Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

Entrevista a Klautz: Autor Destacado Septiembre 2011


13 respuestas al tema

#1 Rhaenys

Rhaenys

    Wanted - $$$

  • Moderador
  • 1571 posts

Posteado 02 September 2011 - 09:26 AM

Imagen posteada


ENTREVISTA A KLAUTZ, AUTOR DESTACADO DEL ARCHIVO DE BALDUR.



"... no le contaría esto a cualquiera, pero quiero confiar en ti"

Whitman.



La habitación no tiene puertas, ni ventanas, sólo paredes de paneles grises picados por una viruela de huecos simétricos. La lámpara que cuelga del techo pestañea con lentos haces de luz en un cortocircuito rítmico, iluminando la sala desnuda salvo por una mesa y dos sillas metálicas. Apoyo mi espalda incómodo en una, mientras recorro con la mano derecha el borde de mi sombrero, ocultando la mirada, tratando de no mostrar mi impaciencia, mi duda. El encargo era difuso: debía investigar primero lo poco que sabemos de él, para poder encontrarlo e interrogarlo más tarde. Sólo al final se decidiría si era el candidato adecuado, y si uno de los dos tendría alguna oportunidad. Ahora, por fin, está frente a mí, silente, distraído, casi diría que feliz en su introspección. Deek permanece de pié armado con una sonrisa en sombras tras él, esperando un gesto para despertarle. El martillo que asoma en el bolsillo de su gabardina advierte que puede ser rudo, y que por lo general los huesos son menos firmes que la voluntad de los hombres. Sobre la mesa descansa una carpeta de cuero viejo con la documentación que he logrado reunir: apenas tres poemas, media docena de relatos, algunas canciones y un rastro de palabras de cinco años. Es hora de sacar algo en limpio de todo esto, abro mi cuaderno y voy pasando las hojas repletas de preguntas garabateadas.

-Darsha: Te agradezco que finalmente hayas accedido a encontrarte conmigo. La primera pregunta es obligada, cuéntame quién eres.

-Klautz: "Soy Klautz. Nací, ahora lo sé, el 8 de setiembre del 2005. Es otro (y debo contenerme de escribirlo con mayúsculas, porque él lo detestaría) el que recibe las felicitaciones en noviembre. Soy una creatura, un Golem, el sueño incierto de un incierto soñador. Cuando digo algo es él quien habla, aunque dice lo que imagina para mí. Lo que sé es porque él lo sabe o supone. Incluso me ha dado el avatar que me identifica. Y saber que avatar viene del sánscrito avatara y se refiere a la encarnación de un dios, también por él lo sé. Pero algo ha cambiado. Ya no desaparezco cuando una máquina se apaga. Algunas veces despierto y me veo andando en bicicleta, pensando o cantando... otras, en medio de la noche siento una sensación, un conocimiento... Sé ahora que él fue infante de marina y que allí, poco antes de la baja, parado en medio de la plaza de armas, descubrió una estafa haciendo una serie de deducciones como si fuera Monk (o más de acuerdo con su época, Columbo). Sé que fue apicultor, que cultivó champiñones, que fue periodista, que estudió física, enseñó guitarra y al fin hizo algo totalmente inesperado para todos. Y no me refiero a casarse, aunque también..."

Así, algo así, iba a empezar el acerca de mí que iba a poner en mi perfil, hasta que cambiaron el formato por este donde me pierdo con facilidad etrusca.
Entiendo que responde a quien soy de un modo críptico. Hablar (oh inconsciente: escribí alabar) de uno mismo comprende varias tentaciones y posibilidades. Justificarse por ejemplo. Decir todas las cosas de uno que le parecen maravillosas y nadie nota o comprende, hacer notar que se es infalible en cuestiones de moral, como si uno fuera el Papa. O dar unas oscuras vueltas como yo lo hago.

Habrán notado que cuando se le pregunta a alguien sobre quien se es casi siempre contesta con: soy médico, astronauta, estudiante, jugador de badmington. Esto la mayoría de las veces es muy triste. No creo, ni espero, que un trabajo defina a una persona. Mucho más lo hace esconderse detrás de ello. Desde luego tengo la ventaja de que mi propio trabajo no sea tan limitado, y algo misterioso. No sé cuántos dlaneros habrá que se hayan entrenado con maestros chinos y una chamana después de haber hecho las cosas que antes nombré pero a no preocuparse, mi caso es extraño en todas partes. Supongo que iré contestando esta pregunta mientras avance la entrevista, dependerá de la habilidad del periodista.

-D.: ¿Por qué sueles rondar el Archivo y que opinión tienes de él?

-K.: Entré a Dlan buscando la traducción de Morrowind, mods para el Baldur, una de dos o las dos. Espié un poco el Archivo en ese momento, algunos relatos y comentarios. Quiero decir aquí que leo casi todos los relatos, al menos de un modo rápido pero pocas veces dejo devoluciones.

A los 8 años, más o menos, mis padres me regalaron mi primer libro, una versión de La isla del Tesoro. En él descubrí el mundo. Lo leí unas sesenta veces, día a día. A ellos no les sobraba el dinero pero comenzaron a comprarme libros cada vez que podían. Había una colección muy buena que no destruía las historias de la que aún conservo Los viajes de Gulliver, 20.000 leguas de viaje submarino, Tom Sawyer y varios más. En la adolescencia me asocié a una biblioteca y leía seis libros por semana. Y también comencé a escribir mucho, además de aprender guitarra. Cuando años más tarde comencé a practicar Tai Chi mi lado artístico se completó de tal forma que casi no escribí nada por años. Ya mayorcito llegué al Archivo. Las ganas me empezaron a picar y los concursos me motivaron. No por ansias de ganar sino porque alguien leyera con atención, con espíritu crítico. El encontrar además personas que tienen visión dentro de la literatura me siguió motivando.
Ese me parece uno de los mejores logros del Archivo, da tanto la posibilidad de aprender como de comentar y entretenerse. La buena disposición de todos es fundamental. La escritura es algo muy íntimo, o debería serlo, y una mala crítica es peor a que le digan a uno que su madre es fea.

-D.: ¿Podemos identificar aspectos de ti, de tu vida, en tus escritos o prefieres tomar de partida la vida de otros?

-K.: Estoy descubriendo que todo me resulta difícil de contestar. Eso es bueno.

De lo que he escrito para Dlan posiblemente lo más personal sea La flor rota, pero lo es de modo casual. De algún modo se han colado dos amigos míos y yo mismo, pero ciertos rasgos se han mezclado y hay cosas mías en mis amigos. Pongo por caso un momento que agregué en la última versión donde uno de los personajes anda en bicicleta componiendo una canción. El personaje es un amigo músico pero ese hecho (incluyendo las notas que allí se anotan) me pasó a mí. Me pasa, continuamente. También suelo poner algunas claves que mantengo inexplicadas; contaré a medias una ahora, muy simple, del mismo cuento. Se habla de una flor pero al final, de las flores. Desde luego por algún mínimo motivo. A pesar de haber tenido comentarios de la historia nunca nadie se refirió a esto. ¿Es tan evidente el porqué o pasa desapercibido en el intento poético?
Por otro lado la leyenda que dio motivo a Irupé, la leí de muy chico y siempre la he tenido presente.
Fuera de estas pequeñeces no utilizo a propósito rasgos personales de nadie pero desde luego hay cosas que me gustan y cosas que ni siquiera ocupan un ínfimo espacio en mí.

-D.: Has ganado concursos de narrativa como el de Microrrelatos Cómicos y otros de lírica como el I Concurso de Poesía Dlan ¿En qué género te encuentras más cómodo a la hora de expresarte?

-K.: No tengo realmente una preferencia por género pero lograr una poesía legible resulta bastante más arduo. Y mucho más si pretende ser la letra de una canción, no he escrito nunca una verdaderamente satisfactoria. Mi dificultad con la escritura en general pasa más por trasladarlo de mi cabeza al teclado. Tengo tres historias importantes (para mí) en este momento pero mi tendencia a la exploración, a encontrarle otras cosas (y esto no significa que tales temas sean "profundos", para nada), a cambiar enfoques y longitudes, y a mi vagancia, hacen que la espera sea ilimitada.
Cuando comienzo a escribir relatos me resulta muy fluido y casi siempre escribo de corrido cosas que no he pensado. Los concursos me resultan un agradable desafío en ese aspecto.
Así y todo no puedo eludir la poesía. Mi conocimiento es muy limitado pero encuentro que como forma de expresión es más perdurable. No soy un poeta por haber escrito un par de cosas.

-D.: ¿Cómo es posible darle forma y peso a un personaje como Ochenta y Dos en tan solo cuatro frases? ¿Podemos encontrar en él algo de la chamana que nos has nombrado?

-K.: En el ranking de dificultades literarias la de crear personajes consistentes ocupa, al menos en mí, el primer lugar. Por empezar no soy dado a las descripciones físicas, siempre las hago mínimas. Por continuar es necesario una cierta forma de hablar, un modo coherente que nos dibuje a la persona. Eso sobre todo deseo conseguir alguna vez. En el caso del Ochenta y Dos me ayudó mucho que surgiera el nombre y su porqué. Lo que intenté hacer en el cuento fue que el personaje se fortaleciera a partir de la impresión que causa en el protagonista. Que nos impresionara porque lo impresiona.

En cuanto a la chamana... es bastante diferente al brujo, sobre todo porque usa muchas más palabras. Sin embargo, como en aquél, en ella en lo que no dice suele estar la mayor fortaleza. El chamanismo me sirvió sobre todo para redondear un momento de mi vida. Hoy ella es una buena amiga y solemos arreglar el mundo desde diferentes puntos de vista.

Volviendo al Ochenta y Dos: como casi todos mis personajes se construye a partir de fragmentos que surgen de mí más que de la observación. Invento los personajes aunque muy posiblemente luego descubra rastros diversos en ellos de distintos orígenes. Y Julián o el grupo de amigos de La flor... Así y todo en el brujo hay un poco más y para esto debo hacer algo doblemente ridículo: autocitarme y para colmo autocitarme en algo que aún no he escrito pero adelanto aquí: Dios existe, las cosas no podría andar tan mal sin intervención divina. La lucha, tan desigual como noble, de un hombre contra los dioses, un dios o el destino no deja de ser lo de lo humano contra lo inhumano, sea esta inhumanidad más o menos elevada.

También he sentido, como nunca contestando esto, que en todos los personajes además de mis fragmentos está presente una cierta condición: la de ser extranjero. Así el Ochenta y Dos vive con una tribu que no es la suya, Julián es un cambá y yo mismo camino una ciudad que no es la mía, como tampoco lo es aquella de la que vine y, tal vez, ninguna otra.

-D.: Acabas de hablar de tu gusto por componer canciones. ¿Qué es lo que aporta la música en tu vida? ¿Te ayuda de alguna manera a la hora de escribir, a darle ritmo a las palabras?

-K.: Tengo en casa un par de guitarras, no demasiado buenas, un violín y algún que otro instrumento de percusión. Y flautas, pero siempre he sido pésimo con los vientos. De todos modos no soy demasiado bueno en ninguno de ellos.
La música ocupa muchos lugares en mí. En lo literario influye, o al menos de ahí debe venir la cuasi manía de que todo sea legible en voz alta, que tenga sonoridad. La mayor parte del tiempo que ocupo revisando un texto es sobre todo por eso (y errores de tipeo, escribo con dos dedos y los dos de la misma mano). Me gusta el idioma, el sabor y el sonido que tiene, sin ser un conocedor de gramática, prácticamente la ignoro.

-D.: ¿Puedes adelantarnos algo de alguna de esas tres historias importantes que te persiguen en este momento? ¿Cuándo sabes que estás listo para empezar a fijar una idea sobre el papel?

-K.: Mi inconveniente con estas historias, o cualquier otra, es que no les pongo límites. Dejo que ellas mismas se limiten, crezcan o mueran. Y a veces se reproduzcan. La más corta tiene el título "Biografía del héroe" y supongo que es la más acabable. Está redondeada pero la he enfocado y desenfocado de tantos modos que quien sabe cual cosa saldrá. Las restantes son complejas. Una trata sobre viajes en el tiempo, tal vez. La otra tiene origen en una fantasía de omnipotencia adolescente. Y sospecho que me han detectado con esos satélites capitalistas porque desde entonces me han copiado. En ella tenía la idea, hoy común, de que el protagonista (yo, por supuesto) era elegido para conducir un grupo de héroes que salvaran la tierra. Para ello podía buscar héroes históricos, con la condición de que debía traerlos inmediatamente en el momento antes de que murieran. De ese modo elije a Bruce Lee, al Barón Rojo, Cyrano de Bergerac... Bien, alguno de estos personajes sobreviven en esta historia (La Ultima Saga) pero no el protagonista.

Y creo haber contestado a la otra pregunta: nunca lo sé. Será por eso que necesito el reloj marcando el fin del concurso.
Pero esto no es por desidia sino por divertimento. Me gusta pensar, andar por esos caminos, ser un explorador. Cuando una historia me gusta no me interesa llegar al final ni saber cómo termina.
En gran parte por esto casi seguro La Ultima Saga será escrita con capítulos separados, contando distintos momentos. Como un libro al que le faltaran hojas. Muchas.

-D.: Cuando escribes lo haces pensando en un lector en concreto, o no te imaginas quién se asomará al otro lado de la pantalla.

-K: El lector que espera y en el que pienso soy yo mismo, por supuesto (risas por un chiste compartido yyyyy ¡corten!). Es raro, ahora que lo dices, que no piense en el lector exceptuando por el deseo de que alguien lo lea y le sirva leerlo. En realidad me resulta bastante asombroso cuando gusta algo de lo que escribo. Imagino a mi lector como alguien de muy buena voluntad. Sigue resultándome increíble lo sucedido con el concurso de humor. No soy alguien "divertido" y sobre todo nunca fui el alma de la fiesta. (Siempre recuerdo a un muchachito hace años que mirándome con atávico horror me decía: ¡Puajjj! ¿¿¿¿Te gusta leer?? ??)

-D.: ¿Por qué hablabas de que el Tai Chi había completado tu lado artístico? ¿Has adoptado algún otro aspecto del pensamiento chino en tu día a día?

-K: Antes de aprender este arte había practicado deporte. El obvio fútbol, tenis, ping pong y atletismo (100 metros y salto en largo) pero nunca me había interesado algo emparentado con lo que llaman expresión corporal. Ni siquiera iba a bailar.
Después de un par de semanas de práctica en las que tuve alguna dificultad comenzó a ser algo fluido. Cuando me invitaron a dar algunas clases allí mismo también me invitaron a practicar con el fundador de la escuela, un hombre que aprendió en China a fines de los 60. Él, por su parte, me dijo que siendo joven debía también aprender Kung Fu, así que comencé a entrenarlo (de chico era seguidor de la serie y allí comenzó mi interés).
Lo que llena artísticamente es la integralidad pero no deja de ser un momento, un primer impacto hasta que uno se reacomoda.
No creo en y desecho el mimetismo. Es bastante normal encontrar quienes llenan sus casas, y sus vidas, de chucherías. De apariencia. ¡Si hasta quieren parecer chinos! Sí es interesante, como preguntas, incorporar pensamiento. Lo que no es otra cosa que aprender a pensar un poco mejor. A soltar algún ancla. Parece ser una costumbre actual dejar de lado las creencias excepto el creer que uno está pensando y no repitiendo cosas que le han dicho.
En términos generales podría decirse que me he transformado en taoísta: dejo fluir y no fuerzo las cosas siempre que puedo, evito las opiniones (la "opinión formada"), sobre todo las propias y busco la verdad (puede ser que uno no la encuentre, pero se da cuenta de las mentiras que hay por el camino).

-D.: En lo que escribes, y estás por escribir, parece que siempre hay espacio para el elemento fantástico. ¿Puedes explicar el motivo de esta preferencia? ¿Qué escritores de este campo te han marcado de forma más clara?

-K: Hay un esfuerzo consciente en responder a esta pregunta. En principio respondí que tengo más marcas que el revólver de Billy the Kid porque siempre tomo con entusiasmo la literatura que llamamos fantástica cuyo espectro y alcance se definen por esa palabra que define poco.
Me gusta lo fantástico en varias formas. En Borges como en Tolkien, en la mitología china, americana, griega o de cualquier parte, la épica y la aventura... la lista es larga para mi buena suerte. Como decía más arriba tuve fortuna con mis primeros libros y mi biblioteca.
Casi nunca me identifico con los personajes sino con los libros (nunca imaginé ser Aragorn pero daría mi sangre por ser un jinete de Rohan en los campos de Pelennor).
¿Hasta dónde explica esto una preferencia? Creo que sólo explica el momento, antes o después habría llegado. En esos terrenos encontré que se puede ir un poco más lejos que donde está la propia piel. Se puede elegir ser ése, el que se enfunda en el traje y se anuda la corbata, o este otro, el que deja su huella en la arena que quiere.
Tengo libros preferidos y autores preferidos. Varias veces he nombrado a Dick, sobre todo El hombre en el castillo, Cordwainer Smith, con sus cuentos de la Instrumentalidad, Forastero en tierra extraña de Heinlein (sobre todo el primer tomo) y otros autores de CF como Aldiss, Ursula K. Le Guin, Lem, Bradbury, Sturgeon. Un montón que me han gustado pero a los que no he imitado conscientemente. Lo mismo podría decirse de la fantasía heroica aunque he leído bastante menos.
Sin embargo he escrito poco y nada de esto (aunque las referencias que hicimos antes sobre cuentos probables tiendan a ello).

Al escribir me identifico más fácilmente con la otra literatura fantástica. La de Borges, Hesse, Poe, Chesterton, Cortázar, Calvino, Kipling, incluso Conrad. Además me emociona fuertemente lo épico, como el discurso de Julio César, cercado por Vercingétorix, en la Crónica de la guerra de las Galias.
Hay cosas que he tomado, que se me han pegado, de distintos relatos. Por ejemplo la forma de contar el final en el principio y hacerlo olvidar que puede advertirse en La forma de la espada de Borges. De todos modos al escribir uno no debería pensar en eso. Yo lo hago después, al leer lo que escribo. Intento ver de dónde salió tal cosa. Me gusta releer algo mío y darme cuenta que hoy sería incapaz de escribirlo. Eso tal vez signifique que lo escribí en serio.
Pero esto es casi una fanfarronada, una ridiculez. Uno hace lo que puede con lo que se le ocurre y es parte de la literatura fantástica que alguien se interese en leerlo.

-D.: ¿Podrías dar algún consejo para la gente que quiere empezar a escribir?

-K: Una vez me pregunté por qué escribía. Escribo por escribir, me dije, para llenar espacios vacíos. Si sientes ese espacio delante puede ser que a ti te espera, que te toque llenarlo.
El mejor músico del mundo no necesariamente está sobre un escenario, el mejor poeta tal vez sólo le habla a las montañas, el mejor escritor mira por tu ventana, soñando. Una cosa que hay que saber es que el hecho artístico es personal. Lo haces porque está en ti, no porque quieras lucirte ante otros. Pero también es cierto que al arte lo completa el otro.

Si quieres escribir escribe, escribe mucho. Y lee. Incluso (sobre todo) cosas que no te interesan. ¿Cómo crearás personajes ajenos a ti si no? Escribir a veces es como un gambito en ajedrez, hay que aprender a ceder a lo que quieren los personajes para ganar al final. O aceptar la derrota con honor.
Uno no debería buscar un estilo. Volviendo al taoísmo, no hay que forzar. Es eficaz escribir sin tema, así como cuando uno divaga libremente, con su pensamiento al borde del extravío.
La escritura es muy interesante. Como en la música las notas son limitadas, pero sus posibles combinaciones parecen infinitas y un simple cambio de ritmo alberga universos.

-D: ¿Quieres compartir algo más con nosotros antes de dar por terminada esta conversación?

-K: Lunyu

Cuando al comenzar anoté la frase de Whitman recordé otras, pero sobre todo una de Cordwainer Smith. En el cuento Barco ebrio, es juzgado un hombre y se le pregunta si dirá la verdad o mentirá. "Mentiré" dice él "una mentira es todo lo que los hombres podemos compartir". Dicho así parece cinismo, que me es del todo ajeno; en realidad habla de lo poco que nos comprendemos unos a otros. De la imposibilidad de comprender totalmente nuestras motivaciones, el impulso definitivo que a cada uno nos mueve. Tal vez nada sabemos de las motivaciones de los otros porque ignoramos las propias.

Otra vez hablaré de algo aún no escrito, el ya mencionado cuento Biografía del héroe. Allí, posiblemente, haga esta pequeña, y vana, reflexión. Existe una forma de referirse a lo falso. Decimos mentir. Conjugamos el verbo engañoso. ¿Pero cómo decimos cuando decimos que algo es verdadero, cierto, verdad? ¿Cuál es el verbo? El verbo es hablar. Hablar significa estar diciendo la verdad. Incluso cuando mientes dices una importante verdad sobre ti mismo.
Pero hablar de la verdad tiene consecuencias. En cualquier momento puede aparecer un señor maduro, probablemente calvo, que cerrará su mano, extenderá el dedo índice y señalando con vigor dirá: "Tú verdad, mi verdad, la verdad". Y el "la" sonará un semitono más alto mientras el dedo esta vez señala el cielo sacudiéndose de tal modo que uno teme que se le caiga o agujeree el firmamento.

Al comenzar a escribir este testamento pensé en aclarar las cosas que veía inexactas en mis propias respuestas. Me pareció que daba una impresión errada, incompleta. Luego pensé que fácilmente uno cree ser más de lo que es (o a veces menos lo que es la misma fanfarronada). Recordé también a Castaneda afirmar que el brujo tolteca debe ser misterioso, oculto. Nunca aparecer como una figura claramente definida. Así que dejo ahí y me quedo con la literatura.
Un músico se sienta frente al piano y dispone de todo un espectro. Si fuera Beethoven le bastarían cinco notas para componer el Himno a la Alegría. Así al escribir intento buscar en un océano demasiado extenso, que no abarco, unas pocas gotas para mojar mis labios, dilatar mi sangre, sostener mi barco. Por ahora me mantiene a flote el chaleco salvavidas. Usted, señor periodista, ha sido testigo de mis idas y vueltas, de mis dilaciones hasta elegir dos palabras. No es perfeccionismo ni manía. No es ganas de impresionar. Es respeto a Beethoven.

Uno de los mayores peligros al escribir es escribir demasiado directamente sobre uno mismo. Tenemos los mejores argumentos para convencernos de lo buenos o malos que somos. Y somos pésimos respondiéndonos. Es una discusión que perdemos siempre. Y sospecho que hice eso muchas veces hasta que entendí que el paso del tiempo puede servir para corregirnos en vez de justificarnos. Sé hoy demasiadas cosas sobre mí mismo y ninguna me preocupa. Tal vez por eso no te las cuento.

***

Al terminar de anotar su última respuesta, cierro el cuaderno de golpe y levanto la vista.

-Darsha: ¿Periodista? Mmm... no, me temo que ha habido una confusión. No soy un gacetillero y esta conversación no ha sido una entrevista al uso. En todo caso podríamos hablar, en primer lugar, de un señuelo y luego de una prueba, una revisión del test Voight-Kampff. El objeto de esta celada era encontrar al escritor que me había creado tal y cómo soy actualmente, el que me había convertido en un personaje de cuento. Eres, ahora lo sé yo también, el único que podría sacarme de una habitación que no tiene puertas, ni ventanas, y que está custodiada por un comediante armado con un martillo. Será mejor que escribas pronto la forma de salir de aquí, antes de que Deek nos olvide para siempre en este escenario, antes de que seamos protagonistas de la historia de otro.

#2 REY_CARMESI

REY_CARMESI

    Rex Coronati

  • Moderador Global
  • 5170 posts

Posteado 02 September 2011 - 10:31 AM

Siempre me ha gustado la forma de escribir de Klautz. Me gusta aun cuando escribe "mal". Aun cuando el texto pueda estar poco púlido o con incorrecciones o lleno de modismos (solo lo he visto una vez, que conste) hay algo fuerte y auténtico latiendo en su fondo. Ocurrió en el tercer concurso con la Flor Rota. Era la primera vez que leía algo de Kalutz, ni siquiera le conocía como forero. El texto sin duda necesitaba dormir (como dijo Lobo) o ser pulido pero, y todavía no soy capaz de racionalizarlo, vi en él algo especial y le casqué casi un 8 totalmente discordante con el resto del jurado. Quizás sea yo, que por alguna razón inexplicable veo algo que ni puedo definir en el estilo y sensibilidad de autores iberoamericanos. Más tarde, con "La flor de Irupé", mostró a las claras la razón por la que merece ser un destacado Dlan.
Me ha gustado la entrevista, su presentación y desarrollo. Ignoraba las facetas relacionadas con la música y el taichi de Klautz. Está muy saber cosas de las personas con las que compartimos espacios, ya sean virtuales, ya sea una habitación sin puertas o ventanas.
Enhorabuena al entrevistado (y al entrevistador)
Y antes de que llegue Deek yo también me voy. :thumb:
Imagen posteada

#3 DEEKIN

DEEKIN

    mALkaViAn

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2254 posts

Posteado 02 September 2011 - 12:22 PM

Dioses.

He leído la entrevista con un enorme temor. Primero por leer los pensamientos de Klautz. Eso no es baladí. No es cualquier cosa, ni muchísimo menos. Incauto o necio el que no lo entienda. Y en segundo lugar, me aterra mi poder profético: eso es para dar miedo y mucho.

Klautz es un tipo magnético. Es imposible dejar de leer alguno de sus relatos o de sus poesías, y atención, eso lo digo yo, un furibundo odiador de esos renglones mutilados que son los versos. ¿Y por qué sucede ésto? No lo sé. Habrá que seguir leyéndolo para averiguarlo y lo haré con gusto, me temo. Quizá sea porque este caballero domina el arte de la alquimia y la transmutación de las palabras. Quien sabe.

La entrevista me parece soberbia. Darsha ha hilado fino lo cual tiene su aquél, ya que el archivero jamás da puntada sin hilo. A celebrar el que le haya hecho concretar lo del Tai Chi. Así nos hemos enterado de que sabe Kung Fu. Tenía una cosilla preparada, maza incluida, pero el saberlo me permite reelaborar toda mi estrategia.

Felicidades Klautz, ya te dije una vez que te estabas haciendo merecedor de algún galardón. Sé que eres modesto, así que tómatelo con resignación. Y Darsha qué pedazo entrevista; me quitaría el sombrero si gastara de eso: tengo una cita buenísima de Martin Silenus, el poeta de Hyperion, pero lo dejaremos aquí. No te voy a estropear la entrevista. Te lo has ganado.

Por cierto, me quedo con lo de El hombre en el castillo. Ya es la tercera vez que se le cita.

Editado por DEEKIN, 02 September 2011 - 12:23 PM.

Ne invoces expellere non possis

Imagen posteada

 
Pazuzu, gracias por la firma 

#4 El Abuelo

El Abuelo

    Abuelo de Abuelos

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4776 posts

Posteado 02 September 2011 - 12:47 PM

Me ha encantado la entrevista y, más aún, haber descubierto "La flor rota", un relato magnífico que me ha encantado.
Como bien ha dicho REY_CARMESI, enhorabuena al entrevistado y al entrevistador.

34xqm0z.jpg

Spoiler
Pásate por mi canal de YOUTUBE y echa un vistazo.

#5 Coldest

Coldest

    Ancillae

  • Miembro DLAN
  • PipPipPip
  • 283 posts

Posteado 02 September 2011 - 07:18 PM

La propia entrevista es una obra de arte en sí misma.
Felicidades al entrevistador y al entrevistado, y gracias por haberos trabajo algo así para compartirlo con nosotros.
Imagen posteada
"La inspiración siempre está ahí, sólo depende de cada uno sacarla, pero claro, es más fácil echarle la culpa a las circunstancias y a la falta de cerveza"


Con un puñal bañado en tinta - Mira aquí el resto de mis trabajos.
- Hey, que falta la sección de personajes.
- Total, para lo que van a durar...

#6 Greeny

Greeny

    Señor de los Patryn

  • Moderador
  • 5634 posts

Posteado 02 September 2011 - 07:23 PM

El mes que viene hay que entrevistarlo de nuevo :)

greeny80.pngclandlan.png


#7 Bragolsûl

Bragolsûl

    ¡Temblad insensatos!

  • Bragolsûl
  • PipPipPipPipPip
  • 5824 posts

Posteado 03 September 2011 - 05:06 AM

Esta entrevista no me movió un pelo ni ha influenciado en lo más mínimo mi vida.
Imagen posteada
(¿dónde consigo semillas de champiñones? ya empecé a desgastarme los ojos con restos de pintura para conseguir un look bien oriental)

Estupideces mías aparte: ¡Que recontrabuenísima entrevista! Desde que Darsha avisó que iba a atreverse a este encuentro clandestino que me como los nudillos para poder leer el resultado. Es magnífico. Como dijo Coldest, una obra de arte en si misma.


Seguro voy a volver a comentar más extensamente porque hay ahí mucho detalle que no sabía de este señor (y eso que no es que hayamos hablado poco, precisamente). Como señaló Rey, está muy bueno esto de poder conocer más a fondo a quienes nos rodean a diario. Excelente idea Darsha.

¡Gran Concurso de Relatos!
ClanDLAN y Beamdog regalan:
BGEE
BG2EE
IWDEE


Hilo del concurso...

 


'''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

Cada noche, al acostarme y cerrar los ojos, mi mente sigue trabajando en una incógnita. Una única, sobrecogedora, angustiante y desesperada pregunta: ¿sirve de algo realmente luchar en contra del offtopic?

---------------------------------------------------------

 

- ¿Me das un autógrafo?
- Como no: Immort XDD

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


#8 Hachita

Hachita

    Майо́р

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 4143 posts

Posteado 03 September 2011 - 04:03 PM

Excelente entrevista. Esperemos que en un futuro podamos leer más sobre Klautz. :thumb:

us1G7eB.jpg

 

"Aún recuerdo aquella noche. Tenía 4 años y vivía con mis padres y mi hermanita recién nacida, Sonia, en una vieja granja a unos pocos kilómetros al este de Pripyat..."


#9 popito92

popito92

    Elder

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 539 posts

Posteado 03 September 2011 - 05:23 PM

Ojalá yo pudiera escribir algo como La Flor Rota, pero no me atrevo. A pesar de que mi imaginación no es desastrosa, lo es mi forma de escribir...

#10 Dalamar

Dalamar

    Ancillae

  • Miembro DLAN
  • PipPipPip
  • 257 posts

Posteado 03 September 2011 - 06:41 PM

La última respuesta es fantástica, maravillosa. Es un personaje admirable el señor Klautz, y como tal, le presento mis respetos literarios.

Saludos.

Inclínate ante otros con admiración y respeto. ¡Pero nunca con sumisión!

#11 Mirimord

Mirimord

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1174 posts

Posteado 03 September 2011 - 07:01 PM

Ya terminada de leer, por fin comento. Lo que siempre me ha gustado de lo que escribe Klautz es que no es forzado, se siente natural en todas sus palabras; algo que yo suelo buscar aunque muchas veces me termino forzando. Y es eso, tal vez, el que todo fluya a través de la personalidad, sin lucirse.

En fin, muy buena entrevista, Darsha.

#12 Klautz

Klautz

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1473 posts

Posteado 04 September 2011 - 05:53 PM

Hay cosas que uno no debería hacer. Sospecho que responder en una entrevista a uno mismo es una de ellas. Pero no quiero pasar por maleducado.
Alguna vez debo haber citado una frase de Mark Twain: puedo vivir dos meses de una caricia. Seguramente podré vivir bastante tiempo de este esfuerzo suspremo que ha hecho Darsha (quienes me conocen saben lo que cuesta sacarme dos palabras) y de los comentarios que ustedes han dejado aquí, o simplemente de que hayan leído.
Quienes transitamos estas páginas solemos tener una doble vida, como si fuéramos espías. La de todos los días y esta otra en gran medida ajena a la propia familia y amigos. Es lo que algunos llamarían un escape. Pero para mí, siempre, es un regreso.

Un abrazo.


PD: Deekin, todos sabíamos de tus poderes adivinatorios. Ocurre que no te decíamos para seguir beneficiándonos en la lotería. Ahora habrá que darte tu porcentaje.
No soy viejo, soy vintage.

Y estoy siguiendoeltao

#13 lacalavera

lacalavera

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1340 posts

Posteado 04 September 2011 - 06:40 PM

Cuando al comenzar anoté la frase de Whitman recordé otras, pero sobre todo una de Cordwainer Smith. En el cuento Barco ebrio, es juzgado un hombre y se le pregunta si dirá la verdad o mentirá. "Mentiré" dice él "una mentira es todo lo que los hombres podemos compartir". Dicho así parece cinismo, que me es del todo ajeno; en realidad habla de lo poco que nos comprendemos unos a otros. De la imposibilidad de comprender totalmente nuestras motivaciones, el impulso definitivo que a cada uno nos mueve. Tal vez nada sabemos de las motivaciones de los otros porque ignoramos las propias.


Ah que grande Maestro, que delicia leerte. Perdonaras si parece que exagero en darte alabanzas, pero es lo que siento en este instante (no la exageración, sino las alabanzas). No se si recordaras una noche, una charla, ya hace tiempo, yo no la olvido y tampoco lo que significo para mi vida. Gracias Klautz por compartirte con el clan.
Sisisisisisisisisiiii¡¡¡¡¡¡¡¡¡...........¿cuando jugamos?¡¡

GALERIA desACTUALIZADA



"All I ever wanted
All I ever needed
Is here in my arms"
D+M

#14 Darsha

Darsha

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1374 posts

Posteado 05 September 2011 - 12:51 AM

Gracias Klautz por compartirte con el clan.


Cito a lacalavera porque esa era la idea que giraba alrededor de la posibilidad de hacer pública una conversación con Klautz. La idea de compartirlo, de conocerle un poco más, y no tanto por aquello que nos cuenta de sí mismo, sino por dejar que nos asomemos durante un momento en sus pensamientos. Al fin y al cabo se trataba de hacer un poco de comunidad, y de aprender claro, yo aprendo siempre que hablo con él. Por otro lado, era interesante que los nuevos foreros tuvieran a su alcance la mayor parte de los textos de Klautz, ya que están desperdigados por todo el Archivo, y leerlos es siempre un regalo. No están todos insertados a lo largo de la entrevista, faltan las poesías juveniles, y el que creo que es el primer relato que publicó en DLan (que no lo enlazo para no hacerles todo el trabajo :feliz:).

Gracias por estar ahí, amigo.
Emerson dijo que una biblioteca es un gabinete mágico. En ese gabinete están encantados los mejores espíritus de la humanidad, pero esperan nuestra palabra para salir de su mudez. (J.L. Borges)

El cuento es la literatura del nómada. (J. Cheever)



Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.