Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Paz en los reinos

Canción de Hielo y Fuego Juego de tronos Majora

23 respuestas al tema

#1 TheMajora

TheMajora

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 300 posts

Posteado 19 September 2013 - 10:03 PM

Desde la caída de Aerys Targaryen, segundo de su nombre, y la coronación de Robert Baratheon, primero de su nombre, rey de los Ándalos y los Primeros Hombres, señor y protector de los Siete Reinos, la paz ha perdurado. Por supuesto, no podemos olvidar la rebelión de los Greyjoy, hijos del hierro, pero con este como único incidente, cabe nombrar este periodo como una época de paz.

Nuestra Casa ha prosperado, y es mi deseo que la suya también lo haga. Mi hijo ha atraído mi atención hacia la nobleza y belleza de su hija Oriana; a pesar de no conocerla, los tratos que hemos mantenido me confirman que su Casa es honorable, de modo que me honra saber que Alain, mi primogénito y heredero, desea contraer nupcias con ella.

También me ha informado de su problema. Cuesta creer que en estos tiempos de paz y serenidad los bandidos se atrevan a atacar y apropiarse de aquello que el esfuerzo de su gente produce. Me comprometo a enviarles auxilio, en la forma de un regimiento de nuestras tropas, cuando nuestras casas se hayan unido.

Con el fin de celebrar este vínculo sagrado a la luz de los Siete, organizaré un torneo en Jardín de Piedra, invitando a caballeros y nobles de todos los reinos; este evento también permitirá a usted evaluar diversas opciones para sus propias nupcias, y a mí atraer la atención sobre mi hija Helen.

Espero su respuesta, que confío será una confirmación de estos planes, y me despido cordialmente.
 

Gregor Ashworth, Señor de Jardín de Piedra

 

He recibido su mensaje, Ser Lance. A pesar de nuestra relación comercial, me siento presionado a acceder. Su presencia en Jardín de Piedra nunca será rechazada, pero si se presenta al torneo, debe convenir en respetar las normas de mi padre; no toleraré conflictos con los Darell o cualquiera de mis invitados del Dominio.

Si promete, por su honor de caballero, comportarse con la rectitud que su título merece, entonces me sentiré encantado de recibirlo a usted y a su séquito en mi hogar, como invitados de honor al torneo de mi padre y al banquete matrimonial.

En cuanto a su petición, debo sopesar mi intervención; es mi padre el responsable de seleccionar al prometido de mi hermana, y aunque la posibilidad de una alianza sería sin duda apreciada, mi señor padre debe considerarle a usted en los mismos términos que considerará al resto de los pretendientes.

Espero su respuesta y le reitero mi respetuosa propuesta: olvide los rencores, ser Lance, y será siempre bien recibido en Jardín de Piedra.
 

Alain Ashworth

 

Notas aleatorias:

Escrito en una caligrafía retorcida: No hay más tiempo. Debe ser durante el torneo. Actuaré en la primera oportunidad. Necesito que cumplas lo prometido. Hasta entonces.

Escrito en letra clara y firme: El paso está dado, señor. Marcho con los míos, por ambos frentes. Las hormigas se mueven: los rojos trepan al árbol, los negros azotan el jardín.

Escrito en letra pequeña: No temas... está todo listo. Lo he probado antes, no fallará. Espero con ansias. No olvides a mi señor.

 

Me ofendes, Alain, con tus palabras. ¿No somos amigos? ¿O socios, al menos? ¿Es que le temen tanto a la arena de Dorne como para insinuar que si uno de nosotros pisa tu preciado jardín, se tornará en arena y polvo? Tú tienes tus palabras, Ashworth, pero yo tengo las mías. "Polvo y sombras". Todo se reduce a eso, conmigo o sin mí. Nada en tu preciado jardín vale más que polvo y sombras; no hace falta que yo lo pise. Y no pretendo ofenderte, sino recordarte la verdad elemental del mundo: el oro de los Lannister seguirá siendo oro si esos malditos arrogantes desaparecen de Roca Casterly. Tu boda será el mismo movimiento político aún si tu novia del Dominio ve en su boda a unos feos y temibles dornienses.

¿O es que dejarás de hacer negocios con Dorne cuando tu esposa te diga que no quiere vernos? No eres tan iluso. Tu riqueza se basa en hacer de intermediario entre nosotros y ellos, Alain. Es nuestro odio el que te nutre. ¿Quizás ese es tu temor? ¿Que podamos aprender a tolerarnos unos a otros y dejemos de necesitarte? Me río al pensar qué cara pondrás, Alain. Pero no temas... dudo mucho que yo solo pueda resolver el odio entre dos reinos.

En cuanto a tu "verdadero" temor, tampoco me considero lo suficientemente importante como para agravar el asunto. De modo que te prometo que no haré nada que pueda ofender los delicados pétalos de tus invitados. No respondo, empero, por lo que pase si ellos empiezan las agresiones.

Ser Lance Blackheart, Campeón del Risco Corona

[OFF: Aún no respondan, por favor.]


Editado por TheMajora, 22 September 2013 - 10:59 PM.

jtbl.jpg


#2 TheMajora

TheMajora

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 300 posts

Posteado 25 September 2013 - 11:50 PM

Desembarco del Rey, en la taberna de Dom Winterbane
 
La multitud de esta tarde es casi tan ruidosa como siempre, pero hay algo que no termina de gustarte. Tal vez sea el hombre de piel negra que llegó hace un par de horas. Es casi tan alto como ser Gregor Clegane, aunque no tan robusto. De cualquier manera, no es la clase de hombre que uno se atreve a provocar por diversión. A pesar de estar desarmado, hay algo que no termina de gustarte en él. Algo raro. A pesar de que no eres un hombre supersticioso, por un momento recuerdas el rostro del arciano en el bosque de dioses.
 
Mientras la gente alrededor conversa, un hombre empieza a gritar afuera. No es nada importante, un chico que se ha escapado de la vista de su padre, seguro para ver a uno de los caballeros que suelen pasar por la zona, o a una de las nobles doncellas como esas que comparten a veces sus secretos contigo. En ese momento, entra un muchacho de andar altivo; con él va un sujeto de aspecto fuereño. Tiene la pinta de ser de una de las ciudades libres, pero su indumentaria local (una armadura de cuero pardo bien gastada) evita que identifiques de cual. Éste debe ser su espada juramentada, encargado de mantenerlo a salvo. No es muy alto, y tampoco especialmente bien parecido. Es calvo y tiene una cicatriz pequeña en pómulo derecho. Te mira con cierta molestia, pero en seguida su señor te distrae con una petición:

"Buena tarde. Me han dicho que su establecimiento tiene vinos exóticos de Essos. He hecho una apuesta con un amigo, que afirma que puede distinguir el sabor de las vides de todo el mundo. ¿Tiene algo para ponerle a prueba? Pagaré lo que haga falta, siempre que se trate de algo lejano."

Mientras habla, puedes ver que el hombre de piel negra se ha puesto de pie y abandona el lugar. La espada juramentada del chico pone su espada envainada cerca de tu entrada, como diciéndote que no va a causar problemas, y se sienta en una mesa cerca de la salida, desde la cual vigila el lugar.



Rocadragón, en Olacolmillo

El maestre Linley era un hombre inteligente, aunque a veces podía ser demasiado distraído. Esa tarde era una de esas ocasiones en que Lord Hartnel podía ver que el maestre había olvidado comunicarle algo. Nunca ocurría -o no había pasado hasta ahora- que olvidase nada importante, pero a menudo los mensajes menos importantes quedaban relegados en la lista de ocupaciones del maestre hasta que recordaba entregarlos.

"Señor... lamento interrumpirlo," dijo el hombre, cabizbajo no por vergüenza sino porque estaba releyendo la nota recién recibida. "Es de Lord Ashworth... me parece que es un señor de las Tierras de las Tormenta. Es una invitación, señor."

El maestre, un hombre viejo, sin barba, le tiende entonces una nota redactada elegantemente:


Spoiler


"Al parecer, el torneo se realizará dentro de seis días. El cuervo llegó esta mañana, pero... he tenido un día ocupado.

En realidad, lo sabe todo el mundo, el maestre está preocupado por el rumor de que la "Mujer Roja" que ha cautivado a Lady Selyse ha desplazado al maestre Cressen como consejera principal de la señora. De cualquier forma, eso promete no ser más que una moda para la esposa de Lord Stannis, y seguramente la Mujer Roja no es sino una charlatana arribista.



El Dominio, en Gran Cuerno

La brisa agita la hierba que rodea la fortaleza, como siempre. Es un día cálido, plácido a la vista y al tacto. De cualquier forma, todos los criados están murmurando. El maestre se ha encerrado en el salón de Lord Lenford; al parecer, ha llegado una invitación a un evento.

La nota recibida por el maestre sería una más, si la boda no involucrase a una familia bien conocida en El Dominio; los Darell. Una pena que todo su cultivo de azafrán esté siempre en riesgo de ser robado; si no tuvieran tal problema con los bandidos, se dice que serían el doble de ricos, lo que ya es decir bastante. En algún momento se rumoró que Lord Darell pensaba prometer a su hija con el joven señor Lancer, pero ahora todo ha quedado desmentido. Al parecer, resultó prometida a un señor de las Tierras de la Tormenta, un tal Ashworth, que se dedica a hacer de intermediario entre los dornienses y algunos señores del Dominio, de modo que exista el comercio entre ambos reinos.

La noticia es, cuando menos, interesante.



Tierras de los Ríos, en Rocamartillo

Esa era la mañana en que Devan Elis, heredero de Rocamartillo [Hammerstone], abandonaría su hogar. El viaje que iniciaba, si no perpetuo, era uno de indefinida duración. Ya había acordado con su padre que viajaría por un tiempo; lo acompañaría su hermana, lady Astrid Elis, contra el mejor juicio de Lord Latham.

Antes de que el joven señor pudiera ir a preparar su caballo, su señor padre entró a su habitación. Con él iba el maestre Dwayne.

"Veo que aún no te has ido," dijo Lord Latham en voz baja. Al parecer, no estaba plenamente recuperado de la conversación previa. "Llegó un cuervo hace un instante... al parecer, un señor de las Tierras de la Tormenta está por casarse. Organizó un torneo, y ha invitado caballeros del Dominio y de nuestro reino, además del suyo propio. Me parece una buena oportunidad para ti. No quiero que se diga que te marchas sin una razón ni un destino. Tal vez en una boda puedas entender mejor las cosas. No lo sé."

El tono melancólico en su voz, aunado a la seriedad de su discurso, causó algo de mella en Devan, aunque las decisiones ya estaban tomadas.

"Quiero que cuides a Astrid. Y quiero que actúen con cuidado. El mundo no se toma a la ligera los deslices que uno comete en la juventud, Devan."



Dorne, en el castillo de los J'arko

Una fortaleza sin nombre para una familia nueva. Las viejas casas lo toman como una afrenta; de cualquier forma, ese es el modo en que Lord Ulam lo prefiere.

Hace una mañana calurosa. Los aldeanos seguro creen que el viejo señor se rasca el trasero, pero en realidad hay poco tiempo para eso cuando llega la nota del cuervo. Lo que dice es un asunto delicado. La casa Blackheart es una casa vieja, pero más importante es que tiene un ejército particularmente eficiente, como se demostró en la pasada confrontación con los extintos Torchwood. Se dice, además, que Ser Lance es un hombre de la calaña de Oberyn Martell; un par de veces los han visto juntos, aunque no es uno de sus seguidores fieles.

Contemplando la nota con impaciencia, el señor del castillo, el puerto "gris", y las dos aldeas que se niegan a unirse en un solo pueblo, considera su próximo movimiento. La casa Blackheart llama a la puerta. Puede abrir y ver lo que el caballero sonriente, Lance Blackheart, quiere, o escupir en la cara de la vieja nobleza, como ha hecho otras veces. El torpe maestre, un muchacho tartamudo llamado Craig, espera en la entrada.

Editado por TheMajora, 26 September 2013 - 10:28 PM.

jtbl.jpg


#3 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 26 September 2013 - 07:39 PM

Lord Hartnel

 

Contemplo plácidamente el mar desde el mirador de la torre del homenaje cuando mi viejo amigo Linley viene a buscarme algo alterado. Le recibe con una sonrisa, y quitándole importancia a su descuido, pues sé que los años no pasan el balde por ninguno de los dos. Leo la nota meditativo mientras observo al maestre.

Evidentemente no es el mensaje en sí lo que le preocupa, sino las nuevas e inquietantes noticias que llegan desde Rocadragón. Le pongo una mano en el hombro como gesto de empatía.

-Linley, te mentiría si te dijese que no me preocupa la "Mujer Roja"-digo reflexionando-. Sé también como tú que en más de una ocasión las palabras melosas de una mujer han hundido casas enteras, pero Lord Stannis es un hombre sabio y de carácter fuerte. No creo que sea tan fácil embaucarle-finalizo con una sonrisa. Luego vuelvo a mirar la nota que me acaba de dar el viejo maestre-. Con respecto a esto supongo que ya que nos han invitado sería una falta de decoro no acudir. Además, seguro que a mi nieto le apetece conseguir ese escudo de oro para nuestra casa.

Dicho esto comunico a mis sirvientes que dispongan lo necesario para partir hacia Jardín de Piedra cuanto antes. También acudo al herrero para comprarle una buena espada ornamental al joven Ashworth como regalo de boda. Para terminar avisaré a Lognar y a Myla de que se preparen para partir.

No creo que dejen participar a Myla, pero me odiaría si la dejase aquí.


Editado por BlackAbel, 26 September 2013 - 07:40 PM.

7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#4 SoulGears

SoulGears

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 692 posts

Posteado 26 September 2013 - 10:52 PM

Tierras de los Ríos, en Rocamartillo

 

Devan Elis

 

Entro mi padre a mi habitacion cuando estaba reuniendo mis bartulos. Es verdad que ibamos en pos de aventuras, en realidad de fama y oro. Pero esta noticia asegura que tendre oportunidad de obtener ambas cosas asi que dejo de lado las ideas de vagar de aqui para alla.

 

Padre, con gusto ire a esa justa en nombre de nuestra casa, me llevare a mi hermana Astrid. Tambien me llevaria a Loa pero es muy pequeña para un viaje tan largo y no tengo intencio de quitaros de golpe y fortuna a todos vuestros hijos digo mientras contemplo las reacciones de mi padre y del maestre.

 

Si vamos a realizar tan largo viaje necesitare oro y comida, ademas estoy pensando en llevarme conmigo una unidad de caballeria como medida de proteccion, lo que pudiera pasarme a mi realmente me da igual pero lo que pueda pasarle a Astrid quiero evitarlo digo mientras tengo la mirada perdida pensando en los pasos a llevar durante el viaje. Tambien necesitare un regalo para los casados, estaba pensado en un libro de los que el maestre transcribe si al maestre le parece bien hago un gesto de gentileza hacia el Puede que alli tambien se case tu hijo digo en tono bromista.

 

Camino por el pasillo de la fortaleza al lado del maestre y de mi padre, me llevare solo la caballeria. Dejare aqui la guarnicion y el resto de las tropas. Que sigan entrenando, que peinen los bosques en busca de forajidos y salteadores, si por tus negocios consigues oro y puedes aumentar nuestro territorio o nuestro ejercito adelante padre. Nuestra casa sera grande, ya veras digo abrazandole y mientras doy ordenes a todos los que veo en el patio. Miro al patio y respiro profundamente, adoro ese olor tan familiar, barro, mierda de caballo, humo... miro a la torre de la fortaleza buscando a Astrid pero parece que esta abajo ya armada con su coraza de cuero y con su arco esperando.

 

Me aproximo hacia ella y le doy las nuevas noticias, Hermana vamos a las tierras de la tormenta, hemos sido invitados. Iremos con una escolta de caballeria, avisa a las tropas que no se hayan enterado y supervisa todo por favor. Digo mientras sonrio como solo yo le sonrio a mi hermana.

 

Me vuelvo a aproximar a mi padre y hago un gesto al maestre para que se aleje, Padre se que no soy el señor de las tierras, pero algun dia lo sere y espero que cuando llegue ese dia puedas estar orgulloso de mi. Sere cauto y cuidadoso, te mandare cuervos para mantenerte informado. Solo te dire que protegere a Astrid

y que espero que hagas lo propio con Loa y mi señora madre. Se que hay algo que quieras decirme asi que guardare silencia para escuchar tus sabios consejos.

 

Cuando este todo para partir, regalo, tropas y viveras. Abrire la marcha con tres guardias a mi lado dentras ira Astrid y el resto de la tropa con el estandarte de la familia y los viveres y presentes.



#5 rich4r

rich4r

    MilNombres

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 3040 posts

Posteado 27 September 2013 - 04:00 AM

Lord Lenford Sireld

el dia es hermoso, calido como el dominio podria ser, la brisa mueve la copa de los arboles y mueve la hierba ,un par de alas negras aparecen en mi vista,no tarda mas de 15 minutos y el maestre gurdaf aparece ante mi , un hombre de edad ,bastante redondo, comienza hablar con esa voz calmada y suave que tiene,comenta de una carta mientras la extiende a mi.

-bienvenido,he visto llegar al cuervo que noticias trae,tome asiento
mientras camino hacia el y lo invito a sentarse en una de las sillas de mi mesa, tomo la carta , leo las palabras en el pergamino, no es una carta cualquiera, es una invitacion a una gran boda,la boda de la casa darell, una familia muy influyente en el dominio aparte de rica,una pena que los bandidos la azoten tanto como a nosotros.

medito un momento ,no puedo darle la espalda a los darell, y menos cuando alguna vez se escucho que mi heredero lancer seria prometido con la chica que ahora tomara nupcias,pensara que estoy resentido con la decision ,sin duda tengo que ir a esa boda y mostrar mis respetos.

aparte de todo esto los dornieses seguro estaran presentes y por mas razon no puedo dejar pasar esta invitacion .

puede que encuentre un prometido para mi pequeña Aide

-gurdaf necesito envies un cuervo respondiendo con una afirmativa a la invitacion

el anciano maestre comienza a caminar hacia la puert y lo detengo
-maestre necesito su sabiduria , es sobre mi hijo willray, seguro querra ir al torneo que se celebrara despues de la boda, no quiero ofender a los darrell llevando un flores a su torneo,cree que sea prudente llevarlo ,usted sabe que willray siempre ha sido tratado como sus hermanos ,esto en mi castillo
rolcz.jpg

#6 Olafo

Olafo

    DLan's official Pumpkin

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4939 posts

Posteado 27 September 2013 - 06:29 AM

Ulam J'arko:

 

Sentado en una pesada silla, no ornamentada, que hace las funciones de trono, leo la nota que trae el cuervo una y otra vez, como intentando sacar matices de matices, dobles sentidos e intenciones y posibles juegos de palabras.

- Ulam: (Pienso) "...deberán guardar silencio..." ¿Es algún tipo de amenaza o algo? Si el imbécil del príncipe estuviese un poco más atento a los conflictos que hay dentro de su territorio sabría perfectamente cuántos hombres puedo ofrecer. ¡Y no son muchos! Pero qué diablos, no me voy a quedar todo el día en el castillo follando rameras y viendo como crecen los tomates de mi huerto, no... Quizá este mensaje acabe en un rato de diversión.

 

Me levanto, echando mano del bastón que llevo usando desde hace un tiempo y avanzo por la sala, procurando no posar la vista en guardias, sirvientes ni doncellas; fingiendo que no están ahí, o que si están, su presencia me es insignificante y despreciable. Al salir de la estancia me encuentro con el memo de Craig, que parece más nervioso de lo normal.

- Ulam: ¿Tienes algo de lo que informarme a parte de esto (levanto la nota que ha traído el cuervo), tartaja? (Hago una pausa, y antes de que responda me doy media vuelta). Convoca a mi bastardo. Dile que venga a verme. Les voy a hacer creer a estos soplapollas (levanto nuevamente la nota) que les voy a dar lo que quieren.

 

Me alejo de Craig. Sospecho que me seguirá. Subo las escaleras que dan a la cima del castillo. Me apetece contemplar las vistas, pero lo haré solo por un segundo... Podría freirse un huevo con el calor que hace allí arriba. Casi siento lástima por los estúpidos guardias que tengo ahí apostados.



#7 Irathor

Irathor

    El Matarreyes

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 5313 posts

Posteado 29 September 2013 - 11:22 PM

Dom Winterbane

El día está pasando tranquilo, no hay nada mejor que disfrutar de uno de estos días bulliciosos en la capital aligerando la carga de los monederos de mis más allegados parroquianos. Todos los presentes son mis más allegados parroquianos, sea su primer día o sea uno de muchos venidos y más por venir.

La tranquilidad del día se torna inestable a medida que avanzan las horas y la presencia de un hombre de piel negra con una altura semejante a la de "La Montaña" avecinan un cambio, aunque este hombre está desarmado no puedo evitar mostrarme precavido con él, aunque en ningún momento dejo de mostrar la mejor de mis sonrisas y mis más educados comentarios, el truco de prosperar en Desembarco del Rey es sencillo, mostrarse cercano a todos y no ofrecer tu espalda a nadie pues todos aquí te venderían por una miseria si con eso mejoran un mínimo su vida. Todos, y cuando digo todos me refiero a todos, conocidos y desconocidos, amigos, enemigo e incluso tus mejores amigos. La vida en Desembarco no es fácil, pero me apasiona.

La tarde parece ponerse interesante cundo por la puerta aparece un muchacho acompañado de su espada juramentada, su aspecto, quitando la armadura, me da la impresión de ser de las ciudades libres, aunque no puedo precisar de cual, su altivez y paso decidido marcan aún más si cabe la despreocupación reinante en Essos, considerándose cada una de las nueve ciudades el ombligo del mundo, la espada juramentada del muchacho envaina su espada en el quicio de la puerta indicándome que no va a causar ningún problema. En ese momento, el hombre alto y negro sale por la puerta y el muchacho empieza a hablarme, al parecer hay en marcha una apuesta y quieren hacerla en mi local, asiento con una amplia sonrisa dibujada en mi rostro y le pido amablemente que tome asiento.

-Encantado de recibirle en mi taberna, es un gusto y un placer poder hacernos cargo de dicha apuesta pues su información es más que correcta, amigo. Tenemos varios vinos de cada una de las nueve ciudades libres y le diré porqué, es posible que logre identificar la procedencia de dichos caldos, cada uno en sí tiene su fama bien ganada al utilizar unas especias muy características de cada ciudad, pero a mi, particularmente, me encantan los vinos dulces y los fuertes bien envejecidos, así que también los traigo de cada ciudad, así que si su amigo se guía por el sabor especulado, aquí tiene una muy buena oportunidad de confundirle. Tengo vinos especiados de Pentos, Braavos, Norvos, Lorath, Qohor, Myr, Tyrosh, Lys y Volantis, además de sus variedades dulces, jóvenes y envejecidas, le aseguro que no encontrará otra taberna con vinos de estas ciudades y mucho menos, con las variedades descritas. Si lo desea puedo servirle una copa para que pruebe mis caldos y vea que no trato de engañar a nadie.

Mientras hablo gesticulo con mis brazos dando énfasis a mis palabras, trayéndolo a mi terreno, con una voz tranquila pero cautivadora.

skeleton.gif

di-F7S3.gif
banner_bsg7.jpg


#8 TheMajora

TheMajora

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 300 posts

Posteado 02 October 2013 - 01:41 AM

Dom Winterbane, en Desembarco del Rey
 
El joven te escucha con agrado. Se sienta contigo y su sonrisa demuestra que te has ganado ya su atención y su confianza, al menos en el asunto del vino.

"Bien, me gustaría entonces ampararme en su propia experiencia. Tráigame una copa y una botella de algo que considere digno. Porque, no sólo se trata de ganar la apuesta. El vino es un regalo de bodas; el amigo con quien he apostado es Alain Ashworth... el heredero de la casa Ashworth de Jardín de Piedra. No me gustaría quitarle su oro sin al menos ofrecerle un trago decente."

No te suena mucho la casa, aunque algo has oído de que comercian con Dorne y el Dominio como intermediarios. No es una historia especialmente interesante; casi siempre escuchas cosas mejores o más útiles. De todas formas, el chico continúa.

 

"También celebrarán un torneo, y mi padre dice que si gano, tal vez pueda aspirar a la mano de Helen, la hermana menor de Alain. No es por presumir, pero estoy seguro de que me llevaré la victoria. He comprado una armadura perfecta para la ocasión. En cuanto al vino... ¿cree que podríamos hablar, además, de un barril de cerveza? Creo que sería adecuado llevar un barril para el banquete, además de la botella exótica."

 

Casa Grimnar; en Jardín de Piedra

A pesar de haber partido con el tiempo casi justo, han llegado a su destino. El barco en que viajaron está amarrando en el puerto de Piedras Saladas, la pequeña ciudad que ha surgido en torno a Jardín de Piedra, fruto del exitoso vínculo comercial con el Dominio y Dorne. El suyo no es el único barco; de hecho, ya no hay lugar en los muelles. No sorprende que los Ashworth sean tan ricos, al ver cuán ocupado está el atracadero y su gente.

"Maldición," dice uno de los encargados del puerto; un hombre bajo y rechoncho conocido como "Feo" Mallet. "¡Apresúrense a quitar un barco! Ahí viene el Caballero Alegre."


Los hombres refunfuñan. Algunos comentan desordenadamente algo acerca de que ser Lance es un tipo divertido. Otros escupen al escuchar su nombre. A lo lejos, un barco con una bandera de franjas rojas y blancas, rematadas por una máscara de ambos colores, anuncia la llegada de aquel personaje. Por desgracia (o fortuna, dependiendo a quién se le pregunte), el hombre se ha adelantado. Tres botes de remos provenientes del barco ya están llegando a tierra. Apenas están a distancia, un hombre alto, vestido con una camisa blanca, unos pantalones negros y unas sandalias de cuero que llegan hasta casi la rodilla sube al muelle.

"Veo que a Alain no le ha importado guardarnos un sitio. Es una pena. Y encima no ha venido a recibirme... y a ustedes tampoco, me parece," sugiere él, al verlos. Se acerca y hace una reverencia teatral, luciendo una sonrisa picaresca que recuerda la de su emblema. "Permítanme presentarme; ser Lance Blackheart, campeón de Risco Corona, a su servicio. Si no les molesta, estaría encantado de acompañarlos a Jardín de Piedra. Conozco bien el camino."

Su voz y sus modales son cautivadores, aunque algo en él pone los vellos de punta. Además, es notable el interés que ha despertado Myla en él. 


Casa Sireld, en Gran Cuerno

El maestre escucha la pregunta de su señor; como es su costumbre, responde hablando lenta y claramente.

"No conozco personalmente al señor Ashworth, pero he oído excelentes cosas de él. Es un hombre de gran mesura, y su hijo demuestra la misma tendencia. En cuanto a los Darell, dudo mucho que estén en una posición de resentirse, teniendo en cuenta que el castellán de Casa del Árbol es un bastardo. Es un buen hombre... creo que su nombre es Beren Ríos. No creo que se ofendan ante la presencia de Willray ni ante su participación en el torneo, aunque si decide llevarlo, sería prudente no hacer demasiado alarde. No sé si el resto de los invitados sean tan tolerantes como los anfitriones."

 

Dicho esto, el maestre promete ir a encargarse de enviar una respuesta afirmativa y buscar a Willray.

 

* * *

 

Al poco rato, Willray aparece por el castillo; el maestre le ha puesto al corriente de la situación.

 

[OFF: Había pensado llevarte directamente al torneo. Si estás de acuerdo, sólo dímelo en los comentarios y te pongo un pedazo de turno allá. Si quieres rolear un poco más en tu castillo, puedes hacerlo y seguimos con tu turno allí.]

 

Casa Elis; en Roca Martillo

El patriarca Lord Latham escucha la sugerencia de su hijo de llevar un libro como regalo, y asiente. Pero se queda pensativo ante la idea de llevarse a la caballería. 

"No creo que sea prudente llevarte a toda la caballería. Después de todo, es un torneo al que has sido invitado, no una batalla," señala el señor. Su voz indica que no admitirá replicas. "No necesitas veinte caballeros en sus corceles. Te acompañará una guardia de diez hombres en caballos de monta."

 

* * *

 

Días después, Devan está cerca de Jardín de Piedra. En el camino ha visto caballeros del Dominio, de las Tierras de los Ríos y de las Tierras de la Tormenta; casi ningún otro reino, por la razón que sea, ha respondido al llamado. Tristemente, no ha aparecido aún ninguna figura famosa, como el Caballero de las Flores. De todas formas, promete ser un torneo emocionante. 

 

Al llegar a las afueras de la fortaleza, donde algunos de los invitados han colocado ya sus pabellones, te sorprende la visión de un niño en armadura recorriendo las carpas. Lo acompaña un hombre rechoncho. No muy lejos, empero, una visión más interesante se presenta: el estandarte de la Casa Baratheon, rodeado por caballeros armados, justo detrás de dos hombres jóvenes que dialogan afablemente. Uno, a juzgar por lo que se sabe, es Renly Baratheon. El otro es un joven rubio, de aspecto algo frágil, aunque para nada desvalido. 

 

Más allá, la entrada al patio, donde hay ya bastantes personas: juglares entonando canciones de todo tipo, malabaristas extranjeros con los rostros tatuados, un enano vestido como un pollo y abundantes hombres con armaduras. Un poco más allá se ve el circuito de las justas, y más allá aún, dianas para el tiro con arco. 
 

 

Casa J'arko; en Dorne

 

El tartamudo maestre trata de decirte algo, pero ante tu desdén prefiere quedarse callado. No te inquieta dejarlo así. De cualquier manera, al subir a tu torre, te percatas de que los estúpidos guardias, fieles al concepto que de ellos tienes, se hallan distraídos con algo. Antes de que puedas recriminarles, observas que eso que los distrae es un grupo de casi cuarenta jinetes que se aproximan a buen trote. 

 

El portaestandarte lleva una bandera con el escudo de armas de la mencionada familia Blackheart, y detrás llevan el emblema de los Siete, como señal de paz. El jinete que lidera la compañía se separa de su séquito y sopla un cuerno de sonido agudo (para un cuerno). Lleva un casco de cuero y una armadura del mismo material; su caballo es del mismo color que la arena del desierto, y su estatura y porte parecen delicados para un guerrero.

 

"Vengo en paz, lord J'arko," exclama una voz de mujer. "¿Me abrirás las puertas, o le diré a mis hermanos que me dejaste esperando al sol?"

 

Al parecer los malditos Blackheart no han tenido la decencia de esperar tu respuesta, y ahora han venido a visitarte. Al menos no vino el loco de Lance, cuya llegada significaría más problemas. Por desgracia, debe tratarse de Lianna, la segunda mujer; casi igual de malo. Pero traen el signo de la paz (y relativamente pocos soldados), de modo que es probable que, en efecto, sólo quiera dialogar. 


Editado por TheMajora, 02 October 2013 - 07:21 AM.

jtbl.jpg


#9 rich4r

rich4r

    MilNombres

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 3040 posts

Posteado 02 October 2013 - 04:55 AM

Lenford Sireld
Casa Sireld, en Gran Cuerno

el maestre responde a mi pregunta con fundamentos y sabiamente

-me habia olvidado de beren rios, aprecio su consejo gurdaf, no pienso poner demasiado alarde ,sobre el resto de los invitados no me interesan , si los novios y sus familias no tienen problemas para mi es suficiente

el maestre se dirige a continuar su encargo

-si willray ha regresado de la busqueda de bandidos ,pedirle que solicito su presencia


continuo viendo la belleza de mis tierras, tengo que ponerme al dia con las cuentas del castillo , willray interrumpe mis pensamientos al entrar.

me informa que gurdaf le a comentado de los proximos acontecimientos

-willray, hijo prepara tus cosas partiremos pronto al torneo ,dile a 15 de tus hombres que nos acompañaran, necesito me ayudes con un regalo para los novios , pensaba en el corcel gris que tenemos en los establos , creo que le llaman "tormenta"

tomo mi posicion como lord y continuo
-tambien quiero saber como vas con el puesto que te he asignado , has traido algun bandido para juzgarlo

Editado por rich4r, 02 October 2013 - 10:25 PM.

rolcz.jpg

#10 Olafo

Olafo

    DLan's official Pumpkin

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4939 posts

Posteado 03 October 2013 - 01:37 PM

Ulam J'arko:

 

Contemplo con atención desde la posición de mis soldados la llegada de Lianna Blackheart. O al menos creo que es ella. Me ha divisado ella a mí más deprisa que yo a ella, lo cuál me llama la atención. Hago un gesto confirmando que voy a bajar. Quiero estar presente cuando le abran las puertas.

Al marcharme, empujo a uno de los guardias apostados, indicándoles que vuelvan a sus puestos.

Finjo mi usual cojera y alcanzo la entrada principal, dando órdenes de que abran las puertas. Mientras las deslizan, voy cambiando mi semblante sombrío por uno más risueño. Convenceré a esta arpía de que escuche con atención todos mis intereses. Si juego bien mis cartas es posible que hasta acabe chupándomela para cuando acabe el día.

Cuando por fin se han abierto las puertas, alzo la voz, dirigiéndome a ella.

- Ulam: Ah, mi señora. Por favor, pasad... Pasad... (Inclino la cabeza a modo de reverencia. No estoy acostumbrado a esos menesteres, por lo que desconozco si lo hago correctamente) Dejad que mis subalternos se ocupen de vuestra montura. Vuestros guardias pueden esperar fuera. Les aconsejo ir al pueblo, he oído que la taberna local aún tiene reservas de vino dorniense de la última cosecha.

 

Una vez que entra, la invito a que me acompañe. No quiero estar rodeado de excesivos guardias, así que la invitaré a entrar al castillo, donde mandaré que nos sirvan algo de beber y comer. Además, si mis criados oyen algo, no se irán de la lengua. Ya que no tienen...

- Ulam: Acabo de recibir vuestra llamada, lo que significa que, o bien cabalgáis velozmente o vuestros cuervos son los más lentos de Poniente. (Sonrío, intentando en vano quitarle hierro al asunto) Sin embargo, si hubiéseis tenido paciencia, hubierais oido de primera mano, pues me disponía a partir, que no tengo muchos hombres que ofrecer a vuestra causa. Aunque sí que dispongo de planes alternativos, que me gustaría discutir con alguien que tenga la autoridad suficiente como para tomar decisiones en nombre de vuestra casa. (Apelo a su ego y orgullo personal. Pretendo que se ofenda para que sus decisiones caigan a mi favor) Decidme pues bajo qué órdenes habéis venido a informarme y os ofreceré un plan alternativo con lo que ambos ganaremos más y mejor.


Editado por Olafo, 03 October 2013 - 01:38 PM.


#11 SoulGears

SoulGears

    Elder

  • Miembro
  • PipPipPipPip
  • 692 posts

Posteado 03 October 2013 - 03:53 PM

Devan Elis

 

Llegamos a nuestro destino, el espectaculo es menor del que en un principio me habia pensado asi que no puedo evitar que una mota de desilusion se pose en mis animos hasta el momento en que vuelvo a la realidad y me pongo a dar ordenes a mis hombres.

 

Montad al campamento miro a mis hombres, veo a viejos conocidos. Quiero siempre a tres hombres pendientes del campamento, el resto rotareis turnos y podreis divertiros con tranquilidad, pero no os quiero ver en peleas por unas zorras sucias o por una bota de vino agrio. Me vuelvo hacia Astrid, Hermana, paseate por el lugar si quieres y apuntate al torneo de arco si te es posible, demuestrales de la pasta que esta echa nuestra familia. Yo buscare algun torneo de combates aunque a primera vista parece que solo son las lizas. No soy bueno en las justas no participare si el nivel es muy alto, lo ultimo que quiero es hacer el ridiculo.

 

Reviso a mis hombres y señalo a Jeno y Luderas, son dos hombres veteranos, Jeno es tuerto pero tiene un tiro con la daga que muchos querrian muchas veces cuando se emborracha farda de poder acertarle a las alas de una mosca con la hoja, Luderas por el contrario es muy silencioso, sus ojos siempre estan pendientes de lo que le rodea mi padre dice que es un paranoico pero yo creo que es prudente ademas es abstemio lo cual es raro en un soldado.

 

En cuanto se acercan Quiero que acompañeis a vuestra señora por la fortaleza, protegedla de sus enemigos y de cualquier mal. Estamos muy lejos de casa y tengo intencion de que volvamos todos de una pieza. Me bajo de mi caballo y camino por el campamento buscando ese torneo de combates y ojeando los estandartes plantados por la zona. Hay variedad, busco tambien hijas de casas nobles en edad casadera. No quiero pasarme toda mi vida solo y si por casualidad viera a una muchacha atractiva y de buena familia querria decir que la suerte esta de mi lado. Sonrio mientras camino pensando en ese futuro imaginario. Tengo el brazo apoñado en mi espada y la mirada fija en lo que me rodea. Un castillo propio, no el heredado de mi padre. Ese seria para mi hermana Astrid o para Loa, una mujer hermosa que me de hijos e hijas fuertes y leales, una camada de perros fieros.

 

Mucho trabajo por hacer me digo a mi mismo. Pero el primer paso siempre es el mas dificil me digo a mi mismo.



#12 BlackAbel

BlackAbel

    Sultan of swing

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1947 posts

Posteado 05 October 2013 - 10:51 PM

Lord Hartnel

 

El viaje hacia Jardín de Piedra no se ha hecho especialmente largo, pero casi no llegamos a tiempo. No puedo evitar sentir una mezcla de envidia y admiración al contemplar el puerto conforme nos acercamos. Ojalá el de nuestra isla fuese tan floreciente como este. Quizás más tarde debería comentar con Lord Ashworth como los gestiona para poder aprender algo.

No acabamos de pisar tierra cuando oigo a unos marineros hacer una serie de comentarios sobre un barco que se acerca al puerto. No puedo evitar mirar para ver un barco con una pintoresca bandera de una máscara sonriente roja y blanca. De él han salido ya unos botes de los que desembarca el tal "Caballero Alegre". Antes de que pueda si quiera reaccionar se presenta amablemente. Me resulta muy sospecho, pues en todos los años en la isla Olacolmillo he aprendido a desconfiar de lo mismo que desconfían los marineros. Tampoco me agradan la mirada indiscreta que le dedica a Myla. Con todo decido otorgarle el beneficio de la duda y le sonrío afablemente.

-Encantado, Ser Lance-respondo con una leve inclinación de cabeza-. Yo soy Lord Hartnel Grimnar, de Olacolmillo y estos son mis nietos Lognar y Myla. No esperaba tanta hospitalidad en el puerto, gustoso acepto su guía-continuo ofreciéndole la mano para darle un apretón y esperando que Lognar haga otro tanto. Hago una seña al servicio para que se encargue de gestionar el equipaje. Luego dejo que se adelante y nos guíe mientras le pregunto-. Decidme, Ser Lance, ¿vos participaréis en el torneo? Mi nieto también está interesado en participar y me preguntaba si tendrá que enfrentarse a vos en la final-digo a modo de broma pero con orgullo.

Mientras caminamos hacia la fortaleza voy fijándome a ver si reconozco algún estandarte.

 

(off: Myla y Lognar vienen)


7496ef488dc3d68d28d8b988e7cacc78.jpg


#13 Irathor

Irathor

    El Matarreyes

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 5313 posts

Posteado 06 October 2013 - 01:15 AM

Dom Winterbane

 

Mantengo el rostro amigable mientras continúa hablando el señor noble que de repente se ha convertido en un gran cliente. Hago una seña a una de mis chicas de confianza para que traiga una copa de nuestro mejor vino traído de las propias ciudades libres, un gesto entrenado, sin demasiada opulencia a la hora de hacerlo para que no se note la importancia del mismo y que mi interlocutor no crea que estoy más pendiente al negocio que a lo que me está contando. Está visto que en este negocio hace más una oreja amiga que una mano abierta. Cuando termina de hablar por primera vez, tomo la palabra.

 

-En ese caso, permítame pasar directamente al que personalmente considero el mejor vino que tenemos de las ciudades libres, es un especiado braavosi del que me gusta destacar la facilidad con la que se deja tomar sin perder el más mínimo ápice de sabor a madera, lo que por cierto indica la verdadera edad y calidad del mismo. Me gusta especialmente porque al degustarlo es como ver la fluidez de la esgrima que caracteriza a sus guerreros, ¿ha tenido la oportunidad de verlos en acción? Dejando rivalidades a un lado, es un espectáculo, pues esa sensación te la transmite al paladar, déjeme acompañarle en a esta copa, por favor, Seranna, sirve dos copas, -Digo mientras le dedico una mirada a mi camarera. -Tres en el caso de que su acompañante lo desee, considérense invitados a ese pequeño placer para los sentidos y sean libres de expresar sus apreciaciones.

 

Mientras Seranna sirve las copas el hombre continúa hablando, al parecer también está interesado en cerveza que añadir al barril de vino, asiento con a cabeza diplomáticamente, no es difícil encontrar un barril de cerveza un poco especial para este tipo de situaciones en las que una taberna realmente se la juega, así que le hago otro gesto a Seranna para que vaya a buscar un barril de cerveza tostada y haga la cuenta para el señor, para que se la entregue una vez haya terminado de ganármelo. Le devuelvo la mirada a mi nuevo y mi más mejor amigo, removiendo la copa, indicándoles que hagan lo mismo.

 

-Un vino envejecido debe dejarse recoger el oxígeno que lo rodea durante unos segundos antes de tomarlo, así adquiere todo el potencial y satura el sabor propio de la mezcla de especias que lo acompaña, pero volviendo al tema de la boda de su amigo, hagamos un trato, por cada dos barriles que me compre le añadiré uno de regalo, en honor a la boda de su amigo y a ti, un nuevo amigo que recordaré para que cuando vuelva a hacerme una visita pueda agasajarle con mis productos en su boda con la hija menor de la casa Ashworth.

 

Vuelvo a sonreír, con ese gesto tan entrenado que denota una sinceridad extrema, cuando indico con tranquilidad que ya puedes tomarse el caldo braavosí especiado.


skeleton.gif

di-F7S3.gif
banner_bsg7.jpg


#14 TheMajora

TheMajora

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 300 posts

Posteado 22 October 2013 - 05:40 AM

Dom Winterbane, en Desembarco del Rey
 
Terminados los negocios, el joven se retira satisfecho. Paga su compra, se lleva la botella e indica que enviará a algunos hombres a recoger el barril más tarde, cuando todo esté dispuesto para su viaje.

No pasa mucho tiempo después de que cuentas el dinero cuando alguien te indica que te están buscando. Vuelves la mirada hacia la entrada de tu establecimiento, y ves entrar nuevamente al hombretón de piel negra. La mirada en sus ojos te indica que está a punto de hacerte ganar un poco más de dinero.

"Salud. Mi nombre es Karavan. Me disculpo por interrumpir, mi-lord, pero permítame explicarme. Soy lo que llamarían una espada juramentada de Lord Alain Ashworth, y fui enviado aquí para cumplir con ciertas encomiendas de mi señor. Da la casualidad que he oído la conversación que tuvo con su cliente, y no puedo rechazar esta oportunidad que los dioses me han dado de hacer ganar a mi señor la amistosa apuesta."

Acto seguido, temiendo que no creas en sus palabras, saca de entre su camisa un tosco hilo del que cuelga un anillo de plata pura, con un emblema de un zorro y el nombre Ashworth en el contorno.

"Si pudiera decirme qué vino he de decir a mi señor que le han de ofrecer, le pagaré con gusto el costo de una botella adicional."

 
 
Casa Grimnar; en Jardín de Piedra

Con su gesto afable y su mirada penetrante, ser Lance escucha tu conversación con atenta cordialidad.

"No dudo que su estirpe sea capaz de arrebatar de Alain el premio que haya prometido, pero sin duda no será a mí a quien me lo quite, y no pretendo ofenderlos. Por el contrario, es mi forma de decir que soy un pobre contendiente en los torneos. Mi lanza es caprichosa y a menudo me falla cuando no se trata de un asunto de vida o muerte. De todas formas, estaré encantado de ver ganar a su nieto. Lo único que lamento será no poder dar a tan bella dama el merecido título de reina de la belleza."

Mientras escuchas la respuesta del Caballero Alegre, notas varios de los estandartes presentes conforme se acercan a Jardín de Piedra. Los que más llaman tu atención son el de la casa Farring, que tiene vínculos importantes con tu tierra, y el de los Estermont, aunque en seguida pierden importancia al ver el imponente blasón de los Baratheon, posiblemente representando a Lord Renly, a quien observas a lo lejos conversando con un joven de aspecto algo delicado y cabellos rubios.



Casa Sireld, en camino a Jardín de Piedra

Willray te comunica que no ha logrado atrapar a ningún bandido esta vez; luego va a encargarse de reunir a su escolta y a buscar al corcel indicado, que se ofrece un regalo aceptable.

* * *

 
El camino a través del Dominio no es para nada cansado; el clima es sumamente agradable y la brisa sopla acariciando los cabellos y la hierba. De cualquier forma, al acercarse a las Tierras de la Tormenta, las cosas cambian un poco; el clima se torna algo más frío, el viento es más fuerte y la mirada al cielo revela nubarrones oscuros.

Ya en las proximidades de Jardín de Piedra, calculando que debe faltar apenas medio día de camino, pueden ver una comitiva de treinta hombres, vestidos con armaduras ceremoniales y montados en preciosos caballos. Frente a ellos, una carpa de colores azul y verde se desplaza sobre una plataforma rodante. no muy lejos, pueden ver a un caballero en armadura plateada y a un hombre obeso cabalgando. Éste último parece esforzarse mucho para mantener el ritmo.

No tardan más de un instante en darse cuenta que es la comitiva de la novia: hombres de la Casa Darell. En la tienda debe ir la prometida.

 

Casa Elis; en Jardín de Piedra

Sin perder tiempo, tu hermana parte hacia donde las dianas; algunos de los presentes se quedan mirándola, sorprendidos -o escandalizados, tal vez- por su aire de independencia y por su destino, a pesar de que va acompañada por tus hombres.

Dejando eso de lado, miras a tu alrededor; no parece haber ninguna indicación de si habrá o no lucha cuerpo a cuerpo. Por otra parte, uno de los estandartes más llamativos que observas es el de la casa Frey. No es sorprendente, pues el viejo Lord Frey tiene hijos y bastardos para mandar a todos los torneos de todos los reinos... y más. También observas el de la Casa Vance; varios de sus miembros caballeros.

En cuanto a damas, puedes ver a algunas jóvenes, aunque todas acompañadas por padres y hermanos. Es difícil ubicar entre ellas a alguna especialmente bella, siendo la mayoría chicas dulces como lo es toda doncella. Tal vez conforme las cosas empiecen a suceder puedas verlas con más detalle.

 
 
Casa J'arko; en Dorne
 
La pelirroja muchacha te mira con cierta complacencia, aunque la sensación que transmiten esos ojos es la de ser acechado por un ave de presa.

"Ni los caballos ni los cuervos, Lord J'arko. Lo que es lento es la mente de mi hermano, que tardado demasiado en ponerse en contacto contigo," te replica con modos demasiado directos. "Como sea, había esperado llegar antes que sus ridículos mensajes, pero ahora que ya lo has recibido y pedías una alternativa, con gusto te ofreceré una. Y no dudes que si he venido a verte es porque tengo autoridad para hablar por mi casa. ¿Sabes qué es esto, Lord J'arko?"

Tras preguntártelo, te muestra una flor de color lila. No te permite responder, pues de inmediato continúa hablando.

"Es azafrán, y si uno calcula su valor y su peso, es prácticamente tan valioso como el oro de los Lannister. Y a diferencia de el oro, se puede sembrar. Esto es lo que compra mi hermano de ese arrogante de Alain Ashworth, pagando una vez y media su valor real. Por supuesto, nosotros volvemos a venderlo con cierta ganancia, pero ésta podría incrementarse mucho si tuviéramos acceso a la mercancía al precio original. Próximamente mi casa se unirá con una del Dominio, con el único fin de tener una relación comercial directa. El problema es... nuestro puerto está del lado equivocado del continente." Hace una pausa y te mira, para luego arrojarte la flor y continuar. "Tú, Lord J'arko, tienes un buen muelle. Y está en el sitio correcto. ¿Te parecería asociarte con nosotros? Sólo necesitamos que nos prestes tu puerto para traer el azafrán, y que envíes la mercancía a Risco Corona con la menor dilación. Por esto, recibirás un impuesto del 15% del valor de toda mercancía que pase por tu atracadero, así que tendrías también una buena ganancia."

Su voz es clara y firme, y su sonrisa es un tanto maliciosa; de hecho, la joven te recuerda ligeramente a ti en ciertos aspectos, aunque no en todos. Tras mirar un segundo la flor, y luego a la dama, piensas tu siguiente movimiento.



Casa Orhen; en Dorne

Off: En un rato los turnos dornienses...

Editado por TheMajora, 29 October 2013 - 06:45 AM.

jtbl.jpg


#15 rich4r

rich4r

    MilNombres

  • Miembro
  • PipPipPipPipPip
  • 3040 posts

Posteado 23 October 2013 - 11:32 PM

Lenford Sireld

me entero de que no ha logrado atrapar ningun bandido
vaya ,cada dia se vuelven mas escurridisos esos canallas

sale willray a buscar la escolta y el obsequio para la pareja

cuando salgo esta la comitiva reunida para emprender el viaje , sir clive empieza la marcha con su gran caballo tordo llamado "oscuro" , enseguida 3 hombres en jamelcos ,siguiendo de serca un carruaje tirado por dos caballos donde va mi pequeña aide y su hermano lance ,a los lados se situan 4 hombres con sus caballos uno de cada lado lleva el estandarte de la casa sireld ,justo atras se encuentran los 4 ultimos hombres que nos acompañaran , cerrando la marcha willray con su caballo colorado "furia", un caballo rojo, tosco para ser un palafren con un mal temperamento,algunos dicen que es un caballo bastardo para el bastardo .

camino hacia el carruaje y un mozo me detiene presentandome las riendas de "general" mi corcel blanco, un animal manso y estable en la montura .

me situo entre los hombres de los jamelcos y el carruaje y comenzamos la marcha , el dia es hermosos para un viaje, el calido clima y el viento que revuela el cabello, aide no esta muy contenta queria ir cabalgando como los demas, no puedo hacer mas que ignorarla , cuando por fin entramos a las tierras de la tormenta , es notorio el cambio climatico ,el viento es violento y frio , el cielo es oscuro ,tiene una pinta bastante fea para una boda

clive anuncia que nos aproximamos a jardin de piedra y nos informa que deberiamos estar a medio dia de camino, vemos una comitiva ,30 hombres ,todos con armaduras y sus caballos igual de imponentes , enfrente de ellos un carruaje mucho mas lujoso que el nuestro de color azul y verde ,mas adeltante un caballero de armadura plateada, junto a este hay un hombre obeso ,parece que le cuesta llevar el ritmo al gordo hombre.

tras un instante sir clive informa que son de la casa darell ,debe ser la comitiva de la novia .

rompo fila ,avanzo hacia el hombre gordo y caballero de armadura plateada , sir clive se empareja y escucho a willray dar un par de ordenes un hombre con nuestro estandarte nos sigue detras
-soy lord Lenford Sireld, presento mis respetos a la futura esposa y pido su aprobacion para ser parte de su compañia en lo que queda del trayecto a jardin de piedra.



willray
veo que mi padre rompe filas
-alto!
sir clive se aproxima a el y comienza a cabalgar a su paso, me acerco a el banderizo izquierdo
- acompañalos y levanta bien ese estandarte o las pagaras

Editado por rich4r, 24 October 2013 - 05:23 AM.

rolcz.jpg



Responder



  



También marcado con Canción de Hielo y Fuego, Juego de tronos, Majora

A Bragol. Tus amigos te echan de menos.