Saltar al contenido

Más en DLAN: Nuestras Traducciones | Otras Traducciones | Mods y modding | Revisiones y Guías | Videojuegos | Arte | Literatura | Rol y Rol por foro e IRC | Mapa de la web
Foto

RELATO DEL CONCURSO: El Vagabundo, la Dama y el Señor


1 respuesta al tema

#1 Apostle

Apostle

    Journeyer to Venusberg

  • Staff inactivo
  • PipPipPipPipPip
  • 2404 posts

Posteado 01 August 2006 - 06:52 PM

El Vagabundo, la Dama y el Señor

Los vastos yermos de soledad se extendían más allá de las fronteras del subconsciente de aquella torturada mente, cubiertos por todo tipo de vegetación y, sobre todo, por los copos de nieve que se desprendían del cielo de algodón. Era difícil determinar si el jinete solitario que los recorría yacía vivo o muerto sobre su caballo; de sus negros ropajes sólo se advertía un constante vaivén impulsado por el voraz viento que soplaba.

Pero él estaba ajeno a todo ello, ajeno al frío temporal que agitaba aquellas tierras tristes y cabizbajas, ajeno al constante repiqueteo de los casquetes del caballo, al propio caballo... Una oscura y tétrica armadura evitaba que el gélido viento penetrase en su fatigado cuerpo, y una capucha de terciopelo negro negaba el contacto de su rostro con el mundo de alrededor.

Todo había sido por ella, por la dama de sus sueños, la mujer de su vida, que había tomado los hábitos de la Muerte para llevarse el corazón de un pobre desdichado. La Dama se había marchado con otro Señor, y ahora el Vagabundo, despojado de su título nobiliario, caminaba por aquellos yermos de soledad en busca de la tierra prometida, del ungüento que cicatrizara la herida del corazón que se había llevado su guadaña.

Sin embargo, las horas, los días, las semanas recorridas por aquellas tierras estériles no daban fruto alguno, y tan sólo los cuervos y los árboles de invierno, cubiertos por capas y capas de fría nieve, se habían dignado a presentarse ante él.

El Vagabundo la buscaba, pero ella no quería ser encontrada. Su castillo debía moverse por cada choque de los cascos del caballo con el suelo; su destino era inalcanzable. ¿Significaría, entonces, que la Dama lo era también, que por mucho que recorriera todas las regiones del cosmos ella no aparecería?

El dolor de aquel pensamiento sacudió la congelada silueta del Vagabundo, haciendo que sus ojos derramaran de nuevo las lágrimas de la derrota, del final. Él sabía lo que significaban, pero se negaba a dar por perdida a la Dama, se negaba rotundamente. No podía dejar pasar el billete de la felicidad sin combatir por él. Debía desenvainar su espada y plantear batalla a todo aquel que lo desafiase, a todo aquel que se interpusiera entre ellos dos.

Pero otra voz, la razón, susurraba entre sollozos que la esperanza se había ido, que la chispa del amor había dejado de surgir entre aquella yesca y aquel pedernal.

La suma de aquellos dos pensamientos nublaba la vista del Vagabundo, herido de muerte en el corazón.

Sin saber por qué, alzó la vista y ante él encontró el mensaje de la calamidad tan temida. Era un estandarte negro y frío que ondeaba según soplaba aquel feroz viento. Tomó su espada y observó el reflejo de su rostro; un rostro de esqueleto, de muerto. Aquellas dos señales eran inequívocas, marca de su fracaso; la Dama era inalcanzable.

Observó de nuevo el estandarte, esperando que fuera una ilusión, pero ahí estaba, ahí seguía, esperando a que el Vagabundo diera fin a todo.

Acto seguido, descabalgó de su montura, espada en mano, y desabrochó los correajes de la negra armadura. Ante él estaba el cuerpo de un cadáver, sin carne, sin piel; sólo había hueso. Entonces, el Vagabundo se dio cuenta de que que su espada era inútil contra un cadáver, que esa sería su eterna tortura, deambular sin rumbo con la inalcanzable imagen de la Dama como estampa.

Y permaneció bajo aquella tortura eternamente.



PUNTUACIONES Y COMENTARIOS DEL JURADO:

Alexandra

Puntuación: 7
Un relato emotivo escrito con innegable estilo, sobre todo me ha gustado mucho la originalidad de las comparaciones. Todo el relato mantiene un buen ritmo que mantiene el interés, quizás solo al final pierde un poco de “fuerza” (Se ve un poco venir el final), aunque nada tan importante como para restar nota a tan buen relato.

Fandhir

Puntuación: 8.6
Otro relato muy triste, esta vez tomado del lado "romántico". No solo está muy bien contado, sino que llega al clímax justo a lo último, como debe ser, en mi humilde opinión.

Apostle
Puntuación: 6.8
Te has volcado en llevar a cabo una redacción impecable, puliendo (a menudo en exceso) el lenguaje y en ocasiones recurriendo a una terminología un tanto redundante. Tal vez sea por cuidar tantísimo la forma que has descuidado un poco el contenido, la historia es un pelín plana y no acaba por suscitar emociones, al menos en lo que a mí respecta.

Judas
Valoración inicial: 5
Lenguaje: 0,8
Ortografía: 0,5
Estructura: 1

Total: 7,3

Habría estado bien ponerle un nombre al relato, y escribirlo en formato word tampoco habría sido una mala idea. Al menos, el relato es lo suficientemente bueno como para merecerse esos detalles, ¿no?

Immortality

ort: Nota, los caballos tienen "cascos" no "casquetes" (fuente: www.rae.es): 1
tec: Buena 2orig: Al igual qu
e "Ni el viento en la cara", no tiene un giro que le de originalidad: 1
sent: Llego a la misma conclusión que este otro relato: 1

Puntuación total: 5

Jesugandalf
Puntuación: 6.8

PUNTUACIÓN MEDIA: 6.91


<img src="http://i38.tinypic.c...com/ofsttv.jpg" border="0" class="linked-sig-image" />

<!--sizeo:1--><span style="font-size:8pt;line-height:100%"><!--/sizeo--><!--fonto:Arial--><span style="font-family:Arial"><!--/fonto--><!--coloro:#C0C0C0--><span style="color:#C0C0C0"><!--/coloro-->¿De donde procede lo apagado de vuestros ojos? ¿Como ha hecho vuestro siglo para entumeceros de este modo? Sois la suma de todos vuestros yos previos y sin embargo parecéis indiferentes a vosotros mismos. Sois una cultura que ha nacido sin intereses, ni siquiera por sus propias heridas abismales.<!--colorc--></span><!--/colorc--><!--fontc--></span><!--/fontc--><!--sizec--></span><!--/sizec-->

<!--fonto:Arial--><span style="font-family:Arial"><!--/fonto--><!--coloro:#808080--><span style="color:#808080"><!--/coloro--><!--sizeo:1--><span style="font-size:8pt;line-height:100%"><!--/sizeo-->William Withey Gull en <i>From Hell </i>de Alan Moore y Eddie Campbell<!--sizec--></span><!--/sizec--><!--colorc--></span><!--/colorc--><!--fontc--></span><!--/fontc-->

#2 Salube

Salube

    Ancillae

  • Miembro DLAN
  • PipPipPip
  • 378 posts

Posteado 01 August 2006 - 11:38 PM

Muy original, y a la vez pesimista y desesperante, la búsqueda de algo inalcanzable... el amor perdido, un titulo... yo creo q más bien lo que persigue el vagabundo es el tiempo pasado, como todos los que buscan venganza.
DOGMA INMUTABLE:

Así es .
Así fue.
Y así será siempre.





Responder



  


A Bragol. Tus amigos te echan de menos.