayoría de la gente se mofa de mi "mondadientes", al menos hasta que los prueban en sus carnes. La charla me lleva a pensar que quizás en Desembarco del Rey haya más espadachines que luchen como yo y que estén dispuestos a compartir conocimientos y cruzar aceros.

Sin embargo un soldado nos interrumpe diciendo que Lord Harold requiere mi presencia urgentemente. La expresión de mi cara cambia rápidamente a una mucha más tensa. Instintivamente pienso en que algo grave ha sucedido.

Me despido del Wilhem con una leve inclinación de cabeza sin mediar palabra, pues sé que como yo no es un hombre dado a hablar de más, menos cuando la situación no lo requiere. Acto seguido indico al soldado que me lleve ante Lord Harold con un ademán.


Editado por BlackAbel, 06 January 2014 - 11:30 PM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#9 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8350 posts

Posteado 07 January 2014 - 03:57 AM

Uriel Viskek

 

-Ehh… de inmediato mi señor -el joven se marcha a la carrera en busca del agua y el paño.

 

Ante tu comentario, el maestro de armas lanza una sonora carcajada.

 

-Siempre es un placer hacer algo de ejercicio matutino con vos, mi señor -te dice amablemente- Además, es gratificante ver como los niños que apenas sabían agarrar una espada se conviertan en guerreros tan hábiles.

 

Mientras hablas con Fordet, el muchacho regresa con el agua suficiente para que te laves las manos y el rostro y un paño para que te seques el agua y el sudor. Una vez que crees que estás lo suficientemente presentable, o por lo menos polvoriento, te marchas en dirección al salón principal.

 

 

[El turno continúa más abajo]

 

 

 

Gerald Viskek

 

Ante tu respuesta, el muchacho te dirige una reverencia y se marcha dejándote solo con el maestre. Aprovechando que el mensajero se ha ido, Erdal vuelve a hablar.

 

-Debe tratarse de algo importante, mi joven señor, si no fuera así vuestro padre no nos hubiera mandado a llamar. Conozco a Lord Harold hace bastante tiempo y aunque es bastante hábil resolviendo los problemas que pueden surgir, cuando tiene que enfrentarse a uno importante prefiere tener a su lado la mayor cantidad de opiniones posibles.

 

Una vez que el maestre está listo, este vuelve a hablar.

 

-Ya podemos marcharnos. Y si no le importa, mi joven señor, preferiría que baje las escaleras junto a mí, los escalones a veces pueden ser traicioneros.

 

A paso tranquilo, bajáis las escaleras en dirección al gran salón.

 

 

[El turno continúa más abajo]

 

 

 

Minerva Viskek

 

-Tal vez sea como dice, mi lady, pero no creo que vuestro padre piense de ese modo -Dyna lanza una suave risita.

 

Tus doncellas te ayudan a estar más presentable mientras chismorrotear y una vez que estás lista, bajas las escaleras en dirección al gran salón siendo escoltada por Dyna y Lena.

 

 

[El turno continúa más abajo]

 

 

 

Ingus Tormenta

 

Ante tu silencioso saludo, el artesano te responde de la misma forma y se marcha al interior de la forja para continuar con su labor.

Desconoces cual será el motivo por el que Lord Harold te ha hecho llamar pero teniendo en cuenta de que te dio el día libre y que el señor no es alguien se me arrepiente a menudo, comienzas a pensar de que se trata de algo urgente.

 

Sin perder tiempo, avanzas rápidamente hacia el soldado ya que este se ha ido sin esperarte y una vez que lo has alcanzado le pides que te lleve hasta Lord Harold.

 

-No soy un guía, Tormenta, tengo una guardia que hacer -te responde secamente el soldado- Lord Harold te espera en la sala principal.

 

Sin dedicarle una palabra y viendo que no van en la misma dirección, avanzas en solitario hacia el interior del castillo.

 

 

[El turno continúa más abajo]

 

 

 

Jack Sharkhound

 

Ante tu comentario sobre un posible compromiso con la hija del señor, el hombre carraspea, seguramente dando a entender que no está muy de acuerdo con esas bromas.

 

Cuando bajas del barco y llegas junto a él, te dedicas a examinarlo y te das cuenta de que a pesar de su aspecto adulto, no tendrá más de 23 y si la memoria no te falla, se trata de un guardia del castillo.

 

-Como ya he dicho, desconozco el motivo por el que se solicita vuestra presencia -te dice con voz calma- Sin embargo, Lord Harold ha insistido en que lleguéis lo más rápido posible.

 

Viendo que tardarás el doble si vas a pie, decides ir a buscar a tu caballo y partes junto con el mensajero en dirección al castillo aunque no sin cierta desconfianza de tu montura.

 

 

[El turno continúa más abajo]

 

 

 

Brod SinSuerte

 

Con una clara mueca de odio ante tu respuesta, Dace lleva su mano hacia la empuñadura de su arma. Sin embargo, luego de dedicarle una mirada a tu gatosombra, cambia de idea.

 

-Al igual que los animales, no tenéis honor y luchad en manada -dice refiriéndose a ti y a tu compañero de cuatro patas- Si no me causara problemas con Lord Harold, hace tiempo que habría acabado con tu miserable vida.

 

Sin darte derecho a réplica, el guardia se marcha y tras despedirte del jefe de las perreras, te diriges en dirección al gran salón.

 

 

[El turno continúa más abajo]

 

 

 

Todos

 

En diferente orden y por diferentes entradas, todos llegáis al gran salón. La estancia donde os encontráis es bastante amplia y aunque cuenta con varios candelabros ornamentados en este preciso momento solo está iluminada por los rayos del sol que entran por las ventanas. En el fondo de la sala, y tras una amplia mesa con varios asientos se encuentran Lord Harold, el castellano Fardet Dyrek y Jaden Viskek, el hijo menor del lord, los primeros dos con semblante serio y actitud pensativa y el último hojeando un libro.

 

[Percepción (Observación), Moderada (9)]

Uriel (3D): 6 + 4 + 4 = 14 Dos grados de éxito

Gerald (3D): 2 + 3 + 6 = 11 Un grado de éxito

Minerva (4D): 5 + 2 + 3 + 4 = 14 Dos grados de éxito

Ingus (4D): 3 + 1 + 5 + 2  = 11 Un grado de éxito

Jack (5D+1B+5): 1 + 5 + 1 + 4 + 6 + 3 = 19 + 5 Cuatro grados de éxito

Brod (4D): 3 + 1 + 1 + 6 = 11 Un grado de éxito

 

Vuestros pasos resuenan por la espaciosa estancia y mientras avanzáis, os dais cuenta que los guardias no están en sus puestos y que los únicos que están en la sala sois vosotros, el castellano, Lord Harold y su hijo. Además, Uriel, Minerva y Jack se dan cuenta de que tampoco hay ninguno de los sirvientes que atienden las necesidades de Lord Harold. Esto os hace pensar que el señor de la Casa no quiere que nadie aparte de vosotros escuchéis lo que va a decir.

 

Con una seña de su mano, Lord Harold os hace una seña para que os sentéis pero cuando este ve a las doncellas de su hija Minerva, decide romper el silencio.

 

-Dyna, Lena, marchaos -dice con tono serio.

 

Las dos doncellas se despiden con una sutil reverencia y cuando están por salir por la puerta, el Lord vuelve a hablar.

 

-Si me llego a enterar de que habéis estado escuchando tras la puerta, lo lamentareis -agrega el señor con el mismo tono.

 

Las dos jóvenes intercambian una mirada de miedo y se marchan más rápidamente, cerrando la puerta tras ellas. Aunque sabéis que Lord Harold no es alguien cruel, también estáis al tanto de que no le agrada que le desobedezcan.

 

-Bien, ahora si podemos hablar -os dice Lord Harold con un tono más suavizado- Los he mandado a llamar porque tenemos un serio problema y vosotros sois los más aptos y en los que más confío -el señor hace una pausa y luego continua- Hoy mismo, a primera hora, ha llegado una de las partidas de caza. Es un grupo bastante experimentado pero eso no impidió que llegaran corriendo como si fueran doncellas asustadas. Por lo que me han dicho entre titubeos, tras haber estado casi todo el día cazando, decidieron descansar en una pequeña aldea pero huyeron cuando vieron que todos sus habitantes estaban muertos. Les pregunté si estaban asustados solo por eso pero me respondieron que en los cuerpos no había signos de violencia y que habían muerto por la peste.

 

-Pero hemos estado analizando la situación y Lord Harold y yo no creamos que sea peste -luego de pedirle la palabra, el castellano comienza a hablar y desenrolla sobre la mesa un mapa de las tierras de la Casa- La aldea a la que se refieren los cazadores se encuentra aquí, a menos de medio día de la torre “La Aguja”, y no tendrá ni un par de meses de construida así que es muy poco probable que haya contraído la peste. Si en verdad fuera un brote, ya se hubiera extendido hacia el campamento de mineros y la guarnición de la torre debido a que esa pequeña aldea es una de las que les proporciona alimentos.

 

-Justamente por eso, os enviaré a vosotros a investigar. Los soldados son leales pero también muy supersticiosos y puede que un poco ignorantes. Si los rumores de la peste se extienden, aparte de perjudicarnos económicamente, el pueblo llano entrará en pánico y nos causará mayores problemas -os explica el Lord- Si en verdad se trata de un brote de plaga, quiero que queméis todo, las casas, los cultivos y los cuerpos. Pero si se trata de otra cosa, quiero que investiguéis a fondo aunque si llega a haber alguna situación que os supere, no dudéis en regresar y ponerme al tanto. Creo que es todo.

 

-Padre, te faltó decir lo de las minas… -interviene Jaden

 

-Es cierto, hijo -le dice Lord Harold con una sonrisa para luego volverse hacia vosotros- Aprovechando el viaje, una vez que acabéis con el asunto de la aldea debéis ir a las minas. El capataz me ha enviado un mensaje diciendo que están sufriendo robos. Sin embargo, lo curioso es que no roban oro, plata o hierro sino herramientas de trabajo como picos y palas. Puede parecer algo sin importancia pero que roben herramientas en vez de cosas de valor es muy raro. Además, por simples principios, no voy a permitir que cualquier idiota le robe a nuestra Casa, ya sea un lingote de oro o una cuchara de madera.

 

Lord Harold se acomoda en la silla mientras os mira a cada uno de vosotros.

 

-El Maestre Erdal irá para asegurarse de que no se trata de peste y de que tomáis las medidas adecuadas, hacedle caso en todo lo que dice. Uriel, tu irás como representante de la Casa Viskek. Gerald, también irás, puede que no heredes el liderazgo de la Casa pero tengo esperanzas de que puedas gobernar tus propias tierras y esta experiencia te servirá. Minerva, también viajarás pero quédate a cierta distancia de la aldea, además eres más avispada que estos dos -dice el señor refiriéndose a Uriel y Gerald- y serás de más utilidad soltándoles la lengua a los mineros para averiguar cuál es el ladrón. Ingus, Jack, Brod, vuestra tarea es proteger a mis hijos y al maestre y, si es necesario, impedir que comentan alguna estupidez. Además, Brod, tu eres el jefe de los cazadores y puede que cuando regreses y les digas que no se trataba de peste, le metas algo de sentido común a esa banda de idiotas que tu llamas cazadores.

 

-Tenéis dos opciones para llegar a la aldea -dice el castellano una vez que el Lord ha terminado- La más directa es yendo a caballo hasta la aldea, la otra es que toméis uno de los barcos, naveguéis por el río hasta la altura de la torre y que desde allí viajéis hacia la aldea. La distancia es mayor si utilizáis el barco pero si mis cálculos no fallan, tardaréis casi lo mismo que yendo a caballo.

 

-Por eso, dejaré que vosotros decidáis como viajar -finaliza Lord Harold- Si tenéis una pregunta este es el momento, sino podéis marcharos a preparar vuestras pertenencias. Debéis partir lo más pronto que podáis.



#10 rich4r

rich4r

    MilNombres

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 3040 posts

Posteado 07 January 2014 - 05:32 AM

Gerald Viskek el chico desaparece y el maestre me enseña otra leccion sobre mi padre

-solo espero que podamos resolverlo entre todos

una vez que esta listo el maestre para el acto de presencia , me informa de su dificultad sobre las escaleras
-maestre erdal , por eso sigo aqui, vamos, sin prisa al gran salon

caminamos al gran salon , al parecer somos los ultimos al llegar , dyna y lena estan saliendo del salon cuando entramos

-padre lamento la tardarnza

me percato de que no hay guardias en la sala ,avanzo a una de las sillas vacias proximas para invitar al maestre a tomar aciento ,tomo el aciento adjunto del maestre como mi lugar .

una vez las doncellas de mi hermana han salido y han sido regañadas , mi padre comienza a hablar del motivo de la reunion , es un tema delicado como suponia el maestre

el castellano toma la palabra y nos da la hubicacion de dicha aldea dando una pequeña introduccion de su tiempo y su actividades.

cuando dice que nos mandara a nosotros para investigar me lleno de emocion , sabre como es la peste y como identificarla

pense que era una reunion para decidir quienes serian los que irian

despues informa que si es una situacion diferente , donde tendremos que volver e informar

esto me causa un par de dudas

mi pequeño hermano comenta un punto que habia olvidado mi padre
es un chico listo

mi padre continua informando de otros problemas menores que suceden en la mina y tendremos que hacernos cargo de eso tambien ,termina informando de nuestras tareas en nuestra mision

el castellano toma la palabra y nos da las rutas para llegar a la aldea

mi padre retoma la palabra y dice que nos dejara escojer nuestro transporte y si hay alguna pregunta esta dispuesto a resolverla en la brevedad

-padre,sugiero que el maestre me explique como es la peste y el se quede aqui , sera un viaje largo y agetreado para el , despues tendremos que pasar a las minas , no sabemos cuanto tiempo nos llevara encontrar a los culpables
tomo un respiro y continuo
-tambien podrias mandar a unos soldados a la mina ,puede que sea algo insignificante

me pongo de pie y tomo un trago de lo que este en la mesa , continuo
- me gustaria preguntar a esos cazadores que fue lo que vieron , ya que tienes una pequeña duda si se puede tratar de algo mayor , aque te refieres con eso padre

me dirijo al resto de los presentes
-mi voto es en ir a caballo , se de buena fuente que no a todos le agrada el mar , si no hay forma que pueda cumplir con la parte del maestre , el maestre que viaje en barco con los que gusten este medio de transporte y el resto en caballos

esto ultimo intentando convencer a todos que no tenemos que ir todos por el mismo medio

despues de esto regreso a tomar asiento ,esperando las respuestas

Editado por rich4r, 07 January 2014 - 05:35 AM.

rolcz.jpg

#11 Daerrec

Daerrec

    Lone Wolf

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 8350 posts

Posteado 07 January 2014 - 06:58 AM

Todos

 

-¿Y si no es peste que harás? ¿Sabrás identificar los diferentes tipos de enfermedades? ¿Sabrás cómo se contagia y cuando tarda en extenderse? -le responde Lord Harold a Gerald- Sé que tu intención es buena pero hay toda una aldea muerta y no estoy dispuesto a dejar nada al azar, el Maestre Erdal irá con vosotros -por su tono de voz os dais cuenta de que es algo que no piensa discutir- En cuanto a lo de la mina, los soldados pueden encargarse pero lo que no entendéis es que es vuestra tapadera para no justificar los rumores. Para el resto de la gente iréis a solucionar el asunto de los robos pero vuestra prioridad será resolver el problema de la aldea.

 

-Os agradezco el gesto, mi joven señor, pero vuestro padre tiene razón. No hay tiempo para explicaros todos los procedimientos -le dice el Maestre a Gerald- Además, no soy un viejo decrépito, tengo problemas con los escalones pero todavía puedo cabalgar o soportar un viaje en barco sin inconvenientes.

 

-En cuanto a los cazadores, no vale la pena hablar con ellos -vuelve a tomar la palabra Lord Harold- Según sus palabras, lo primero que vieron fue los cultivos desatendidos, luego cuando se acercaron a la aldea se encontraron con personas muertas tanto dentro de sus casas como en el exterior. También lograron ver algunos animales muertos antes de salir huyendo. Aparte de eso, no saben nada más -el señor de la Casa niega con la cabeza al escuchar las palabras de Gerold sugiriendo dividirse- Separándose solo conseguirán perder tiempo, además no voy a disponer de un barco solo porque algunos no se fían de los caballos o quieran bajar más cómodos.



#12 Runge

Runge

    The Joker

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2624 posts

Posteado 07 January 2014 - 04:36 PM

Jack Sharkhound

 
El mensajero no parece saber aguantar un comentario gracioso, ya que así lo hace ver al carraspear, aunque más cerca de él observo que se trata de un hombre algo más joven que yo, pero perteneciente a la guardia del castillo, y parece ser que hay prisa.

 

"Pues habrá que ir a caballo, aunque mis nalgas acaban siempre dolidas por tanto traqueteo que empiezo a comprender por qué parece que a algunos os han metido un palo por el culo. Jajajaja" -digo riéndome de nuevo, mientras me dirijo a coger mi rocín y seguirle hasta el castillo, esperando que no me tire de él.

 

Al entrar en el castillo y ser llevado ante la presencia de Lord Harold, el semblante de los presentes es serio, aunque lo más extraño de todo es que ni uno de los sirvientes que normalmente acompañan al Lord está presente, haciendo incluso que las doncellas de su hija se vayan. Tomo asiento y escucho lo que tiene que decirnos. Parece ser que nos encontramos ante dos problemas, una aldea en la que han muerto todos y unas minas que sufren de saqueos.

 

El joven Gerald propone que el maestre no vaya o que vayamos separados, unos en barco y otros a caballo. Aunque el Lord deniega ambas opciones.

 

"¡En barco pues!" -digo exhaltado pensando solo en el dolor de viaje que me espera si he de volver a montar en ese sucio animal que me ha traido- "Así podré probar las mejoras que han sido realizadas" -añado alegremente, para a continuación preguntar- "Si no es una peste, ¿qué otras posibilidades hay? Más aún si afecta a animales y a personas por igual, sería interesante saber ante que podemos enfrentarnos, ¿otro tipo de plaga? ¿Comida en mal estado? ¿Agua sucia?..."
 
 


2yo7hae.jpg

Jack Sharkhound
Puntos de Destino: 2
Defensa en intrigas: 10
Compostura: 12
Defensa en combate: 12 (10/13/12/10)
Salud: 9
Dinero:
2 do 57 vp 23 pc
Ataque
-Espada Braavosi cs (Ataque: 5D+1B+1 - Daño: 4 - Defensiva +1, Rápida)
-Daga de Parada cs (Ataque: 5D+1B+1 - Daño: 3 - Defensiva +2, Secundaria +1)
-Arco de caza cs (24) (Ataque: 3D+1B+1 - Daño: 4 - A dos manos, Largo Alcance)
Armadura:
-Cota de anillas (Protección: 4 - Penalización: -2 - Impedimento: 1)


Imagen posteada

Firma StarWars - Un mundo paralelo

Spoiler


#13 SoulGears

SoulGears

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 693 posts

Posteado 07 January 2014 - 05:12 PM

Uriel Viskek

 

El maestre tiene que venir sea como sea Gerald, hay muchas cosas que desconocemos y el si las conoce seguramente entre sus conocimientos encontremos la respuesta. Yo diria de mandar a Jack a mi hermana y al maestre por mar, sera mas tranquilo y menos ajetreado. Ademas me consta que a Jack no le hacen mucha gracia los caballos digo mientras hago una pausa para esperar la respuesta de mi padre Los demas iremos a caballo, uan vez alli no comeremos ni beberemos nada que sea de la zona, llevaremos pañuelos para evitar respirar esa peste y quemaremos los cadaveres cuanto antes. Asi quiero hacerlo padre, en caso de supervivientes volveran en el barco junto con Jack y el maestre, ademas de todo lo que nos pueda ser util, instrumentos de campo y otros enseres, me consta que en Orilla Limite, reciclaran o usaran cualquier cosa que llevemos y mejor asi, evitaremos que otros usen esas herramientas o que se las coma la podredumbre.

 

Los demas iremos a la mina a investigar lo ocurrido, no creo que lo podamos solventar todo en un dia pero cuando lleguemos a la mina podremos ver quieres salen de trabajar y hacer algunas preguntas antes de volver mañana y hacer juicios de valor.

 

Si mi padre tiene a bien de apoyar mi plan de actuacion o tiene alguna cosa que objetar digo mientras me calle esperando otras sugerencias.



#14 BlindGod

BlindGod

    Neonato

  • Miembro
  • PipPip
  • 159 posts

Posteado 07 January 2014 - 05:15 PM

Minerva Viskek

 

Padre, la manera de actuar de mi hermano Uriel me parece la mas sensata, no debemos escatimar en recursos ya sean mover un barco o sacar unos caballos de sus cuadras el temas que nos planteas es realmente alarmante y mejor tratarlo con la mayor delicadeza posible. 

 

Asi Jack podra probar las mejoras de su nuevo barco y yo salir de estos muros un tiempo.

 

Espero la respuesta de mi padre en silencio y con sumision, se que mi hermano no se conformara con una negativa sin mas.



#15 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 07 January 2014 - 07:22 PM

Ingus Tormenta

 

Una vez llego a la sala principal descubro que muchos otros han sido convocados, y que no hay sirvientes así que solo puede tratarse de algo realmente serio. Lord Harold nos comenta que una aldea ha sido desolada por una extraña enfermedad o algo similar, y también que las herramientas de la mina están siendo robadas.

Mi mente empieza a trabajar imaginando cual podría ser la enfermedad y a que se deben los robos. En un principio no me parece que tengan conexión alguna, pero luego pienso en un ataque contra nuestra casa. Ninguna enfermedad, que yo conozca, mata súbitamente a los infectados y permanece sin expandirse. Por otro lado el pueblo se encargaba de abastecer a la mina, y en ella están siendo robadas las herramientas. Se podría tratar de un golpe a nuestros recursos, ya que siempre es mejor privar de medios a la mina que robar lo que se extrae de ella. Los metales pueden seguir siendo extraídos por muchos que se roben, pero al no tener herramientas el trabajo se retrasa, y sin abastecimiento continuo es más difícil que los mineros rindan bien.

Por un momento me pierdo en mis pensamientos, que no dejan de ser divagaciones y suposiciones que no tienen valor alguno, así que vuelvo a centrarme en la conversación. Los hermanos empiezan a debatir cual sería el mejor medio de transporte y Uriel parece tomar el mando como tiene acostumbrado. Por lo visto Minerva, Jack y Erdal irán en barco y los demás nos tocará ir a caballo.

No tengo nada que objetar, y aunque lo tuviese no creo que se me escuche, así que simplemente guardo silencio hasta el final de la conversación y espero a que todos salgan. Una vez lo hagan les digo.

-Llevad armas. Pudiera ser que no las necesitemos, pero nunca está de más ir preparado.


7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg




Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.