Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

RELATO DEL IV CONCURSO: El último presente de Prometeo


6 respuestas al tema

#1 Rhaenys

Rhaenys

    Wanted - $$$

  • Moderador
  • 1571 posts

Posteado 15 April 2008 - 09:42 PM

El último presente de Prometeo, por Kronos



¿A qué has venido? ¿A mofarte de mi incapacidad para luchar contra un Olímpico o a escuchar la historia que tengo que contar? Si es lo segundo, siéntate, e intentaré explicar qué hice para merecer este castigo. No es necesario que te diga que soy Prometeo ya que en otro caso no estarías aquí. También sé que no has venido desinteresadamente pero a cambio de la información que pides quiero que escuches mi historia. Me es indiferente si al final decides liberarme o no, pues mi objetivo ya lo cumplí, y este sufrimiento que tengo que soportar día a día no es nada comparado con la felicidad que me produce el haber ayudado a los humanos. Sí, es ese el centro de todo lo que me ha acontecido, mi amor por los humanos.

Se dice que yo mismo los creé, pero no es cierto, aunque les proceso el cariño que un padre pudiera tener a su hijo. Cuando fuimos desterrados por los Olímpicos, quedó en evidencia que el poder de los Titanes no es nada en comparación con el vuestro. Aún así, os empeñasteis en jugar al ajedrez con los humanos, ellos, que os adoran y os hacen ofrendas. Y sin embargo les maltratáis como si no fueran más que piedras a las que se les puede patear sin temor a que te golpee ella a ti. Y como comprenderás, eso es algo que no puedo permitir, no mientras mi existencia me lo permita.

Sí, lo sé, puede que no seas como ellos, puede que sea verdad lo que dices, pero sigues siendo un Dios, aunque no lo aceptes en tu interior. Déjame que prosiga.

Supongo que sabrás que engañé a Zeus al darle a él los huesos del sacrificio de una res mientras que ofrecí a los humanos la carne. En ese caso quedó patente la estupidez de Zeus y, con ello, su incapacidad para ocupar el trono que ostenta. Seguramente conocerás que como represalia, tu padre, el muy cobarde, en vez de enfrentarse a mí, cara a cara, les robó el fuego a ellos, que no tenían nada que ver. Cuanta crueldad puede llegar a demostrar un Dios a la hora de castigar y qué poca piedad en el momento de perdonar.
Al final no le sirvió de nada porque también pude arrebatarle el fuego y devolverlo a quienes verdaderamente pertenece.

Sin embargo, por el bien de los humanos, sabía que era hora de enterrar el hacha de guerra así que Zeus y yo acordamos hablar para cesar esta guerra cuya única causa es la frivolidad de vosotros, los Olímpicos. Esa fue la ocasión ideal para tenderme una trampa y desde luego no desaprovechó la oportunidad.


Quedamos en un templo dedicado a Atenea (otra maldita embustera por cierto, pero esa es otra historia). Cuando llegué era de noche, la luna brillaba en el cielo a pesar de que faltaban dos días para ser luna llena. Todo estaba tranquilo, algunos pájaros canturreaban su canción y también se escuchaba el leve sonido de la brisa nocturna golpear sobre los árboles y plantas de alrededor del templo. Éste era imponente, era altísimo, tenía muchos pilares en la fachada principal, y una cúpula inmensa la cual terminaba en una hermosa estatua, fiel retrato de la Diosa a la que representaba. Desde luego era una verdadera obra de arte aquel templo, obra de mis queridos hijos, como a mí me gusta llamarlos.
Tras admirar el templo por fuera decidí que debía entrar y terminar con aquello lo más rápido posible. Desde fuera no se atisbaba ni un ápice de luz dentro del templo. Cuando entré y avancé unos metros supe que no se encendería ninguna antorcha allí hasta que Zeus o quienquiera que hubiera venido a recibirme diera la orden. Tras avanzar en la oscuridad más absoluta, encontré por fin lo que andaba buscando. A lo lejos estaba el patio del templo en donde esperaba encontrarme con el infame Zeus. Cuando llegué al centro del patio allí estaba él, sentado en un banco junto a Atenea, la cual me miró con una maliciosa sonrisa dibujada en la cara. El patio no era muy grande, era circular y no tenía techo con lo que la única iluminación de aquel lugar era la brillante luna creciente. Tenía una fuente en el centro por la cual corría el agua en un interminable ciclo. Había varios ornamentos por todo el patio que embellecían aún más aquella estancia. Sin embargo, yo olía la traición en el ambiente. A pesar de todo, aquello debía hacerse y mi instinto también podría haber fallado. Hablé con Zeus, le pedí incluso perdón aunque no era yo el que debía hacerlo ni tampoco el a mí, era a mis hijos a quienes debía hacerlo. Aceptó mis palabras y dijo que a partir de ahora no tendría que molestarme más en proteger a los humanos. ¡¡¡Qué envenenada verdad encerraba aquellas palabras!!! Cuando terminamos de hablar me di la vuelta y me fui por donde había venido. Me crucé con Atenea y me despedí de ella con un escueto adiós.
Al llegar a la entrada del templo me froté los ojos no pudiendo creer lo que veía. Se habían librado todas las desgracias posibles sobre el mundo. Desesperado intenté volver atrás para pedir explicaciones a Zeus pero la puerta del templo estaba cerrada. Allí no me recibirían más. Tenía que actuar, de algún modo u otro debía salvar a toda esa gente indefensa que tanto quería y quiero. No debía permitir que desaparecieran por culpa del orgullo de un miserable Dios.
Espero que no te ofendan mis palabras, pero es lo que pienso y creo que tu opinión sobre Zeus no es tan diferente de la mía.

Al final descubrí lo que había pasado. Fue Zeus quien creó a Pandora a partir del barro. Y le otorgó una jarra que contenía aquello que ahora azotaba al mundo. Lo que más me dolió fue la participación de Epimeteo, mi hermano, en todo esto. Le advertí un día tras otro que nunca se fiara de los dioses pero el muy inepto no me hizo caso. Se casó con Pandora y ésta terminó abriendo la jarra de las desgracias. Vino arrepentido a contármelo todo, pero ya era demasiado tarde, el daño estaba hecho, así que intenté con su ayuda erradicar las desgracias. Pero no pude, no al menos del todo. Las desgracias siempre seguirán ahí, en mayor o menor medida. Espero que los humanos sepan enfrentarse a ellas cuando ocurran, sean fuertes y salgan adelante. En el fondo sé que lo harán, son fuertes y valerosos, podrán lograrlo.

Cuando Zeus se enteró de que conseguí minimizar los efectos que había causado, decidió entonces castigarme a mí. Él y varios dioses más, entre los que se encontraban Hermes, Apolo y Atenea, ayudaron a capturarme y fue aquí donde me trajeron y me encadenaron para que ese águila se alimentara de mi hígado durante toda la eternidad.

Esa es mi historia, y he aquí yo frente al hijo de Zeus. Te doy las gracias Heracles por haber escuchado atentamente y como pago te revelaré donde se encuentra el jardín de las Hespérides. El jardín está en las montañas de Arcadia.

Ahora que conoces mi versión y conoces a tu Padre, espero que consideres si merezco la libertad o, por el contrario, merezco el castigo que me impuso.

Heracles agarró las cadenas que sujetaban a Prometeo y las partió. Fue así como Prometeo quedó liberado de sus cadenas.

Gracias Heracles, pero antes de que te vayas tengo algo que decirte. Te digo esto como una vez se lo dije a mis hermanos, en especial a Epimeteo. Nunca confíes en los que son como tú. Jamás creas que su ayuda es desinteresada ni por un momento. Sólo buscan el placer, el suyo propio. Ahora vete, tengo cosas que hacer y errores que enmendar.

Heracles se alejó hacia su nuevo destino.


Es hoy cuando llega la hora de mi venganza. Tengo que acabar con esto. Ellos son el lastre de la humanidad. Ellos son la enfermedad que puede terminar acabando con mis hijos. A partir de este momento dedicaré lo que me queda de existencia a destruir por completo a todos los Dioses, aunque ello acabe también con mi desaparición y la de los demás Titanes. No es ira lo que siento, ni odio, ni ningún otro sentimiento destructivo. Lo único que siento es amor. Amor de un padre para con sus hijos. Soy capaz de dar la vida por ellos y eso es lo que haré. Merecen vivir sus propias vidas sin la intervención de ningún ser divino. Libre albedrío. Ese es mi último regalo para mis hijos. Libre albedrío.

Nunca más se supo qué fue de Prometeo, ni de los Olímpicos, ni de los demás Titanes, ni de ninguna otra divinidad. De hecho, ninguna de estas entidades volvió a pisar la tierra en la que viven hoy los humanos, los hijos de Prometeo.


Basado en el mito de Prometeo



VEREDICTO DEL JURADO:


canopus:

Lenguaje y Ritmo
El lenguaje parece correcto, salvo alguna que otra cacofonía, no veo evidentes faltas de ortografía. El ritmo es rápido, la acción se desenvuelve sin demasiados altibajos. Muy correcto.

Le doy un 8


Originalidad
La narración en primera persona del mito, no está mal.

Le doy un 7.5


Valoración Final

Debo decir que en todos lo sentidos, el relato resulta bueno, no se puede negar que entra dentro de la temática propuesta, y lo hace correctamente, incluso brillantemente. Sin embargo, me quedo un poco igual, y quizás no sea enteramente lo que mi retorcida y enferma mente esperaba.

Se queda con un 7.9


Darsha:


Valoración: El aspecto más positivo de tu relato lo encuentro en torno a la erudición que transmite, el trabajo que te has tomado para documentarte, para no dejar cabos sueltos, salvo por lo de la alusión al ajedrez en la antigua Grecia. Sin embargo, esa profusión en detalles es también parte del mayor problema del mismo. Has tratado de condensar uno de los mitos griegos más complejos en apenas tres hojas, y eso supone un problema, dado que el texto ha quedado pesado, sin espacio para los matices, las palabras se pegan unas a otras formando un cuerpo excesivamente duro para poder leerlo, para meterle el diente. La estructura seguida, la de monólogo del dios caído, no ayuda tampoco a dar ligereza a tus palabras; tal vez una mayor intervención de su interlocutor hubiera sido más útil, así como limitar la historia a algún episodio concreto. Finalmente, los párrafos marcados en cursiva, que manifiestan la intervención de Heracles, así como la conclusión, no casan bien con el resto de la historia, y te aconsejaría que lo sustituyeras. Un aspecto que me pareció interesante en lo que cuentas, es el regusto que te deja al final la historia, la idea de que el último regalo que nos dejara Prometeo fuera el de librarnos de los demás dioses. Espero ver más cosas tuyas en el Archivo de Baldur.

Puntuación: 5,5


juan perez:


A través de un monólogo de Prometeo, el autor transcribe en gran parte del texto, el mito del Titán, abriendo al final un epílogo sobre el libre albedrío.
El enlace puesto era el de wikipedia, pero así en primera persona, me recuerda más a la tragedia de Esquilo "Prometeo encadenado" en diálogo con las Oceánides.

"No es necesario que te diga que soy Prometeo ya que en otro caso no estarías aquí". Aquí me parece que el autor peca de inocente, pues finalmente está diciendo su nombre (por si el título no alcanzara); tal vez (aunque sugerir no está bien en un jurado, me tomo esa licencia) así: No es necesario que te diga quién soy, ya que en otro caso no estarías aquí.

"Sí, es ese el centro... etc." debe decir "Sí, es ése el centro... etc."
"proceso" por "profeso"

"Tenía que actuar, de algún modo u otro debía salvar a toda esa gente indefensa que tanto quería y quiero." mejor sería "de algún modo debía..." o "de un modo u otro debía..."

El tono con que empieza el relato, es más bien formal, bastante respetuoso, pero luego se va degradando hasta parecer que el protagonista le cuenta a Heracles un chisme.

Interesante, habría que sacarlo un poco de lo que es el mito en sí, para que ganara en originalidad.

Puntuación: 5,5


Lobo Estepario:


El cariño no se "procesa", no es una tripa de vaca ni harina para galletas, el cariño se profesa. Te faltan tildes y te faltan comas. Verbos como minimizar no están mal, pero déjaselos a los periodistas para cuando hablen de economía o de amenazas terroristas, quedan fatal en un relato. La intervención de Heracles al romper las cadenas y luego alejarse está bastante mal metida. Por otra parte, me hubiera gustado mucho saber qué narices fue lo que vio Prometeo al salir del templo; bien, rectifico: qué fue lo que tú te imaginaste que vio. Porque nos dejas en ascuas, y tu silencio en ese punto del relato elimina la posibilidad de alcanzar cierto clímax en la narración.

Y estos eran los estacazos más importantes que tenía que darte. Me ha gustado bastante tu relato, que salvo errores está en general bien llevado y no es en absoluto aburrido. Has conseguido que me pregunte con verdadero interés quien era el que hablaba con Prometeo, así que punto a tu favor. Te pasas de rosca, a veces, describiendo entornos físicos (como por ejemplo, el templo donde espera Zeus); a mí, como lector, me importa poco que la estancia tuviera ornamentos, pero si me interesa saber cómo eran Zeus y Atenea, descripciones que te has pasado por alto. Me gusta el final, lo del libre albedrío como segundo regalo de Prometeo, es original y bien traído. Se puede considerar incluso como una consecuencia del primer regalo, el fuego, en cuanto que el fuego ayudó también a hacernos libres. Es el tuyo, en definitiva, un relato con muy buena base, pero que requiere de cambios. No lo pierdas de vista, porque este es de los que vuelves a coger al cabo de un par de años para renovarlos, mejorarlos, mandarlos a un concurso y ganarlo.

Puntuación: 7


Rhaenys:

Has elaborado un texto sobrio y correcto, de lectura agradable, en forma de monólogo para narrarnos el mito de Prometeo en boca de su protagonista, para interpretarnos su historia momentos antes del desenlace final. No se trata, por tanto y en principio, de una versión o relato basado en él, puesto que lo que nos cuentas es el propio mito desde el punto de vista de Prometeo. Has querido dejar muy clara la devoción del Titán por la humanidad, y para ello el recurso de la primera persona es más rotundo. No obstante, la dicotomía bondad-maldad que tú expresas aquí como Prometeo-Zeus no favorece en general al relato, puesto que para mí lo hace más plano y monótono. Los personajes con sus defectos y contradicciones resultan siempre más interesantes que aquéllos que parecen destilar sólo bondad o maldad a raudales. Por otro lado, en tu estilo se pueden mejorar algunas pausas, el uso de las comas es deficitario en ocasiones, y debes evitar repetir muy seguido una misma palabra. Algunas elecciones de vocabulario son para mi gusto poco armónicas, como que una "leve brisa golpee". También faltan algunas tildes. La última frase en cursiva como cierre del relato me gusta, pero yo hubiera suprimido las otras dos; en la primera repites "cadenas" y podías haberla integrado en el siguiente párrafo, la segunda pienso que no aporta nada y más parece una anotación para la representación de un guión.

Puntuación: 6,5


PUNTUACIÓN MEDIA: 6,48

Editado por Rhaenys, 15 April 2008 - 10:10 PM.


#2 Migusa

Migusa

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1188 posts

Posteado 16 April 2008 - 09:41 AM

¡¡¡Mu bien kronicooooos!!! Y ya sabes, a escribir más relatos!! Que es un gran comienzo!!! ???

#3 Kronos

Kronos

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1754 posts

Posteado 17 April 2008 - 02:41 PM

¡¡¡¡¡¡¡AHí VA!!!!! ¡¡¡¡¡¡HE APROBADO!!!! Pues la verdad no me lo esperaba. Es el tercer cuento que escribo en mi vida y no me esperaba esa nota. La verdad es que me encantan vuestras críticas, os aseguro que para el próximo relato me las volveré a leer para poder hacerlo mejor.

Debo pedir perdón por las faltas de todo tipo con respecto a expresión y vocabulario que todos me comentais. Solo revisé el relato 1 vez y muy por encima, y la verdad es un fallo muy grande de mi parte (la emoción de mandarlo no me dejó corregirlo y cambiar ideas).

He aprendido mucho de vuestro criterio y os aseguro que seguiré escribiendo cuando tenga tiempo y espero que estéis por allí para que me valoréis los relatos. Encantado de participar.

PD: El 7 de Lobo Estepario me ha sabido a ambrosía,k casi como la que tomaban los Olímpicos. Ah, Canopus, dame la dirección a la que tengo que enviar el maletín de billetes morados que me pediste a cambio.

#4 Immortality

Immortality

    The Captn, Almirante de la flota estelar.

  • Inactivo
  • 26593 posts

Posteado 21 April 2008 - 03:08 PM

Aunque la mitologia griega no es de mi particular gusto, la verdad me gusto como has escrito el relato. Un muy buen monologo de Prometeo. ???

Besos!!
Hola!

Estoy inactiva, por cualquier consulta, por favor, contacta con otro miembro del staff.


All Hail the lucky ones,
I refer to those in love, yeah.
 

Nasnoches, señoras y señores. Sepan que forman parte de la mejor comunidad online de la web : D


#5 Greis

Greis

    Gaticornio - Señora de los gatos (en conflicto)

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2696 posts

Posteado 21 April 2008 - 10:35 PM

Interesante... muy interesante! ???
Felicitaciones, Kronos!
Greis corriendo en la oficina ???

¡Saludos desde el lejano sur!

 

 

 

GATOS EN CONFLICTO - Crónicas de guerra traducidas directamente del gatuno por Greis

Nuevas crónicas todos los lunes

http://gatosenconfli...logspot.com.ar/

 

 

 

 

Cabecera%2BBlog-3.jpg

 

 

 


#6 Bragolsûl

Bragolsûl

    ¡Temblad insensatos!

  • Bragolsûl
  • PipPipPipPipPip
  • 5824 posts

Posteado 22 April 2008 - 07:00 AM

Muy bueno Kronos, realmente hiciste que me interese en Prometeo y su antropofilia.
A mi de los mitos griegos me encanta la parte de atrás, las situaciones y cuestiones que llevaron a una sociedad a crearse esos mitos (o sea, el lado Greaves del asunto). Y me pregunto ahora qué habrá llevado al surgimiento de Prometeo ¿el volverse el hombre más conciente de si mismo como entidad independiente acaso?. Si es así, es muy probable que Zeus hubiera pasado a ser como lo describes (no me refiero a lo cabrón, que siempre lo fue, sino a lo cuestionado).

PD: Que sea Kronos el que cuenta una historia donde se quiere extinguir a los dioses me suena a venganza, por más que quiera esconder su identidad detrás de una "K". Ya Cronos, acéptalo, tus Titanes se han ido.

¡Gran Concurso de Relatos!
ClanDLAN y Beamdog regalan:
BGEE
BG2EE
IWDEE


Hilo del concurso...

 


'''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

Cada noche, al acostarme y cerrar los ojos, mi mente sigue trabajando en una incógnita. Una única, sobrecogedora, angustiante y desesperada pregunta: ¿sirve de algo realmente luchar en contra del offtopic?

---------------------------------------------------------

 

- ¿Me das un autógrafo?
- Como no: Immort XDD

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


#7 Kronos

Kronos

    Antediluvian

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 1754 posts

Posteado 22 April 2008 - 09:32 AM

Muchas Gracias por los comentarios, Migusa, Greis, Bragolsul, Immortality. De verdad que motivais para que siga escribiendo.

PD: Bragol, los titanes desaparecieron, pero no el legado que nos dejaron (no se que demonios estoy diciendo), aunqe todavia algun titan pulula por dlan, vigilando en nombre de Prometeo, e intentando que aprovecheis el tiempo y participeis en el freestyle.

Editado por Kronos, 22 April 2008 - 09:33 AM.




Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.