Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

RELATO DEL III CONCURSO: EL VIAJE DE FINN MAC CUMMAIL


10 respuestas al tema

#1 Apostle

Apostle

    Journeyer to Venusberg

  • Staff inactivo
  • PipPipPipPipPip
  • 2404 posts

Posteado 20 April 2007 - 08:36 AM

EL VIAJE DE FINN MAC CUMMAIL



El joven Finn Mac Cummail era príncipe del Munster. Los padres de su pueblo habían llegado a la isla cuando el sol despuntó en su primer amanecer, y se preciaban de ser gente antigua y noble. No era malo el destino que le esperaba a Finn como heredero al trono, y nada le había faltado durante sus dieciséis años de vida. Pero al contrario que sus hermanos y primos, gente sencilla, muchas veces sorprendió a los ancianos con preguntas a las que nunca había recibido respuesta clara. “¿Qué es la felicidad?” Había preguntado hacía poco a su padre. Luchar, beber, reinar y ver tus tierras alcanzar el lugar donde se pone el sol, fue la respuesta del rey. “¿Qué es la felicidad, madre?” Amar y ser amado, construir un hogar, y vivir en tus hijos mas allá de la muerte. “¿Qué es la felicidad?” Preguntó a su maestro. Saber, iluminar los secretos de mundo, y conocerte a ti mismo sin necesidad de espejo.

Pero el muérdago crece en el roble, los ríos siempre corren hacia el mar y una piedra no es un pájaro. ¿Es que nadie podía darle una respuesta tan cierta como estas? El chico supo que no encontraría sosiego a sus dudas entre los muros de la fortaleza de su padre; necesitaba otras fuentes, y se le ocurrió acudir precisamente a la mas elevada de ellas: Angus Mac Og, miembro de los Tuatha Dannan y dios del amor, la poesía y la alegría. Sin duda él sabría dar respuesta a su pregunta, y hacia el túmulo donde el dios vivía había partido Finn una semana antes. Quizá te extrañe, pero has de saber, querido lector, que antes de que los hombres dejaran de creer en la maravilla podían hablar con los dioses cara a cara.

Así que, mediada la primavera y tras siete días de viaje, Finn llegó a la morada de Angus Mac Og, el dios.

Era un buen túmulo, enorme, cubierto de hierba brillante y blancas flores, alegre como su dueño. Varios caballos salvajes miraban acercarse a Finn desde la altura del cairn, pero no huyeron: sabían quién era su amo, y nada temían. La puerta, siempre abierta, era redonda y de roble, con una enorme aldaba en forma de cabeza de demonio sonriente. Finn depositó en el zaguán su lanza y escudo –no deseaba ofender al dueño de la casa- y entró. Recorrió un largo pasillo excavado en la misma tierra, hasta que por fin llegó a una gran sala circular, tallada en roca viva pero bien iluminada y decorada con rica elegancia. Finn se acercó a la mesa que dominaba el centro de la estancia. El pan y la sal le esperaban, constató el joven, extrañado pues nadie había anunciado su visita. Es un dios, eso lo explica todo, se dijo a si mismo, y se llevó un pellizco de pan a la boca. En ese momento entró en la sala Angus mac Og.

-¡Demonios, has tardado mucho, chico!.

Los dioses acostumbran a tomar diferentes formas, a veces extrañas a los ojos de los hombres, aunque no era así en el caso de Angus. Había elegido como favorita la imagen de un hombre de estatura mediana, rostro rubicundo lleno de arrugas de risa, ojos pequeños pero del azul brillante de las joyas, y larga barba rubia. Su expresión tenía aquella alegría del que está a punto de reír a carcajadas, cosa de la que por lo general no se privaba el dios. Vestía una túnica tan azul como sus ojos, sujeta por un cinturón de oro. Ceñía corona del mismo metal, y Finn vio sorprendido que entre los rizos dorados del dios piaban y revoloteaban enredándose tres pequeños petirrojos.

El dios sirvió vino y se sentó en uno de los taburetes.

-Espero que tu padre esté bien, hace tiempo que no le veo. Es un gran rey, aunque siempre le ha gustado mas el vino que los poemas – dijo el dios, guiñándole un ojo – pero vayamos al grano, eres joven y los jóvenes siempre tenéis prisa.

Finn fue a decir algo, pero Angus le detuvo con un gesto de la mano.

-Tch – chistó – no malgastes tu aliento. Sé de sobra para que has venido. Buscas la felicidad, ¿no es así? – Finn asintió con gesto grave – Bien, como sabes dicen que soy el dios de la alegría, y no sin razón. ¿Es la alegría igual a felicidad? Quizá si, o quizá no. En todo caso, yo sé la respuesta a tu pregunta.

Finn alzó la mirada, expectante. Angus jugueteó con la copa de vino.

-Pero no te lo voy a decir – el joven bajó los ojos, contrariado – Oh, vamos, no te pongas así. Te estoy haciendo un favor. Si te dijera ahora qué es la felicidad no lo entenderías: has de descubrirlo por ti mismo. Lo único que puedo hacer es darte mi bendición y desearte suerte.

Entonces Angus se incorporó y puso su mano sobre la frente de Finn. Una luz azul brilló breve bajo la palma del dios, y un tenue olor a flores se esparció por la estancia.

-Encontrarás lo que buscas, pero sólo si buscas bien, – dijo, sonriendo – vuelve a mis salones dentro de un tiempo y hablaremos de nuevo. Ahora, vete.

Y ese mismo día Finn comenzó su búsqueda.

Finn creyó encontrar la felicidad al poco tiempo. Él era joven y su sangre ardiente, y ella se llamaba Elanna; y era hermosa, y sus besos suaves y terribles como el mar que besa los acantilados de Eireann. Finn rebosaba dicha, y le sorprendía gratamente haber finalizado su búsqueda tan pronto. Y ya pensaba en viajar de nuevo al túmulo del dios, acompañado de Elanna, cuando algo en su interior empezó con el tiempo a cambiar. Los besos ya no eran tan dulces ni los abrazos tan cálidos, y la primera intensidad palidecía, perdido el calor. Elanna ya no era a ojos del joven la diosa que fue. Finn decidió que aquellos sentimientos eran buenos y hermosos, pero que la felicidad auténtica no podía ser tan efímera. Decidió posponer el viaje al túmulo y seguir buscando.

Fue entonces cuando Finn se rodeó de amigos y mujeres, y se dejó mecer en el placer de la comida, el vino, el festejo y la alegría. Despreocupado de todo se sintió dichoso durante un tiempo, y la risa inundó sus días. Se aseguraba de disponer de lo mejor, y así vivió rodeado de lujos, colmados todos sus deseos y creyendo que ya nada le faltaba. Pero un día pidió el mejor vino de la isla, y el criado le dijo con fingido pesar que no lo había mejor que el que ya bebía. Su deseo murió entonces y poco a poco un gusano creció en su corazón; un gusano hablador, por cierto, que no paraba de repetirle: no eres nadie, no tienes nada. Y Finn se marchó de nuevo.

Se enroló en las huestes de su padre, y durante años combatió contra los brutales fomorianos y los Fir ´Bolg de trajes de hierro. Dio muerte con sus propias manos a incontables gigantes, y dirigió ejércitos hacia victorias que resonaron en tierra y cielo. Regresó a la patria cubierto de gloria, y su nombre era un clamor en miles de gargantas. Reinó después de su padre, fue amado por su pueblo y seguido por legiones, y no hubo rey mas justo. El orgullo hinchó su pecho, su corazón se expandió, y creyó que nadie podría pedir mas. Poder, fama, riqueza... pero llegó un día en que los salones le parecieron pequeños, el poder un yugo de oro y el trono prisión de soledad. Dejando el poder a su hermano, Finn se quitó la corona y, liberado de su enorme peso, partió de nuevo.

Quiso entonces ser libre y en la libertad cifró su felicidad. Indiferente a las reglas de hombres y dioses Finn siguió su camino, sólo hecho por sus propios pasos. Exploró el mundo, navegó el mar tenebroso y vivió mil aventuras. Y en lo alto de la cumbre mas elevada, helado de frío pero libre y poderoso, gritó su libertad al aire liviano y se sintió feliz como el halcón que vuela vertiginoso y salvaje. Pero cuando bajaba de la montaña le asaltó una duda que empañó su alma y apagó su dicha como quien sopla una vela. Había recorrido el mundo y no había rincón que en su vuelo de libertad no hubiera conocido, pero aun no se conocía a sí mismo. ¿Cómo podría encontrar entonces la manera de ser feliz?

Así que Finn encontró una cueva en esa misma montaña, y allí pasó largos años dedicado a la observación cuidadosa de su propia alma. El tejido de su mente era mucho mas bello que cualquier cosa que conociera, sus nudos eran infinitos, y al desentrañarlos encontraba cada día un nuevo motivo para sentirse dichoso. En la meditación creyó encontrar la razón de sus anteriores fracasos, y desechó en su espíritu los bienes materiales como camino hacia la felicidad. Descubrió que no necesitaba nada. Pero Finn no era de piedra como la cueva en la que vivía, y tampoco a su intelecto se le escapó el hecho de que el ser humano necesita el calor de los suyos. Y un día le asaltó un recuerdo de la infancia: Él mismo, arreglando un juguete roto para su hermano pequeño, la alegría que aquel mostró y la felicidad serena y cálida que en aquel momento invadió al Finn niño. Supo entonces que la meditación y el conocimiento de uno mismo ofrecían paz pero no felicidad. Con el recuerdo de su hermano en el corazón, salió de la cueva y regresó con aquellos que amaba.

En adelante, Finn se dedicó a hacer el bien sin esperar jamás nada a cambio. Por cada buena acción no sólo su corazón recibía un baño benéfico, sino que aprendía mil y una formas de hacer felices a los demás. Finn aprendió a amar. Y sin embargo, sólo conseguía proporcionarles retazos, sombras de una felicidad que ni él mismo sabía aún en que consistía. Creía que amando sería feliz, pero su amor era ciego, su corazón dudaba y no lograba dar con la verdadera forma. Descubrió que necesitaba conocer mejor a los hombres, necesitaba conocerlo todo, disipar para siempre las dudas que le atenazaban. Y entonces Finn se lanzó a la aventura del saber, buscando la felicidad igual que mil sabios antes buscaran la piedra filosofal.

De este modo, Finn se entregó al estudio y la búsqueda del conocimiento. Encontró un mundo nuevo que explorar, y los ojos de su mente se abrieron maravillados al universo ignoto. Durante algún tiempo se dedicó al estudio constante de la historia, la ciencia, las leyendas y los hechos de los hombres; conoció a los druidas mas sabios y aprendió los secretos del mundo, y en cada nuevo descubrimiento su corazón se abría como una flor y se llenaba de dicha. Por un tiempo creyó que era feliz en el conocimiento. Pero algo fallaba, algo empañaba esa felicidad. Finn quería disipar todas sus dudas, pero con cada nuevo saber mil preguntas sin respuesta se pronunciaban; y Finn descubrió que el camino del conocimiento es infinito y mas intrincado que todos los ríos del mundo. Y como cada nueva duda fuera un desasosiego mas, Finn volvió a partir en su búsqueda de la felicidad verdadera.

Por lo dicho, Finn no quiso saber mas cosas, e incluso decidió olvidar lo que ya sabía. Quiso buscar la paz en la inconsciencia, en la vida sencilla y tranquila del no saber y el no buscar. Quizá, sólo quizá renunciando a su búsqueda encontraría al fin la felicidad. Aunque era ya viejo, Finn encontró esposa, se casó y tuvo varios hijos. Durante años vivió con su familia en una cabaña y cuidó del ganado, sumido en la paz de lo cotidiano, ignorante de todo lo grande que hay en el mundo, bueno o malo, y atento sólo a los pequeños detalles de cada día. Mil y una alegrías tuvo, y amó mucho a sus hijos. Pero aun no había encontrado ese estado de felicidad constante en cuya búsqueda había empleado toda la vida, aquel estado de dicha perfecta que en su mente obsesionada llegaba ya a proporciones de mito inalcanzable.

Al fin, a la edad de ochenta y seis años, sabio, derrotado y sintiendo que el tiempo discurría como agua entre sus dedos, Finn cogió su bastón y se encaminó hacia el túmulo de Angus Mac Og.

El dios seguía sentado a la mesa, como si hubiera pasado una hora y no setenta años desde su último encuentro.

* ¡Finn Mac Cummail, estás horrible! – lo saludó Angus, risueño, cuando el anciano se sentó a la mesa - ¿Cómo te ha ido en tu búsqueda? Sé que conociste el dulce vértigo de la pasión, los placeres de la carne, el orgullo de la gloria, la alegría de la libertad, la paz de los caminos del alma, el amor hacia todo cuanto vive, la sabiduría del mundo, la belleza de las cosas sencillas...

* He fallado – le interrumpió Finn. Y sin embargo, se sentía bien. Quizá fuera el aire de la estancia del dios.

Entonces Angus se echó a reír a grandes carcajadas. Finn lo miró sorprendido, pero luego se unió a la risa. No sabía por qué, pero tenía ganas de reír, reír, y reír. Una paz inmensa le invadía.

* Ah, mi pobre y tonto humano – dijo el dios - ¿es que has estado ciego? Responde a esta pregunta: ¿has sido feliz durante estos años?

Finn miró al dios a los ojos, que chispeaban divertidos, y entonces lo comprendió. Lo comprendió todo y se quedó sin habla.

* Claro que sí, amigo mío, – continuó Angus – ahora lo entiendes ¿verdad? La felicidad no existe, pero la has encontrado. Yo soy un dios, y puedo estar mil años contemplando feliz el discurrir del agua entre las piedras; vosotros, humanos, querríais lograr lo mismo, alcanzar la felicidad y quedaros allí, extáticos, embobados... ¡cómo os engañáis! La felicidad no es una meta. Esta vida, Finn, es un laberinto interminable, un bosque del que nunca saldrás. Pero es un hermoso bosque, así que disfruta de la sombra entre los árboles, del camino y del frescor del rocío en las hojas, y busca, busca siempre. ¿De donde viene la felicidad? ¿Quizá de la misma esperanza de encontrarla? Te confieso que te mentí, ni yo mismo alcanzo a comprender tales extremos. Sólo te puedo decir: ¡Sigue buscando! ¡Vive!

La luz del sol bañó el cuerpo encorvado de Finn cuando aquel salió del túmulo. El anciano se enderezó, respiró profundamente el aire fresco de la mañana y, silbando una alegre melodía se encaminó a casa. Aun le quedaban muchas cosas por hacer, mucho por caminar y por vivir.


FIN




VEREDICTO DEL JURADO:


Mordenkainen:
En general un relato muy correcto, con las situaciones bien traídas y la estructura clara. El único problema que le veo es que, a lo largo de los diferentes capítulos del viaje, se cae en la reiteración del esquema "Finn alegre, Finn desencantado, Finn se tira de nuevo al monte", y eso cansa un poco la lectura.

Puntuación: 7.3

REY_CARMESI:
Un relato excelente. Una fábula de gran fuerza y significado. Un recorrido por todos los ámbitos en los que alguien, alguna vez, ha buscado la felicidad. Bien escrita y amena.
Mención especial merecen tanto ese dios “Tom-Bombadilesco” y sus “arrugas de risa” y la interpelación al lector, tan propia de fábulas y cuentos.
Sobre la extensión, no voy a penalizar que sea “un poco mas largo”, pero si me quedo con la leve impresión de ser algo excesivos los segmentos de la búsqueda de Finn. Su experiencia vital deja un regusto algo “cargante”, si bien no llega a ser abrumador.
Eso si, no he visto la especificación del tema que debe acompañar a la felicidad según las bases. Es más fácil escribir sobre la felicidad sin más que hacerlo en relación con otro tema.

Puntuación: 8.5

Rhaenys:
Un bonito relato, un poco largo pero muy bien contado: bien escrito y desarrollado. El argumento de la búsqueda de la felicidad, y de la vida vista como un viaje iniciático y de descubrimiento personal no me parece excesivamente original, pero está bien estructurado, los sucesivos estadíos de la búsqueda fluyen y se suceden con naturalidad, muy bien acoplados; y el desenlace, aunque no excepcional, convence y termina la historia satisfactoriamente. El vocabulario es rico sin caer en la metáfora excesiva, la ortografía buena. Quizás como apunte diría que si el relato está dirigido al lector desde la perspectiva de un narrador, debería de haberse aludido a él (al lector) al final del relato, dándole más cohesión. Tampoco se menciona un segundo tema.
Puntuación: 8.7

Darsha:
Muy muy bien. Este relato es mi favorito. Lo que más me sorprendió es que pude identificarte como su autor cuando apenas acababa de leerme el primer párrafo (recordé que ya había leído algo tuyo). Eso demuestra que ya tienes un estilo definido, madurez, dominio de la técnica, control de los tiempos. La historia está muy bien hilvanada, es coherente, y te va dejando una sensación de placidez mientras lo vas leyendo. No sólo habla de la felicidad, te transmite parte de esa felicidad a lo largo de la historia, de forma tranquila e imperceptible. Otro aspecto reseñable es la fluidez con la que enlazas cada frase con la siguiente, la forma en que mantienes el relato conectado entre sí. Muy muy bien. La única pega que se me ocurre es que tal vez sea muy lineal, pero no puedo penalizarte por ello, dado que imitas las historias populares de héroes legendarios, como las sagas o las leyendas cosmogónicas. Mantenerte fiel a este tipo de narración tradicional, es lo que impide que sea más sorprendente, pero si lo hubieras hecho de otro modo hubieras traicionado el espíritu de tu propio cuento, lo hubieras transformado en otra cosa. Revisa el tema de las tildes, la conjunción “mas” es la que no lleva tilde, pero el adverbio “más” sí. En definitiva, que espero estar al tanto de lo próximo que cuelgues en el foro, no quiero perderme alguno de tus relatos.

Puntuación: 9

Judas:
Excelente narración con toque de fábula. Se deja leer muy fácilmente y tanto su historia como su ritmo hacen una lectura agradable. No le encuentro ninguna pega.

Puntuación inicial: 5
Ortografía: 0,9
Belleza del lenguaje: 0,8
Técnica: 1
Originalidad: 0,7
Punto Pantenne: 1

Puntuación: 9.4


PUNTUACIÓN TOTAL: 8.58
<img src="http://i38.tinypic.c...com/ofsttv.jpg" border="0" class="linked-sig-image" />

<!--sizeo:1--><span style="font-size:8pt;line-height:100%"><!--/sizeo--><!--fonto:Arial--><span style="font-family:Arial"><!--/fonto--><!--coloro:#C0C0C0--><span style="color:#C0C0C0"><!--/coloro-->¿De donde procede lo apagado de vuestros ojos? ¿Como ha hecho vuestro siglo para entumeceros de este modo? Sois la suma de todos vuestros yos previos y sin embargo parecéis indiferentes a vosotros mismos. Sois una cultura que ha nacido sin intereses, ni siquiera por sus propias heridas abismales.<!--colorc--></span><!--/colorc--><!--fontc--></span><!--/fontc--><!--sizec--></span><!--/sizec-->

<!--fonto:Arial--><span style="font-family:Arial"><!--/fonto--><!--coloro:#808080--><span style="color:#808080"><!--/coloro--><!--sizeo:1--><span style="font-size:8pt;line-height:100%"><!--/sizeo-->William Withey Gull en <i>From Hell </i>de Alan Moore y Eddie Campbell<!--sizec--></span><!--/sizec--><!--colorc--></span><!--/colorc--><!--fontc--></span><!--/fontc-->

#2 Immortality

Immortality

    The Captn, Almirante de la flota estelar.

  • Inactivo
  • 26593 posts

Posteado 20 April 2007 - 10:05 AM

Que bueno, Lobo!! Una puntuacion 100% merecida!
El final me parecio encantador, buenas moralejas ??? Nunca es tarde para ser feliz, y no seais tontos, que no hace falta rebuscar tanto, la felicidad esta en frente de nuestras narices. ???

Aplausos, Lobo, genial el relato! ???

Mi comentario va ahora a Morden: El cambio de "feliz"-"no feliz" que menciona es 100% real. Todos tenemos rachas y creo que Lobo las ha caracterizado. :cupcake:
Hola!

Estoy inactiva, por cualquier consulta, por favor, contacta con otro miembro del staff.


All Hail the lucky ones,
I refer to those in love, yeah.
 

Nasnoches, señoras y señores. Sepan que forman parte de la mejor comunidad online de la web : D


#3 Lobo Estepario

Lobo Estepario

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 287 posts

Posteado 20 April 2007 - 11:37 AM

¡Gracias! Me alegro muchísimo de que os haya gustado. También estoy de acuerdo con las críticas, especialmente las referidas a la linealidad, es un punto que me quedó por mejorar, y como suele pasar las mejoras se le ocurren a uno despues de dejar dormir el relato, una vez enviado a concurso. Acerca del tema secundario.... bien, se me olvidó ??? si estoy a tiempo podría decir que se trata de la felicidad y la esperanza (aunque a lo mejor eso hubiera sido destripar el final del cuento). Los apuntes que habeis hecho referentes a la originalidad son acertados: de hecho no quise hacer algo muy original sino tomar una estructura ya conocida (un viaje iniciático tipo Sidhartta con la forma de una fábula) y aplicarle mis propias conclusiones sobre estos temas (vamos, lo de que la vida es un viaje circular donde una meta lleva siempre a otra, y que la felicidad no radica en vivir en la cima de la montañacomo generalmente pensamos).

Rey Carmesi, me has pillado en lo de la descripción del dios. Bombadil es un personaje al que le tengo especial cariño. En realidad Angus Mac Og era caracterizado en la mitología celta como un joven apuesto con una lira, pero pensándolo me pareció mejor la segunda caracterización.

Immor, gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado y sobre todo que hayas captado lo que quería transmitir, que es al fin y al cabo lo que todo relato pretende.

Gracias de nuevo y un abrazo para tod@s ???
"La estupidez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás."

Voltaire

#4 Salube

Salube

    Ancillae

  • Miembro DLAN
  • PipPipPip
  • 378 posts

Posteado 20 April 2007 - 02:07 PM

Es un relato, el primero que leo de los qu se han presentado, y me ha gustado, quizás se hace un poco largo... pero ese giro al final lo compensa.

Sinembargo lo encuentro poco original, ya había leido cosas parecidas antes, respecto a este mismo tema. Tienes un estilo defindo de alguien que ha escrito mucho, quizás podrías aligerar el relato modificando la separación de párrafos, pues algunos se me hacen muy largos.

No se como serán los demás relatos, pero como el nivel sea como este... me parece qu va a estar super reñido.

Chaito
DOGMA INMUTABLE:

Así es .
Así fue.
Y así será siempre.



#5 The_Exorcist

The_Exorcist

    Periodista y Escritor

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 2879 posts

Posteado 20 April 2007 - 02:07 PM

Un buen relato. Una típica fábula nórdica, repleta de magia, filosofía, y búsqueda interior. He notado esa similitud con relatos de Herman Hesse, aunque (no se por qué) me imaginé que sería Paulo Coelho la fuente de esta inspiración. Tiene una linealidad algo cargante, pero está bien estructurado. Gente como Andersen o Perrault te habrían envidiado.

#6 Cattie_brie

Cattie_brie

    Ancillae

  • Miembro DLAN
  • PipPipPip
  • 326 posts

Posteado 20 April 2007 - 03:27 PM

Una vez leídos todos debo decir que este ha sido el relato que más me ha gustado. Escribes de maravilla, con un uso del lenguaje apropiado en todo momento al ambiente y a la historia que cuentas. Inventas un mundo de fantasía, con personajes de fantasía (todos hemos reconocido al bueno de Tom ??? ), pero al mismo tiempo tu protagonista es alguien cercano, sus dudas y sus esperanzas, sus emociones, pueden ser las de cualquiera de nosotros.
Tu relato me ha recordado a Siddhartha, y también a Hoja de Niggle, de lo que debes deducir que vas por buen camino.
Siento no poder felicitarte por haber ganado, pero, aún así, debes estar orgulloso.

Editado por Cattie_brie, 20 April 2007 - 03:28 PM.

Imagen posteada

When you run with the Doctor, it feels like it will never end. But however hard you try, you can't run forever. Everybody knows that everybody dies. And nobody knows it like the Doctor. But I do think that all the skies of all the worlds might just turn dark if he ever, for one moment, accept it.

#7 3p@rch.e$

3p@rch.e$

    El Bardo y su L(ira)

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPip
  • 678 posts

Posteado 20 April 2007 - 05:54 PM

Tengo que empezar felicitándote, ¡claro que con ese nick!, lo has debido tener más fácil que los demás, vamos que lo debes llevar en la sangre, mi más sincera enhorabuena por tu historia, algunos piensan que larga, (a mí se me ha hecho, justa), otros opinan que no es original, y que es previsible, pero siento no estar de acuerdo, si fuera así, yo mismo, por ejemplo, sólo me leería un libro de cada colección famosa que gusta tanto por estos lares, o de los que ahora están tan de moda, y que han llegado a ser superventas, que son todos con idéntica construcción y en lo único que varían es en las formas de presentar a los personajes, y en la época o ambiente donde se desarrolla la historia, y como buenos aficionados a la lectura, que somos, no creo que haga falta el citar ningún título ¿verdad?.

Y ciñéndome ahora a tu relato en concreto, debo decir que me ha producido la sensación que busco cada vez que empiezo un libro, y que no es otra que el ir reproduciendo en mi mente todo lo que el escritor ha pretendido decir con palabras. Sus palabras, tus palabras, escritas en un papel, sin saber si van a conseguir trasladar al lector, lo que has querido decir, explicar o sentir, mientras estabas escribiéndolas.

Pues debo decir, que esa conexión, al menos en mi caso, ha sido posible, y a medida que avanzaba en la lectura no sólo me imaginaba a los personajes, sino que incluso era capaz de ver los paisajes y el ambiente dónde se desarrollaba el relato, por lo que me ha enganchado enormemente, luego queda, lo que a cada uno le ha hecho sentir o pensar cuando ha acabado la lectura, y ver si está de acuerdo con la idea de felicidad, que tenemos cada uno.

Y no voy a añadir nada más, porque van a decir que esto no es un post de felicitación, sino un mini relato, así que, gracias por hacerme FELIZ disfrutando del placer de la lectura. ???
"En fin, el galgo corre más que el mastín, pero si el camino es largo, el mastín corre más que, el galgo."
"El saber no ocupa lugar sino tiempo."
"La vida no es más que un cúmulo de circunstancias."


#8 canopus

canopus

    Antediluvian

  • Moderador
  • 1595 posts

Posteado 21 April 2007 - 12:49 AM

Buen relato! Formalmente logrado, aborda con corrección el tema propuesto, muy completo y equilibrado. Quizás le falte una chispa de originalidad a la hora de abordar el tema (fantasía heróica en una página dedicada a los juegos de rol), pero oye, te lo dice alguién más encasillado que Steven Seagal...

Un saludo, y felicidades por tu meritorio puesto final!!!


#9 Eldorin

Eldorin

    In Memory of Quorthon.

  • Miembro DLAN
  • PipPipPipPipPip
  • 5920 posts

Posteado 21 April 2007 - 01:47 AM

Muy buen relato, no tiene ningún punto flaco y está muy equilibrado. El único problema es el inevitable y inherente a haber elegido esa modalidad de relato: falta de originalidad y el hecho de que fabulas de este tipo hay muchas de autores impresionantes con los que ninguno de aquí podemos competir.

No sé, ha sido como empezar a leer y ya saberlo todo, y acordarme del Señor de los Anillos, de las mitologías nórdicas, de un relato que leí de Varg Vikernes y mil cosas más, la comparación ante tanta maravilla me ha perjudicado un poco a la hora de juzgar el relato.

#10 Lobo Estepario

Lobo Estepario

    Ancillae

  • Miembro
  • PipPipPip
  • 287 posts

Posteado 21 April 2007 - 11:52 AM

Gracias a tod@s por las buenas críticas! Me hace inmensamente feliz (¿de esto va el tema, no?) que os haya gustado. Lo de la originalidad en la estructura del relato, bien... es el caballo de batalla de este cuento y quise sacrificarla en aras de otras virtudes, por eso es justo que haya ganado Apos, cuyo relato además de ser bueno tiene también un planteamiento muy original (aunque por pocas décimas, Apos, mamónnn, me debes unas cañas! ??? ).

De nuevo, gracias!
"La estupidez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás."

Voltaire

#11 Apostle

Apostle

    Journeyer to Venusberg

  • Staff inactivo
  • PipPipPipPipPip
  • 2404 posts

Posteado 23 April 2007 - 03:03 PM

por eso es justo que haya ganado Apos, cuyo relato además de ser bueno tiene también un planteamiento muy original (aunque por pocas décimas, Apos, mamónnn, me debes unas cañas! ??? ).


Bueno, son detalles. Para mí hay unos cuantos relatos, empezando por el tuyo, que considero mejores que el mío, tal vez porque tampoco tengo demasiada perspectiva para juzgarlo. No sé si es original, tan solo quería hablar de como la sociedad que se está gestando es de un superficial y de un simple (que no sencilla) que asusta. Por eso di lugar a la escena del pasillo, porque puede haber algo maravillosamente intenso y bonito dentro de un recipiente poco agradable a la vista, algo que la gente que hasta ahora lo ha despreciado no merece disfrutar, y de como esa belleza oculta merece ser perpetuada de algún modo (de ahí el final).

Sobre tu relato, bueno, ya te lo dije en su momento, soberbio, con un pulso narrativo envidiable y de regusto excelente (de los que se te quedan en la mollera).

Te debo unas cañas nen ???
<img src="http://i38.tinypic.c...com/ofsttv.jpg" border="0" class="linked-sig-image" />

<!--sizeo:1--><span style="font-size:8pt;line-height:100%"><!--/sizeo--><!--fonto:Arial--><span style="font-family:Arial"><!--/fonto--><!--coloro:#C0C0C0--><span style="color:#C0C0C0"><!--/coloro-->¿De donde procede lo apagado de vuestros ojos? ¿Como ha hecho vuestro siglo para entumeceros de este modo? Sois la suma de todos vuestros yos previos y sin embargo parecéis indiferentes a vosotros mismos. Sois una cultura que ha nacido sin intereses, ni siquiera por sus propias heridas abismales.<!--colorc--></span><!--/colorc--><!--fontc--></span><!--/fontc--><!--sizec--></span><!--/sizec-->

<!--fonto:Arial--><span style="font-family:Arial"><!--/fonto--><!--coloro:#808080--><span style="color:#808080"><!--/coloro--><!--sizeo:1--><span style="font-size:8pt;line-height:100%"><!--/sizeo-->William Withey Gull en <i>From Hell </i>de Alan Moore y Eddie Campbell<!--sizec--></span><!--/sizec--><!--colorc--></span><!--/colorc--><!--fontc--></span><!--/fontc-->



Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.